MAS

Se fue un fundador del MAS

Posted on Actualizado enn

En agosto de 1968, miles de tanques rusos invadieron Checoslovaquia para sofocar a la que se había llamado ¨Primavera de Praga¨, empeñada en conferir un rostro humano al comunismo que dominaba Europa del Este con mano de hierro. La invasión remachó el desencanto que empezaba a prevalecer en el mundo con el comunismo de marca soviética y sus satélites en el mundo.

En Venezuela, donde juventudes izquierdistas habían admirado con fervor a la Revolución Cubana, la crema y nata del Partido Comunista Venezolano rompió indignada con el comunismo oficial y en una plaza pública de Caracas, cientos de jóvenes militantes repudiaron la invasión y quemaron sus carnets de militantes. Tiempo después, el desencanto ante la imposibilidad de forjar una sociedad mínimamente democrática con las líneas marxista-leninistas, los llevó a crear su propio instrumento politico: el Movimiento al Socialismo (MAS).  Una luminaria entre esos líderes, conocido por su coherencia radical a favor de los derechos sociales y recriminador lapidario del que denominaba ¨socialismo embustero¨, Teodoro Petkoff, murió en Caracas el miércoles 31 de octubre.  Tenía 86 años.

Apartado de los quehaceres prácticos de la dirección de Tal Cual, el diario que fundó, llevaba  enfermo varios meses y el golpe fatal se lo dio un infarto.

El MAS venezolano nunca reclamó la propiedad sobre el nombre pero los masistas bolivianos tampoco reclamaron paternidad sobre el nombre.

Para amargura de los nostálgicos del comunismo de Leonid Brezhnev y los que aún ahora, bajo denominaciones diferentes, añoran ese sistema despótico, Petkoff proclamaba que la democracia era un puerto fundamental de llegada de las naciones civilizadas. ¨La llamo simplemente Democracia con mayúscula, sin ningún adjetivo como ¨popular¨ o ¨formal¨, me dijo hace algunos años cuando hablábamos sobre la democracia en el continente.  Estaba entre los enemigos del Socialismo Unido de Venezuela.

Petkoff fue siempre un comunicador excepcional. Descolló con sus columnas en varios periódicos y dirigió con eficiencia el diario El Mundo, con el cual su firma se asentó en toda Venezuela. Tras dejar El Mundo fundó el semanario ¨Tal Cual¨. Las dificultades por obtener papel, lo llevaron a apartarse del sistema impreso y buscar una publicación enteramente digital. Fundó ¨Tal Cual Digital¨, que hasta ahora se mantiene.

Su ruptura con la Unión Soviética derivó en un distanciamiento con Cuba y con los hermanos Castro, con los cuales había tenido una relación ideológica de carne y uña.  Disuelta la Unión Soviética, Cuba encontró en la Venezuela de Hugo Chávez y, luego, Nicolás Maduro, el sustento que había procurado desde siempre: el petróleo venezolano para su propio sustento y para apoyar su relación con el mundo.

Petkoff no llegó a ver la desintegración política de Cuba pero sí de la economía de su propio país, cuyo hundimiento también amenaza a la isla. Dejar de contar con el  petróleo venezolano, para el consumo doméstico y para refinarlo y exportar, es una posibilidad sobre la que los economistas del régimen cubano no se atreven a especular.

 

Consulta empañada

Posted on Actualizado enn

En la huella del mayor triunfo jurídico en la causa que guía la política exterior de Bolivia desde hace más de un siglo, el partido de gobierno ha dicho que busca reelegir al presidente Evo Morales. Aduce que sólo él podrá conducir al país a un final feliz de la gestión lanzada en La Haya en 2013.

Encaramado en ese logro, el MAS proyecta ir al referéndum proyectado para febrero. Para muchos, el país ha caído estos días en un debate oportunista cuando ni se ha cumplido el primero de cinco años del período de gobierno en curso. ¿Por qué tan temprano? Para otros carece de sentido escudriñar sobre una década donde un año suele ser largo plazo.

Una consulta que debería ser sencilla, de repente ha resultado empañada. De medios impresos a presentadores de TV, gran parte de los medios ha contribuido a crear una confusión en las cabezas de la mayoría de los bolivianos. En el debate sobre cuál término se adecua mejor, si reelección (como casi siempre se dijo) o postulación (como pretende el gobierno), se diluyó el tema del continuismo que es el telón de fondo de la partida en juego.

Puede Ud. lector decir de inmediato ¿qué número de reelección es la que pretende el presidente Morales? Dígalo rápido, sin pensarlo mucho. ¿Tiene que contar con los dedos? Verá que con la premisa de que llegaría al menos hasta 2025, Ud. va a contar  20 años de gobierno continuo del presidente Morales. ¿Es válido, entonces, hablar de re-re-re-re-elección?

Hablar solo de re-postulación quita varios ¨re¨ y empaña la idea de que está también en juego el concepto de democracia con su característica esencial: la alternancia. La cacofonía de los re-re-re-re concita antipatías, pues luce inapropiada para quienquiera que se proponga ofrecer una imagen democrática. Para esta estrategia, causa resistencia menor hablar solo de ¨postular¨, que no conlleva de inmediato la carga negativa de períodos consecutivos de gobierno.

Muy pocos parecen reparar que la cuestión encierra también peligros en esta etapa de la disputa boliviana con Chile pues puede ofrecer argumentos válidos para desprestigiar como antidemocrática la elección sucesiva de los primeros mandatarios actuales.  El éxito en La Haya equivale a un rédito a ser utilizado con cautela, sin dilapidarlo en éxitos todavía parciales. La prisa con la que el partido de gobierno y sus principales autoridades quieren utilizar esos réditos a manos llenas conlleva el riesgo de agotar el capital logrado en un tiempo mucho menor al que los gastadores esperan.

Enamorar a Santa Cruz: la comezón del 7mo año

Posted on

La revista digital e impresa Nueva Crónica y Buen Gobierno del Instituto Prisma inició la semana pasada una etapa de ediciones de contenido más diverso y presentación más en sitnonia con el universo cibernético. Escribí para esa revista el siguiente artículo:

El Instituto Nacional de Estadísticas anunció a fines de enero algunos resultados básicos del censo nacional de población, vivienda y otros. Tres meses después, tras asimilar los datos que colocaban a Santa Cruz como el departamento más poblado de Bolivia al igual que a su capital como la urbe de mayor concentración demográfica, las autoridades del partido gobernante anuncian un propósito, convertido en mantra que se repite con frecuencia: enamorar a Santa Cruz.

Esta “comezón” en el séptimo año del gobierno del presidente Evo Morales y del MAS evoca, por ahora sólo en el título de esta nota, la obra teatral de George Axelrod llevada al cine en la década de 1950 y una de cuyas escenas es ícono de la industria cinematográfica universal: la falda de Marilyn Monroe se levanta soplada por una ventilación subterránea y la rubia ruborizada exhibe el esplendor impecable de sus piernas.

Acá, en el Estado Plurinacional, hay elementos diferentes y no son una obra de teatro. Hay una comezón aunque no estamos bajo un verano ardiente sino en pleno invierno,  ni hablamos de un marido solitario con una rubia despampanante en el piso de arriba. No hay duda que la nueva comezón, perdón, iniciativa del gobierno ofrece un vasto margen para discurrir.

Para comenzar, el empeño oficialista tiene barreras que tal vez van más allá de la buena voluntad para un romance sincero. La primera y más inmediata es la herida abierta que representa el “Juicio del Siglo” contra 39 personas, que diariamente, ante los ojos de muchos cruceños, apunta a la cúpula superior del gobierno como gestora de un plan para acabar con la dirigencia oriental,  o cuando  menos volverla políticamente inocua. Resulta demoledor para un pretendiente llevar flores a la pretendida cuando hay un clarinete estridente representado por ese juicio que recuerda supuestas malandanzas que lo proyectan como malo, insincero y peligroso para la novia.

Más atrás se yergue otra barrera. Terebinto y las atrocidades cometidas por milicianos indígenas hace medio siglo está vivo en la memoria cruceña. También está la del desdén por el Memorándum de 1904 suscrito por cruceños visionarios que proponían la alternativa de la ruta hacia el Atlántico para romper el cerco que se había levantado en el Pacífico. Ni siquiera mencionado en las aulas de historia nacional, el documento fue totalmente ignorado hasta hace poco, cuando las luchas cívicas lo reflotaron.  A la cadena puede agregarse el desinterés por las ferrovías hasta la segunda mitad del siglo pasado y que ahora, dando la razón a quienes las propusieron, son arterias por las que fluye gran parte del comercio exterior boliviano.

Con esta secuencia se ha forjado una desconfianza histórica entre el oriente y el occidente que no pasa desapercibida y que es difícil superar, salvo entre los sectores mejor educados de ambos hemisferios geográficos nacionales.  En el ramo de flores enviado por el pretendiente pueden aparecer  las legisladoras por Santa Cruz Gabriela Montaño y Betty Tejada,  y  recientes gestos a favor de los clubes favoritos de la región, Oriente Petrolero y Blooming. Ciertamente, habrá más.

Hay muchos que vaticinan que los esfuerzos del presidente Morales y de su partido, ahora y más adelante, no conseguirán seducir al departamento más rico del país. “Puede venir a Santa Cruz cuantas veces quiera,  entrar y recorrer la región. Pero no puede avanzar más allá.  Una cosa es ir a la casa, ser recibido y  hasta tomar un café. Pero no es miembro de la familia.  La familia no lo siente como tal”, me dijo un ex dirigente cívico y activista político connotado. En su visión,  no se trata de una cuestión de hoy sino de  la expresión de diferencias  y rivalidades seculares en muchos otros países y que en Bolivia toma la forma de cambas y collas que el dirigente cree más acentuadas entre los segundos. “Es más difícil que un cruceño entre en el club de La Paz que un paceño en el club 24 de Septiembre”. Su arsenal de ejemplos incluye uno que es difícil no citar: El difunto Max Fernández, “colla” de cepa,  se volvió en Santa Cruz el industrial  más rico de Bolivia y llegó a desfilar en la cruceñísima comparsa carnavalera de Los Tauras,  pero no lo admitieron en las mayores instituciones sociales ni empresariales de La Paz.

El empeño conquistador anunciado por el MAS está atizado por la dote. Con una nueva distribución de escaños legislativos resultante del censo del año pasado, a Santa Cruz le corresponderían por lo menos 29 diputados, cuatro más de los que actualmente tiene y uno más que La Paz.

La magnitud política de esa dote ha sido reconocida estos días. La vicepresidenta del MAS, Concepción Ortiz, fue citada por Erbol diciendo que el flirt con Santa Cruz busca “ampliar la militancia”. Es decir, el MAS se siente en condición secundaria y no debe escatimar esfuerzos en sus escarceos enamoradizos.

Con todo, el sentimiento del MAS hacia Santa Cruz luce a los ojos de muchos cruceños como unilateral.  Que se sepa, Santa Cruz no ha intentado “enamorar” al presidente o a su partido. Lo que lleva a preguntarse otra vez sobre el destino de la picazón del séptimo año.

Rebeca Delgado contraataca

Posted on Actualizado enn

La ex presidenta de la Cámara de Diputados Rebeca Delgado sacudió esta noche los cimientos del gobierno y de su partido, el Movimiento al Socialismo, a lo largo de una entrevista en el escenario de PAT (No Mentirás) en la que reclamó el retorno a los orígenes del movimiento que encumbró a Evo Morales y Álvaro García. Se declaró católica y defendió su derecho de alzar el puño izquierdo y de jurar haciendo la señal de la cruz con la mano derecha al aclarar a la entrevistadora Ximena Antelo que se trata de una representación de convicciones que “no son incompatibles”.
Articulada, asegurando militar en una izquierda ideológicamente humanista, lejos de los ejemplos marxista-leninistas del siglo pasado que hundieron al socialismo y de sus expresiones actuales, Rebeca Delgado denunció la dictadura que impera, dijo,  en el Movimiento al Socialismo.

Sus colegas, dijo, se han vuelto,  simples “levanta manos” para aprobar las normas e instrucciones que reciben del Ejecutivo. Muchos de sus compañeros no expresan su oposición a esos métodos autoritarios de eliminar a los “libre-pensantes” por temor a represalias. (Contra el libre pesamiento se manifestó hace unas semanas el presidente Morales y advirtió a los dirigentes del MAS que no pueden actuar por iniciativa propia).
La parlamentaria desahució moralmente la reelección del presidente Morales por violar el artículo transitorio de la CPE que la prohibió. El Tribunal Constitucional, dijo, no tenía manera de responder negativamente a la consulta que le envió el senado que estaba redactada de manera que que la respuesta fuese la que buscaba el gobierno. Respondió a las objeciones que le hicieron las presidentas del Senado y de la Cámara de Diputados y les dijo que dijeron lo que afirmaron porque se les había ordenado que lo hicieran.
Puso nombre al autor, o director de esas políticas: el Vicepresidente Álvaro García Linera.
Y dijo que también ella sentía miedo. Había recibido, dijo, llamadas de compañeros de ruta que le han advertido que tenga cuidado. Su posición, y las palabras con las que se expresó esta noche, será un tema de debate en los gabinetes políticos.
Como telespectador y observador atento a las noticias, aguardo las reacciones a esta entrevista, reveladora de  fisuras profundas que ocurren en el gobierno.

Nos importa

Posted on Actualizado enn

De los casi 20 millones de venezolanos habilitados para elegir a su próximo presidente son pocos los que saben del impacto de su voto más allá de sus fronteras nacionales. El votante de Carora o de San José de Rio Chico no se imagina que su decisión pueda tener tanto interés en un país remoto, con el cual el mayor vínculo sería sólo la similitud del nombre con el del caraqueño Simón Bolívar. No es así. Los vínculos políticos y económicos son densos. En la otra esquina, también son pocos los bolivianos que calibran la trascendencia de ese voto.
Es improbable que el elector común venezolano sepa que de las refinerías de su país vienen a Bolivia millones de litros de diesel anualmente y que aquí ese carburante también está subvencionado, menos que en Venezuela pero quizá en una escala financieramente más dañina. Este año, sólo con esa subvención el estado boliviano perderá más de 500 millones de dólares. Y quizá más.
Venezuela es el único proveedor de los bolivianos que, en seis años de revolución, no han agregado capacidad a sus refinerías y lo que no producen es importado de aquel país. En verdad, si las hubiésemos ampliado tampoco tendríamos petróleo para abastecerlas. De la soya podríamos fabricar diesel, pero los productos alimenticios que brotan de la madre tierra no deben servir para que se los coman las máquinas, menos aún si se trata de producir algo tan mundano como la energía para camiones o tractores. Curiosamente, la soya no se la puede procesar para producir biocombustible en Bolivia, pero sí en Brasil, y pronto quizá con algo de soya boliviana. No me pregunte por qué, pero creo que la respuesta que Ud. tiene a flor de labios es correcta.
Es posible que el votante venezolano tampoco sepa que el presidente boliviano ha visitado Caracas desde antes de ser electo en 2005. Menos sabrá que el presidente candidato, igual que ahora, recibía efusivamente a su colega boliviano, o “bolivariano” como dirían los venezolanos menos ilustrados. Ambos son muy amigos y socios en la misma empresa política.
Un error del gobierno boliviano es haber descuidado la producción de biocombustibles. El peso de ese descuido podría sentirse de golpe si Henrique Capriles resultare ganador y eso afectase este cordón umbilical. Con la responsabilidad cargará también su partido, cuyo nombre casualmente repite el de aquel que años antes fundaron jóvenes comunistas venezolanos decepcionados con el totalitarismo soviético y por la invasión a Checoslovaquia que ahogó en sangre un experimento socialista con rostro humano en 1968. Entre esos jóvenes estaban Teodoro Petkoff, Pompeyo Márquez y muchos otros que quemaron en la calle sus credenciales comunistas y fundaron el Movimiento al Socialismo (MAS) y que ahora están contra Chávez.
Tienen razón las autoridades al preocuparse por el voto de los venezolanos. Si hubiesen sido precavidas, esa preocupación debía haberse manifestaso hace seis años intensificando la exploración y producción de petróleo y de biocombustibles. Se trata de una observación en retrospectiva, claro, pero las decisiones o indecisiones se miden en el tiempo, que se encarga de demostrar si fueron acertadas.
Capriles ha dicho que revisará todos los convenios de cooperación de Venezuela con los gobiernos amigos del presidente candidato Hugo Chávez. El primero en la lista es Cuba, que recibe unos 100.000 barriles diarios de petróleo que pagan, en parte, el trabajo de más de 30.000 médicos cubanos desplazados a los barrios pobres venezolanos bajo las misiones del programa “Barrio Adentro”. Es un quid pro quo que alivia necesidades asistenciales venezolanas y garantiza un desahogo profesional a los médicos cubanos. Segundo en la lista figura Bolivia. Incluso si el presidente candidato ganase, no creo que los acuerdos que sustentan sus programas en países bolivarianos se mantengan como hasta ahora. En cualquier caso, habrá cambios. Por eso para los bolivianos es importante la decisión del votante de aquel país.

Funeral con ausencia masista

Posted on Actualizado enn

Los restos de la concejala de Primero el Beni Daguimar Rivera Ortiz recibieron este miércoles el homenaje dolorido y cargado de indignación de miles de pobladores de Guayaramerín (Puerto Sucre), donde la legisladora local fue salvajemente asesinada con balazos en el rostro por desconocidos que aún eluden a la policía. La concejala había denunciado, dijeron parientes y correligionarios, actos de corrupción en su municipio por parte de representantes del partido de gobierno, que comandan el gobierno municipal. La ausencia de una representación del partido oficial, el MAS, fue elocuente, de acuerdo al informe que trajo esta noche la red informativa Erbol. La población que asistió al entierro pidió a gritos justicia y que los asesinos, cómplices o mandantes, sean castigados con la máxima condena prevista por la ley.
La señora Rivera Ortiz era dueña de un local de karaoke, a donde los asesinos ingresaron y la mataron la noche del lunes. La crónica ofrecida por Erbol dice: “Familiares, amigos y miles de vecinos de Guayaramerín exigieron este miércoles (que) se esclarezca el asesinato de la concejala opositora de Primero el Beni, Daguimar Rivera Ortiz, durante el entierro de sus restos mortales en el cementerio local de la avenida 9 de Abril.”
Las ausencias y presencias de ciudadanos en actos como el que ha conmovido a esa ciudad de la frontera con Brasil suelen ser pistas para los investigadores. La expectativa es que el crimen horrendo de la concejala merezca una investigación ágil y efectiva con resultados medidos en días.  Crímenes de una brutalidad como el que ha conmovido a esa población fronteriza deben ser resueltos rápidamente. En el trabajo para descubrir a los autores se juega el prestigio de las autoridades. En un medio donde todos se conocen, no debería ser difícil.