Tarija

Reflexiones rápidas tras una elección

Posted on Actualizado enn

El triunfo de Adrián Oliva sobre Pablo Canedo dibuja una realidad: los tres departamentos económicamente más fuertes están bajo control opositor. Independientemente del resultado final que  emerja de Beni, Tarija, La Paz y Santa Cruz posesionarán este mes a gobernadores de oposición. Tarija lleva una ventaja adicional: es la región que concentra casi toda la producción de gas natural, el producto rey de las exportaciones nacionales.

En el análisis de los resultados es imposible ignorar el empeño del presidente Morales para conseguir la victoria para su candidato en Tarija. La derrota ha sido de una magnitud tal (38% vs 62%, dijeron las encuestadoras) que ningún dulce compensará la amargura de haber perdido el Kuwait boliviano.  Hasta cerca de la medianoche,  Alex Ferrier colgaba de un peñasco en tanto que Carlos Dellien aseguraba que había ganado. El margen, sin embargo, era demasiado estrecho, menos del uno por ciento, un típico “too close to call”, en la terminología electoral anglófona.

El cuadro que ahora proyectaba el “factor Tarija” estaba lejos de ser halagador para el oficialismo. Dos hechos mostrarun mmaduez democrática: Canedo concedi’la victoria a Oliva temprano. El vencedor dijo que deseaba trabajarcon el presidente, in bloquear sus inciativas para Tarija.:

El presidente jugó toda su fuerza en los dos departamentos donde hubo el desquite. Su participación personal, (la oposición ha dicho que fue más allá  de las normas),  lo lleva a tener que asumir también la derrota. Este 3 de mayo ha confirmado que ningún líder traslada sus simpatías, así intervenga directamente a favor de sus ahijados.

La factura que le acaba de pasar Tarija puede ser demasiado alta para el precio que el  presidente habría estado dispuesto a pagar. Representa, también, una lección para el partido de gobierno. Tiene a su cargo el poder porque su  líder es Evo Morales, de indudable popularidad. El oficialismo no ha conseguido trascender hasta adquirir personalidad propia como “masismo” y no como “el partido del presidente”.    Lo mismo vale para funcionarios y legisladores que ocupan funciones sin fuerza autónoma. Tienen esas funciones solo en cuanto son seguidores del presidente o gozan de su simpatía.

El tema es vertebral y estará en el ojo de todos los análisis derivados de la elección que acaba de cumplirse.

Sabor de la derrota

Posted on Actualizado enn

Las resultados no oficiales de las elecciones departamentales y municipales apuntaban la noche de este domingo el camino hacia una Bolivia de rostro políticamente diferente, con la mayoría de los candidatos oficialistas derrotados por una marea de votos de una oposición variada que resistió a las amenazas del gobierno de sabotear a las autoridades no alineadas con el oficialismo. De La Paz a Cobija y de Tarija a Santa Cruz una derrota oficialista de magnitud lucia inevitable.
La victoria opositora cobró dimensiones de desastre para las filas gubernamentales dentro de su mayor reducto: El Alto, a menos de una decena de kilómetros en línea recta desde el Palacio de Gobierno, en La Paz, el corazón político del país. La ciudad, a 4.000 metros sobre el nivel del mar, ha sido centro decisivo de gran parte de la luchas políticas bolivianas en las últimas tres décadas. La oposición ganó también la gobernación del departamento y el municipio de La Paz.
En un esfuerzo por prevenir un Waterloo político (la derrota  decisiva de Napoleón ante las fuerzas inglesas en 1815), el presidente Morales había demandado un par de días antes a sus partidarios de El Alto que le dieran la victoria y les advirtió que una derrota en la mayor urbe altiplánica del continente sería un mensaje negativo con amplias repercusiones. No lo escucharon o quienes lo hicieron no pudieron contener la avalancha que se venía el domingo. En la noche, los conteos no oficiales asignaban a la opositora Soledad Chapetón, el 55% de los votos, una distancia más que holgada respecto al 31% atribuido al candidato del MAS. El sabor para el  gobierno era aún más amargo con el hecho de que la joven venecedora fue promovida por la Unidad Nacional, de su  archienemigo Samuel Doria Medina.
El presidente no habló en la noche del domingo. La tarea la asumió el vicepresidente Álvaro García. Con expresión sombría, el segundo mandatario dijo que el Movimiento al Socialismo había ganado un número significativo de concejalías y que algunos de sus candidatos no habían sido apropiadamente escogidos. La explicación planteaba una cuestión grave para la militancia y los dirigentes del MAS.
En la cuenta negativa del partido de gobierno estaban también las gobernaciones de Tarija y Santa Cruz, respectivamente con el ex legislador Adrián Oliva y el veterano Rubén Costas, quien en el conteo rápido ofrecido por las redes de TV logró un contundente 56%. Al triunfo de Costas se sumaba el de Percy Fernández, que parecía también tener la reelección asegurada.
En Beni, ganaba el municipio de Trinidad un militante opositor (el MNR, con un estrecho 2%) en tanto que para resolver la disputa por la gobernación surgía una posible segunda vuelta en mayo. Los dos resultados fueron logrados en medio de la confusión que trajo al departamento el marginamiento repentino del ex gobernador y nuevamente candidato al cargo Ernesto Suarez, junto a 227 candidatos de su partido, Unidad Demócrata, purgado de la carrera electoral.
Otro desempate lucia probable para la gobernación de Chuquisaca. Solo en Potosí el partido de gobierno ganado la carrera por el municipio de la ciudad y la gobernación del departamento. En Oruro, el oficialismo ganó la gobernación pero perdió la ciudad. En Pando, visto como una plaza oficialista segura, se repitió la misma ecuación. El mismo fenómeno ocurría en Cochabamba. Al ex portavoz del gobierno Iván Canelas se le atribuía una victoria una victoria cómoda para la gobernación del departamento pero la ciudad parecía rumbo a un alcalde opositor.
A partir del lunes se abre una etapa de examen y debate sobre la elección. Los resultados oficiales provendrán de la Corte Nacional Electoral en la primera quincena de abril.

Juicio del Siglo: Tarija no existe

Posted on Actualizado enn

Está a punto de desaparecer todo el trámite que siguieron los fiscales del gobierno encabezados por Marcelo Soza para levantar el edificio del “juicio del siglo”, con acusaciones de magnicidio, terrorismo, alzamiento armado y separatismo. Los pilares que durante gran parte del año pasado levantaron en Tarija no existen, o dejan de existir para el caso a partir del momento en que el informe médico elaborado por una forense oficial determina la imposibilidad del general Gary Prado Salmón  de viajar a alturas superiores a los dos mil metros sobre el nivel del mar. Si lo hiciera, su vida puede correr peligro, inclusive muerte súbita, dictaminó el laudo leído por la forense Sheila Cádiz Gutiérrez, quien vino esta semana desde Sucre para hacerse cargo de la valoración de la salud del general, cuya compañía rindió a la guerrilla de Ernesto “Ché” Guevara en octubre de 1967. Es deicr, todo cuanto se hizo en esa ciudad, donde no se presentó Prado Salmón, dejaría de tener valor legal.

El informe de la forense, leído al reabrirse la audiencia del caso esta mañana, fue un triunfo para la defensa del general y de los demás acusados: después de dictaminar la cuestión de la altura, viene la del juez natural, que en este caso sería de Santa Cruz, el lugar del episodio del 16 de abril de 2009 protagonizado por una compañía especializada de la Policía Nacional que derivó en tres muertos, dos sobrevivientes, más de 30 personas incriminadas y otros tantos perseguidos y exiliados.

El caso tuvo un peregrinaje que partió de La Paz, siguió a Cochabamba y después a Yacuiba. Se había dispuesto la reiniciación de las audiencias en Trinidad, a donde Prado Salmón se aprestaba a viajar. Pero la acusación insistió en que le era más seguro seguir el proceso lejos de ciudades del oriente y propuso Tarija, de donde las sesiones fueron reanudadas el 26 de noviembre de 2011.

Tras la lectura, en la mañana de este viernes, de la resolución sobre la salud del general Prado, viene otro caso a la vuelta de la esquina previsto para horas de la tarde: el de Ronald Castedo, quien sufrió un infarto en las sesiones de Tarija, a donde había sido obligado a ir por el juez en desobediencia de la recomendación médica que dictaba que no lo hiciese. El infarto, ocurrido a principios de enero pasado, obligó a levantar la serie de audiencias en Tarija y traerla a Santa Cruz, a donde había venido Castedo para recibir atención urgente bajo terapia intensiva. El Tribunal Constitucional dictaminó que el proceso en su contra se seguido en Santa Cruz.

Mientras el caso es como un edificio más inclinado que la torre de Pisa, aún no se avanzó en la presentación de las pruebas con las que se acusa al grupo magnicida-separatista-terrorista. Se esperan novedades en las próximas horas.

Criterios cruzados

Posted on Actualizado enn

A Tarija se le ha impuesto un fallo que le ordena entregar a Chuquisaca la cuarta parte de las regalías que recibe del estado por la producción de gas del campo Margarita. El campo produce desde la década pasada y la distribución probablemente sea retroactiva. La participación de regalías entre los dos departamentos, por cuenta de una “conectividad hidráulica”, es una innovación de las que suelen ocurrir en Bolivia desde hace tiempo. En poco más, inventaremos la pólvora.
No he sabido de ninguna disputa similar causada por los cientos de bloques de perforación ubicados entre Estados Unidos y México, en el golfo, ni de disputas entre estados brasileños de su costa atlántica, ni entre los de Venezuela o entre regiones rusas. El concepto “boca de pozo”, que rige el origen de la producción, fue establecido hace mucho tiempo. Es un criterio técnico que proviene del lugar determinado como apropiado para la perforación de un yacimiento. Ese lugar debe reunir condiciones que resguarden la producción y la integridad del reservorio. El criterio es eminentemente técnico.
El caso de Margarita-Huacaya ha sido contaminado por razonamientos políticos que nada tienen que ver con las decisiones técnicas. Un amigo petrolero me decía: “Es como si a un cirujano se le quisiera objetar, por razones de estética, la parte del organismo por la que se ha decidido realizar la incisión para una cirugía. La incisión debe ser hecha por donde el experto dice, en una conclusión que otros cirujanos no se atreverían a objetar, mucho menos basándose en las opiniones del cosmetólogo”.
A fines de la década de los 1980, Saddam Hussein se quejaba no de que Kwuait extraía petróleo de campos compartidos sobre la frontera sino de que producía demasiado y deterioraba los precios. Fue el pretexto para invadir a ese emirato y tragárselo temporalmente a un costo que Irak aún no acaba de pagar.
Esto lleva a reflexionar: Habría que determinar (y explicarlo claramente a Tarija y Chuquisaca) por qué se decidió perforar por donde se lo hizo. Y en seguida precisar si el criterio fue eminentemente técnico. Si lo fue, no hay nada para reclamar del cirujano. Hizo lo que tenía que hacer y ni siquiera tendría que ofrecer explicaciones fuera del ámbito técnico. La incisión ocurrió por el lugar adecuado, aun si el área interior involucrada del organismo va más allá del punto marcado para ella.
Si han intervenido factores políticos en esta nueva decisión, evidentemente no hubo una medición previa (perdón por la impertinencia). Habría que saber también si la medición cuantificó los daños sobre la armonía entre departamentos. El peor efecto lateral habría sido meter la cuchara en un tema que debía haberse dejado llevar por criterios técnicos solamente.
Todo esto es parte del alud de confusiones en las que el país suele verse envuelto. Tal vez por descuido, el país recibe suele recibir informaciones sobre volúmenes calculados en metros y pies cúbicos, barriles y hasta galones sin que esos volúmenes sean traducidos a figuras comprensibles al público. Cuando se habla de la producción petrolera nacional, ¿es posible también decir que tal volumen equivale a tanto del consumo nacional diario, mensual o anual?
Las confusiones son a menudo inducidas. Como decir que la proyectada consulta sobre el TIPNIS es anterior a lo ya hecho pues supuestamente nada se ha hecho. Que lo posterior pueda transformarse en anterior sólo ocurriría con partículas subatómicas más veloces que la luz. Fue una teoría de vida fugaz pronto desmentida.