La omnipotente justicia comunitaria

Posted on Actualizado enn

 

La llamada “justicia comunitaria” tuvo esta semana una nueva manifestación macabra: Daniel Moisés Quispe (25), Jorge Flores Velarde (22) y David Alanes Franciscano (16) fueron linchados el martes tras ser sorprendidos por vecinos de Sacabamba mientras robaban recipientes de bronce de la casa de un corregidor. Fueron llevados afuera de la vivienda, apedreados y golpeados con picotas hasta morir. O casi, pues los relatos que leo dicen que cuando parecían muertos, los propios asesinos excavaron una fosa y los enterraron. Uno de ellos aún respiraba, dice el cronista de Los Tiempos, de Cochabamba. Los padres han intentado reclamar los restos de sus hijos: sin ningún resultado. Los campesinos ajusticiadores les han cerrado el paso. Los policías tampoco han logrado ingresar al lugar. Los campesinos no los han dejado al grito de “no confiamos en la justicia que libera a ladrones”.

La fiscal Nery Maldonado, de la fuerza Especial de lucha contra el Crimen, intentó ingresar a Sacabamba la cabeza de 25 efectivos de la policía. No logró llegar al lugar. Más bien, fue corrida del lugar, al igual que los policías y periodistas que la acompañaban.

Esta es la “justicia comunitaria” en plena acción, puesta en el altar del proyecto constitucional del MAS. Será interesante saber qué dicen los propiciadores de ese proyecto, firmemente rechazado por una gran porción de ciudadanos. Sobre todo, qué dicen las Organizaciones no Gubernamentales Europeas y Norteamericanas que lo apoyan.

Los padres de Flores Velarde se libraron de correr el destino de su hijo, pues consiguieron escapar del lugar, no sin antes ser salvajemente golpeados.  El padre Modesto flores Flores (60), y la madre  Severina Velarde (56), no podrán, sin embargo, retornar a la comunidad en la que estuvieron toda la vida y donde tienen su vivenda y algunos animales, además de su área de producción agricola.

7 comentarios sobre “La omnipotente justicia comunitaria

    David Rojas Elbirt escribió:
    agosto 29, 2008 en 11:03 am

    Mi impresión es que hay aquí una confusión de términos. Linchamiento no es “justicia comunitaria”, sino más bien la ausencia de justicia comunitaria.

    El término tiene un sentido legal y social que ha sido tergiversado por la semiosis iterativamente negativa de los massmedia. Ahora se usa “justicia comunitaria” como sinónimo linchamiento.

    Personalmente, creo que cuando referirnos a los linchamientos como “justicia comunitaria”, lo que estamos haciendo es reforzar en nuestro sentido común, que “los indios” son pues salvajes y primitivamente irracionales. Esta simplificación extrema del tema, tapa el hecho de que los linchamientos son un indicador del nivel de riqueza e interconexión ciudadana y de las organizaciones que generan y sostienen el bien común.

    Los linchamientos son el resultado de la ausencia de cohesión social canalizada a través de instituciones de bien común.
    El término “justicia comunitaria” se utilizó para referirse a la incorporación de las organizaciones tradicionales locales, sobre todo en comunidades indígenas, como co-administradores de justicia, y así alimentar derechos universales y protocolos jurídicos fortaleciendo instituciones ancestrales. Se quiere implementar esto en países donde hay poblaciones que históricamente han tenido poco o ningún acceso a instituciones estatales, y cuyas instituciones tradicionales de cohesión social no han sido inteligentemente articuladas con la generación de instituciones públicas, ni a la construcción de un Estado inteligente que acompañe el desarrollo de la sociedad civil.

    haroldolmos respondido:
    agosto 29, 2008 en 12:52 pm

    Estimado Sr. Rojas. Gracias por su comentario. Lamentablemente, el linchamiento se lo entiende como parte esencial de la justicia comunitaria. Los propios dirigentes campesinos han procurado que sea entendido asi. Evidentemente, en Bolivia hay escasez de justicia, y de manera mas aguda en el campo, y eso es uno de los males endemicos de Bolivia. Personalmente creo que cualquier acto de linchamiento, sea en Alemania o en los Estdos Unidos, es una manifestacion de salvajismo y primitivismo, sin atenuantes.

    David Rojas Elbirt escribió:
    agosto 30, 2008 en 6:03 am

    Hola Harold.

    Así definen los Bolivianos no-violentos, la justicia comunitaria (del oriente y occidente): http://www.youtube.com/watch?v=Lviry-MgVJc
    Aquí está cómo un indígena del Oriente define y da ejemplos sobre cómo ejercer la justicia comunitaria: http://www.youtube.com/watch?v=Oy8fAX_NEHE&feature=related

    En semiótica, le llaman co-aptación a lo que vos estás compartiendo conmigo. “el linchamiento se lo entiende como parte esencial de la justicia comunitaria”, esto es una tergiversación del sentido cultural y también el sentido jurídico del término de justicia comunitaria.
    Lo único que hace es reforzar la idea de que “los indios” son pues indios. Esta celebración mediática de un linchamiento, para mí está dando un mensaje erróneo. Se descalifica la capacidad de generación de institucionalidad y capacidad administrativa, en comunidades locales.

    Me pregunto qué tipo de “contrato de lectura” estás haciendo de los mass-media, y de lo que dice un dirigente campesino. Lo que yo te puedo decir, es que previamente a la realidad presentada por los medios de comunicación, hay interpretaciones más sistémicas que merecen la pena ser digeridas, aunque sea un poquito.

    Aprovecho para mostrarte algunos ejemplos sobre el origen del término “justicia comunitaria”:
    >> En Colombia, es parte de las funciones de los jueces de paz: http://sala.clacso.org.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00—0ipc–00-0-0–0prompt-10—4——0-1l–1-es-Zz-1—20-about—00031-001-0-0utfZz-8-00&a=d&c=ipc&cl=CL1&d=HASH0105d120d3e3c3201600e43f.2
    Aquí cómo lo definen: “Es un sistema de justicia que busca la participación de líderes autóctonos o autoridades dentro de las comunidades, su capacidad de incidencia en las relaciones comunitarias y en la resolución de sus conflictos, teniendo en cuenta sus costumbres y cultura, generando así, espacios para el diálogo y la concertación, donde debe prevalecer el individuo como ser humano y la construcción de una cultura de manejo, gestión y transformación pacífica de conflictos, sin necesidad de acudir a las instancias judiciales. Ella surge directamente de la comunidad, eso quiere decir que es ella misma la que crea un sistema de justicia propio, adaptado al espacio comunitario respectivo, configurado a partir de la necesidad que tienen dichas comunidades de autorregularse y poder dar solución a sus conflictos cotidianos. Así, la justicia comunitaria entraña los valores, cultura y costumbres comunitarios, y desarrolla mecanismos de tratamiento y gestión de conflictos entre miembros de tales comunidades. Es por ello, que la justicia comunitaria, es también entendida como un sistema informal, caracterizado porque las decisiones allí generadas, son producto del consenso comunitario y no de la aplicación rígida de las normas jurídicas y las leyes generales para casos concretos.”

    >> Aquí te mando algunos links de justicia comunitaria en el Reino Unido, aquí una definición: http://www.communityjustice.gov.uk/whatis.htm
    Aquí el texto “The Government has set out an agenda to tackle anti-social behaviour and the crime associated with it. Key to this is bringing justice closer to the community. This is particularly important as the places where anti-social behaviour is most common are often the ones where people feel excluded, let down by the Criminal Justice System and helpless to tackle the problems they face on a daily basis.”

    Luis Eduardo Siles escribió:
    octubre 5, 2008 en 10:45 pm

    Estimado amigo Olmos :

    estoy seguro que le interesará esta pequeña investigación sobre el tema de la famosa “justicia comunitaria” en http://www.nuestroperronegro.blogspot.com/. El tema de si los linchamientos entran o no en esa categoría de justicia me resulta insulso. Primero porque sus autores siempre dicen abiertamente que si por ejemplo los gloriosos ponchos rojos han dicho en la televisión nacional que en aplicación de esa “justicia “ se van a comer a Leopoldo Fernández luego de lincharlo y segundo porque mas allá de en que categoría entra o no, el gobierno debiera hacer algo para que estos actos de barbarie no ocurran. Obviamente no lo harán por tanto Morales como Linera son antes que nada unos linchadores, linchadores de las ideas, de la ley, de la verdad y de las personas…. absolutamente nada justifica estas practicas que son mucho peores que lo que cualquier animal salvaje estaria cerca de hacer….

    haroldolmos respondido:
    octubre 8, 2008 en 10:33 pm

    Lo felicito por el blog, Sr. Siles. Muy bien escrito, ordenado y actual.

    Luis Eduardo Siles escribió:
    octubre 25, 2008 en 8:04 pm

    Muchas gracias don Harlod, me honra su opinion.

    Megan escribió:
    junio 16, 2009 en 5:11 pm

    Acabo de encontrar este interesante artículo, donde nuevamente se confunde linchamiento con Justicia Comunitaria.

    Obviamente el linchamiento como acto colectivo de violencia ciega no tiene mucho que ver con un sistema estructurado de administración de justicia (como hay a nivel oficial y también comunitario)

    Pero, en mi opinión es necesario ir más allá del discurso y desmenuzar el funcionamiento de la Justicia Comunitaria para asumir con seriedad el debate.

    Bueno, sabemos que no puede ser lo mismo que linchamiento.

    La Justicia Comunitaria es un modo / sistema / procedimiento para hacer justicia en el contexto de una organización social de tipo comunitario/originario.

    En ese marco, lo que yo observo (porque es inaceptable para mi cultura/valores) es la aplicación de castigos corporales.

    Claro que también está la sanción de reparación del daño o la más grave la del destierro, pero ¿por qué queremos negar que los castigos corporales, hacer sufrir/sangrar el cuerpo, son comunes y aceptados en las comunidades?

    Todos sabemos que los chicotazos son las sanciones más comunes en Justicia Comunitaria, hay medidas de 5 a 25 chicotazos para determinado tipo de infracciones en algunas comunidades, en otras comunidades los castigos corporales son mucho más graves.

    Sólo basta preguntar a cualquier comunario que migra a la ciudad qué es lo que recuerda de los castigos de la justicia de su comunidad!!!

    También cualquier persona puede visitar una comunidad originaria de las tierras altas y va a poder leer en los libros de actas la aplicación de chicotazos, e incluso va a escuchar que todos los miembros de la comunidad están muy de acuerdo con la sanción de chicotazos!!! Ellos no lo niegan.

    Por su parte, en las comunidades de tierras bajas, del oriente, también son muy conocidos los castigos corporales y hay varios casos también de pena de muerte.

    Esto entonces debemos profundizar, dejar el simple discurso y habla de ver sobre las características y consecuencias del choque de culturas y realidades.

    La nueva CPE dice que se garantiza la Justicia Comunitaria pero en el marco de los derechos y garantías de la CPE. ESO ES UN SUEÑO!!!!! Las comunidades seguirán sancionando con chicotazos diga lo que diga la nueva CPE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .