Evo Morales

La intifada venezolana

Posted on

El levantamiento popular en Venezuela cumplió los dos días programados de paro general  y ahora avanza hacia una ¨toma de la nación¨ con la meta de forzar al gobierno de Nicolás Maduro a dar marcha atrás en su propósito de realizar una elección el domingo. Ya es tarde para revertir el turbión al que ha entrado el país bolivariano y las miradas de los vecinos sudamericanos están sobre las Fuerzas Armadas para tratar de auscultar lo que vendrá en los próximos días. Nada ayuda a avizorar un desenlace pacífico y muchos hogares parecen preparados para una contienda aún más violenta que puede prolongarse mucho tiempo.

Los analistas creen que Maduro y su entorno estuvieron todos estos años envalentonados con el poder militar sobre la población civil desarmada y que  han apretado el acelerador  para doblegar a la  oposición. Pero en en tres meses, desde que la ofensiva retomó las calles en abril,  las multitudes que desafían al régimen han mostrado una fuerza contra la que el Maduro y los militares no tienen cómo actuar de manera decisiva. La población ha perdido temor a la fuerza militar y, más todavía, parece haber perdido el temor a morir. Más de cien muertos desde abril al ritmo de uno por día prueban que la fuerza bruta ni las balas son suficientes para someter a una población civil determinada.

Venezuela vive bajo una intifada, el término árabe que describe la lucha popular en la que la población se levanta y decide jugarse el todo el todo. Se originó en Palestina para describir la ofensiva general de los palestinos contra los israelíes. En las dos intifadas que lanzaron, a fines de la década de 1980 y de 1990, los palestinos pusieron en jaque al poderoso ejército de Israel. No consiguieron la autonomía plena que buscaban pero lograron que el mundo tuviese frente a sus pantallas la lucha que libraban casi todos los días y consiguieron difundir su causa y ganar simpatías. No fue poco.

La causa venezolana ha alcanzado en estos tres meses un nivel planetario como nunca. Maduro y su regimen han quedado identificados como expresión de un sistema represivo dictatorial que trata de imponer un régimen comunal, eufemismo apenas diferente del comunista que impera en Cuba y que rigió gran parte de Europa el siglo pasado.

El método escogido es burdo, pues a título de querer redactar una nueva constitución  se pretende anular la Asamblea Nacional, de la que la oposición ganó dos tercios hace dos años contra todo el poder y maniobras del partido de gobierno para quitarle funcionalidad.

En su intifada, los venezolanos cuentan con amigos decisivos en cualquier contienda: Toda America del Sur, excepto Bolivia y, con menos énfasis, Ecuador,  están de su lado. Estados Unidos ha decretado estos días sanciones contra una docena de venezolanos, entre ellos la presidente del Consejo Nacional Electoral,  y en su saco de los vientos tiene todavía tempestades letales para desatar. Una de ellas es volátil en extremo y se llama petróleo.  Estados Unidos compra el 40% de las exportaciones petroleras de Venezuela y cerrar ese grifo sería fatal para las finanzas a cargo de Maduro.  Pero los analistas ven un arma de doble filo, pues un embargo a las compras venezolanas dañaría a la industria refinera norteamericana. Sería una medida contra corriente en un momento en que Donald Trump trata de preservar la economía y generar empleos.

Los observadores ven la intifada de la tierra de Bolívar y Sucre como una lanza letal al Socialismo del Siglo XXI. Después de lo que ocurre en Venezuela, no será fácil encontrar voluntarios para levantar carteles, en Buenos Aires, Londres o Estocolmo, que digan ¨Fuerza Maduro¨ o que quieran repetir la frase ¨Maduro dáles duro¨ del Presidente Morales hace pocos días.  Con el tiempo, nadie se atreverá a repetirlo como ahora nadie daría vivas a Ceaucescu o a  Gomulka, los dictadores de Rumania y Polonia.

El decaimiento de Venezuela en medio de la  mayor bonanza financiera de su historia es visto como prueba indiscutible de  incapacidad  administrativa y  falencias éticas de un régimen que tuvo todo para hacer de su país una excepoción en el continente.  El tema es extenso y merecerá nuevos abordajes.

Un dúo dinámico

Posted on Actualizado enn

Jerjes Justiniano y Osvaldo Peredo Leigue, sin proponérselo, ayudaron a colocar al Presidente Morales en figurillas que llevará tiempo despejar. Al reclamar una amnistía para el general Gary Prado Salmón provocaron una reacción iracunda que apuntaló la idea de sus críticos de que los termómetros emocionales del mandatario tienen un punto de ebullición muy bajo. Puede especularse que las dos figuras otrora prominentes del partido de gobierno, que osaron sugerirle que amnistiara al militar y exhibiera una imagen generosa y magnánima poco conocida, se han abierto el camino para un ostracismo oficial mayor al que ya tienen. En su haber está el empujar una dinámica que derivó en el capítulo de la semana pasada que ordenó separar al militar del proceso en curso y permitirle restañar escaras de viejas heridas.

El llamado catapultó un descontento que yacía en la sociedad boliviana por el trato al militar, ante quien capituló Ernesto ¨Che¨ Guevara y liquidó la idea de crear en el mundo ¨uno, dos, tres, muchos Vietnam¨ (cuando Vietnam estaba muy lejos de ser la potencia exportadora de estos tiempos después de hacer las paces con el capitalismo). El llamado del dúo se diseminó en la estela de otras voces similares que empezaban a surgir.

El presidente puede haber juzgado oportuno atacar al dúo y al militar cuya amnistía postulaban y, de paso, uno diría que por costumbre, también al ex Ministro de Gobierno Carlos Sánchez. El resultado fue una oportunidad dorada para enderezar el relato histórico. Erró grueso cuando escribió que el asesino del Ché Guevara fue el oficial que rindió y entregó con vida al guerrillero argentino-cubano. Ese comportamiento fue base para que, años después, el congreso lo declarara Héroe Nacional. El presidente desconoció un capítulo esencial. No se atrevería a repetirlo en alguna aula de secundaria en Cuba o Argentina. Tampoco en una escuela boliviana. Sería como decir que Juan Domingo Perón murió al caer de su caballo o que al general J.J. Torres lo mató una gripe invernal.

En TV (No Mentirás, Ximena Antelo), el militar convaleciente preguntó al presidente si Boinas Verdes Estados Unidos invadieran Bolivia y los soldados bolivianos los derrotaran ¿no los condecoraría? La respuesta está pendiente.

En otra larga entrevista (Mónica Salvatierra, Séptimo Día, El Deber), Osvaldo Peredo apuntó artillería pesada contra Ramón Quintana (¨puede convertirse en un incordio en el gabinete¨) y el Vicepresidente Álvaro García (profesa un indigenismo académico).

Ha sido como cuando se lanza una piedra sobre el amanecer del Titicaca y su oleaje comienza una dinámica imprevisible.

Fuego entre amigos

Posted on Actualizado enn

Nota: Esta versión Incorpora tres líneas de precisión en el segundo párrafo.

Pocos fines de semana han exhibido de manera tan explícita las diferencias de opiniones y de ideas básicas en el gobierno como este domingo. Dos personas que hasta no hace mucho tiempo podían ser consideradas como militantes ¨pura sangre¨ del que las autoridades, sus líderes y simpatizantes adoran llamar ¨proceso de cambio¨, tocaron la puerta del Presidente Evo Morales y el mandatario les respondió con un portazo.
Jerjes Justiniano, dirigente socialista ex embajador en Brasil despedido el año pasado en un rito sumario en el que no se le dio la palabra para defenderse, y Osvaldo ¨Chato¨ Peredo, ex comandante de la guerrilla de Teoponte (1970), habían planteado al presidente dictar una amnistía para el general Gary Prado Salmón, vencedor de la guerrilla que comandó Ernesto ¨Ché¨ Guevara en 1967 y años después declarado Héroe Nacional por el Congreso.
Puede haberles consumido más tiempo preparar el planteamiento que al presidente responder en su cuenta Twitter.

Sus términos, fieles a una escuela donde lo importante parece ser solo disparar sin mirar a quién, fueron una manera inequívoca de decir un No sonoro: ¨Jerjes del socialismo, Chato guerrillero, y Sánchez Berzaín el zorro defienden a Gary Prado, general de dictadura, asesino del Ché y separatista¨. Los dos proponentes tendrían una asignación importante para cumplir: enseñar historia contemporánea con detalles. Por ejemplo, que el general ahora retirado entregó vivo a Che Guevara y que mandos superiores ordenaron su ejecución, cuando Prado estaba de vuelta en operaciones de rastrillaje de los remanentes de la guerrilla castrista que había derrotado.  Ningún estudiante de historia se atrevería a sustentar la tesis del presidente. Luego, ningún masista ilustrado podría explicar por qué, salvo por  ¨default¨, el presidente involucró al ex ministro del MNR con el dúo ahora en el centro de un campo de batalla que debe parecerles desprovisto de toda brújula.

La jornada del domingo trajo el primer sacudón noticioso de la jornada con una entrevista de Mónica Salvatierra, editora del suplemento ¨Séptimo Día¨ de El Deber, con el ex comandante guerrillero y uno de los líderes gestores del MAS.

¨Chato¨ Peredo cuestionó la presencia e influencia en el gobierno del ministro Juan Ramón Quintana y el poder que dijo que ha alcanzado el vicepresidente Álvaro García. Del primero dijo que era ¨contradictorio¨ que continuase en el gobierno y como el hombre de mayor peso en las decisiones del Estado, y del segundo que era solo un invitado que había roto las reglas de la hospitalidad y entrado hasta el dormitorio.

¨Es el hombre más poderoso del país¨, precisó. ¨Él ha convertido a nuestro proceso en padre de los pobres pero (también) en madre de los ricos porque los amamantamos. Ha progresado como nunca la banca privada y no ha progresado la salud del pueblo¨. Lanzó una advertencia: Si sembramos capitalismo cosecharemos capitalismo.

Evo Morales, de acuerdo al ex comandante de Teoponte, vive en ¨un laberinto existencial¨, diagnóstico al menos respetable por provenir de un médico sicoterapeuta. Para algunos que leyeron la entrevista fue tarea del día trasladar ese laberinto a ideas y conceptos que suele manejar el Primer Mandatario. No hubo reacciones inmediatas del gobierno.
Horas más tarde eran divulgados los ¨tuits¨ presidenciales y quedaba la impresión de que el dúo Justiniano-Peredo había puesto en alto relieve contradicciones y fisuras en el partido a cargo del gobierno desde hace más de una década.

Desafíos

Posted on

Con el telón de fondo de la derrota del gobierno el 21 de febrero, empiezan a tomar impulso movimientos para levantar un muro ciudadano para detener los propósitos del partido gobernante y del presidente Morales de estirar su gestión por cuatro años más, que lo llevarían a regir durante un récord de dos décadas continuas. Quienes lideran esos movimientos ven en la pretensión una tentación totalitaria y sienten que deben actuar para conjurarla.

Jaime Paz Zamora, el ex presidente (1989-93) y uno de los padres fundadores del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria, salió al frente del propósito gubernamental y denunció como rayanos en el delito (¨apología del delito¨) los intentos de abrir libros de registro y dar pasos formales para desconocer el resultado del referéndum de febrero.

No ha sido el primero ni el único alerta ante la campaña re-releccionista. Carlos Hugo Molina, el multifacético ex prefecto de Santa Cruz, había dicho días antes del referéndum que el vuelco demográfico que se ha dado en Bolivia, cuando la mayoría de la población dejó de ser rural y se instaló en ciudades, iría pasando facturas al gobierno. La derrota que sufrió en febrero parece corroborar el aserto, que las principales autoridades rehúsan aceptar como una decisión sin vuelta. Semanas antes, el ex presidente Carlos Mesa había exacerbado los ánimos del gobierno al anunciar que su voto sería No.

José Antonio Quiroga, uno de los rostros más visibles en el combate electoral para derrotar el empeño gubernamental, dijo que el referéndum propinó una derrota política incuestionable al binomio Evo Morales-Álvaro García Linera que ha marcado la historia del gobierno a partir de la cual nada será como antes. La derrota ocurrió bajo la tormenta causada por el estallido del ¨caso Zapata¨. El gobierno, subrayó Quiroga, no logra explicar el tráfico de influencias expuesto por el escándalo pero aun así decidió suscribir acuerdos para la terminal gigante de Viru-Viru y un proyecto reducido para El Mutún, ambos sin las licitaciones de rigor.

Fue una ¨fuga hacia adelante¨ que ahora remata en la búsqueda obstinada de anular los resultados del referéndum en procura de ¨un segundo tiempo¨ que desconoce la voluntad de la ciudadanía, dijo mientras tomaba un café en la Feria del Libro en Santa Cruz.

El político, que regenta Editorial Plural, entre las empresas editoras de mayor prestigio en el país, se encuentra organizando una ¨Plataforma Ciudadana¨ para defender la institucionalidad democrática. Aspira a conformar, junto a otras fuerzas, una opción electoral para los comicios presidenciales de 2019. Declinó especificar fuerzas involucradas en el empeño, pero luce claro que la decisión del gobierno de procurar una nueva candidatura para Evo Morales aquel año es vista como desconocimiento de la decisión del 21 de febrero y que ha activado articulaciones ciudadanas para salirle al frente. Es una convergencia ¨a-la-MUD¨, la Mesa de Unidad Democrática venezolana que logró coincidir en un solo frente y ahora tiene arrinconado a Nicolás Maduro y lo está obligando a un referéndum capaz de apartarlo del poder.

Jaime Paz ha puesto en movimiento a la estructura nacional del MIR, al que procura devolverle la legitimidad electoral que le fue quitada a principios de siglo y que ahora tomaría la identidad de MIR-Comunidad Política Ciudadana. En dos visitas a Santa Cruz entre abril y mayo delineó ante un centenar de dirigentes y militantes su visión sobre Bolivia y la tarea que le correspondería al movimiento político surgido en el último cuarto del siglo XX y que ahora prepara su relanzamiento como ¨mirismo del siglo XXI.¨

En la última visita advirtió que quienes se atrevan a reclamar firmas para retrotraer Bolivia a antes del 21 de febrero o escenificar un supuesto ¨segundo tiempo¨ estarían infringiendo la ley. Fue la advertencia más severa de un partido asegura que sin su presencia como generación de la democracia no se entiende la historia del país de los últimos 40 años.
¨El referéndum fue un mandato que se dieron los bolivianos…no hay retrocesos¨, dijo ante su audiencia.

Quiroga duda que el gobierno y quienes lo apoyan se atrevan a dar de nuevo el paso en busca de la re-re-re, vuelto más difícil con un ambiente externo adverso a los regímenes populistas. Los observadores creen que la elección de Pedro Pablo Kuczynski en Perú, refuerza esa adversidad, que podría crecer en espiral con la consolidación en Estados Unidos de los demócratas bajo Hillary Clinton.

Guerra a la imprecisión

Posted on Actualizado enn

La noticia pisó fuerte el 15 de septiembre y fue título principal en los diarios del día siguiente. El presidente Evo Morales confirmaba el hallazgo de un nuevo campo de gas natural y petróleo en Rio Grande, departamento Santa Cruz, que debía ser anunciado solo durante los festejos del aniversario cívico departamental, nueve días después. Pero los datos principales del anuncio fueron anticipados debido a que ya se había filtrado en los medios y no confirmarlo carecía de sentido.  La misma noche, el sitio internet de un respetable diario paceño decía en su página principal: El gobierno confirmó hoy el hallazgo de un yacimiento de gas y petróleo en el departamento de Santa Cruz a una profundidad de 3.500 metros del pozo 102D, ubicado en la población de Rio Grande¨. El párrafo siguiente detallaba: ¨Resultados preliminares de esta exploración dicen que hasta ahora aportaría 3,5 millones de pies cúbicos día (de gas natural) y en petróleo 65 barriles de petróleo por día¨, informó el presidente Evo Morales en la zona de Rio Grande, donde realizó una inspección de la construcción de plantas de gas licuado¨.

Todos los sitios informativos traían la misma versión y los mismos datos. El titular de un sitio digital era más llamativo:   El presidente Morales dijo que el pozo descubierto contaría con una ¨reserva preliminar¨ de 65 barriles día de petróleo.

Ningún medio se preocupó por verificar los datos del hallazgo. ¿Eran los 65 barriles diarios (unos tres barriles por hora) un remanente exiguo y necesario para la extracción de gas? Para visualizarlas, las cifras deben ser comparadas. Ese volumen equivale a 10.330 litros. Si Ud. tiene un vehículo que utiliza 50 litros por día, el hallazgo de YPFB le habría resuelto el suministro durante 206 días, casi siete meses. Seamos claros: Solo a usted. ¿Y el resto? Lo siento. Solo a usted.

Uno se pregunta si al presidente le dieron bien los datos que debía anunciar o si hubo algún cero o algunos ceros perdidos, o si la producción calculada para el nuevo campo es en efecto y sin ninguna duda 65. Era labor de los medios clarificar los números o cuando menos compararlos para que las autoridades los expliquen y para que todo el público pudiese entender de qué se hablaba.   Las comparaciones pueden ser muchas, incluso si se toman como referencia las inversiones programadas para desarrollar una mayor producción.

No por venir de una fuente oficial, o del más alto nivel oficial, las cifras deben pasar sin mayor filtro. Hace pocos días, el gobierno atribuyó al presidente haber dicho que ¨la producción de hidrocarburos líquidos llega este año a 52 millones de barriles por día¨ sin reparar que esa cifra era superior con creces a la de toda la OPEP, o a unas cinco veces la de Arabia Saudita. Tampoco hubo ninguna aclaración, ni oficial ni oficiosa, y los medios que divulgaron la información no agregaron ni una palabra. Es ineludible la sospecha de que algunos lectores pueden haber creído que Bolivia es un mar de petróleo.

Los volúmenes de gas del nuevo campo también despiertan hambre por precisiones. Los medios están habituados a hablar de metros cúbicos de gas natural, que es la medida utilizada para las exportaciones de Bolivia. Gran parte del público aferra mejor el concepto de metros cúbicos que de pies cúbicos. El anuncio, sin embargo, habla de pies cúbicos, y ahí uno se marea. ¿Cómo calcular la magnitud del nuevo hallazgo?

El total de 3,5 millones de pies cúbicos diarios que se estima que el área descubierta podría agregar al volumen que Bolivia exporta (o al que produce) es importante pero todavía exiguo. La magnitud del volumen anunciado es apreciada mejor si se habla en metros cúbicos: menos de 100.000 metros cúbicos por día. Para alcanzar el volumen que corresponde a las exportaciones actuales a Brasil la cifra tendría que ser 300 veces mayor. Sin comentarios.

(*) https://haroldolmos.wordpress.com

Deshojando la cebolla

Posted on Actualizado enn

La defensa en el Juicio del Siglo empezó esta semana a responder a la acusación contra 39 personas a las que se atribuye el propósito de sembrar el terror, desmembrar Bolivia y desarticular la división geopolítica del continente sudamericano. El fiscal que elaboró la acusación está refugiado en Brasil desde marzo y se dice perseguido por el gobierno que hizo que preparase, asegura, una tesis acorde con los intereses políticos de las autoridades. No hay signos que indiquen un desenlace próximo del mayor juicio penal de la historia boliviana surgido de un episodio sangriento hace cerca de seis años en Santa Cruz.
El año comenzó bajo la impaciencia de los acusados con la prolongación del proceso, cuya duración marca un récord. Al reanudarse las sesiones tras los feriados de fin de año, el acusado Juan Carlos Guedes, el ex dirigente de la Unión Juvenil Cruceñista que reconoce haber engañado al comandante de la supuesta gesta, Eduardo Rózsa Flores, vendiéndole una pistola (correcto) mugrienta y sin cacerinas con la que iría a dirigir la insurrección separatista, reclamó al juez Sixto Fernández por su dilatada prisión. “Pronto voy a cumplir seis años en la cárcel… ¿hasta cuándo?”, reclamó airado. Guedes ya ha escrito un libro sobre su prisión y dice que tiene pronta una narración adicional. Acusado de ser traficante de armas, subrayó que su domicilio nunca fue inspeccionado para verificar la acusación de que iba a ser el proveedor de pertrechos para miles de hombres.
A los frecuentes altibajos y suspensos del proceso que llegó Santa Cruz hace dos años tras peregrinar por La Paz, Cochabamba, Yacuiba y Tarija, se agregó esta semana una frase del presidente Evo Morales en la ceremonia de inauguración del Año Fiscal organizada por el Fiscal General de la Nación, Ramiro Guerrero. “Si castigas a los separatistas (acusados en el Juicio del Siglo), puedes ser el nuevo presidente” de Bolivia, le dijo al fiscal, citado por el diario El Deber. En la misma jornada, el mandatario sugirió un referéndum para reformar la Carta Constitucional. La frase acentuó la perplejidad entre quienes asisten al juicio cuando el mandatario se mostró partidario de suprimir el debido proceso. ¿Puede eliminarse un principio, un concepto fundamental en democracia? “Es un principio tan válido para los derechos humanos como lo es el que la tierra gira alrededor del sol o que el mundo es redondo”, dijo un abogado defensor. El principio es parte de la CPE.
Otros hechos anecdóticos han causado una huella temprana en las audiencias de este año. El 11 de septiembre, el general Gary Prado Salmón había planteado la suspensión de la detención domiciliaria que le impuso una juez en mayo de 2010. El general acusado subrayó esta semana que la juez que entonces le tomó la declaración tenía lista la decisión de siete páginas tamaño oficio y renglón seguido preparada antes de escucharlo.
En su más reciente petición, Prado Salmón pidió que se permita defenderse bajo entera libertad. Entre las razones para imponerle la detención actual estaba el recelo de la juez de entonces por evitar que se comunicase con otros acusados y con los medios informativos, debido al relieve del general, cuya compañía de Rangers rindió a Ernesto “Ché” Guevara en los parajes de Ñancahuazú en 1967. El militar hizo notar esta semana que la prohibición de contacto fue superada con las audiencias, en las que todos los acusados presentes conversan, hablan con los periodistas y suelen compartir café. No debía, especialmente, conversar con el general Lucio Añez Ribera, también retirado y ahora apartado del juicio por problemas que le dificultan la memoria. Con ese factor también superado, ya no existirían razones para mantener las restricciones a su liberad, planteó la defensa. El juez flexibilizó el horario de las restricciones incorporando sábados y domingos, pero negó extender formalmente la hora de retorno a su domicilio con el fin de facilitar el desplazamiento del general desde las universidades en las que dicta clases.
En una de las últimas sesiones, el juez Sexto Fernández hizo preguntas al coronel de policía Adalberto Torres Céspedes, uno los 39 acusados. El juez hizo una pregunta que uno de los fiscales objetó, en una situación inusual. No es común que un fiscal objete al juez que, en este caso, retiró la pregunta. El hecho sembró inquietud entre los acusados sobre quién efectivamente ordenaba la sesión.
Elod Toaso, uno de los dos sobrevivientes del asalto al Hotel Las Américas, reclamó que cuando él declaraba meses atrás, se había presentado una situación similar. Sus abogados quisieron objetar una pregunta del juez pero éste dijo que las preguntas del juez no eran objetables. Su abogada Erika Oroza tocó uno de los nervios más sensibles al afirmar que el proceso tenía un error básico insalvable: sus orígenes habían sido una denuncia fechada el 14 de abril de 2009, antes de que ocurriese una explosión sobre el portón de la residencia del cardenal Julio Terrazas y antes del asalto al Hotel Las Américas.
Las preguntas respecto a flaquezas de la acusación empezaron a ser expuestas por Gianni Prado, el abogado de Mario Tadic, al iniciarse la etapa de alegatos. Uno de los primeros puntos fueron las afirmaciones de un periodista español que, después, resultaron endebles pero que la acusación las utilizó como fuente básica. “Si hubiera habido probidad en la administración de la justicia, se habría visto que el caso fue armado”, dijo el abogado.
Las réplicas a la acusación deberán continuar, al reiniciarse las sesiones este 19 de enero.