Caminos peligrosos

Posted on

La huelga de hambre  lanzada el 4 diciembre por un grupo de jóvenes en Santa Cruz, movilizados para revertirla decisión del Tribunal Electoral que habilitó al binomio oficialista Evo Morales-Álvaro García, ha empezado  crecer y multiplicarse.  El jueves tuvo un repunte mayúsculo con la incorporación al movimiento de unos cuarenta dirigentes del Comité pro Santa Cruz, con lo que superó el medio centenar el número de participantes del movimiento en la capital oriental.  También había piquetes de ayuno en Montero, Cochabamba (en un templo religioso) y en Tarija, en un local cívico.  En La Paz grupos cívicos que la semana anterior habían presentado un ultimátum para que el gobierno enganche su candidature en retro, anunciaban que el lunes se sumarían al ayuno.  El movimiento tendía a crecer y planteaba este fin de semana uno de los mayores desafíos al gobierno del Movimiento al Socialismo.

Los analistas apuntan al 11 de diciembre como un momento decisivo en la cruzada anti-prorroguista. Ese día, una multitud atacó al piquete de jóvenes que se  habían instalado frente al edificio del Tribunal Departamental Electoral.

El ataque precipitó una onda solidaria que contribuyó a al crecimiento del movimiento. El edificio, que sospechosamente carecía de guardia cuando solo tres horas antes estaba fuertemente custodiado por decenas de policías, fue saqueado y parte sus instalaciones incendiadas por la turba quelo invadió.  Los huelguistas, que perdieron una de sus carpas y colchones, se fueron al atrio de la Catedral Metropolitana, donde mantenían más visible al movimiento, con música y arengas de protesta para avivar el movimiento.

Los cívicos, encabezados por el presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, incluso una docena de mujeres del Comité Cívico Femenino, se incorporaron al ayuno en la noche del jueves, con lo cual la plaza central de la ciudad parecía territorio ganado por  huelguistas, rodeados por la simpatía y curiosidad de los que por centenas acuden regularmente al lugar.

Lo ocurrido evocó los intentos de las autoridades por desbaratar la marcha de pobladores del Tipnis hace cinco años, que consiguió llegar hasta La Paz en medio de una multitud que los aclamó.

Para el viernes crecía la expectativa por las cartas que podría jugar el gobierno para frenar el movimiento. Una opción podría ser no hacer nada y dejar que el fenómeno crezca y, con el correr de los días, se apague.

La opción no era tranquila, especialmente por sus riesgos  politicos y ante la posibilidad de que crezca la onda expansiva e involucre a un número  incontrolable de adherentes, como ocurrió en 1977. A fines de ese año y comienzos del siguiente, la huelga de hambre que habían iniciado cuatro mujeres instaladas en el edificio del Arzobispado de La Paz , se expandió y se volvió  insoportable para el gobierno militar, que intervino los locales de ayuno y sofocó momentáneamente el movimiento. A los pocos días alzó las manos y dictó la amnistía irrestricta que reclamaban los huelguistas y acabó convocando a elecciones generales. Después vino el resto de la historia ya conocida: un golpe militar derribó al régimen, y luego otro golpe que desembocó en elecciones libres que perdió el gobierno. Por ultimo, el golpe de la dupla militar García Meza y Arce Gómez, derribada menos de un año después por una insurrección democrática generalizada A partir de entonces el país se encarriló por la senda democrática que, con altibajos, el país transita.

La opción de desbaratar las huelgas era también peligrosa, con el crecimiento del fenómeno y las consecuencias ¨boomerang¨ que acarrearía, en momentos en que el gobierno pierde simpatías.

La declinación del Socialismo Siglo XXI, del que el gobierno nacional es parte, fue patente el jueves cuando ocurrió la ruptura entre el español Podemos, que encabeza Pablo Iglesias, y el régimen de Maduro.  El apoyo de Podemos era uno de los pocos nexos que le quedaban a Maduro con el socialismo europeo.  La ruptura sonó también como advertencia para los gobiernos de corte semejante al de maduro en América Latina.

Anuncios

¡Abajo cadenas!

Posted on Actualizado enn

En solo dos años, de 2015 a 2017, 2,3 millones de venezolanos abandonaron su país forzados por las penurias acarreadas por el Socialismo del Siglo XXI. Ahora viven en latitudes que jamás sospechadas y muchos aportan sus conocimientos y habilidades para el beneficio de otras sociedades. Al Jazeera, la agencia noticiosa árabe, ha traído en estos días datos sobre el éxodo venezolano, reflejo de la magnitud de la sangria de la nación que hasta no hace mucho era la sociedad latinoamericana más rica, más cercana al primer mundo.

Con números actualizados hasta agosto, los emigrantes siguieron los siguientes destinos:  Colombia (870.093), Perú (354.421), Estados Unidos 290.224, España (208.333), Chile (105.756), Argentina (95.000), Panamá (75.990), Brasil (55.000), Italia (49.831),  Ecuador (39519),  Mexico (32.582),  República Dominicana  (25.872),  Portugal  (24.603),  Canada  (24.775),  Costa Rica (8.892),  Uruguay (8.589), Bolivia (5.194) , Trinidad y Tobago (4.000), Paraguay (449).

En aquellos dos años ocurrieron las protestas de mayor magnitud conocidas en Venezuela, con un saldo de más de un centenar de muertos, en su mayoría jóvenes que fueron a las calles a protestar contra la carestía de la vida y la falta de oportunidades.

Los venezolanos sienten la reación internacional como insuficiente y tardía, no concordante con la actitud libertaria de su país en tiempos de las guerras independentistas, cuando las milicias llaneras cruzaron los andes hasta expulsar a todas las fuerzas realistas.  

Todos los países de la region han extendido auxilio en favor de los venezolanos, Colombia y Perú en mayor grado, aunque no en la medida en que la mayoría venezolana aguardaba pero sí dentro de lo posible en una región siempre con el cuello apenas arriba del agua.

Además de la represión, todos escapan de la inflación, que para estos días habría alcanzado la cifra espantosa de un millón por ciento. Es decir, las unidades de bolívares que usted necesitaba para comprar cualquier bien a comienzos de año, habría que multiplicarlas por un millón para comprar lo mismo estos días.

Se calcula que de la tierra de Bolívar y Sucre han salido unos cuatro millones de personas, desde la instauración del régimen del Socialismo Siglo XXI, la ruta que también sigue el gobierno boliviano.  

Como en todos los fenómenos de esta naturaleza, salieron primero los mejor preparados, los con mayores posibilidades de ubicarse.  En la segunda década del siglo el éxodo asumió caraterísticas masivas, en una magnitud nunca conocida por el continente. De los millones de emigrantes, unos 13.000 son médicos. En números parecidos se ubican ingenieros, arquitectos, investigadores, talentos que quién sabe si alguna vez emprenderán la ruta del retorno.

El otro día, como muestra casual de lo que ofrece la Venezuela del exilio, en casa de unos amigos en Santa Cruz los anfitriones nos invitaron una delicadeza de la culinarian de ese país: El pan de jamón, que todos comieron con avidez. Sin haber llegado a las hallacas ni al pernil, dejé la reunión con nostalgia de esa tierra. Imagino que ese pan de jamón representa una historia de suceso de pequeños emporendedores que no se dejan abatir y aún en tierras lejas gritan con su himno nacional: ¡Abajo cadenas!

Una moción sobre Bolivia

Posted on

Veinte ex mandatarios latinoamericanos han emitido una declaración sobre los tropiezos de la democracia boliviana y la preocupación que cunde en las cancillerías del continente por el futuro de la democracia en nuestro país. El documento es público e importante para el  país, pero en Bolivia no se lo conoce integralmente. Por eso lo transcribo para los lectores de este blog:

DECLARACIÓN SOBRE BOLIVIA
Los ex jefes de Estado y de Gobierno firmantes de las declaraciones de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), a propósito de la ruptura del orden constitucional y democrático en Bolivia:
Considerando:
a) Que la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia, aprobada mediante referéndum constitucional del 25 de enero de 2009 con una participación del 90,14% de los votantes, establece, en su artículo 168, la reelección del Presidente o del Vicepresidente de la República “por una sola vez de manera continua”.
b) Que habiéndose sometido a referéndum constitucional la eventual reforma de la norma constitucional que impide la reelección continua del Presidente de la República el 21 de febrero de 2016, fue negada mediante el sufragio de la mayoría de los bolivianos, habiendo participado el 84,45% de los sufragantes.
c) Que a través de una mutación constitucional, violatoria y en fraude de la Constitución, desconociéndose a la soberanía popular, el Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia declara, el 28 de noviembre de 2017, que la reelección continua del Presidente de la República es un derecho humano, que como tal priva sobre la norma constitucional que la impide; a cuyo efecto obvia la jurisprudencia de la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos, a cuyo tenor: “La previsión y aplicación de requisitos para ejercitar los derechos políticos no constituyen, per se, una restricción indebida a los derechos políticos. Esos derechos no son absolutos y pueden estar sujetos a limitaciones. Su reglamentación debe observar los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad en una sociedad democrática”.
d) Que la Comisión de Venecia, a instancias del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, en su Informe adoptado los días 16 y 17 de marzo de 2018 concluye que “los límites a la reelección tienen como objetivo preservar la democracia y proteger el derecho humano a la
participación política […] son una restricción autoimpuesta al poder del
pueblo de elegir libremente a un representante con el objetivo de
mantener un sistema democrático”.
e) Que la Carta Democrática Interamericana dispone en su artículo 3 que es
elemento esencial de la democracia “el acceso al poder y su ejercicio
conforme al estado de derecho”, lo que, en el caso del ejercicio continuo de
la Presidencia de Bolivia se vería vulnerado.
f) Que no obstante todo ello, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia ha
anunciado este 5 de diciembre pasado la habilitación de Evo Morales,
actual Presidente de la República, para que participe en una cuarta
reelección.
Declaran:
Instamos, respetuosamente, a los gobiernos de los Estados miembros de la
Organización de los Estados Americanos y de la Unión Europea, a mantenerse
vigilantes y disponer las medidas preventivas y efectivas necesarias y
apropiadas a la ruptura del orden constitucional y democrático ocurrido en
Bolivia bajo la presidencia de Evo Morales.
8 de diciembre de 2018
Óscar Arias, Costa Rica
José María Aznar, España
Enrique Bolaños G., Nicaragua
Rafael Ángel Calderón, Costa Rica
Alfredo Cristiani, El Salvador
Fernando de la Rúa, Argentina
Vicente Fox, México
César Gaviria T., Colombia
Felipe González, España
Osvaldo Hurtado L., Ecuador
Luis Alberto Lacalle, Uruguay
Jamil Mahuad, Ecuador
Mireya Moscoso, Panamá
Gustavo Noboa Bejarano, Ecuador
Andrés Pastrana A., Colombia
Jorge Tuto Quiroga, Bolivia
Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica
Julio María Sanguinetti, Uruguay
Álvaro Uribe Vélez, Colombia
Juan Carlos Wasmosy, Paraguay
Es auténtica:
Asdrúbal Aguiar
Secretario General de IDEA / http://www.idea-democratica.org

Una elección no elección

Posted on Actualizado enn

El TSE se encamina a presidir una elección en la que no habrá elección. Esta extraña figura costará a los bolsillos de los contribuyentes la bicoca de casi 27 millones de bolivianos, suma es equivalente al costo de cinco hospitales equipados, capaces de attender las necesidades de salud de otras tantas áreas rurales y urbanas. Contra el gasto ha tomado cuerpo un movimiento de resistencia que demanda la cancelación de esa elección, pues luce como una manera escondida de dar legitimidad a la candidatura del presidente Evo Morales y de su vicepresidente Álvaro García, vetada por el referendum del 21 de febrero de 2016.

A la voluntad de ese referendum, que cerró la posibilidad legal de que Morales se candidatee por cuarta vez, el partido del gobierno interpuso un fallo del Tribunal Constitucional, que declaró válida la re-re-re candidatura en base al argumento de que prohibir las candidaturas repetidas sería atentar contra un original derecho humano de esas autoridades a reelegirse indefinidamente. El argumento es visto por como una mofa cruel que curiosamente coincide con el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos este 10 de diciembre.

Al cerrarse las inscripciones el miércoles, las organizaciones registradas (nueve) tenían solo un binomio con lo cual las primarias quedaron en entredicho. ¨Por definición, con una sola formula no hay elección pues al elector no se le presentan opciones¨, dijo José Antonio Quiroga, politólogo y dirigente en el frente Comunidad Ciudadana que postula al ex presidente Carlos Mesa.  ¨Para  poder elegir debe dársele al elector siquiera dos opciones¨.

Dar curso a esa noción equivale a aceptar el sistema que aún rige en Cuba y en los que presidía la ex Unión Soviética. ¿Hay elecciones genuinamente pluralistas en Cuba, con más de una opción, o las hubo en la difunta URSS?

Freddy Terrazas, Jefe Nacional de Acción Democrática Nacionalista (ADN) es más radical: ¨Esta elección (prevista para el 27 de enero) debe abortar, pues no tiene ninguna razón de ser¨.

No hay opiniones discrepantes en las filas opositoras que,pese a prepararse a desgano para concurrir a ratificar al único binomio que tienen inscrito, ven la elección con sospecha. ¨El referendum del 21 de febrero fue un mandato supremo que no debe ser siquiera discutido¨, agregó Terrazas.Ese referendum rechazó la posibilidad de modificar el artículo 168 de la constitución actual que prohibe las re-re-re consecutivas que pretende el partido de gobierno.

Los estudiosos recalcan que ofrecer siquiera dos opciones expresa un principio de la libertad humana que, para manifestarse, requiere de cuando menos dos posibilidades. Una elección sin opciones anunciaría una abstención masiva de la ciudadanía.

El Tribunal Supremo Electoral, sin embargo, decidió el viernes ignorar presiones y reiteró que las primarias tendrán lugar y asumió la responsabilidad por la participación del binomio gubernamental Morales-García en las primarias de enero. Los que concurran a esas primarias irán a sancionar la designación de candidatos previamente escogidos en una versión actualizada del  ¨se le mete nomás¨, el mantra del  presidente.

Con los regímenes que militan en el Socialismo del Siglo XXI (Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia) en declinación,  perder una elección representa un peligro existencial para todo el bloque. La pérdida de elecciones en Argentina, Paraguay, Chile,Ecuador y Brasil, lo ha restringido a la mínima expresión. Eso, para muchos analistas, explica la resistencia que ofrecen los regímenes sobrevivientes para ceder cualquier nuevo espacio a sus adversarios.

La perspectiva inmediata es de tensión progresiva del ambiente político.

Una elegía para Teodoro Petkoff

Posted on Actualizado enn

Enrique Krauze, el escritor y politólogo mexicano, escribió el siguiente artículo sobre Teodoro Petkoff, el periodista y lumbrera de ideas de la izquierda democrática muerto el 31 de octubre a los 86 años.
-o-

Aunque la esperaba desde hace meses, me dolió mucho la muerte de Teodoro Petkoff. Fue un gran dirigente de la izquierda democrática venezolana. Sufría una depresión profunda. No salía de su cuarto. Me dicen que apenas hablaba. Su semanario Tal Cual –valiente, provocador, lúcido– había dejado de circular en la versión impresa (no en la digital), pero desde hacía muchos años era el blanco de la represión bajo la forma de acosos violentos y demandas judiciales. En 2015, Teodoro tuvo la osadía de señalar los nexos de Diosdado Cabello con el narcotráfico. El todopoderoso militar, número dos en la jerarquía de aquel régimen, lo demandó penalmente bajo el cargo de “difamación”. Siguieron otros juicios con “agravantes”. Previsiblemente, el Poder Judicial –servil, como todos los otros poderes, excepto la casi exangüe Asamblea Nacional– lo condenó a una cruel prisión domiciliaria que él encaró, como todo en la vida, con estoicismo: “Continúo con mi editorial. Los juicios no me afectan en absoluto”, declaró por entonces. Sentía “el deber de resistir”.

En mi libro El poder y el delirio recogí su testimonio sobre Hugo Chávez. Había llegado a la conclusión de que Chávez bordeaba el fascismo, pero le dolía esa convicción. Le había dado el beneficio de la duda. No comulgaba con el comandante, pero comprendía las raíces de su ascenso. Pensaba que en los regímenes neoliberales de fines de los ochenta habían aplicado “una operación sin anestesia” a la sociedad venezolana, y le parecía natural que esta hubiese reaccionado. Todavía en 2002, durante el frustrado golpe de Estado que por unas horas mantuvo al país en vilo, Teodoro había visto marchar a una viejita con una pancarta que decía “Devuélvanme a mi loco”. Repetía esa anécdota para recordar la llama de esperanza que Chávez había prendido en vastos sectores del pueblo. Pero cuando lo conocí en 2008 su veredicto sobre el chavismo era irreversiblemente negativo.
En su testimonio sobre Chávez advertí una gravedad inusitada, un peso de la historia. Y es que Petkoff no provenía solo de la Revolución cubana sino de la original, la Revolución rusa. Los Petkoff (Luben, Teodoro y un tercer hermano que murió joven) eran hijos de una familia de comunistas europeos, el padre búlgaro, la madre judía polaca, que habían llegado a Venezuela en los años veinte y plantaron en sus hijos el espíritu revolucionario. Ese era su linaje. Por eso a Teodoro le indignaba tan profundamente que un líder que se ostentaba de izquierda hubiese terminado por adoptar la política intolerante y autoritaria, la prédica polarizadora, la mentira sistemática y el odio ideológico de los enemigos históricos del socialismo: los nazi-fascistas.
A fines de 2009 lo invité a presentar aquel libro en la Feria de Guadalajara. Pasamos todo el día juntos. Por la mañana, mientras recorríamos los murales de Orozco en el Hospicio Cabañas, me contó tramos de su vida. Había sido junto con Luben uno de los primeros guerrilleros entrenados en Cuba que desembarcaron en las playas venezolanas para replicar la revolución en América Latina, pero no tardó en tomar conciencia de que la vía armada al socialismo desembocaba, por necesidad, por fatalidad, en la dictadura. El apoyo inmediato de Castro a la invasión de los tanques rusos a Checoslovaquia en agosto de 1968 lo apartó para siempre de Fidel, quien no tardó en condenar públicamente a Teodoro argumentando, si mal no recuerdo, su tibieza, su falta de fe, su traición.

A principio de los setenta Petkoff comenzó a valorar al expresidente Rómulo Betancourt, cuyo tránsito del socialismo revolucionario a una versión democrática y liberal de los mismos ideales coincidía con el suyo. También Betancourt se había formado en el marxismo, pero su oposición al dictador Juan Vicente Gómez lo había llevado a Chile y Costa Rica, dos países donde aprendió que la democracia y la libertad son valores convergentes e irrenunciables para la vida civilizada. Petkoff creyó siempre que ambos deberían ser consustanciales a la búsqueda de un orden social distinto, incluso socialista. Sobre este tema escribió varios libros. Y bajo esta convicción, fundó MAS, Movimiento al Socialismo, que, si bien no triunfó en las sucesivas contiendas por la presidencia, demostró la viabilidad de la opción democrática para la izquierda. Una opción que Chávez usó para acabar con la economía de su país y con la democracia.

En el hotel de Guadalajara encontramos a Gabriel García Márquez, que nos invitó a cenar. Se querían mucho. Petkoff no podía olvidar que a principio de los años setenta “Gabo” le había donado el dinero del Premio Rómulo Gallegos para ayudar a MAS. García Márquez ordenó champaña para brindar con su viejo amigo. De pronto, Teodoro le pidió un vehemente favor: “Gabo, consígueme una cita con Fidel. Quiero ver a Fidel. Por favor, Gabo”. Quería verlo –me dijo después– para reclamarle la indiferencia con su hermano Luben que, víctima de una enfermedad terminal años atrás, había viajado a Cuba para despedirse del líder histórico a quien había servido por décadas. Fidel nunca lo visitó. García Márquez no prometió nada. Hizo elogios de Fidel. Aseguró que los rumores sobre su mermada salud eran falsos. El rostro de Teodoro, siempre melancólico a pesar de su fácil sonrisa, se ensombreció. Nunca podría volver a ver de frente al hombre que en tantos sentidos había marcado su vida.

Llegará el día en que la izquierda latinoamericana renuncie al culto fascista de la personalidad y adopte los valores de la democracia en libertad. Entonces apreciará la dimensión histórica y moral de Teodoro Petkoff.

Angustias del segundo aguinaldo

Posted on

El anuncio del gobierno de que este año las empresas deberán pagar un décimo cuarto salario,  tiene aún confundidos a empresarios y beneficiarios pues para muchos no está claro cómo se hará efectivo. La iniciativa para que una porción sea pagada en especie, con la que trabajen los empresarios, ha aumentado la confusión.  A 40 días de fin de año, nadie parece seguro de si el beneficio vendría en dinero contante y sonante o en zapatos, confecciones, boletos para el cine, vales de transporte, de comidas, alojamiento, ebanistería y lo que el empleador esté en condiciones de entregar.  El gestor del segundo aguinaldo tampoco lo sabe. Pero algunas realidades han sido expuestas y podrán servir de antecedente para futuras tentativas de crear beneficios salariales extraordinarios.

Por ejemplo, dice Fundación Milenio que los beneficiarios serían poco menos del 15% de la población económicamente activa, de acuerdo a los datos de 2017.  Eso equivale a 798.000 empleados, con mitades casi iguales para los sectores público y privado. Unos cinco millones, que no figuran en planillas ni oficiales ni privadas, estarían al margen. Serían los que nada recibirían.

Si la intención era generar simpatías para el gobierno ante las elecciones generales del próximo año, habrá por lo menos cinco millones de electores para los que el anuncio no representa nada y a los que el esfuerzo de las finanzas nacionales (El Deber, 11-X) que se traducirá en unos 6.000 millones de bolivianos, nada les dirá. El eventual beneficio podría venir solo de manera indirecta, del impacto de la nueva masa circulante sobre la economía en general.

De momento, las organizaciones sindicales, los empresarios y el gobierno están enfrascados en determinar cómo se pagaría el nuevo salario. La COB ha anticipado que lo quiere en efectivo sobre la totalidad del salario mensual y de un solo envión. El gobierno, que parece empezar a percibir que pronto puede tener más complicaciones que beneficios politicos, es partidario de parcelar el beneficio que decretó: solo la mitad en efectivo y en parcelas. El resto sería cubierto en plazos (¨cómodos plazos¨, dijo un ministro) y/o en especie. A ese ritmo, existe el riesgo de que el sueldo 14 de 2018 aún se esté pagando al momento de tener que desembolsar recursos para la misma obligación en 2019. Sería como decir: Paguen como puedan, con lo que puedan y hasta que puedan.

A la postura de la COB, que expresa intereses laborales del sector minero en particular, los empresarios han replicado que resultaría absurdo que para beneficiar a un puñado con salarios de 20.000 o más bolivianos al mes, se comprometan esfuerzos que para el conjunto de la economía resultarían insostenibles.

Se fue un fundador del MAS

Posted on Actualizado enn

En agosto de 1968, miles de tanques rusos invadieron Checoslovaquia para sofocar a la que se había llamado ¨Primavera de Praga¨, empeñada en conferir un rostro humano al comunismo que dominaba Europa del Este con mano de hierro. La invasión remachó el desencanto que empezaba a prevalecer en el mundo con el comunismo de marca soviética y sus satélites en el mundo.

En Venezuela, donde juventudes izquierdistas habían admirado con fervor a la Revolución Cubana, la crema y nata del Partido Comunista Venezolano rompió indignada con el comunismo oficial y en una plaza pública de Caracas, cientos de jóvenes militantes repudiaron la invasión y quemaron sus carnets de militantes. Tiempo después, el desencanto ante la imposibilidad de forjar una sociedad mínimamente democrática con las líneas marxista-leninistas, los llevó a crear su propio instrumento politico: el Movimiento al Socialismo (MAS).  Una luminaria entre esos líderes, conocido por su coherencia radical a favor de los derechos sociales y recriminador lapidario del que denominaba ¨socialismo embustero¨, Teodoro Petkoff, murió en Caracas el miércoles 31 de octubre.  Tenía 86 años.

Apartado de los quehaceres prácticos de la dirección de Tal Cual, el diario que fundó, llevaba  enfermo varios meses y el golpe fatal se lo dio un infarto.

El MAS venezolano nunca reclamó la propiedad sobre el nombre pero los masistas bolivianos tampoco reclamaron paternidad sobre el nombre.

Para amargura de los nostálgicos del comunismo de Leonid Brezhnev y los que aún ahora, bajo denominaciones diferentes, añoran ese sistema despótico, Petkoff proclamaba que la democracia era un puerto fundamental de llegada de las naciones civilizadas. ¨La llamo simplemente Democracia con mayúscula, sin ningún adjetivo como ¨popular¨ o ¨formal¨, me dijo hace algunos años cuando hablábamos sobre la democracia en el continente.  Estaba entre los enemigos del Socialismo Unido de Venezuela.

Petkoff fue siempre un comunicador excepcional. Descolló con sus columnas en varios periódicos y dirigió con eficiencia el diario El Mundo, con el cual su firma se asentó en toda Venezuela. Tras dejar El Mundo fundó el semanario ¨Tal Cual¨. Las dificultades por obtener papel, lo llevaron a apartarse del sistema impreso y buscar una publicación enteramente digital. Fundó ¨Tal Cual Digital¨, que hasta ahora se mantiene.

Su ruptura con la Unión Soviética derivó en un distanciamiento con Cuba y con los hermanos Castro, con los cuales había tenido una relación ideológica de carne y uña.  Disuelta la Unión Soviética, Cuba encontró en la Venezuela de Hugo Chávez y, luego, Nicolás Maduro, el sustento que había procurado desde siempre: el petróleo venezolano para su propio sustento y para apoyar su relación con el mundo.

Petkoff no llegó a ver la desintegración política de Cuba pero sí de la economía de su propio país, cuyo hundimiento también amenaza a la isla. Dejar de contar con el  petróleo venezolano, para el consumo doméstico y para refinarlo y exportar, es una posibilidad sobre la que los economistas del régimen cubano no se atreven a especular.