Mes: agosto 2008

Itaipú entra en escena

Posted on

En la década de 1970, en plena guerra fría y en el auge de la rivalidad geopolítica argentino-brasileña, por las cancillerías latinoamericanas corría una afirmación: la presa hidroeléctrica de Itaipú no sería posible si alguno de los competidores tuviese la bomba atómica. No fue casual que en mayo de 1974 el general Ernesto Geisel, cuarto presidente de la dictadura militar brasileña, anunciara en Cochabamba, durante una reunión regional, que su país había suscrito un acuerdo nuclear con Alemania que, si quisiese, le permitiría producir la bomba atómica. El continente tembló. Brasil se adelantaba a su rival financiera y tecnológicamente. El acuerdo le confería ventaja en la carrera geopolítica precisamente cuando los precios crecientes del petróleo hacían crujir su maquinaria industrial. Al final, Itaipú fue posible y Argentina construyó una presa menor (Yaciretá). La tranquilidad se restableció cuando los rivales decidieron entrar en concordia, y en paz y amor se juntaron para fundar Mercosur, al lado de Paraguay y Uruguay. La de Itaipú fue una de las grandes maravillas contemporáneas. Produjo una revolución en la matriz energética brasileña. Entre el 20% y 25% de la energía que consume sale de sus turbinas que generan 14 millones de megawatios. Será la presa más poderosa del mundo hasta que empiece a operar plenamente las Tres Gargantas, en China, que generará 18 millones de megawatios.

Estas cifras miden los esfuerzos de nuestro vecino por su independencia energética. Pero la hidroenergía no es tan confiable. Depende del humor de San Pedro. Y hace algunos años hubo una sequía que redujo gravemente las aguas de las presas brasileñas. Ocurrieron apagones y racionamientos que alteraron la vida ciudadana y llevaron a nuestro vecino a apretar el acelerador del viejo proyecto de gasoducto Bolivia-Brasil. Entró en juego el gas boliviano con el que se esperaba disminuir la dependencia de la hidroelectricidad (90%!). El idilio con el gas boliviano duró pocos años. Vino Evo Morales e intervino los campos que operaba Petrobras. Con el gas boliviano no se podía contar como se esperaba.

Los brasileños dicen que Dios es brasileño y, como para darles razón, vino la apertura del negocio petrolero a los capitales externos capaces de desplazar dinero en volúmenes de los que que Petrobras carecía. Y entre otros descubrimientos, ocurrió el de ricos yacimientos en subsuelo marino, a 6.000-7.000 metros de profundidad. Un negocio capaz de extraer petróleo por un valor de cientos de miles de millones de dólares, muchas veces más las fortunas que habrá que invertir entre 2008 y 2012. Y puede haber un valor igual o mayor en otra capa petrolífera más profunda.

Pero ahora entra en escena Fernando Lugo, el presidente que puso fin a la dinastía Stroessner, frecuentemente despótica y corrupta. Y se viene una batalla de precios. Lugo quiere que a Paraguay le paguen mejor por el 50% de la electricidad que le toca de Itaipú, que ahora vende a Brasil. Los astros le son menos favorables, pues Brasil puede pronto comenzar a producir petróleo submarino que le daría cierta fuerza negociadora. Brasil seguirá contando con Itaipú, que, al fin y al cabo, es binacional. Pero es muy probable que tenga que pagar más. Una cosa es cierta: Paraguay y Brasil no romperán. Ambos se necesitan y saben aplicar el concepto de la buena dependencia.

A concluir el contrato con Bolivia en 2019, a Brasil le tocará repartir las cartas. Evo Morales probablemente no esté en el escenario, pero su recuerdo estará indeleble en la diplomacia brasileña. Especialmente su frase: Quiero consultar a mi hermano mayor en las grandes decisiones de mi gobierno.

Las tropas bolivianas ocuparon Petrobras el 1 de mayo de 2006 y el presidente Luiz Inacio Lula da Silva fue de los últimos en enterarse.

(*) Premio Nacional de Periodismo 2007. https://haroldolmos.wordpress.com

 

Batahola de la semana

Posted on Actualizado enn

Pues resulta que el viernes, el día en que me ausenté de Santa Cruz, fue una jornada violenta en esta ciudad. Hay varios heridos, cuantiosas pérdidas materiales y una sensación general de que se acerca el momento en que de los palazos se pasará a los balazos. Y ahí no se sabe a dónde irá a parar el país (si es que tiene a dónde ir a parar). No creo que la suerte de Tupac Catari se reproduzca en Bolivia, pues este país, por su posición geográfica y los juegos geopolíticos de poder regional y global, es conveniente para todos. Pero, infelizmente, nada muestra que estemos yendo en dirección diferente.

Todo indica que los disturbios del viernes empezaron cuando un grupo del MAS intentó marchar por el centro de la ciudad rumbo a la Plaza 24 de Septiembre y sentar presencia allí, como en Iwo Jima, de su partido, y de paso festejar los decretos fujimorizantes lanzados por el gobierno en la víspera. Encabezados por su dirigente Lucio Vedia, los masistas sumaban más de medio millar de personas que gritaban vivas a su partido y a Evo Morales. En el proceso atacaron el vehículo del Secretario de Autonomía de la Prefectura, Carlos Dabdoud, quien logró escapar de una paliza segura. Pero les salió al encuentro una centena (el número es de El Deber) de militantes de la unión Juvenil Cruceñista, quienes con violencia la emprendieron contra el grupo oficialista. En la batahola que resultó hubo vendedoras de pollera que fueron atacadas. (Este es el resultado de la intolerancia sembrada por el gobierno: a quienes visten pollera se les hace ver que no son bienvenidos en estas tierras, y viceversa en La Paz: cuidado con atreverse a hablar con acento camba).

La actitud de Vedia y su grupo, que acabó dispersado por el centenar de unionistas, dicen los diarios, fue cuando menos una provocación. A nadie se le ocurrió ir hasta el Plan 3.000 a celebrar el triunfo de los autonomistas el 4 de mayo. Habría sido una provocación, como conmemorar la muerte de Oscar Unzaga de la Vega en Villa Victoria, en La Paz. Nadie tendría la insensatez de celebrar el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Japón el 6 y 9 de agosto de 1945.

La jornada estuvo plagada de cohetazos, chicotazos y palazos.

Pero el hecho más bochornoso ocurrió horas antes con el analista cruceño Alfonso Román –uno de cuyos libros, “Cambas y Collas”, tuvo una acogida exitosa en la Feria del Libro 2007, aquí en Santa Cruz. El escritor fue agredido e insultado, dice El Deber, por “algunos falangistas y autonomistas”, y por la señora Amelia Dimitri, quien lo abofeteó cuando una persona lo tenía con las manos agarradas por la espalda. Todo esto se vio en imágenes transmitidas por la TV.

Atentar contra una persona a causa de su derecho de emitir sus opiniones es violar la Declaración de los Derechos Humanos. Román puede emitir opiniones que no gusten a muchos, pero al hacerlo ejercita un derecho que nadie puede quitárselo. Dice esa declaración universal, de la cual este año se celebran 60 años:

Art. 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

En el remolino

Posted on Actualizado enn

Sólo horas antes de viajar a Libia e Irán en visita oficial, el presidente Evo Morales decidió prescindir del Congreso y convocar por decreto a un plebiscito para aprobar o reprobar el proyecto de constitución aprobado en Oruro y definir la vigencia de ese documento de 411 artículos. El plebiscito se llevará a cabo el 7 de diciembre.

El autobús de decretos incluye la elección de subprefectos, por primera vez en la historia de Bolivia y la elección de prefectos de Cochabamba y La Paz, que fueron revocados en el plebiscito del 10 de agosto, es decir que no alcanzaron a pasar la barrera porcentual que se les impuso cuando se llamó a esa votación. Todo de una sola vez. Tuvo valor cero “criterio técnico” del presidente de la Corte Nacional Electoral para que la revocatoria o reafirmación de los prefectos se base en el sistema universal de la mitad más uno. El prefecto de Oruro no consiguió ese mínimo. Es del partido de gobierno y sigue como primera autoridad orureña.

La decisión del gobierno ocurre cuando volvía a vislumbrarse, aunque débilmente, la posibilidad de un diálogo, con participación de observadores de la OEA y la Iglesia Católica.

Se anticipa que el ómnibus de decretos encontrará férrea oposición de cuando menos cinco de los nueve departamentos. Chuquisaca, Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija. Excepto Tarija, todos han dispuesto oponerse a esa constitución, porque no estableció la autonomía como fue originalmente diseñada y por la cual votaron. Un pesamiento generalizadoes que el gobierno trata de aplastar las autonimas  en esos departamentos y anularlas. Los días que se aproximan prometen ser aún más tensos que los ya vividos por Bolivia.

Las primeras reacciones se hicieron sentir cerca de esta medianoche en Santa Cruz: sonaron las campanas de algunas iglesias durante breves momentos y grupos de personas empezaron a reunirse en la plaza central, informó telefónicamente una líder cívica al programa Que No Me Pierda del Canal 13. La dirigente lanzó expresiones de rechazo a las medidas del gobierno. “Si La Paz y departamentos de occidente quieren hundirse, ni Santa Cruz ni Beni ni Pando ni Tarija ni Chuquisaca tienen que seguirlos”, dijo la oradora.

Un grupo de jóvenes con un cartel que los identificaba como Cruzada Juvenil Cristiana se aproximó ante las cámaras de ese canal y dijo que el presidente Morales ya no los representaba.

Bolivia está en una nueva hora de su destino.

Actualización: Viernes, 29 de agosto.

Como era de esperarse, Santa Cruz amaneció agitada y se aguardaban determinaciones de los cinco departamentos cuyos prefectos son contrarios al gobierno. Las palabras más escuchadas eran “desobediencia civil” y no participación en el referéndum convocado por el gobierno, pero también había voces insistentes por no asistir bajo el actual padrón electoral que habría sido una fuente múltiple de irregularidades que acabaron dándole al presidente Morales un porcentaje de votos que nadie en la oposición honestamente esperaba: 67%, con cinco regiones en contra y varias a las cuales no puede llegar. 

Otro concepto que se discutia en estas horas era si Bolivia se había “fujimorizado”, en referencia al expresidente peruano Alberto Fujimori, quien cerró el congreso y decidió gobernar por decreto, hasta que acabó enrredado en su propia trama, se le escurrió el gobierno y ahora esta bajo juicio en su país.

Los plebiscitos serán sobre:

-El proyecto constitucional del MAS

-La extensión de tierra (5.000 o 10.000 hectáreas)

-Elección de consejeros departamentales

-Elección de subprefectos

-Elección de prefectos de La Paz y Cochabamba

 

Bloqueador de ayer, desbloqueador de hoy

Posted on Actualizado enn

 

El presidente Evo Morales, que hizo de los bloqueos de caminos la marca de su carera política e inviabilizó algunas industrias económicamente prometedoras en El Chapare, ha prohibido los bloqueos y cualquier tentativa de cerrar el flujo de gas para la exportación y anunciado severas multas para quienes los protagonicen. La decisión del gobierno ha dejado perplejos a muchos diplomáticos (en Bolivia casi se ha perdido la capacidad de sorprenderse), pues si se aplicasen las multas retroactivamente, el presidente y su partido estarían endeudados por generaciones.

Algunos de los bloqueos en curso fueron suspendidos. Por sindéresis, los que realizaban movimientos campesinos sobre Sucre quedaron indefinidamente en suspenso. Los bloqueos trataban de hacer la vida imposible para la prefecta Savina Cuéllar, que desplazó al Movimiento al Socialismo en la elección prefectural de ese departamento, e imponer subprefectos favorables al gobierno en el campo. La prefecta se mantuvo firme y no cedió. Y para el gobierno habría sido una inconsecuencia demasiado elocuente favorecer esos bloqueos y prohibir otros.

Pero la movilización de las prefecturas por recuperar los recursos confiscados de los impuestos sobre los hidrocarburos se mantenía y para este miércoles estaba prevista una reunión de autoridades cívicas y departamentales (Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz, Beni y Pando) para definir nuevas medidas de presión.

El gobierno, entretanto, parecía dispuesto a apretar el acelerador y alcanzar sus metas. Se afirmaba que en las próximas horas aprobaría un conjunto de decretos para poder llamar a nuevos plebiscitos, especialmente uno que permita votar a la ciudadanía sobre el proyecto de constitución aprobado en Oruro en diciembre en medio de múltiples irregularidades. A la cabeza de todos los puntos del proyecto de constitución: la reelección de Morales y la posibilidad de una segunda reelección. En total, 10 años más. Y algo que podría ser una estocada sobre los departamentos autonomistas: redistribuir los recursos del IDH e incorporar en sus beneficios a los municipios y comunidades indígenas.

 

 

 

La omnipotente justicia comunitaria

Posted on Actualizado enn

 

La llamada “justicia comunitaria” tuvo esta semana una nueva manifestación macabra: Daniel Moisés Quispe (25), Jorge Flores Velarde (22) y David Alanes Franciscano (16) fueron linchados el martes tras ser sorprendidos por vecinos de Sacabamba mientras robaban recipientes de bronce de la casa de un corregidor. Fueron llevados afuera de la vivienda, apedreados y golpeados con picotas hasta morir. O casi, pues los relatos que leo dicen que cuando parecían muertos, los propios asesinos excavaron una fosa y los enterraron. Uno de ellos aún respiraba, dice el cronista de Los Tiempos, de Cochabamba. Los padres han intentado reclamar los restos de sus hijos: sin ningún resultado. Los campesinos ajusticiadores les han cerrado el paso. Los policías tampoco han logrado ingresar al lugar. Los campesinos no los han dejado al grito de “no confiamos en la justicia que libera a ladrones”.

La fiscal Nery Maldonado, de la fuerza Especial de lucha contra el Crimen, intentó ingresar a Sacabamba la cabeza de 25 efectivos de la policía. No logró llegar al lugar. Más bien, fue corrida del lugar, al igual que los policías y periodistas que la acompañaban.

Esta es la “justicia comunitaria” en plena acción, puesta en el altar del proyecto constitucional del MAS. Será interesante saber qué dicen los propiciadores de ese proyecto, firmemente rechazado por una gran porción de ciudadanos. Sobre todo, qué dicen las Organizaciones no Gubernamentales Europeas y Norteamericanas que lo apoyan.

Los padres de Flores Velarde se libraron de correr el destino de su hijo, pues consiguieron escapar del lugar, no sin antes ser salvajemente golpeados.  El padre Modesto flores Flores (60), y la madre  Severina Velarde (56), no podrán, sin embargo, retornar a la comunidad en la que estuvieron toda la vida y donde tienen su vivenda y algunos animales, además de su área de producción agricola.

El pozo cada vez más profundo

Posted on Actualizado enn

 

Los cinco departamentos que conforman el Conalde (Consejo Nacional Democrático) se reunieron este viernes en Villamontes y aumentaron notablemente la apuesta en la quiebra de brazo que tienen con el gobierno. Al bloqueo departamental de carreteras cumplido ayer durante 24 horas, se sumó la resolución de no permitir la realización de ninguna otra consulta ciudadana en los meses siguientes, mientras no tenga lugar una efectiva auditoría del padrón electoral y la de convocar a un “paro cívico movilizado” para el lunes 25, toma de campos productores y cierre de válvulas de exportación. Los comités cívicos de los cinco departamentos (Chuquisaca, Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando) también aprobaron el boicot a los envíos de carne vacuna a los departamentos altiplánicos de la Paz, Oruro y Potosí como parte de sus medidas de presión para que el gobierno les restituya los recursos del IDH, en parte confiscados para pagar el bono a los ciudadanos de la tercera edad (más de 60 años).

Entiendo que cuando se habla de “paro movilizado” significa hacerlo respetar rigurosamente. Lo que anuncia conflictos con brigadas contrarias a las instituciones regionales.

Una medida adicional de Villamontes: colocar los precios del gas natural en niveles internacionales, en más de 18 dólares el millón de unidas térmicas británicas. Ese es el precio que pagan los países vecinos por el gas que –actualmente- importan de ultramar en la forma de GSN (gas natural licuado), y es el triple del que le pagan Brasil y Argentina a Bolivia. El precio es resultado de la subida en espiral de los precios del petróleo y de la necesidad de esos países de asegurarse abastecimientos, ante la situación inestable de Bolivia como país suplidor.

La medida de rechazar cualquier nuevo plebiscito se orienta a trabar las tentativas del gobierno de llamar a un referéndum que apruebe su proyecto de constitución.

El conjunto de decisiones es un grito de batalla contra el régimen y por los recursos departamentales. El pozo en que el país se está precipitando se ha vuelto más profundo. Aguardemos días más difíciles __si puede haberlos después de los que hemos vivido.

Apuros verdaderos

Posted on Actualizado enn

 

Las reservas bolivianas de gas natural han disminuido, por falta de inversiones, a niveles inferiores a los que requiere para cumplir sus compromisos internacionales. Hasta hace poco, los requerimientos mínimos eran de 43 millones a 44 millones de metros cúbicos diarios: 30 millones para Brasil, 4 a 6 millones para atender el consumo interno (9 millones en 2010), más de 2 millones para la planta termoeléctrica de Cuiabá, en la frontera con Brasil) y 7 millones para Argentina. Nada para El Mutún, que cuando ingrese a funcionar dentro de un año demandará unos 8 millones de metros cúbicos, ni para plantas termoeléctricas nacionales, que requerirían de otros 8 millones de metros cúbicos. Ahora han bajado a 34 millones de metros cúbicos. Es decir, apenas para cubrir el contrato con Brasil y una parte de la demanda interna. Cero para Argentina.

Lo dice la revista nacional Energy Press, en su número del 18 al 24 de agosto, citando una noticia de BNamericas, un servicio informativo multilingüe que periódicamente evalúa las reservas de energéticas en América Latina y el  Caribe.

Esto significa que Yacimientos no está perforando pozos para aumentar las reservas de gas como para cumplir mínimamente los compromisos del día. La perforación de cada pozo en campo descubierto representa unos 50 millones de dólares.  Consiguientemente, estamos consumiendo lo que ya teníamos: estamos comiendo de nuestra propia carne y, si el ritmo continúa sin inversiones eficientes, pronto llegaremos a los huesos. La historia de 1969 se repite: tras la nacionalizacion,  no hubo inversiones e el volumen necesario.En estos momentos y bajo el actual gobierno boliviano, Bolivia es un campo vedado para las inversiones extranjeras. Y tambien la de a nacionalizacion de las minas.

A menos que estenb ya en curso las inversiones prometidas por PDVSA, de Venezuela, o de la empresa petrolera estatal iraní. Pero se ignora si estas empresas están ya trabajando en Bolivia. A pesar de lo que afirma el gobierno y su ministro de Energía es improbable que empresas serias con alto capital de riesgo vengan a Bolivia.

Los contratos internacionales tienen cláusulas de castigo para el incumplidor. Cuánto estas multas representarían por la no venta a Cuiabá, así como los incumplimientos con Argentina, nadie se atreve a decirlo públicamente.