La Paz

Un terremoto

Posted on Actualizado enn

Un terremoto desencadena eventos imprevisibles. El anuncio del presidente Obama, este miércoles, poco después de haber hablado por teléfono durante casi una hora con Raúl Castro, es un terremoto.  Es un paso que repercute en todo el hemisferio. Los dos enemigos hasta ayer irreconciliables marchan en pos de la reconciliación y hacia el restablecimiento pleno de sus relaciones. Es demasiada dosis para pasarla de un solo trago.

Al margen de las repercusiones que el curso anunciado por los líderes de los dos países tendrá en Cuba, el  nuevo rumbo sugiere replantear posiciones y discursos a los amigos del castrismo, especialmente entre algunos de sus vecinos.

El efecto del desplazamiento de Estados Unidos y Cuba podrá sentirse de modo especial en Caracas y La Paz, en ese orden. En Venezuela, porque el “chavismo” queda de repente sin municiones para alimentar la retórica de “guerra contra el imperio”, al que responsabiliza del naufragio de los  precios del petróleo que le ha puesto un cordel financiero que aprieta cada vez más. Si desaparece la brújula que orientó las relaciones de Venezuela con el mundo a través de Hugo Chávez, primero, y ahora de su sucesor Nicolás Maduro, ¿cómo navegar?

El anuncio Barack Obama-Raúl Castro ocurrió cuando Maduro y su gobierno todavía están irritados con la suspensión de visas y posible congelamiento de bienes en Estados Unidos a 56 funcionarios vinculados a violaciones de los derechos humanos. La irritación venezolana tuvo una tibia repercusión entre sus aliados más fieles.  Ante la noticia de lo que acababa de ocurrir, habló desde el norte argentino, donde estaba para una reunión de Mercosur, y se declaró “muy feliz”.  “Hay que reconocer el gesto del presidente Barack Obama, que es un gesto de valentía y necesario en la historia. Ha dado quizá el paso más importante de su presidencia”.

Sus opositores en Venezuela fueron incisivos al destacar la contradicción. “Hace dos días Maduro mandaba quemar las visas de Estados Unidos…mientras Raúl Castro ya tramitaba la suya”, escribió en su cuenta twitter María Corina Machado, la ex legisladora que el gobierno dispuso expulsar del congreso y a quien Maduro acusa de querer matarlo.

Resultará incómodo volver a atacar “al imperio” y a su gobierno con la virulencia de hasta hace poco. ¿Cómo atacarlo si la fuente ideológica primaria que alimentó esos ataques está por abrazarse con el enemigo?

Otros cosas inmediatas pueden ser más sustantivas. ¿Cuánto más persistirán las ventas subsidiadas de petróleo a Cuba? ¿Seguirá Caracas otorgando precios preferenciales a la isla cuyo gobierno anuncia que va el encuentro de quien consideraba como su peor enemigo? Las respuestas vendrán paulatinas no con retórica sino con hechos.

Para Bolivia los cuestionamientos parten de que Cuba, Fidel y Raúl Castro, e incluso “Ché” Guevara, están en el hilo del discurso que ha tenido el presidente Evo Morales desde que empezó a crecer políticamente. Acaba de denunciar que el colapso de los precios del petróleo es una conspiración de  Estados Unidos para hundir a Venezuela y a Rusia.  ¿Mantendrá la retórica anti-imperio con el mismo vigor? Otra pregunta aún más intrigante: ¿Previó el presidente Morales lo que ha ocurrido y esa previsión catapultó el anuncio de que quiere encontrase con Obama? Vale la misma pregunta respecto a la apertura hacia la Iglesia Católica, a cuyos obispos  ha dicho que “es casi seguro” que el Santo Padre, visto como el articulador de la reaproximación, venga a Bolivia el año que viene. Es perfectamente legítimo suponer que el presidente tuvo indicios de que el Papa Francisco abogaba por una aproximación entre La Habana y Washington y que era conveniente vestir un traje adecuado a las circunstancias en caso de que eso ocurriera. La magnitud del movimiento puede interferir incluso armazones y acciones nacidas al calor de vínculos con Cuba. Habrá barbas que ahora estarán en remojo.

El deshielo que empieza entre Estados Unidos y Cuba es parecido al de la caída del Muro de Berlín con una diferencia. Este deshielo ha sido preparado meticulosamente y los últimos movimientos empezaron a tomar cuerpo hace año y medio.  Todo en sigilo.

Gestiones de otro Pontífice, Juan Pablo II, fueron exitosas para evitar una confrontación entre Chile y Argentina en 1978 y, después, para afianzar el rumbo a la democracia que asomaba en Polonia. Una coincidencia a ser notada es que el anuncio ocurrió en el día en que el Papa Francisco cumplía 78 años. O, si se quiere más, en un aniversario reverenciado por los venezolanos: el de la muerte de Simón Bolívar, en San Pedro Alejandrino.

Otra advertencia sobre el censo

Posted on Actualizado enn

Mi amigo paceño es pertinaz. Hé aquí su segunda misiva sobre cómo se estaría llevando a cabo una estrategia para conservar el liderazgo demográfico paceño sobre Santa Cruz.

-0-
Continuando con los comentarios sobre el censo, cabe mencionar que la obra que efectuará nuestro gobernador para que el departamento de La Paz obtenga más población que Santa Cruz puede ser considerado como un formidable fenómeno histórico. Se mencionó que Cocarico oficiará de poderoso imán que atraerá a cerca de un millón de paceños que viven en el interior para que se hagan censar en nuestro departamento. Cocarico será más atractivo que la miel para las moscas.
Recordemos que el primer éxodo de la historia, el de Moisés, duró cuarenta años. El segundo, el de los judíos modernos al Estado de Israel, unos cinco años (1945-1950). Pero este tercero, el de Cocarico, durará 36 horas. ¡Fantástico! La gente viajará por la noche, se hará censar en la mañana, y en la tarde retornará a los lugares donde vive. Este éxodo no será percibido por las ciudades de La Paz y El Alto, porque esa gente se desplazará subrepticiamente y retornará de la misma manera.
En consecuencia, aunque nuestros hermanos cambitas se esmeren en instalar industrias y demás riquezas en su departamento, y cada vez se traslade más gente a Santa Cruz, este departamento no superará en población a La Paz, mientras tengamos como gobernador al ingenioso hidalgo, don César Cocarico. ¡Olé!
Respecto a la población, es menester reiterar que se considera que habrá 10,8 millones de habitantes en todo el país. Y como se mencionó, sumando la población de La Paz y Santa Cruz, se tiene unos cinco millones. Cochabamba contará con 1,5 millones. Los cuatro departamentos siguientes (Oruro, Potosí, Chuquisaca y Tarija) sumarán otros 1,5 millones. Y unos 300.000 los depatamentos de Beni y Pando. Por lo tanto, habrá unos 2,5 millones de habitantes fantasmas.
Para nuestra mentalidad “bivalente”, esta gente no existiría. Pero Cocarico y Cía tienen una mentalidad “trivalente”, es decir que consideran que dicha población puede y no puede existir a la vez. Y en consecuencia, ella tiene pleno derecho a hacerse censar y después a votar. De esta manera se consolida la democracia masista. ¡Viva Bolivia!
Recibe un fuerte abrazo,
P.S. Uds notarán que mi amigo no es cocariquista ni masista. Pero vale la pena tomar nota sobre su advertencia, comenzando por verificar hoteles, albergues, pensiones y tambos para saber si aumenta la clientela para ese crucial día.

Ahí vienen los Tipnis

Posted on Actualizado enn

Tres dos meses de caminata los Tipnis, defensores de su heredad natural, se aprestan a ingresar a La Paz, que el año pasado los recibió como héroes auténticos de la Bolivia de la selva y que ahora vuelven a reclamar lo que entonces se les ofrendó y que creen que fue desdibujado por el gobierno con una nueva ley que puede partir el territorio Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Secure.
La marcha, al igual que la anterior, es para los indígenas bolivianos una epopeya de una dimensión aún no calibrada. Al comienzo, en Trinidad, eran poco más de cien. Ahora son 1.500, de acuerdo a los recuentos de los medios informativos. Recorrieron más de 600 kilómetros y están a las puertas de la ciudad capital. Durmieron dos noches en Urujara, en la cumbre ventosa, uno de los lugares más gélidos del país, para demorar su ingreso a La Paz y demostrar al gobierno que ellos no tienen nada que ver con el golpe que las autoridades aseguran que está en marcha para derrocarlas.
Esperan encontrarse con el presidente Morales quien, al decir de las informaciones oficiales, se fue a Argentina para participar de una reunión que tendrá lugar solo de aquí a dos días, el viernes, con la tríada de Mercosur: Argentina, Brasil y Uruguay. Paraguay no asiste. Fue desairado por sus socios que quieren castigarlo por el enjuiciamiento y destitución de Fernando Lugo. El mandatario boliviano sería el primero en llegar a Mendoza.
El presidente “está ocupado” con otros menesteres, informaron portavoces del gobierno. El año pasado, los caminantes de a VIII Marcha tampoco pudieron econtrarse con el mandatario el primer día. Se había ido a Cochabamba.
La jornada de hoy será menos fría pero más intensa.

Revilla 8 – Violencia 0

Posted on Actualizado enn

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, y  los dirigentes de los transportistas de la ciudad, unieron esfuerzos y mostraron a otras autoridades que el diálogo es la llave más adecuada para resolver problemas como los que estos días agobian a la ciudadanía. Esta tarde firmaron un acuerdo que despeja el camino para cerrar el conflicto que a principios de semana privó de transporte a la sede del gobierno y dio lugar a violencias entre usuarios y transportistas.

Fue un triunfo encomiable para la paciencia del alcalde, sus asesores y las juntas vecinales que lo apoyaban. Fue también una prueba para la habilidad negociadora de los transportistas. Hubo aclaraciones y concesiones que dejaron satisfechas a las dos partes. Revilla se anotó un poroto que ha de pesar en su trayectoria como burgomaestre que  derrotó a la candidatura del gobierno en la elección para asumir las riendas de La Paz.

La solución de este conflicto contrasta con la persistencia de la movilización de médicos y salubristas, apoyados por la  Central Obrera Boliviana 9COB) que hoy cumplió su tercera jornada de un paro de 72 horas. Hubo algunas escaramuzas en La Paz, de menor escala que las que ocurrieron durante los primeros dos días del paro movilizado. El gobierno no ha cedido hasta ahora en la demanda para derogar el decreto que impuso la jornada de ocho horas a los médicos y todo el sector salud. Tampoco ha cedido al reclamo de los indígenas del TIPNIS para que también derogue la ley que amenaza su hábitat.