Martes violento

Posted on Actualizado enn

Bolivia vivió este martes un clima de guerra civil. Lo ocurrido en Santa Cruz no puede ser visto como un episodio más entre las jornadas de violencia que vive Bolivia con una intensidad creciente desde que el gobierno decidió redactar un proyecto de Constitución Política del Estado ignorando la fórmula de los dos tercios. De allí partió esta avalancha de acontecimientos que tiene al país con la piel erizada. Primero, una cadena de insensateces como cambiar los símbolos en el escudo (una hoja de coca en vez del cerro de Potosí) y establecer una nueva bandera nacional, para desembocar en la asignación de la calidad de Nación a cada una de las 36 tribus indígenas, identificadas quién sabe con qué criterios (no hay estudio antropológico serio y riguroso capaz de determinar la autenticidad de la clasificación que convierte en naciones a grupos de menos de una decena de personas, con capacidad para auto determinarse y, eventualmente, reclamar su independencia). El texto con más de 400 artículos es el que el partido de gobierno se propone presentar al país y, posiblemente, llevarlo a plebiscito.

Las imágenes mostradas por la televisión en el Plan 3.000 de Santa Cruz parecían extraídas de la Franja de Gaza por la violencia de las arremetidas. Palos, piedras y gases lacrimógenos fueron utilizados en abundancia en oleadas de violencia lo largo de unas cuatro horas. Tres supuestos miembros de la Juventud Crucenistas fueron aprehendidos en los alrededores, colocados en una ambulancia, al mejor estilo 17 de julio de 1980, y golpeados duramente. La policía intervino para restablecer un orden mínimo.  Pero igualmente grave para muchos observadores fue la violencia manifiesta contra los periodistas. Cuatro camarógrafos de Bolivisión fueron atacados y destruida la movilidad en que se desplazaban, en la continuación de una secuencia que ha convertido a los periodistas en las víctimas favoritas de los conflictos que conmueven al país. No había una información sobre el numero de posibles bajas causadas durante la jornada.

Concluía el paro, que involucró a cinco departamentos (Pando, Beni, Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija), y ya se anunciaba, de inmediato, a partir de la medianoche de martes para el miércoles, de un bloqueo de carreteras en cuatro de los cinco departamentos (Chuquisaca no toma parte). La terminal bimodal de Santa Cruz, con sus oficinas de transporte y pasillos desiertos, era una trágica postal de la parálisis que durante 24 horas afectará a más de la mitad del país.

El bloqueo es una escalada de las presiones sobre el gobierno del presidente Morales para que restituya en su integridad los recursos del Impuesto directo sobre los Hidrocarburos (IDH) que por ley corresponden a los departamentos. Las prefecturas afirman que habrá otras medidas al concluir el bloqueo del miércoles.

En San Julián, zona de colonos, en su mayoría del altiplano y los valles, un cabildo de los pobladores repudió el paro del martes y decidió dar un plazo de cinco días para que los prefectos dialoguen con el gobierno. (Los prefectos no se han opuesto al diálogo, pero consideran que la forma en que se lleva a cabo es un camino ya trillado que no conducirá a destino feliz.)

La jornada remató con una decisión de la Asociación de Ganaderos de Santa Cruz, a la que se sumó Beni: No enviar carne a La Paz, Oruro, Potosi y Cochabamba mientras persistan los recortes al IDH de los departamentos. Y la Federacion de Trbajadores de la Prensa de Santa Cruz, segun su Secretrio General Hernan Cabrera, sugirio un paro nacional de periodistas o un boicot a las informaciones emanadas del gobierno y su partido, responsabilizados por la violencia ejercitada contra los periodistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .