Comunicación

???

Posted on Actualizado enn

Recibo de un lector de un país vecino la siguiente transcripción:
“No quiero que se molesten y seremos sinceros. Lamentablemente no hemos visto resultados ni han sido tan productivos. Lo que más nos molestó es que no era posible que hagamos estas reuniones para que nos graben a nosotros. Me he sentido inseguro. Cómo podemos ir a una reunión con el alto mando policial para hacerme grabar. Quiero decirles que estaba seguro que en cualquier momento me iban a reclamar; ¡cómo los hermanos policías nos pueden grabar en las reuniones que teníamos!”.

(Del presidente de Bolivia, Evo Morales, ayer en su discurso a la policía que fue transmitido por los medios públicos de comunicación.)

Defensa del Lector – Comunicación a tropezones

Posted on Actualizado enn

Hay palabras que se han vuelto de uso común pero que están lejos de su significado original. Es una manera torcida de utilizar el lenguaje sin que sean muchos los que se ruboricen. Es cierto que el origen de los defectos puede estar en la escuela, pero los medios pueden ayudar a corregirlos. No lo hacen con la frecuencia que deberían y al repetirlos acentúan el error y estimulan el mal uso del lenguaje. Pena por la audiencia, y por los niños que resultarán contaminados por estos virus contra los cuales la única vacuna es extirparlos de raíz.

El verbo advertir se ha vuelto sinónimo forzado de amenazar. Como cuando leo el siguiente titular: “Trabajadores de la CNSS advierten con paro de 72 horas”. Es claro que la forma verbal correcta habría sido “amenazan”. Un sinnúmero de ejemplos aparecerá al recorrer las páginas de nuestros medios impresos. Advertir tampoco es equivalente a “vaticinar”, como insinúa un titular: “Presidente del Comité pro Santa Cruz advierte lucha contra el centralismo”. Probablemente, el redactor quiso decir: Presidente del Comité pro Santa Cruz anticipa nuevas luchas contra el centralismo.

Más pernicioso es el uso incorrecto del verbo socializar, que se ha adueñado del concepto que expresan sus hermanos “debatir” “analizar”. “discutir”. Ahora todo se “socializa” como si se hablara de la apropiación de un bien o de un instrumento a favor del Estado. Qué tal suena decir: “Te vas a casar, pero antes socializa la propuesta con tus futuros suegros”. O  “vamos a tener un hijo, pero antes vamos a socializar la idea.”  Igualmente nociva es la metamorfosis aplicada al sustantivo intención. Las formas rebuscadas de hablar y escribir han encontrado un substituto: intencionalidad. Filosóficamente se puede debatir mucho sobre los dos términos y sus equivalencias, pero en el lenguaje diario me quedo, con firmeza, con intención.

La congruencia entre el artículo y el verbo pone a una prueba elemental a quienes escriben. Un ejemplo al paso: La Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, admitió ayer que los problemas registrados en el proceso censal en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra fue una situación que salió del control del gobierno debido a la gran cantidad de personas a registrar por un número reducido de empadronadores.  Aparte de que el verbo debía estar en plural (fueron, no fue), la frase dilapida palabras (proceso, situación, control del gobierno, etc.) sin compasión por el lector, que tal vez habría estado más feliz si leía: La Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, dijo que los problemas durante el censo en Santa Cruz tuvieron origen en el escaso número de empadronadores.

El siguiente párrafo grita que le den una  “limpieza” y se ampute el “por” que deslumbra por entrometido: El gobierno de Evo Morales puso ayer punto final a la consulta sobre la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos que atravesará por el Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure (Tipnis) en medio de tensiones con un grupo de indígenas que se opone a la construcción y que intentó ingresar al recinto donde se desarrollaba el acto organizado en Trinidad. Comento: La oración que empieza “en medio de…” debía ir separada por un punto, para no atravesar la comprensión del lector.

Este otro párrafo apareció el 8 de diciembre en El Día y El Deber. La similitud en ambos es extraordinaria y, sin examinar formas ni contenido, concluyo que debe haber tenido el mismo origen: CARACAS – El presidente venezolano Hugo Chávez regresó a Caracas tras someterse a un tratamiento en Cuba, a días de unas regionales en las que busca carta blanca para profundizar su plan socialista con un triunfo total sobre la oposición que pelea por conservar sus bastiones. (Las fuentes para ambas versiones son AFP y EFE).

El lector lidia con acertijos cuando la información que le llega no es clara o deliberadamente imprecisa. El porteñísimo Página 12 informaba este martes, al citar declaraciones del canciller y presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, que Chávez mejora tras su problema respiratorio, y reseñaba: “El vicepresidente y canciller precisó que el jefe del Estado venezolano está en proceso progresivo de estabilización. Dijo que los familiares le dieron a Chávez un informe sobre la victoria en las elecciones regionales del domingo”. Comento: Tantas palabras vagas oscurecen lo que se quiere decir: Su condición es aún inestable y delicada y los médicos se esfuerzan para estabilizarlo.  Nadie entiende lo del  “proceso progresivo”. Lo dicho por Maduro quizá se podría traducir en: “Oye, chico, el comandante está  mal, pero no está empeorando. Y eso ya es bueno porque creemos que pasito a pasito se va recuperando”. (La transcripción de las declaraciones de Maduro viene de la selección diaria que prepara el InstitutoPrisma, de La Paz.)

Al público le interesa saber con precisión qué pasa con el líder de la “revolución bolivariana”. Matizar términos y esquivar palabras no ayudan a la claridad  que el lector espera. Uno queda más confundido cuando se lee que el comandante está bajo reposo absoluto, pero que sus familiares le informaron sobre las elecciones del domingo. Sigue el informe de P12: “El vicepresidente también hizo referencia a la elección regional y manifestó que los familiares más cercanos al jefe de Estado le dieron a Chávez un informe sobre la abrumadora victoria del oficialismo en las elecciones regionales del domingo, en las que ganó 20 de 23 gobernaciones en disputa. “Ha expresado una gran felicidad y un agradecimiento profundo a todo el pueblo, a todos los hombres y mujeres de nuestra patria”, resaltó.

Es decir, el reposo no es tan absoluto. Y la información es una comunicación a tropezones.

La lengua es el castigo del cuerpo -V-

Posted on Actualizado enn

Una de las noticias destacadas de los diarios en lo que va de la semana es la aseveración de la Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, de que la diplomacia brasileña procura un encuentro con el presidente Evo Morales, quien esta semana estará brevemente en Rio de Janeiro, para explicarle por qué su país decidió otorgar asilo al senador pandino Roger Pinto. La portavoz gubernamental salió al paso de versiones que estos días decían que sería el presidente Morales quien buscaría una reunión con su par de Brasil, la presidente Dilma Rousseff.
Dijo la ministra, citada por Agencia de Noticias Fides:
“El presidente Evo Morales no está buscando una reunión con autoridades brasileñas. Lo que sabemos es que las autoridades brasileñas están buscando una reunión con el presidente Evo Morales, me imagino para explicar esta situación” (de la concesión de asilo al legislador pandino). Y enseguida agregó: “Se han dado cuenta que ha habido un error de apreciación y de apresuramiento…seguramente las autoridades de Brasil están interesadas en explicar por qué razón ha habido este apresuramiento”.
De la lectura de esta declaración se deduce que el Brasil de Dilma Rousseff busca con ansiedad ese encuentro para presentar excusas a la Bolivia de Evo Morales. Es posible que en los próximos días se sepa si el encuentro verdaderamente ocurrió y cuáles habrían sido los términos de la explicación que una de las diplomacias más serias y cautelosas del mundo querría dar a su vecino. La supuesta ansiedad brasileña habría sido detectada en una comunicación del canciller brasileño Antonio Patriota con su similar boliviano David Choquehuanca “para tratar este tema”.

Fuentes en Brasilia a las que consulté me dijeron que hasta la noche del martes no existía, oficialmente, ninguna previsión sobre un encuentro del presidente Morales con su colega de Brasil Dilma Rousseff, menos aún en el marco de una explicación al gobierno boliviano por parte de Brasil sobre la que especuló la ministra Dávila. Tampoco estaba previsto algún encuentro de alto nivel con algún propósito similar entre otras autoridades de los dos países.

(Agrego este miércoles un dato importante, no explotado por los medios en Bolivia. El diario chileno El Mercurio informó en su edición del martes que la mandataria brasileña había declinado reunirse con el presidente iraní, a quien, en La Paz, el presidente Morales recibió con afecto ese mismo día y emocionado lo llamó “hermano” y le expresó adhesión en la militante posición anti-imperialista (anti Estados Unidos)  que profesa el ayatolá.  Ambos gestos representan volúmenes de información.)

Bernadette Devlin, la luchadora por los derechos civiles y la democracia en Irlanda, cuenta en sus memorias que su padre le enseño desde muy niña: “Le lengua es para tenerla detrás de los dientes”. En  Venezuela hay un dicho semejante que solía utilizar con frecuencia el fallecido presidente socialcristiano Rafael Caldera: La lengua es el castigo del cuerpo. Sugiero leer la entrada que acabo de marcar: castigo. se refiere a las relaciones con nuestros vecinos.