Declaración

Una moción sobre Bolivia

Posted on

Veinte ex mandatarios latinoamericanos han emitido una declaración sobre los tropiezos de la democracia boliviana y la preocupación que cunde en las cancillerías del continente por el futuro de la democracia en nuestro país. El documento es público e importante para el  país, pero en Bolivia no se lo conoce integralmente. Por eso lo transcribo para los lectores de este blog:

DECLARACIÓN SOBRE BOLIVIA
Los ex jefes de Estado y de Gobierno firmantes de las declaraciones de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), a propósito de la ruptura del orden constitucional y democrático en Bolivia:
Considerando:
a) Que la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia, aprobada mediante referéndum constitucional del 25 de enero de 2009 con una participación del 90,14% de los votantes, establece, en su artículo 168, la reelección del Presidente o del Vicepresidente de la República “por una sola vez de manera continua”.
b) Que habiéndose sometido a referéndum constitucional la eventual reforma de la norma constitucional que impide la reelección continua del Presidente de la República el 21 de febrero de 2016, fue negada mediante el sufragio de la mayoría de los bolivianos, habiendo participado el 84,45% de los sufragantes.
c) Que a través de una mutación constitucional, violatoria y en fraude de la Constitución, desconociéndose a la soberanía popular, el Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia declara, el 28 de noviembre de 2017, que la reelección continua del Presidente de la República es un derecho humano, que como tal priva sobre la norma constitucional que la impide; a cuyo efecto obvia la jurisprudencia de la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos, a cuyo tenor: “La previsión y aplicación de requisitos para ejercitar los derechos políticos no constituyen, per se, una restricción indebida a los derechos políticos. Esos derechos no son absolutos y pueden estar sujetos a limitaciones. Su reglamentación debe observar los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad en una sociedad democrática”.
d) Que la Comisión de Venecia, a instancias del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, en su Informe adoptado los días 16 y 17 de marzo de 2018 concluye que “los límites a la reelección tienen como objetivo preservar la democracia y proteger el derecho humano a la
participación política […] son una restricción autoimpuesta al poder del
pueblo de elegir libremente a un representante con el objetivo de
mantener un sistema democrático”.
e) Que la Carta Democrática Interamericana dispone en su artículo 3 que es
elemento esencial de la democracia “el acceso al poder y su ejercicio
conforme al estado de derecho”, lo que, en el caso del ejercicio continuo de
la Presidencia de Bolivia se vería vulnerado.
f) Que no obstante todo ello, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia ha
anunciado este 5 de diciembre pasado la habilitación de Evo Morales,
actual Presidente de la República, para que participe en una cuarta
reelección.
Declaran:
Instamos, respetuosamente, a los gobiernos de los Estados miembros de la
Organización de los Estados Americanos y de la Unión Europea, a mantenerse
vigilantes y disponer las medidas preventivas y efectivas necesarias y
apropiadas a la ruptura del orden constitucional y democrático ocurrido en
Bolivia bajo la presidencia de Evo Morales.
8 de diciembre de 2018
Óscar Arias, Costa Rica
José María Aznar, España
Enrique Bolaños G., Nicaragua
Rafael Ángel Calderón, Costa Rica
Alfredo Cristiani, El Salvador
Fernando de la Rúa, Argentina
Vicente Fox, México
César Gaviria T., Colombia
Felipe González, España
Osvaldo Hurtado L., Ecuador
Luis Alberto Lacalle, Uruguay
Jamil Mahuad, Ecuador
Mireya Moscoso, Panamá
Gustavo Noboa Bejarano, Ecuador
Andrés Pastrana A., Colombia
Jorge Tuto Quiroga, Bolivia
Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica
Julio María Sanguinetti, Uruguay
Álvaro Uribe Vélez, Colombia
Juan Carlos Wasmosy, Paraguay
Es auténtica:
Asdrúbal Aguiar
Secretario General de IDEA / http://www.idea-democratica.org

Brumas (¿?) del G77

Posted on Actualizado enn

A poco más de una semana del cierre de la reunión del G77 el público no ha tenido una lista cierta de los presidentes que asistieron a esa cita. El detalle pasó desapercibido y luego olvidado al fragor de otros acontecimientos que ocuparon la atención inmediata del país.  Página Siete se aproximó a la cifra cuando, el día de la clausura, registró: “En la foto oficial…aparecen 86 jefes de delegación, entre primeros mandatarios, primeros ministros y embajadores ante las Naciones Unidas. Según el embajador Reymi Ferreira, 129 de los 133 países que conforman el Grupo estuvieron representados, 15 de ellos por presidentes y cinco primeros ministros…” Una semana antes, los periódicos destacaban: “El gobierno boliviano anunció este lunes la asistencia de 27 presidentes, tres vicepresidentes y cuatro primeros ministros a la Cumbre de los 77 países en desarrollo y China (G77) prevista para este fin de semana en la ciudad de Santa Cruz…”
El número final de asistentes, del cual no se conoció una lista oficial, fue la mitad del estimado por el embajador. Hasta este momento se ignora si hubo alguna justificación para las inasistencias. Entre quienes vinieron, fue notable la presencia de Robert Mugawe, de Zimbabwe, quien se mostró vigoroso a pesar de sus 90 años, cumplidos el 23 de febrero. Un vigor mayor exhibió el presidente cubano, Raúl Castro, quien dos semanas antes, el 3 de junio, había cumplido 83.
De los 242 artículos de la declaración de Santa Cruz, no hay uno solo dedicado a los derechos humanos, menos a un compromiso por respetarlos. Una mención aparece en el artículo 34, que brilla por la cacofonía oscura de su redacción: “También reafirmamos la proclamación de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo de que el derecho al desarrollo es un derecho humano inalienable en virtud del cual todas las personas y todos los pueblos están facultados para participar en un desarrollo económico, social, cultural y político en el que puedan realizarse plenamente todos los derechos humanos y libertades fundamentales para contribuir a ese desarrollo y para disfrutar del él, como se reconoce en la Declaración.”
Si el lector aún tiene aliento, aquí va otro trabalenguas: “43. Reconocemos que la pobreza es una afrenta a la dignidad humana y destacamos que la erradicación de la pobreza es el mayor problema que afronta el mundo en la actualidad, y concedemos la máxima prioridad a la erradicación de la pobreza en la agenda de desarrollo de las Naciones Unidas para después de 2015, que debe apoyarse con medios efectivos y adecuados de aplicación y con una alianza mundial para el desarrollo fortalecida, y que entre otros objetivos entraña la promoción del empleo y el trabajo decente para todos, el mejoramiento del acceso a los servicios sociales, la erradicación del analfabetismo y las enfermedades, y la aplicación de estrategias nacionales y regionales integradas, coordinadas y coherentes.”
¿Quiénes intervinieron en la elaboración de este documento? ¿Cuál fue el “toque boliviano” que se dijo que contenía? Urge saberlo para mantener a ese personal lejos de declaraciones futuras.
El capítulo sobre el mejoramiento de las prácticas de la democracia tiene una perla que debe ser examinada por los profesores y alumnos de redacción en las escuelas de comunicación: “36. Pedimos que los medios de comunicación dejen de utilizarse de modo que puedan difundir información distorsionada contra los Estados miembros del Grupo de los 77 haciendo caso omiso del principio del derecho internacional.”
¿Alguien entiende? Lo que efectivamente dice es que los medios de información puedan difundir información distorsionada. Es decir, que se les habilite para informar incorrectamente haciendo uso del derecho internacional.
En la cabeza de quienes redactaron el párrafo posiblemente estaba: Los medios de comunicación no deben difundir información distorsionada contra los estados miembros del Grupo de los 77 (aunque sí contra no miembros, podría decirse). Pero como la frase corre libremente, se deduce que sí lo pueden hacer, si omiten el derecho internacional. La redacción, Uds. convendrán, es como dejar caer un ladrillo en el pie de quien tiene gota.
P.S. En algunos periódicos, la declaración vino hoy como encarte del gobierno.

Chávez empeora

Posted on Actualizado enn

La salud del comandante recluido en el hospital militar de Caracas ha empeorado. En el más reciente parte leído por el Ministro de Informaciones de Venezuela, Ernesto Villegas, difundido la noche de este lunes, se lee: “Al día de hoy existe  un empeoramiento de la función respiratoria relacionado con el estado de inmunodepresión propio de su situación clínica. Actualmente presenta una nueva y severa infección”.

Es claro que el espacio vital de Hugo Chávez se ha reducido y que ese proceso continúa y vuelve probable un desenlace muy rápido. Es posible afirmar que el fin del comandante está tocando la puerta cada vez más fuerte. La semana pasada, un médico boliviano que residio muchos años en Venezuela, me dijo que estaba informado que al presidente venezolano se le estaba aplicando una “terapia de rescate”, que incluye la aplicación de medicamento todavía bajo exprimentación.  El Ministro de Informaciones venezolano habló de una terpia de “alto impacto”, la mis a descrita por el médico boliviano.

Pueden encontrar aquí, en la página de Tal Cual Digital, el texto completo de la declaración que leyó Villegas:

Sanabria (?) dispara desde la prisión

Posted on Actualizado enn

Un manuscrito presuntamente originado en el general René Sanabria causó un revuelo informativo este martes. Por lo dicho en el manuscrito, el ex jefe policial rompia su silencio y desde la prisión en Estados Unidos decía que hay funcionarios del gobierno implicados en el narcotráfico y desafiaba al ex Ministro de Gobierno Sacha Llorenti, su superior cuando se desempeñaba como jefe policial, a dar la identidad de esos funcionarios. El manuscrito fue reproducido en Santa Cruz por el diario El Deber. La entrega del documento fue atribuida a la abogada del ex jerarca de la policía boliviana,  Sabrina Puglisi. El mismo documento también llegó a medios televisivos.

La autenticidad del manuscrito o de la declaración fue horas más tarde puesta en tela de juicio por el ex Ministro. En la noche, el tema del manuscrito era noticia relevante de los noticieros de televisión. El programa de red Uno “Que no me Pierda” trajo la voz del ex Ministro a quien  se le escucha decir que la supuesta nota era una “cortina de humo”. También reiteraba que “no se sabe” si el alegado documento era verídico.

El ex jefe policial cumple una condena de 14 años de presidio en Estados Unidos. El Deber dedicó una de las páginas centrales de su edición a informar sobre el documento, que trajo de vuelta las tertulias y especulaciones sobre los negocios turbios del tráfico de drogas.

El ex ministro Llorenti, que salió del gobierno a fines del año pasado como secuela de la represión brutal a los marchistas del TIPNIS, el 25 de septiembre anterior, dijo que si la carta manuscrita fuese real, se trataría de “una patraña”.  Esa apreciación se encontraba en un sitio Twitter con el nombre del ex ministro. Erbol reprodujo algunos párrafos,  uno de los cuales se decía:

“Si la carta es real, es una patraña. No se encubrió ni se encubrirá a nadie. Sería bueno que dé los nombres de los supuestos funcionarios”, se lee en el texto publicado por Llorenti hoy a las 18.11 en su cuenta de Twitter @SachaLlorenti.”

La más reciente actuación oficial conocida del ex ministro fue una representación boliviana en una reunión sobre derechos humanos en Ecuador.

En el texto manuscrito que se atribuye al ex ministro se lee: “Es un deber del ex ministro Sacha Llorenti dar a conocer la identidad de funcionarios públicos involucrados en delitos y actos de corrupción de narcotráfico, según indicios y pruebas acopiadas por las investigaciones del CIGEIN”, Centro de Inteligencia y generación de Información que estaba a su cargo cuando fue detenido y llevado a Estados Unidos.

En el manuscrito que se le atribuye, Sanabria niega que su esposa, actualmente prófuga, o su hijo, detenido por sospechas de corrupción, hubiesen estado involucrados en desaparición de documentos del que fue su despacho.  En su última declaración pública cuando era declarado culpable dijo: “Pido perdón. Mi familia me necesita”.

La versión de El Deber, a cuya edición electrónica era esta tarde difícil de accesar, fue reproducida en la página web de Erbol, la red de emisoras rurales.