Canciller

El Ekeko y Papá Noel

Posted on

El canciller David Choquehuanca ofreció la semana pasada una cátedra circunspecta sobre el popular Ekeko ante los representantes de las misiones diplomáticas acreditadas en Bolivia, con los que intercambiaba el saludo tradicional de fin de ano. El jefe de la diplomacia boliviana exhibió ante sus invitados la imagen entre escéptica y sonriente, de bigotes recortados cuidadosamente sobre labios gruesos , del muñeco más popular del país. 

“Quiero presentarles a nuestro Ekeko”, dijo a los diplomáticos, al exhibir al muñeco como representante de la “energía de la abundancia” que visita al país todos los años entre el 21 de diciembre y el 24 de enero, dijo, en conjunción con las fiestas de la temporada.  Contrapuso al Ekeko con el Papá Noel de las tradiciones nórdicas al decir que el gordo de barbas blancas y exuberantes bombachas rojiblancas tiene prohibido el ingreso al edificio de la Cancillería, que carece de chimenea, el pasaje predilecto de todo Noel digno de respeto.  Contó a los diplomáticos que un representante suizo había llevado al Ekeko por primera vez a su país hacía más de siglo y medio y está expuesto en un museo. “Por eso es tal vez que Suiza está como está, porque tiene esta energía de la abundancia”, subrayó.

También conocido como San Nicolás, Santa Claus o simplemente Santa, el canciller remarcó sucintamente:   “No está el Papá Noel aquí porque aquí no hay chimenea; está el Ekeko, la energía de la abundancia”.   El Canciller evitó especular sobre las distancias no sólo geográficas que separan a  los dos símbolos.

En términos simplistas, puede decirse que el oficio del Ekeko es acumular y el de Papá Noel distribuir. Mientras el volumen y peso de la carga que puede acumular un Ekeko depende de la imaginación de cada uno y es susceptible, por tanto, de ser infinita, sí hay cálculos sobre la magnitud que correspondería a Noel en la empresa que se le atribuye de llevar regalos a todos los niños del mundo: al menos cuatro veces el peso de un transatlántico como el Queen Elizabeth (90.000 toneladas x 4), y unos 214.000 venados. Sólo para citar dos de los muchos detalles de la operación en una sola noche.

En el mundo de la diplomacia se dice mucho cuando se habla poco. La sobriedad es con frecuencia un antídoto para  imprudencias y contradicciones. No por nada, un viejo dicho irlandés subraya que la principal función de la lengua es mantenerse detrás de los dientes.  El Sr. Canciller habló con extrema parquedad. Sus interlocutores decidirán si fue mucho o muy poco.

Diplomacia en colisión

Posted on Actualizado enn

Las principales autoridades bolivianas parecen rumbo a estrellarse contra el muro de la diplomacia brasileña. Mientras la presidente Dilma Rousseff y su canciller Antonio Patriota están afanados con la reunión mundial sobre el desarrollo sustentable Río+20 prevista para la próxima semana en Rio de Janeiro, el canciller David Choquehuanca informó que ha remitido a su similar brasileño la documentación que el gobierno dice que avala su posición contraria a la concesión del asilo al senador Roger Pinto. Se supone que la cancillería brasileña hará un alto para considerar la posición boliviana. ¿Será?

Demorar la entrega del salvoconducto al legislador asilado envenena las relaciones bilaterales. Sentado sobre una de las diplomacias más respetadas del mundo, Brasil sabe esperar y no sería raro que opte por dejar que el caso se cocine a fuego lento. El tiempo significa para el gobierno boliviano un crecimiento de la impaciencia, que no siempre aconseja bien.

El caso ha empezado a asomar características de un problema destinado a marcar la historia diplomática en el continente y convertirse en emblemático de la institución del derecho de asilo. Es un punto al que ninguna cancillería querría llegar y que puede dar lugar  al ingreso de un tercero, o de terceros, para ayudar a romper el impasse.   No sería sorpresa que a estas alturas empiecen a movilizarse otros actores, no previstos cuando empezó la partida. (Tal vez algún país europeo o la Comunidad Europea. No veo que ningún país de otra región con  cualidad de aconsejar una solución y de ser escuchado.)  En algún momento esos actores podrían inclinar el delicado equilibrio de la  balanza del caso. ¿Hacia qué lado apostarían ustedes?

En la jornada de este jueves quedó claro que el gobierno boliviano no quiere entregar el salvoconducto para que el senador se vaya a Brasil. Si por defender su causa está dispuesto a quemar las naves de las relaciones entre Bolivia y Brasil, es otra cuestión. Personalmente, no lo creo. Sería una actitud de kamikaze, los pilotos japoneses que estrellaban sus aviones contra los portaviones y acorazados de Estados Unidos.

“Salvoconducto es para los que están afuera, no tienen documentos y no pueden circular en un determinado territorio; pero Pinto tiene documentación y eso es lo que estamos analizando. Pero él tiene procesos penales pendientes” que deben ser analizados por Brasil de acuerdo a la norma internacional “que dice cuándo alguien merece un asilo político”. De la frase se desprende que el canciller está convencido de que una reversión de la decisión brasileña es posible. “Todo es posible, todo es posible. No se olviden ustedes que nosotros tenemos un caso de los paraguayos a los que se les ha otorgado refugio en Bolivia y, una vez que el presidente del Paraguay le ha entregado la información fundamentada al presidente Morales, se ha revocado este refugio”, dijo. (Se trata de dos paraguayos -Blas Concepción Franco y Angel Acosta- con orden internacional de captura acusados de secuestrar y dar muerte a la hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas, que habían recibido asilo en Bolivia. La  historia,sin embargo tuvo un capítulo inesperado y polémico pues los dos acusados fugaron antes de ser aprehendidos para dar curso al pedido de la justicia paraguaya, algo que no fue dicho por el canciller).

Fue luego de esa frase que dijo que el salvoconducto es para los bolivianos que están fuera de Bolivia. No escuché ni leí nada que explicara esta expresión, inusual entre diplomáticos. En cuestiones de asilo, el salvoconducto es un elemento esencial. Puede decirse que la frase, en el fondo, subrayaba la actitud negativa hacia la concesión del documento.

Erbol informó que en la jornada dos senadores del Movimiento al Socialismo, Adolfo Mendoza y René Martínez, declararon que la cancillería no debe emitir el salvoconducto para el legislador asilado. El caso ahora presenta elementos que tienden a extenderlo y ramificarlo más allá de lo previsible.

Es un momento en el que los cálculos de posibilidades pueden ser abrumados por las sorpresas.

Aquí no pasó nada

Posted on Actualizado enn

Luego del tiroteo verbal sobre Estados Unidos a lo largo de casi toda la semana, las aguas retomaron un curso menos tumultuoso cuando el canciller David Choquehuanca anunció este jueves que el presidente Evo Morales había promulgado el Acuerdo Marco entre Washington y La Paz. El presidente Morales había abierto el pasado fin de semana la nueva temporada al amenazar con cerrar la embajada de ese país. La tensión llegó cerca del punto de ebullición con la detención en Trinidad de un vehículo con placa diplomática de esa representación en la que había unas escopetas y municiones. La embajada aclaró que había un acuerdo con la policía, pues las armas estaban destinadas a la seguridad de sus bienes y sus portadores serían oficiales de la policía y, en virtud de un acuerdo, había informado oportunamente sobre el traslado de esas escopetas y municiones. Pero los ministros Ramón Quintana y Carlos Romero salieron al paso con una precisión: el acuerdo no había sido suscrito con el nivel gubernamental apropiado y, además, estaba vencido desde el 31 de diciembre. Quintana dijo que la embajada había incumplido las normas previstas en la Convención de Viena, sobre las legaciones diplomáticas y para decirlo sin pelos en la lengua convocó al cuerpo diplomático a la cancillería (oficiaba de canciller interino). Pero el titular Choquehuanca  retornó de Brasil para de inmediato descargar baldadas de agua sobre el incendio y, aparentemente,  lo apagó.

Al anunciar la promulgación del acuerdo,  el canciller dijo que Bolivia espera ahora “una actitud más transparente, más respetuosa, más sincera y más honesta”. Más, dijo que pese a las “experiencias amargas” con Estados Unidos, el gobierno quería dar una muestra de buena fe. Llamó a superar “viejas prácticas” y a trabajar por  una relación más positiva.

Conclusión: Aquí no pasó nada y hemos vuelto a un día antes que el presidente Morales amenazara cerrar la legación estadounidense. Es decir, un día antes del congreso del MAS en Cochabamba.

¿Otra vez?

Posted on Actualizado enn

Veo en El Mundo, via Agencia Fides y Erbol, y El Deber, conglomerados mayores de noticias de Bolivia, que el presidente Morales no ha desistido de construir la carretera por el Tipnis.

El presidente habló este jueves ante colonos. Puede parecer una jugarreta, pues  las expresiones del mandatario abren la posibilidad de que, por falta de consecuencia, no se crea más en su palabra ni en los actos del gobierno. Porque es la fe del gobierno la que es puesta en juego con este zigzagueo.

La crónica de El Mundo (www.elmundo.com.bo) cita al presidente diciendo ante organizaciones campesinas y de colonos en San Ignacio de Moxos: “Tal vez mi error fue no  haber venido acá, durante la marcha, a escucharlos a ustedes, pero también es su responsabilidad hacerse escuchar con el pueblo boliviano. Lamento mucho que algunos compañeros velen por sus intereses políticos y económicos y no así por los intereses del Beni; ahora es decisión de ustedes”; exijan a sus dirigentes y a sus representantes en el parlamento la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos para que atraviese por (sic) el territorio indígena del Tipnis”, manifestó Morales.

El Deber (www.eldeber.com.bo) dice que la Iglesia Católica, a través del cardenal Julio Terrazas, espera que el gobierno respete el acuerdo con los nativos del Tipnis.

El canciller David Choquehuanca terció en el súbito enturbiamiento del affaire Tipnis al sostener (también en El Deber) que “posiblemente ni los mismos indígenas hemos tenido la capacidad de escuchar el rugir del jaguar de la selva verde de esta marcha”. La frase parecía una confesión que también involucraba al presidente Morales.

Desde mi rincón digo que este zigzagueo nos invita con urgencia al diván del sicólogo. A todos.

Y esta noche del 12 de noviembre agrego: el presidente se ha olvidado de la CPE, que protege al Tipnis. Y también de los convenios internacionales suscriptos por Bolivia. Es allí, entre otros pilares, que se asentó la fortaleza de la marcha de los Tipnis y de la simpatía que despertaron en  Bolivia y en toda latitud del mundo en sintonía con las causas ambientalistas. Parece que hay muchos que no lo han entendido.