El periodismo y la tendencia totalitaria

Posted on Actualizado enn

En estas últimas semanas, el periodismo en todas sus manifestaciones, ha puesto en evidencia  su condición esencial para la vida democrática.  Nunca como ahora ha sido tan indispensable estar informado sobre lo que ocurre en el país en todos sus rincones. Rara vez ocurre un momento histórico  que tenga a todo el país ávido por informarse y pocas veces se ha dado la oportunidad de informar al instante cada novedad que surge en el turbión en el que el país  se sumerge.

Muchos se preguntan qué sería de la sociedad boliviana sin medios informativos que cuenten lo que ocurre estos días cuando, con raras excepciones, el país está alzado con un propósito principal: poner fin, bajo las reglas democráticas, al régimen del presidente Evo Morales y reencaminar al país, asegurando su cualidad democrática, lejos de tentaciones totalitarias. Esta es una epopeya informativa próxima a cumplir tres semanas.

Haber visto a esta generación de periodistas desplazarse bajo la lluvia de gases lacrimógenos, algunos sin protección alguna pero con el empeño primario de cumplir su mandato informativo, será motivo de análisis y de estudios académicos.   Con seguridad, hay un mundo de anécdotas recurrentes nacidas de este empeño, que, por ahora, está confinado a las redacciones. Nada, sin embargo,  podrá empañar la calidad informativa del periodismo boliviano exhibida estos días. Un tributo especial se debe dar al área audiovisual, por el carácter inmediato y por abarcar todos los sentidos, pero sin desmerecer crónicas y narraciones que, al fragor del conflicto que ruge sobre el país, ayudaron a entender la gravedad profunda de los episodios de estos días.

Las crónicas que se escribirán nos contarán de los esfuerzos para informar, bajo las mirada del todopoderoso Estado. El trabajo periodístico estuvo, con raras excepciones, en guardia y marcó el paso informativo, especialmente este año, del régimen del Movimiento al Socialismo. La mayoría de los medios respondió a sus instintos informativos. Algunos no lo hicieron pero el publico lector, que  conforma un gran Jurado, sabrá premiarlos con su lealtad como público lector.

Al escribir estas líneas, la policía de Cochabamba está alzada en una cadena seguida por otras unidades. La suposición lógica es que el alzamiento no será un disparo al aire, sin consecuencias. Un régimen de casi 14 años puede estar en agonía.

El ejército estuvo confinado a sus cuarteles y la policía decidió no salir a la calle a reprimir. En esas condiciones, sospechar un estado de sitio carecía de todo sentido. Evo Morales parecía solo dispuesto a encontrarse de frente con su destino.

Mucha grente, también rendida por el cansancio, fue a dormir con la idea calada en la mayoría de los que habían observado el desarrollo de la jornada por radio, television y los sitios informativos de los principalres diarios  en todo el país se haber presenciado imagenes  shakespearianas de un epílogo que nunca llegaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .