Periodistas

Defensa del lector: Comunicación a tropezones

Posted on Actualizado enn

Hay palabras que se han vuelto de uso común pero que están lejos de su significado original. Es una manera torcida de utilizar el lenguaje sin que sean muchos los que se ruboricen. Es cierto que el origen de los defectos puede estar en la escuela, pero los medios pueden ayudar a corregirlos. No lo hacen con la frecuencia que deberían y al repetirlos acentúan el error y estimulan el mal uso del lenguaje. Pena por la audiencia, y por los niños que resultarán contaminados por estos virus contra los cuales la única vacuna es extirparlos de raíz.
El verbo advertir se ha vuelto sinónimo forzado de amenazar. Como cuando leo el siguiente titular: “Trabajadores de la CNSS advierten con paro de 72 horas”. Es claro que la forma verbal correcta habría sido “amenazan”. Un sinnúmero de ejemplos aparecerá al recorrer las páginas de nuestros medios impresos. Advertir tampoco es equivalente a “vaticinar”, como insinúa un titular: “Presidente del Comité pro Santa Cruz advierte lucha contra el centralismo”. Probablemente, el redactor quiso decir: Presidente del Comité pro Santa Cruz anticipa nuevas luchas contra el centralismo.
Más pernicioso es el uso incorrecto del verbo socializar, que se ha adueñado del concepto que expresan sus hermanos “debatir” “analizar”. “discutir”. Ahora todo se “socializa” como si se hablara de la apropiación de un bien o de un instrumento a favor del Estado. Qué tal suena decir: “Te vas a casar, pero antes socializa la propuesta con tus suegros”. O “vamos a tener un hijo, pero antes vamos a socializar la idea.” Igualmente nociva es la metamorfosis aplicada al sustantivo intención. Las formas rebuscadas de hablar y escribir han encontrado un substituto: intencionalidad. Filosóficamente se puede debatir mucho sobre los dos términos y sus equivalencias, pero en el lenguaje diario me quedo, con firmeza, con intención. La entrada completa se encuentra aquí.

Defensa del Lector – Comunicación a tropezones

Posted on Actualizado enn

Hay palabras que se han vuelto de uso común pero que están lejos de su significado original. Es una manera torcida de utilizar el lenguaje sin que sean muchos los que se ruboricen. Es cierto que el origen de los defectos puede estar en la escuela, pero los medios pueden ayudar a corregirlos. No lo hacen con la frecuencia que deberían y al repetirlos acentúan el error y estimulan el mal uso del lenguaje. Pena por la audiencia, y por los niños que resultarán contaminados por estos virus contra los cuales la única vacuna es extirparlos de raíz.

El verbo advertir se ha vuelto sinónimo forzado de amenazar. Como cuando leo el siguiente titular: “Trabajadores de la CNSS advierten con paro de 72 horas”. Es claro que la forma verbal correcta habría sido “amenazan”. Un sinnúmero de ejemplos aparecerá al recorrer las páginas de nuestros medios impresos. Advertir tampoco es equivalente a “vaticinar”, como insinúa un titular: “Presidente del Comité pro Santa Cruz advierte lucha contra el centralismo”. Probablemente, el redactor quiso decir: Presidente del Comité pro Santa Cruz anticipa nuevas luchas contra el centralismo.

Más pernicioso es el uso incorrecto del verbo socializar, que se ha adueñado del concepto que expresan sus hermanos “debatir” “analizar”. “discutir”. Ahora todo se “socializa” como si se hablara de la apropiación de un bien o de un instrumento a favor del Estado. Qué tal suena decir: “Te vas a casar, pero antes socializa la propuesta con tus futuros suegros”. O  “vamos a tener un hijo, pero antes vamos a socializar la idea.”  Igualmente nociva es la metamorfosis aplicada al sustantivo intención. Las formas rebuscadas de hablar y escribir han encontrado un substituto: intencionalidad. Filosóficamente se puede debatir mucho sobre los dos términos y sus equivalencias, pero en el lenguaje diario me quedo, con firmeza, con intención.

La congruencia entre el artículo y el verbo pone a una prueba elemental a quienes escriben. Un ejemplo al paso: La Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, admitió ayer que los problemas registrados en el proceso censal en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra fue una situación que salió del control del gobierno debido a la gran cantidad de personas a registrar por un número reducido de empadronadores.  Aparte de que el verbo debía estar en plural (fueron, no fue), la frase dilapida palabras (proceso, situación, control del gobierno, etc.) sin compasión por el lector, que tal vez habría estado más feliz si leía: La Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, dijo que los problemas durante el censo en Santa Cruz tuvieron origen en el escaso número de empadronadores.

El siguiente párrafo grita que le den una  “limpieza” y se ampute el “por” que deslumbra por entrometido: El gobierno de Evo Morales puso ayer punto final a la consulta sobre la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos que atravesará por el Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure (Tipnis) en medio de tensiones con un grupo de indígenas que se opone a la construcción y que intentó ingresar al recinto donde se desarrollaba el acto organizado en Trinidad. Comento: La oración que empieza “en medio de…” debía ir separada por un punto, para no atravesar la comprensión del lector.

Este otro párrafo apareció el 8 de diciembre en El Día y El Deber. La similitud en ambos es extraordinaria y, sin examinar formas ni contenido, concluyo que debe haber tenido el mismo origen: CARACAS – El presidente venezolano Hugo Chávez regresó a Caracas tras someterse a un tratamiento en Cuba, a días de unas regionales en las que busca carta blanca para profundizar su plan socialista con un triunfo total sobre la oposición que pelea por conservar sus bastiones. (Las fuentes para ambas versiones son AFP y EFE).

El lector lidia con acertijos cuando la información que le llega no es clara o deliberadamente imprecisa. El porteñísimo Página 12 informaba este martes, al citar declaraciones del canciller y presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, que Chávez mejora tras su problema respiratorio, y reseñaba: “El vicepresidente y canciller precisó que el jefe del Estado venezolano está en proceso progresivo de estabilización. Dijo que los familiares le dieron a Chávez un informe sobre la victoria en las elecciones regionales del domingo”. Comento: Tantas palabras vagas oscurecen lo que se quiere decir: Su condición es aún inestable y delicada y los médicos se esfuerzan para estabilizarlo.  Nadie entiende lo del  “proceso progresivo”. Lo dicho por Maduro quizá se podría traducir en: “Oye, chico, el comandante está  mal, pero no está empeorando. Y eso ya es bueno porque creemos que pasito a pasito se va recuperando”. (La transcripción de las declaraciones de Maduro viene de la selección diaria que prepara el InstitutoPrisma, de La Paz.)

Al público le interesa saber con precisión qué pasa con el líder de la “revolución bolivariana”. Matizar términos y esquivar palabras no ayudan a la claridad  que el lector espera. Uno queda más confundido cuando se lee que el comandante está bajo reposo absoluto, pero que sus familiares le informaron sobre las elecciones del domingo. Sigue el informe de P12: “El vicepresidente también hizo referencia a la elección regional y manifestó que los familiares más cercanos al jefe de Estado le dieron a Chávez un informe sobre la abrumadora victoria del oficialismo en las elecciones regionales del domingo, en las que ganó 20 de 23 gobernaciones en disputa. “Ha expresado una gran felicidad y un agradecimiento profundo a todo el pueblo, a todos los hombres y mujeres de nuestra patria”, resaltó.

Es decir, el reposo no es tan absoluto. Y la información es una comunicación a tropezones.

Ante una ofensiva contra la Comisión de DDHH

Posted on Actualizado enn

Venezuela se prepara para reafirmar este domingo en Cochabamba su decisión de abandonar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en un intento de desmantelar ese organismo que ha criticado sus decisiones que afectan los derechos humanos y de la sociedad civil y que para el gobierno del presidente Hugo Chávez se ha vuelto una piedra en el zapato. El paso de Venezuela es también visto como un juego de cartas en el que la apuesta mayor sería cuando menos debilitar gravemente aquel organismo cercenando sus atribuciones: sus resoluciones serían “consultadas” con los gobiernos a los que se refieran las resoluciones sobre derechos humanos lo que, en la práctica, equivaldría a amarrar sus movimientos con una “consulta previa” antes de hacer conocer sus decisiones.

La iniciativa, que cuenta con el respaldo de países de la órbita bolivariana, entre ellos Bolivia, es criticada por quienes creen que la forma actual de operar de ese organismo ha salvado a cientos de personas en el continente. Una “consulta previa” podría derivar en un veto a las decisiones del organismo interamericano, uno de los pocos instrumentos por los que la OEA es reconocida a través del continente. Al Secretario General de la organización, Miguel Insulza, se le atribuye una actitud ambigua. Ha dicho que cree que la comisión debería ser más flexible a la vez que más previsible. Se supone que la “previsibilidad” haría que los gobiernos conozcan de antemano cuáles serían las decisiones de la comisión. Los dos  propuestos atributos han dejado perplejos a quienes desean mantener sin cambios el modo de actuar de la comisión. La comisión procesa varias denuncias contra algunos gobiernos de la región, Bolivia entre ellos. Si el gobierno boliviano recibiese una “consulta previa”, ¿cuál creen que será su reacción?

La noticia del retiro de Venezuela vino del propio canciller de ese país, Nicolás Maduro, antes de partir rumbo a Cochabamba, de acuerdo a la jnoticia que difundió el diario caraqueño El Universal.  En su criterio, la comisión, que ha condenado varias decisiones del gobierno venezolano, actúa a favor de los intereses de Estados Unidos.

La noticia del juego de ajedrez venezolano ha sido apenas advertida en Bolivia. La mañana del sábado, sólo un aviso hizo saber que cinco organizaciones de prensa de Bolivia –Asociación de Periodistas de La Paz,  Asociación Nacional de Periodistas, Asociación Nacional de la Prensa, Asociación Boliviana de radiodifusión y la Confederación de trabajadores de la Prensa- han señalado los peligros que representaría el debilitamiento del sistema de protección de los derechos humanos, entre ellos los que cuidan de la libertad de prensa y de expresión. Por lo menos de inmediato, el alerta de las organizaciones bolivianas no mereció una elaboración noticiosa separada.

El comunicado difundido vía publicidad por esas cinco organizaciones subraya que las reformas que los países bolivarianos buscan incorporar representarán un debilitamiento que pondría “en serio riesgo la defensa de la libertad de expresión en el  hemisferio”. No he leído ninguna explicación al público sobre por qué los medios no difundieron ese pronunciamiento como noticia. Comento: El mayor enemigo que pueden tener los medios son su propia indulgencia con las noticias que capaces de afectar su tarea de vigilancia respecto a las libertades que protegen sus actividades.

El debate sobre el tema promete ser vehemente, probablemente a partir de este mismo domingo.

Defensa del lector

Posted on Actualizado enn

La redacción debe seguir, preferentemente, el orden que nos enseñaron en la escuela: sujeto, verbo y predicado. Hay muchas formas de ensamblar una oración, pero cuando se sigue ese orden son muy pocos y controlables los tropiezos en la construcción de la frase. El cambiar el orden suele llevar a lo que equivaldría a poner los bueyes delante de la carreta. El sábado pasado había un ejemplo que daba gritos: “Después de que los dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) enviaran una carta al gobierno para pedir un diálogo en la localidad de Chaparina, el Gobierno ha respondido que no asistirá al encuentro”. Comento: Sorprendería que hubiese respondido antes de que le enviaran la carta. Quizá lo que se quería decir era: El gobierno respondió  negativamente a la sugerencia que le hicieron los dirigentes de la Cidob para reunirse en Chaparina el día 26. Es una frase directa que evita esa horrible “cnneniana” expresión del “después de que” tan inmerecidamente difundida en nuestro medio.

Para la claridad de una oración, los tiempos de los verbos son fundamentales, como la plomada que indica al albañil dónde colocar el ladrillo. Vean esta frase que recogí también el sábado:  La elección de la nueva directiva de la Asamblea Legislativa Departamental, prevista para anoche, continuaba hasta las 2:00 de la madrugada de hoy, debido a que las diferentes bancadas que conforman el ente (¿?) no lograron ponerse de acuerdo para definir a sus candidatos. Comento: Hay dos tiempos verbales sin coordinación. Continuaba porque no lograron es incorrecto. Continuaba porque no habían logrado (o también porque no lograban) es la forma correcta que permite colocar los ladrillos verbales en su lugar. Si decimos no lograron, estamos afirmando que el proceso acabó, y por tanto no tenía por qué continuar.  En cambio, si decimos que no  habían logrado estamos precisando que hasta el momento de redactar la noticia no  había humo blanco pero que quedaba abierta la posibilidad de lograrlo. Ojo: el verbo definir no es correcto en este contexto. La acción es designar, elegir, nombrar, nominar.

El mismo día leo: La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) expresó su extrañeza porque hasta la fecha el gobierno nacional no les ha proporcionado el proyecto de ley de seguro de vida de los trabajadores de la prensa, que se viene anunciando.

Primera observación: La extrañeza (lo menos que, en este caso, podía decirse) ha sido expresada por una sola entidad, no por varias.  Entonces, ¿por qué  les?  Luego, hay un complemento, precedido de una coma: que se viene anunciando. Esta aclaración (que se viene anunciando) está colgada como una rama golpeada por un rayo. Una forma correcta de redacción habría sido: …dijo que desconocía el proyecto anunciado por las autoridades para instituir un seguro de vida para los trabajadores de la prensa.

Otra observación: Ninguna de las notas que leí sobre el asunto describió las características de ese seguro. Supongo que si se lo ha venido anunciando, como asegura el párrafo inicial de la noticia,  sus elementos principales deben ser muy conocidos. Eso no significa que se los puede ignorar así nomás pues, ciertamente, no todos los lectores los conocen. Hay que  reiterarlos. Cierro el tema con una preocupación: Si en una cuestión tan importante para el gremio periodístico la información es  incompleta, ¿cómo será en las demás?

Periodistas protestan por agresiones a colegas

Posted on Actualizado enn

La Asociación de Periodistas de La Paz hizo conocer este martes su protesta por las agresiones sufridas por cuatro periodistas durante los forcejeos ocurridos el lunes, cuando los contra-marchistas del Conisur (Confederación de Pueblos Indígenas del Sur) desbordaron a la policía e ingresaron a la Plaza Murillo.
“La APLP se solidariza con los compañeros agredidos y demanda el resarcimiento correspondiente a favor de las víctimas que sufrieron atropellos, además de la identificación de los agresores”, declaró esa institución fundamental de los periodistas bolivianos.
Un comunicado de la entidad señala que dos camarógrafos, un reportero gráfico y una periodista de un canal de TV fueron víctimas de pedradas lanzadas por los manifestantes quienes, “además de provocar lesiones, limitaron el ejercicio periodístico y la libertad de expresión, base fundamental de la democracia”.
“La violencia contra la libertad de expresión es intolerable, como es inaceptable la impunidad”, agrega, que protege a los autores materiales e intelectuales de la violencia contra la prensa.
Respecto a la prensa, el Conisur entró pisando en falso a la sede de gobierno al exhibir la cara fea que suelen mostrar las aglomeraciones que ven a la información como a un enemigo al que hay que acallar. Y si esperaba granjearse la simpatía ciudadana que espontáneamente se había expresado a favor de los marchistas del TIPNIS en octubre, la intolerancia que exhibieron algunos de sus integrantes convirtió esa esperanza en un fiasco.
Si quieren equipararse en simpatías con la marcha entre agosto y octubre, los contra-marchistas, entre los cuales hay innegablemente muchos campesinos pobres y necesitados de apoyo, deben saber que libran una batalla muy cuesta arriba, casi sin destino. Hay una matriz de opinión que percibe a buena parte de ellos como un brazo proveedor, quizá involuntario, de materia prima para el narcotráfico. Y forzar un cambio de la ley sobre la cual  los legisladores supuestamente meditaron en conciencia antes de aprobarla, es un desafío peligroso.

Alerta entre los periodistas

Posted on

 Los periodistas han declarado alerta ante el propósito de los asistentes a la  “cumbre social”  de anular la Ley de Imprenta que norma la libertad de prensa en Bolivia desde hace casi un siglo (1925). El campanazo lo ha dado la Asociación de Periodistas de La Paz, con el que se abre una nueva disputa entre el gobierno y los medios informativos no oficiales de Bolivia.

Como la mayoría de los bolivianos, desconozco el grado de conocimiento sobre este tema que puedan tener los participantes de esa reunión co-legislativa. Pero se puede anticipar un espinoso conflicto, en momentos que no lucen como los mejores del gobierno.

La institución profesional emitió anoche el siguiente parte informativo:

La Asociación de Periodistas de La Paz, advirtió hoy que la decisión de la denominada cumbre social de anular la Ley de Imprenta de 1925 por una nueva norma “constituye un grave atentado contra la libertad de expresión y el último intento del gobierno del MAS por ejercer un control sobre los medios y el contenido de los mensajes”.

El presidente de la APLP, Pedro Glasinovic hizo notar que “una nueva legislación tendrá como objetivo silenciar a la prensa independiente” y “atentará contra el derecho al trabajo de los periodistas convirtiendo al gobierno de Morales en autoritario”.

“Desde que el presidente Evo Morales inició su gobierno, las amenazas contra la prensa y los periodistas fueron permanentes con la velada intención de que todos los medios de comunicación se pongan al servicio del llamado proceso de cambio”, dijo Glasinovic.

El dirigente del gremio periodístico recordó que “la libertad de expresión es el pilar fundamental de la democracia” y que “sin prensa libre  no hay democracia”.

“Por lo tanto, la administración de gobierno saltará de la democracia a la dictadura”, advirtió.

Explicó que la actual legislación “es más que suficiente para normar el trabajo de los periodistas”. “Si la asamblea Legislativa trata una nueva ley que norme el trabajo de los medios y periodistas debe primero, cambiar la Constitución Política del Estado a través de un referéndum que será un desafío para el pueblo boliviano que debe decidir si quiere  una democracia o una dictadura”, insistió Glasinovic.

“La APLP permanecerá vigilante y espera el pronunciamiento de los organismos internacionales defensores de los Derechos Humanos y de la libertad de expresión”, dijo.