Día: agosto 28, 2008

En el remolino

Posted on Actualizado enn

Sólo horas antes de viajar a Libia e Irán en visita oficial, el presidente Evo Morales decidió prescindir del Congreso y convocar por decreto a un plebiscito para aprobar o reprobar el proyecto de constitución aprobado en Oruro y definir la vigencia de ese documento de 411 artículos. El plebiscito se llevará a cabo el 7 de diciembre.

El autobús de decretos incluye la elección de subprefectos, por primera vez en la historia de Bolivia y la elección de prefectos de Cochabamba y La Paz, que fueron revocados en el plebiscito del 10 de agosto, es decir que no alcanzaron a pasar la barrera porcentual que se les impuso cuando se llamó a esa votación. Todo de una sola vez. Tuvo valor cero “criterio técnico” del presidente de la Corte Nacional Electoral para que la revocatoria o reafirmación de los prefectos se base en el sistema universal de la mitad más uno. El prefecto de Oruro no consiguió ese mínimo. Es del partido de gobierno y sigue como primera autoridad orureña.

La decisión del gobierno ocurre cuando volvía a vislumbrarse, aunque débilmente, la posibilidad de un diálogo, con participación de observadores de la OEA y la Iglesia Católica.

Se anticipa que el ómnibus de decretos encontrará férrea oposición de cuando menos cinco de los nueve departamentos. Chuquisaca, Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija. Excepto Tarija, todos han dispuesto oponerse a esa constitución, porque no estableció la autonomía como fue originalmente diseñada y por la cual votaron. Un pesamiento generalizadoes que el gobierno trata de aplastar las autonimas  en esos departamentos y anularlas. Los días que se aproximan prometen ser aún más tensos que los ya vividos por Bolivia.

Las primeras reacciones se hicieron sentir cerca de esta medianoche en Santa Cruz: sonaron las campanas de algunas iglesias durante breves momentos y grupos de personas empezaron a reunirse en la plaza central, informó telefónicamente una líder cívica al programa Que No Me Pierda del Canal 13. La dirigente lanzó expresiones de rechazo a las medidas del gobierno. “Si La Paz y departamentos de occidente quieren hundirse, ni Santa Cruz ni Beni ni Pando ni Tarija ni Chuquisaca tienen que seguirlos”, dijo la oradora.

Un grupo de jóvenes con un cartel que los identificaba como Cruzada Juvenil Cristiana se aproximó ante las cámaras de ese canal y dijo que el presidente Morales ya no los representaba.

Bolivia está en una nueva hora de su destino.

Actualización: Viernes, 29 de agosto.

Como era de esperarse, Santa Cruz amaneció agitada y se aguardaban determinaciones de los cinco departamentos cuyos prefectos son contrarios al gobierno. Las palabras más escuchadas eran “desobediencia civil” y no participación en el referéndum convocado por el gobierno, pero también había voces insistentes por no asistir bajo el actual padrón electoral que habría sido una fuente múltiple de irregularidades que acabaron dándole al presidente Morales un porcentaje de votos que nadie en la oposición honestamente esperaba: 67%, con cinco regiones en contra y varias a las cuales no puede llegar. 

Otro concepto que se discutia en estas horas era si Bolivia se había “fujimorizado”, en referencia al expresidente peruano Alberto Fujimori, quien cerró el congreso y decidió gobernar por decreto, hasta que acabó enrredado en su propia trama, se le escurrió el gobierno y ahora esta bajo juicio en su país.

Los plebiscitos serán sobre:

-El proyecto constitucional del MAS

-La extensión de tierra (5.000 o 10.000 hectáreas)

-Elección de consejeros departamentales

-Elección de subprefectos

-Elección de prefectos de La Paz y Cochabamba