Bergoglio

La lucha del Cardenal

Posted on Actualizado enn

El cardenal Julio Terrazas libra desde hace meses una lucha tenaz contra los ataques a su salud. Ha conseguido atrincherarse y ofrecer una resistencia que estos días sorprende a quienes están a su lado y ofrece una lección  recia contra la adversidad.

Reparaciones coronarias, un cuarto de la capacidad de bombeo de un corazón que lidia con la compañía de la diabetes y afecciones renales y digestivas, son gigantes los desafíos del Cardenal vallegrandino que a los 21 años fue ordenado sacerdote redentorista.

La alarma por su salud eclipsó  los comentarios sobre los cambios que empiezan a recorrer el continente. Se daba Ud. la semana pasada una vuelta por la Mons, Rivero, el boulevard más concurrido de Santa Cruz, y escuchaba comentar más sobre la salud del Cardenal y su historia que sobre los desplazamientos políticos en el hemisferio.

Herland Vaca Díez, el nefrólogo prominente que preside los esfuerzos médicos para ayudar al purpurado, contó con sobriedad, durante un brevísimo café, que ese mismo día toda la residencia solo hablaba de una sorpresa grata. Pidió pasear en su silla de ruedas por el jardín, de un verde radiante en la mañana todavía fresca. En las horas siguientes tuvo una recuperación progresiva. ¨Le estreché la mano y sentí el apretón vigoroso que siempre tuvo¨, nos dijo el médico.

Un día después, el galeno tranquilizó a muchos cuando desmintió versiones irresponsables que decían que el cardenal había fallecido. ¨No es verdad. Al contrario, ha mejorado¨, dijo por teléfono, riendo de la maledicencia e imprecisiones que suelen permear las redes sociales.

A comienzos de este año, la salud del cardenal no ofrecía motivos de alarma. Decayó semanas antes de la llegada a Bolivia del Papa Francisco, Mario Jorge Bergoglio, con quien trabó una fuerte amistad cuando estudiaba filosofía y teología en Córdoba, Argentina.

En sus años de estudio en Lille compartió lecturas y nostalgias con un boliviano ilustre que en esa ciudad francesa asistía a cursos universitarios de periodismo: Pedro Shimose, el poeta laureado riberalteño. Ambos recuerdan esos tiempos con afecto mutuo.

La ansiedad nacional que ha despertado la salud del cardenal contrasta con el deseo que reiteradas veces han expresado autoridades del primer círculo gubernamental: que se restrinja solo a las almas. Con su prédica por una justicia, solidaridad y honestidad bien entendidas, un ¨cieloteniente¨ como Julio Terrazas

ha sido una voz incómoda constante para los ¨podertenientes¨ de todas partes.

(*) https://haroldolmos.wordpress.com

Santa Cruz, 26 de noviembre

Sobre extranjeros y aguinaldos

Posted on Actualizado enn

La sensación de holgura financiera que exhibe el gobierno se ha vuelto a manifestar con una orden que pocos países podrian soportar: pagar un sueldo mensual extraordinario a todos los asalariados este fin de año. Esa sensación apoya la creencia de que Bolivia es suficientemente fuerte como para sustraerse de los efectos de la contracción (Argentina) y recesión (en Brasil) de sus mercados de exportación de gas natural. En medio de esa convicción optimista de las autoridades, ha surgido la voz de la Iglesia Católica sobre las dificultades de muchas de sus obras para pagar el nuevo salario.

Los beneficiarios de esas obras expresadas en escuelas, hospitales, enfermería y gran variedad de servicios asistenciales en todo el país suman decenas de miles que, de otra manera, tendrían que recibir atención del estado. Si éste puede pagar 14 salarios o más, es suresponsabilidad adminisgtrar los recursos que pertenecen a todos los bolivianos, pero no debe obligar a todos a hacer lo mismo o pretender que la jauja alcanza a todos y que todos pueden realizar el mismo esfuerzo. Así como suben, los precios de las exportaciones pueden bajar y no es sensato decir “yo no me mojaré cuando llegue la lluvia”.

La pobreza que afecta a gran parte de la población sólo encontrará alivio permanente con la generación de empleo establey sueldos dignos, desafios mayores de todo país en desarrollo. Un estudio serio podría decir cuántas empresas privadas, pequeñas y medianas, pueden pagar el nuevo aguinaldo sin que el desembolso represente un tiro en la propia pierna.

A la orden que ha puesto un jaque financiero a obras de la Iglesia se ha sumado la exigencia de un legislador oficial de que todos los obispos en Bolivia sean bolivianos. Desde que Lucy emigró del lago Victoria hace dos millones de años en el largo sendero de la evolución, la humanidad camina en dirección diferente a toda forma de xenofobia. Bajo el criterio del legislador, el Papa Jorge Mario Bergoglio no habría llegado a ser obispo de Buenos Aires. La idea no tiene sustento y resultaría peligrosa de ser, siquiera en hipótesis negada de antemano, aplicada a otros ámbitos, al político, por ejemplo. Una mirada al mundo, inmediato o más allá de nuestras fronteras, lo haría sonrojar.

(*) https://haroldolmos.wordpress.com