Entrevista a Rubén Costas: Versión ampliada

Posted on Actualizado enn

Para los lectores de este blog, la siguiente es la versión de una entrevista con el gobernador Costas el viernes. Una versión resumida fue publicada por Página Siete, de La Paz, en el aniversario cruceño, este martes 24.

-0- 

El gobernador Rubén Costas informó que hasta fines de año estará levantada la estructura de un Movimiento Demócrata Social que, revestido de conceptos de una democracia amplia, anclada en la honestidad y eficiencia de gestión,  ingresará formalmente al escenario político como alternativa nacional al MAS y al presidente Evo Morales. Costas cree que el gobierno y sus líderes actuales pronto serán historia.

De 58 años y uno de los gobernadores de  oposición más acosados por el gobierno de Morales, Costas es parte del pequeño núcleo de cruceños que doblegó el brazo gubernamental para implantar el sistema autonómico.

 “Para seguir luchando es necesario un instrumento político” que, entre otras metas, replique en todo el país los éxitos productivos de Santa Cruz (más del 8% de crecimiento del PIB departamental en los últimos años), ahora residencia del mayor número de bolivianos fuera de su propio departamento.  No es extraño, dijo, que el 70% de los alimentos que consume Bolivia provenga de Santa Cruz.

Ese instrumento está abierto a toda la nación, pero con excepciones pues “hay sumas que restan”. De él no podrán ser parte activa “los viejos partidos…que después de robarnos  el pasado, ambicionan nuestro presente y nuestro futuro…no volverán”.

Para caracterizar al movimiento, dijo que era fruto de la indignación con el atraso y la pobreza que prevalecen en el país como conjunto. En su criterio, existe en Bolivia un estado de ánimo favorable a un mejoramiento cualitativo económico, social y político a corto plazo. Ese estado de ánimo, que denominó de “los indignados”, se traducirá en transformaciones, al igual que en Túnez donde hace dos años prendió una chispa democratizadora que acabó con una dictadura. Síntoma de ese ambiente, dijo, fue el levantamiento en Oruro, que obligó a borrar el nombre del presidente Morales en el aeropuerto de la ciudad para reponer el del héroe de la aviación que históricamente lo identificaba. Síntomas similares, dijo, se manifiestan también en El Alto, considerado como trinchera del MAS.

Subrayó que “el primer movimiento de indignados” modernos en Bolivia surgió en Santa Cruz,  con la lucha contra el centralismo que ejercita el gobierno desde La Paz (a su vez “prisionera del centralismo”). Ese sentimiento cívico derivó en la elección de alcaldes, gobernadores y, por último, en la autonomía.

A la “pregunta del millón” sobre si será candidato presidencial respondió con una lista de opciones para las que NO será candidato. La primera fue la alcaldía de Santa Cruz.  

Electo gobernador con una holgada mayoría, identificado profundamente con su tierra, sus costumbres y su historia, además de invertir la mayor parte de su tiempo en las provincias, Costas ha viajado por todo el país, “mi patria querida Bolivia”,  para sembrar la semilla de la que asegura que es una idea unitaria y democrática. Resultado de sus desplazamientos es una articulación con movimientos cívicos (Únete, de Quillacollo, es de los más recientes) y políticos recién germinados a lo largo y ancho del país. Mencionó un raudal de nombres que comparten ideas similares: Carmelo Lenz, Ernesto Suárez, Jaime Barrón, Sabina Cuéllar, Moisés Shiriqui, Bernard Gutiérrez, Ángel Mamani (autor de un graffitti en Oruro que decía: Evo Cumple, Chávez manda, que hizo que  lo llevaran preso). No fue posible anotar a todos,  pero recalcó que de sus encuentros con esos y otros líderes ha emergido su convicción de que el gobierno y el partido del presidente Morales languidecen. “Nunca hubo tanta corrupción” ni tantos ingresos para el estado, ni el narcotráfico creció tanto.

Por sus palabras, estos tiempos son muy diferentes a los de hace cinco años cuando por esta misma fecha un cerco campesino amenazaba Santa Cruz. Como líder opositor y coordinador del ya desaparecido Conalde (Coordinadora Nacional Democrática)  “tuve que engullir sapos y culebras” e intentar disminuir las tensiones que se extendían por todo el país.

Por entonces, también empezaban a pulular los juicios que se le instauraron y la insistencia del ahora ex fiscal del caso terrorismo Marcelo Soza por llevarlo a La Paz en un mano-a-mano que el gobernador venció. Se lo acusaba de ser uno de los cerebros del supuesto plan que para matar al presidente (curiosamente, el propio Costas estaba incluido en la lista de magnicidios) y lanzar una guerra de secesión.  El gobernador denunció constantemente la versión del gobierno y dijo que se trataba de un “plan siniestro” para perseguir y neutralizar a la dirigencia cívica cruceña.  Entre otros juicios, enfrentó la acusación de malversar de 10 millones de bolivianos gastados en el referéndum que consolidó la autonomía. La propia población pagó una porción importante para atajar la acusación.

“Pasó el turbión”, subrayó. “Pero no por eso voy a cambiar de caballo (de posición)… Ya se ve la otra orilla”.

(En esos momentos empezaba la ceremonia inaugural de la Feria Exposición, en la que se lucía el presidente Morales con empresarios y autoridades locales y el gobernador de Santa Cruz era la estrella ausente. Escudriñada, la frase explicaba su ausencia, pero un asesor próximo al mandatario departamental me dijo que por tradición el gobernador va a la feria en el día de Santa Cruz, este martes, y que ir antes sería inapropiado.)

NI IZQUIERDA NI DERECHA: GESTION

Costas evitó ubicarse en la izquierda o en la derecha, categorías minimizadas desde el colapso soviético, y más bien se identificó con una “posición de eficiencia en la gestión”. Sus logros más visibles han sido, dijo, la infraestructura del departamento: Electricidad (cerca del 100% en todo el departamento o 5.000 kilómetros de tendido de la red eléctrica, frente a un 47% cuando asumió las riendas departamentales;  6.300 kilómetros de carreteras frente a 3.000 (“una chatarra”) al comenzar su gestión; contención de los ríos, inclusive canalizaciones del rio Piraí, y unos 1.200 pozos de agua (“un derecho en Santa Cruz”, cerca de cubrir a la totalidad de la población). “Los que decían que la autonomía era para ‘oligarcas’, para los ricos y privilegiados quedaron con la voz silenciada. Todo esto se ha construido en el área rural”.

Destacó que estos logros fueron posibles gracias a la autonomía que, si no sirve para mejor la calidad de vida de la gente,  “¿para qué sirve?” Si no hay buena gestión, subrayó, ¿“para qué sirven estos pluris y multis que nos han metido?”.

En el marco de la buena gestión se ubican sus encuentros frecuentes con otras autoridades, entre las que se destaca el alcalde de La Paz, Luis Revilla. Los contactos de ambos en La Paz o en Santa Cruz han generado la idea de un matrimonio político en ciernes. Pero Costas lo descartó y dijo que esos encuentros se guían sólo una combinación de gestión y de amistad. El jefe del Movimiento Sin Miedo, Juan del Granado, ha optado por marchar solo, actitud que Costas criticó pero que dijo respetar. Del Granado tenía previsto venir a Santa Cruz y celebrar una reunión con el líder cruceño, pero “hubo un impasse” que no describió y que frustró el encuentro. Después, del Granado declaró que no se contaminaría con gente de derecha. Con el gobernador recordándole que había cogobernado con Evo Morales, pronto la posibilidad de ese encuentro se hizo añicos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s