Mes: octubre 2018

El péndulo en el otro extremo

Posted on

La elección de Jaír Messias Bolsonaro  tiene varios mensajes para las izquierdas de América Latina. El primero es que el ¨jogo fácil¨  acabó. El capitán retirado del ejército, un anticomunista foribundo, no hará un juego que seduzca ni tranquilice a los países gobernados por el socialismo del Siglo XXI. Los regímenes que comandan Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba, en ese orden, tendrán que caminar de puntillas cuando tengan que lidiar con Brasil. En los meses de campaña electoral que concluyó hoy domingo con el triunfo de Bolsonaro con más de 10 millones de votos, el vecino a cargo de la mitad de la extensión territorial del continente sudamericano se ha impuesto con un mandato contundente.

Los observadores concluyen que. como en los Estados Unidos de Donald Trump, Bolsonaro tendrá como norte un ¨primero Brasil¨. Esto deberá ser tomado en cuenta cuando Bolivia ingrese en negociaciones plenas para extender el contrato de venta de gas natural, que fenece el año que viene. Las mismas normas   se aplicarán a la politica fronteriza y al control del contrabando y al  tráfico de drogas,  como ya lo hace el gobierno argentino.     Con Chile ya es difícil la relación bilateral, si es que alguna existe desde el colapso de la gestión ante la Corte Internacional de Justicia. Con Perú, las relaciones se mantienen sin mayores variantes en tanto que con Paraguay están en su minima expresión.

La conclusión es sombría: el país vive en uno de sus momentos de mayor asfixia internacional por más que funcionarios de relaciones exteriores del gobierno intenten negarlo.

Este aislamiento persisitirá mientras el gobierno boliviano no modifique sus líneas básicas respecto a  los vecinos del continente. Eso implica una desideologización, perspectiva complicada pues implica modificar su naturaleza.

Por ejemplo, ahora podrán medirse mejor los efectos del cancelamiento del régimen preferencial que tenían las exportaciones bolivianas hacia el  mercado estadounidense, que nunca encontraron mercados substitutos. Cuando Venezuela podía pagar por algunos productos, los importadores se enfrentaron a la dificultad de comprar artículos de lana de llama y de alpaca, en un país tan tropical como el oriente boliviano.

Tal vez sea el momento de desandar, pero esa posibilidad es un supuesto negado. Primero, ya es muy tarde y, segundo, ni Venezuela ni los países del Caribe tienen mayor interés ni recursos para en ese tipo de manufacturas. La medida, decidida por el presidente Morales, fue un disparo en el propio pie, algo que nadie admite.

Este amanecer para el gobierno boliviano no es portador de las mejores noticias.

Anuncios

Con Bolsonaro al lado

Posted on Actualizado enn

A partir de este domingo puede quedar consolidada una perspectiva que  hasta no hace mucho  ningún gobierno quería tomar en serio. Que a la cabeza de Brasil llegue a imponerse un presidente decididamente de derecha, parecía una fantasia estrafalaria a la que ningún estudioso asignaba seriedad. Con todas las encuestas con más de una decena de puntos porcentuales a su favor frente a la cifras de Fernando Haddad, del PT, la inminencia de la victoria de Jair Bolsonaro ha tenido estas horas a las cancillerías de la región con la respiración contenida.

El Brasil que todos los líderes politicos conocieron parece ahora encaminado raudo hacia nuevos rumbos. Los gobiernos que antagonizan con las líneas de Bolsonaro estarían por buen camino si se mantienen bajo un silencio discreto. Es ostensible la antipatía de Bolsonaro hacia el régimen de Nicolás Maduro, en los últimos meses agravada por un flujo masivo de emigrantes venezolanos que abandonan de su país empujados por las falencias del régimen marca Socialismo Siglo XXI en que está embarcada la patria de Simón Bolívar.

Maduro ha evitado agriar más el relacionamiento bilateral, aún más tenso desde que hace dos meses Brasil envió miles de soldados para resguardar la frontera, sobre el estado de Roraima donde acampa el grueso de los emigrantes.

Con una geografía que ocupa casi la mitad de toda América del Sur y a cargo de la octava economía más grande del mundo, nadie discute el impacto de los rumbos del gigante latinoamericano sobre el continente. Como comparación, México es la décima quinta economía y Argentina la número 53.

Para Bolivia, las relaciones comerciales con Brasil son especialmente sensibles por el gas natural, sustento básico de la economía nacional.  En el diseño original, cuando se discutía la construcción del gasoducto entre  los dos países, Bolivia iba a proporcionar energía no solo para Sao Paulo, el nervio industrial brasileño, sino para otras regiones fuertes de la economía brasileña.

En los diseños que los estudiosos de la geopolítica, Brasil sería un nexo estratégico para acelerar el desarrollo económico e industrial de Bolivia. Tras la modificación de los términos de los contratos con la nacionalización de los campos bolivianos, el interés brasileño declinó y desaparecieron del escenario planes para plantas termoeléctricas, complejos petroquímicos y de fertilizantes para las necesidades del vecino boliviano.

Ganar hoy la elección en esta segunda vuelta puede ser la parte fácil. Lo difícil vendría a partir del día siguiente o en el momento en que, al mando de su país, Bolsonaro tuviere que tomar decisiones capaces de exhibir su carácter temperamental. Muchos analistas lo ven como un ¨Trump tropical¨, con el que sus vecinos, especialmente los que no comulgan con sus ideas, deberán tener el máximo cuidado. Al igual que su colega del norte, Bolsonaro ha tenido expresiones deprecatorias para la mujer.

Con un esmirriado crecimiento económico del 1% de su PIB tras dos años de recesión (-3,5  en 2015, y un retroceso similar en 2016), los economistas esperan una recuperación más firme de la economía brasileña a partir de 2019.

En la decisión de este domingo, en gran parte del electorado estará presente la violencia causante de más de 60.000 muertes por año. No menos importante será el desempleo, que tiene a cerca del 13% de la fuerza laboral sin trabajo. En ambos frentes, el nuevo presidente tendrá dos de sus principales desafíos.

Católicos en su mayoría a pesar de los avances de confesiones evangélicas y de sectas protestantes, para muchos estará presente la fé religiosa al momento de votar. No por nada, suelen jactarse de que ¨Deus é brasileiro¨.

¨¨Cuando los pueblos emigran…¨

Posted on Actualizado enn

Una frase del presidente ecuatoriano Lenin Moreno dicha ante la Asamblea General de las Naciones Unidas hace un tiempo y repetida en un tweet incendió  la crisis en que se han hundido las relaciones diplomáticas entre su país y Venezuela. ¨Cuando los pueblos emigran, los presidentes sobran¨. La frase atribuida al patricio cubano José Martí podría ser un sumario excelente para describir una realidad. Pero bajo la crispación con epicentro en Venezuela en que se encuentran las relaciones  interamericanas fue el fulminante que en pocas  horas llevó a la expulsión de la embajadora venezolana en Quito y, algo después, de la encargada de negocios ecuatoriana en Caracas. El jueves y el viernes, el continente parecía ante una de sus peores crisis cuyas consecuencias eran imprevisibles.

El origen es el aluvión incesante de emigrantes venezolanos que abandonan la sociedad construida por Nicolás Maduro y el Socialismo del Siglo XXI. Moreno dijo que Ecuador atiende diariamente a unos 6.000 venezolanos que escapan de su país agobiados por las penurias ocasionadas por el régimen de Nicolás Maduro. Los emigrantes se quejan del colapso y carestía de servicios, falta de alimentos, delincuencia y represión política, que les han destruido el país, un tiempo el más rico y de mayores libertades de América Latina. Moreno calculó que un millón de venezolanos ha llegado a Ecuador en los últimos meses y que de ellos se han quedado unos 300.000. El ministro de información venezolano, Jorge Rodríguez, salió al frente de la afirmación y dijo que el presidente ecuatoriano había ¨inflado¨ las cifras y que era un mentiroso. La réplica fue instantánea. Arguía no que el fenómeno era falso, sino que no era tan mayúsculo.

La cancillería ecuatoriana declaró que no toleraría ninguna falta de respeto hacia sus autoridades y anunció la expulsión de la representante venezolana. Poco después, Caracas dijo que expulsaba a la representante ecuatoriana. Parecían los prolegómenos de un conflicto mayor en una región que hasta hace poco se proponía ser el escenario de un grupo armonioso de integración continental. Con modernos y costosos edificios con destinos ahora inciertos, Quito fue designada sede de UNASUR y la  población cochabambina de San Benito como la de su parlamento. Los modernos locales apenas han sido estrenados. El de Bolivia sirvió para escenificar un congreso de cultivadores de coca, la base para elaborar cocaína.

Las frase pronunciada por Moreno refleja el drama venezolano, con millones obligados a emigrar de su país. El grueso salió en los últimos cuatro años, pero de manera continua los venezolanos que tenían condiciones de hacerlo han emigrado profusamente desde que se instaló el régimen de Hugo Chávez. Bajo Maduro, el éxodo se agravó, como todo en Venezuela en estos años.

La furia de tweets tuvo una segunda ronda, cuando Moreno replicó al ministro venezolano: ¨La furia de un miserable siempre ennoblece¨. Esta vez, Rodriguez no respondió de inmediato.

Al cerrar la semana, era todavía temprano para vaticinar el fin de los cruces cibernéticos pero muchos observadores subrayaban que el oleaje que han levantado no tendrá un final rápido. Bolivia y Nicaragua, los dos socios políticos venezolanos, habían mantenido un silencio prudente pues era evidente que cualquier agregado podía generalizar la crisis y conducirla a finales indeseados.

Todo se derrumbó

Posted on

El lunes 1 de octubre ha quedado marcado como el día del naufragio de los esfuerzos bolivianos de un retorno al mar por el Pacífico. El país cerró Septiembre y se fue a dormir sin que nadie en el gobierno frunciera el ceño de preocupación. Apenas acababa de desperezarse al día siguiente cuando vino el vendaval de la Corte Internacional de la Haya, que rechazó de cuajo la pretensión boliviana de obligar a Chile a negociar una salida al mar. El país, enclaustrado desde la guerra de 1879 entre las montañas andinas y los valles y llanuras inmensas del oriente, tuvo un despertar de incredulidad. Parecía que en la cuestión magna de su existencia, había retrocedido un siglo.

Era inevitablemente cierto y el malhumor empezó a cundir. Carlos Valverde, el comentarista radial más desinhibido del país, mandó al Presidente a donde por lo general se va una vez al día. Todo el país fue cubierto por nubarrones. Nada será igual desde entonces.

Para el gobierno del presidente Evo Morales ha sido el equivalente a un Hiroshima y Nagashaki que no le deja otra opción que alzar las manos sin condiciones y buscar una salida honrosa para saltar de la fosa en que ha hundido a la diplomacia boliviana. Salir del foso require activar atenuantes inmediatos para la enorme frustración que toca a todos los bolivianos, desde Riberalta hasta Tupiza, y desde Orinoca hasta Puerto Suárez.

Será difícil liberarse de la frustración por la remoción de todos los hitos construidos con denuedo a lo largo de más de un siglo, desde las gestiones ante la Sociedad de las Naciones, las notas reversales de 1950, la Declaración de Ayacucho, hasta Charaña y las declaraciones sucesivas de la OEA y de todos los documentos que suscribieron Chile y Bolivia para resolver el problema más que centenario enclavado en el corazón sudamericano. Todo se derrumbó.

El lunes fue el día de la mayor catástrofe de la historia diplomática boliviana. Las primeros  ungüentos para soportar el malestar deberían pasar por la renuncia del presidente a la re-re-re y su retiro a un silencioso ostracismo sumado al compromiso con garantías plenas de una elección limpia el año próximo.

Este lunes 1 de octubre fue como  un ¨Maracanazo¨, el campeonato mundial que Brasil perdió ante Uruguay, cuando tenía todo preparado para la que sería una victoria bulliciosa que, en nuestro caso, obligaría, a Chile a negociar. No había siquiera una aquiescencia formal de Perú a la cesión territorial que implicaría la solución, pero la Plaza Murillo estaba preparada como para grandes festejos, hasta sahumerios cerca de una unidad del ejército que desfilaría y una banda militar y que entonaría la marcha del mar. Todo se derrumbó.

Ahora el gobierno tendrá que buscar cómo hablar con el vecino a través de la rendija que dejó el fallo del 1 de octubre. En actitud típica de sindicalista que no quiere perder todo, Morales dijo que escribirá una carta al Secretario General de la ONU reclamando que el fallo de la Corte había ignorado algunas premisas del planteamiento boliviano.

El concepto al que ahora Bolivia se aferra, y que el gobierno cree que aún le da pie para reclamar, está en las cinco líneas finales de la declaración, como un punto seguido, ni siquiera como párrafo independiente. ¨El Tribunal añade que la conclusión (con la que fueron demolidos los argumentos bolivianos) no debe entenderse como un obstáculo para que las Partes continúen su diálogo e intercambios, en un espíritu de buena vecindad, para abordar los problemas relacionados con los países sin litoral, situación de Bolivia, solución a la que ambos han reconocido como una cuestión de mutuo interés¨.

Puede equipararse la frase a la propina que se deja al mesero después del banquete.

En la rendición de cuentas que se viene podrían servir como atenuantes iniciales de la abrumadora derrota,  la cancelación total de la re-re-re, en el marco de una amnistía general y del mantenimiento de la palabra empeñada por el presidente para retornar a su cato de coca bajo un ostracismo que le ayudaría a blindar el olvido que espera.

El lunes, mientras se desvanecían las ilusiones que el presidente forjó durante cinco años, parecían resonar orondas las palabras de Abraham König, el plenipotenciario chileno que en 1900 escribió el epitafio para la era que comenzaba:

¨Es un error muy esparcido que se repite diariamente en la prensa y en la calle, el afirmar que Bolivia tiene derecho de exigir un puerto en compensación de su Litoral. No hay tal cosa. Chile ha ocupado Litoral y se ha apoderado de él con el mismo título con que Alemania anexó al imperio la Alsacia y la Lorena, con el mismo título que los Estados Unidos de la América del Norte han tomado a Puerto Rico. Nuestros derechos nacen de la victoria, la ley suprema de las naciones. Que el Litoral es rico y que vale muchos millones, eso ya lo sabíamos. Lo guardamos porque vale muchos millones; que si nada valiera, no habría interés en su conservación. Terminada la guerra, la nación vencedora impone sus condiciones y exige el pago de los gastos ocasionados. Bolivia fue vencida, no tenía con qué pagar y entregó el Litoral. Esta entrega es indefinida, por tiempo indefinido; así  lo dice el Pacto de Tregua: fue una entrega absoluta e  incondicional, perpetua. En consecuencia, Chile no debe nada, no está obligado a nada, mucho menos a la cesión de una zona de terreno y de un puerto¨.

El presidente Morales y los negociadores ignoraron la premisa brutal que encierra la expresión lapidaria del plenipotenciario. Hoy, casi 120 años después, la frase luce convalidada.