Sucre

Constituyente en jaque

Posted on Actualizado enn

El aire se enrarece alrededor de la Asamblea Constituyente. El gobierno y su partido, el MAS, procuran retomar la iniciativa tras el alud de descontento precipitado por la supresión abrupta de la consideración del tema de la capitalía plena de Bolivia que reclama Sucre en la Asamblea Constituyente. Pero de momento han conseguido articular más amenazas que acciones propositivas. Grupos de campesinos de la provincia Omasuyos, de La Paz, dijeron que están dispuestos a marchar sobre Sucre para garantizar la continuidad de la Asamblea. Y el Ministro Secretario de la Presidencia, Ramón Quintana, advirtió que si fracasa la constituyente, fracasa también el movimiento a favor de las autonomías de cuatro de los nueve departamentos de Bolivia. Es decir, Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija se quedarían sin la autonomía por la que votaron afirmativamente el año pasado en un referéndum, pero que debía ser sancionada en una nueva Asamblea Constituyente. Parece un ojo por ojo que puede dejar ciegos a todos. Sucre continúa agitada y el número de huelguistas de hambre que exigen una rectificación para que se discuta la demanda de esa ciudad en las reuniones plenarias de la Constituyente ya sobrepasa la centena. Los reclamos anti-constituyente van desde una suspensión temporal hasta su cierre definitivo.

Dia de caos

Posted on Actualizado enn

Sucre vivió una jornada tensa este viernes. Y también el resto del país. Los sucrenses, en cuyas calles hubo barricadas y fogatas, manifestaron su indignación con la supresión de los debates de la Asamblea Constituyente de su demanda para reasumir la condición de capital plena de Bolivia que ostentaba hasta hace poco más de un siglo. Hubo un Cabildo Abierto que resolvió dar un plazo hasta el 23 de este mes, el próximo jueves, para que los asambleístas recoloquen en los debates el reclamo por la “capitalidad plena”. Qué vendrá después no es muy claro, pero hay que prepararse para un número creciente de huelguistas de hambre, marchas callejeras y nuevas tensiones. El sistema político boliviano está ante una de sus crisis más agudas. Los frenos del vehículo no responden adecuadamente y no se ve luz al final del túnel. Hoy, grupos de universitarios tomaron la Prefectura del departamento y permanecían allí atrincherados hasta el anochecer. Los comités cívicos de cinco departamentos (Santa Cruz, Pando, Beni, Tarija y Cochabamba) extendieron su apoyo al reclamo de Chuquisaca y preparaban presiones sobre la asamblea para que rectifique la decisión que afecta a Sucre. Habrá repliegue del gobierno y de su partido,  el MAS? Chuquisaca, por lo visto en el cabildo, no retrocederá. El resultado puede ser el cierre, cuando menos temporal, de la Asamblea. Algunos asambleístas, según noticias de la TV, han abandonado Sucre porque no se sienten más seguros. Y hasta ex presidentes de la República manifestaron preocupación por la espiral de confrontación en que la parece atrapado el país. “Ahora el MAS y el gobierno saben que no había sido tan fácil redactar una nueva Constitución Política del Estado”, dijo con sarcasmo el ex presidente Jaime Paz (1992-96). El gobierno no parece mayormente inquieto. El presidente Evo Morales inauguró un espacio deportivo y jugó un partido de fútbol completo.

CUARTO CRECIENTE

Posted on Actualizado enn

Diario, 16 de agosto de 2007

“Estamos ante las puertas del infierno.” La declaración gritada del senador beniano y movimientista Guillermo Richter, la noche de este miércoles en Sucre, equivale a un principio de epitafio para la Asamblea Constituyente. El Movimiento al Socialismo (MAS) puso ayer en marcha el rodillo compresor de su mayoría y acordó cercenar de las deliberaciones de la asamblea el tema de la capitalidad. Sucre, y Chuquisaca, han roto con el gobierno y lo desafían con manifestaciones y huelgas de hambre cuyas chispas pueden prender en otros departamentos . Ahora es posible hablar de ¨cuarto creciente¨ cuando se mencione a la Media Luna. De hecho, ésta deja de ser media y al tener a Chuquisaca de su lado (o al apoyar en bloque a Chuquisaca) se vuelve tres cuartos. Ahora son cinco los departamentos desafectos al gobierno del presidente Evo Morales. Si al Beni, Santa Cruz,  Pando, Tarija –y ahora Chuquisaca- se le suma el descontento contra el gobierno en Cochabamba, manifestado en silbatinas y sonoros abucheos en Urkupiña, el gobierno camina sobre una cuerda floja. Potosí (no muy confiable para el gobierno), Cochabamba (aún menos confiable, y con las heridas abiertas a causa de los disturbios de enero) y La Paz solos no garantizan estabilidad para esa caminata.

Con la decisión de anoche, La Paz -y su demanda por conservar su condición de capital política de Bolivia-, ha unido su destino al del MAS y al del gobierno. La victoria de anoche puede haber sido un disparo en el propio pie, un triunfo pírrico cuyos costos no demorarán mucho en aparecer.

El laberinto de la ampliación o la ampliación del laberinto

Posted on Actualizado enn

A fines de julio de 1990 la embajadora estadounidense April Glaspie presentaba credenciales ante Saddam Hussein cuando el líder iraquí preguntó a la diplomática sobre la posición de Estados Unidos ante la disputa de Irak con Kuwait. Las transcripciones conocidas sobre ese diálogo registran la siguiente respuesta: “Nosotros no tenemos opinión en los conflictos árabes, tales como la disputa entre ustedes y Kuwait… ” Las palabras de la diplomática están consideradas entre los grandes gaffes que precipitaron el conflicto que todavía perdura. Todo por una mala comunicación.

De este tipo de fallas por ambigüedad está llena la historia. En toda comunicación de decisiones, nada es redundante y todo debe ser meridianamente claro.

El año pasado, el congreso boliviano deslizó un artículo ambiguo en la convocatoria a la Asamblea Constituyente y surgió una disputa de más de ocho meses sobre cómo serían votados los artículos de la nueva Carta Magna. Y hace pocos días, extendió el período de trabajo de la asamblea con una ley redactada en tal forma que puede prestarse a interpretaciones seguramente lejos de la cabeza de quienes la aprobaron. Su lenguaje es impreciso y capaz cuando menos de demorar una llegada feliz al final del espinoso camino hacia nuevas reglas constitucionales.

Por ejemplo, miren el artículo primero:

1) En caso de que todos los artículos sean aprobados en detalle por el voto de los dos tercios de los miembros presentes (y si el número de los presentes es escasamente el mínimo? No deberían estar presentes todos los asambleístas?), el texto final de la Nueva Constitución Política del Estado será aprobado mediante el voto (a favor o en contra? O será que se lo aprobaría con el simple acto de votar, independientemente de si es un voto a favor o en contra? ) de dos tercios del total de los miembros de la Asamblea Constituyente. Ese texto se remitirá al Presidente de la República de conformidad a la Ley de Convocatoria…

Una mejor redacción podría haber dicho

En caso que todos los artículos sean aprobados en detalle por el voto favorable de dos tercios de los miembros presentes, el texto final de la NCPE deberá ser aprobado con el voto afirmativo de dos tercios del total de los miembros de la AC. Ese texto será remitido al Presidente de la República de conformidad a la Ley de Convocatoria de la AC.

O miren el artículo segundo:

1) Al concluir su trabajo y en caso de disenso las comisiones elaborarán dos informes, uno por mayoría, aprobado por mayoría absoluta de los miembros, y otro por minoría
que será la segunda propuesta más votada a condición de que ésta no sea presentada o apoyada por constituyentes pertenecientes a la bancada responsable de la propuesta de mayoría.

Más claro habría sido:

Si hubiere disenso, las comisiones presentarán dos informes al concluir sus trabajos: Uno por mayoría, que deberá haber sido aprobado por la mayoría absoluta de sus miembros, y otro por minoría, que corresponderá al de la segunda propuesta más votada. Los constituyentes que favorezcan un informe estarán excluidos de toda forma de participación en el otro. En consecuencia, el segundo informe no podrá ser presentado ni apoyado por constituyentes de la bancada responsable de la propuesta de mayoría.

Los ejemplos podrían continuar. Pero donde la ley ingresa en un terreno oscuro es cuando empieza mencionar plazos.

Por ejemplo, dice que el referéndum dirimidor (que decidirá sobre los temas álgidos, desde la visión de país hasta la plurinacionalidad) será convocado en hasta 120 días después de la publicación del proyecto de nueva constitución. Son cuatro meses más y con ellos podemos llegar al 14 de abril.

El artículo sexto acentúa las dudas sobre la extensión de los trabajos constituyentes cuando dice que “el Congreso Nacional remitirá los resultados finales del Referendum Dirimidor a la Directiva de la Asamblea Constituyente, la que convocará a sesiones de manera inmediata para que los artículos dirimidos en la consulta popular sean incorporados al texto”, etc.

No había sido ampliada sólo hasta el 14 de diciembre? Con qué poder se reunirán los (ex) constituyentes para incorporar los artículos surgidos del primer referéndum?

De la oscuridad se pasa a un campo minado cuando se establece que la AC que dejó de funcionar el 14 de diciembre aprobará “en un plazo no mayor a 30 días” computables a partir de su convocatoria, el nuevo texto a ser sometido al referéndum final. Y así entramos al 14 de mayo. Esta fecha es aún incierta, pues el plazo de 30 días depende de la fecha de la convocatoria.

Lo que es cierto es que, a estas alturas, la cabeza del lector, sometida a un bombardeo de fechas y plazos, ya habrá perdido el norte, y probablemente se mueve sin brújula en un laberinto oscuro.

Hay más. El artículo octavo establece que al concluir el proceso de aprobación y de incorporación de las nuevas normas emergentes del referéndum dirimidor, “la Presidencia de la Asamblea Constituyente remitirá el texto final… al Poder Ejecutivo, el que convocará a Referéndum Constituyente, a ser realizado en un plazo no mayor a ciento veinte días computables a partir de la publicación del Decreto de Convocatoria”.

La pregunta sobre si seguirá vivo hasta aquí (mediados de mayo de 2008) el mandato extendido de los constituyentes, es aclarada sólo en la “disposición final primera” que estipula: “Las y los Constituyentes…conservan su mandato hasta la entrega del texto final de la Nueva Constitución Política del Estado para el Referéndum Constituyente.”

De hecho, entonces, las tareas de los asambleístas no acaban en diciembre. Acaban en mayo, al entregar al gobierno el texto a ser sometido al referéndum final.

Entonces, la extensión es o no es sólo hasta diciembre? Por lo visto, no. Las deliberaciones concluyen en diciembre, pero la Asamblea tendrá tareas tal vez hasta mediados de 2008.

Sucre vs. La Paz

Posted on Actualizado enn

July 23, 2007

The city of Sucre has scheduled for Wednesday, 7/25, its own Cabildo, a public assembly earmarked to reaffirm what its citizens consider the city´s right to get back the state institutions it lost to La Paz in a civil war at the end of the 19th century. That includes the executive and legislative branches.

La Paz did its own rally last Friday, 7/20. It was the largest public gathering ever in Bolivian history__ more than 1 1/2 million people went to the streets and concentrated mostly on El Alto. The rally reaffirmed the political capital shall remain in La Paz. It also called for national unity, implying that Sucre´s demand and those supporting it were against national integrity. “The (political) venue does not move,” was the battle cry.

The government was impressed. President Evo Morales congratulated organizers and ordered his party, the Movement Toward Socialism, not to support Sucre´s demand at the Constituent Assembly.

Now Sucre is coming up with its own rally. With a population of just 300.000, this central southern city is not expected to match La Paz´s. But the point it brought up has irritated the government as the Constituent Assembly approaches the end of its term August 6 without finishing the new Bolivian chart. Sucre´s demand seems to represent the smoking gun proving some flaws in the assembly, including the view that it was “all plenipotentiary and originary,” meaning it was almighty and could deal with anything. It cannot, according to the government. It has a put a sort of veto to tackle the capital question. La Paz´s cabildo, with implicit government support, said the assembly ought to remove the debate over the location of Bolivia´s political capital. And it threatened with an indefinite department-wide stoppage if removal is not official by August 6.

Sucre´s move is haunting the government and the assembly itself. The government has lost hold of Sucre, an early regional supporter of Evo. The loss of this support increases opposition against Evo __ at least on his attitude regarding the city where the three estate branches should be located. It means more sympathy toward the so call half-moon, media luna, whose ranks span over four departments (Santa Cruz, Tarija, Beni and Pando, or 60% of the national territory.)

Alerta en La Paz

Posted on Actualizado enn

 July 20, 2007

La Paz se concentra en un cabildo abierto que marchará desde la Av. Montes hasta la ceja de El Alto. Ya pueden imaginarse el motivo: defender “la capitalidad” de La Paz, con los nervios crispados desde que Sucre empezó a reclamar el retorno de todos los poderes del Estado a esa ciudad. Sucre dejó de ser capital política y solamente sede de la Corte Suprema hace más de un siglo, tras la llamada “guerra federal.”

La Paz pretende reunir a cuando menos un millón o más de ciudadanos para frenar la corriente adversa hacia su condición de eje político boliviano. He leído algunos comentarios que dicen que la animosidad contra la Paz nace de albergar a El Alto y la vulnerabilidad en que la sitúa su ubicación debajo de la nueva urbe altiplánica. Los bloqueos frecuentes sobre la ciudad jaquean a gobiernos y sus consecuencias repercuten por todo el país y sobre regiones que nada tienen que ver con los bloqueos sobre La Paz.

Los bloqueos son una fuerza dinámica en la pugna pobres versus menos pobres o entre los que no tienen versus los que tienen que de manera más patética se siente en La Paz. Sería una solución apartar la capital de El Alto y dejar a éste sin su pieza estratégica maestra en el ajedrez de las reivindicaciones económicas y sociales? El Alto ni La Paz lo aceptarían. Esa dualidad pobreza-afluencia se ve en otras ciudades latinoamericanas pero a nadie se le ocurriría remover a las favelas de Rio de Janeiro o trasladar Rio a otro lugar. Se debe anotar, sin embargo, que la violencia que azota a las favelas no repercute sobre todo el país como repercuten los bloqueos de La Paz sobre toda Bolivia. Las dos urbes –La Paz y El Alto- deben entender que la dinámica contra la capital en La Paz cobrará cada vez más fuerza al crecer el convencimiento de que los bloqueos y la vulnerabilidad de la capital política vuelven vulnerable a todo el resto del país. Si no remedian eso, la capital sí se moverá.

Un hecho absurdo: el decreto del prefecto (gobernador) de La Paz de prohibir la salida de vehículos de La Paz durante el día del cabildo. Esto da a la concentración un matiz forzoso que sus organizadores, ciertamente, no quieren.

Otro absurdo: la propuesta disparatada (por llamarla benignamente) de un constituyente oficialista de implantar en Bolivia la “reelección indefinida”.

Diario – 18 de Julio, 2007

Posted on Actualizado enn

July 18,2007

Bolivia parece un volcán con múltiples bocas de erupción.

El cabildo abierto al que llamaron tres regiones del norte de Santa Cruz para el martes 17, fue limitado. Tenía el propósito de reivindicar la autonomía provincial (¿?), vista como una contraposición a la autonomía departamental y que es una de las multi-autonomías que propone el gobierno de Evo Morales, consiguió reunir a no más de 5.000 personas en la parte abierta del mercado central de Montero, a 40 kilómetros de Santa Cruz. Los organizadores esperaban unas 30.000.

Tarija cumple hoy un paro de protesta por la falta de carburantes (gas). Una paradoja: Tarija es el principal reservorio boliviano de gas natural. De allí sale gran parte del gas que va a Brasil y Argentina.

El viernes La Paz tendrá un paro cívico para dar lugar a un cabildo abierto . “La sede… no se mueve”, dicen habitantes y autoridades. Los organizadores prometen reunir á más de un millón de personas.

Sucre, que perdió su condición de capital integral para ceder el área política (poderes ejecutivo y legislativo) a raíz de una guerra interna al acabar el siglo 19, anuncia su propio cabildo para reclamar el retorno delos poderes cedidos a La Paz. Para el 25de julio.

Y entretanto, no está decidida la extensión del plazo dado a la Asamblea Constituyente para redactar una nueva carta magna. Los escollos gigantes continúan siendo la visión de país (nación plurinacional o nación unitaria?) y las autonomías departamentales. El año pasado, en un referéndum, cuatro departamentos (Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando), votaron a favor de la autonomía departamental. Los otros cinco (Oruro, Potosí, Chuquisaca, La Paz y Cochabamba, respondieron a la consulta negativamente: no a la autonomía. Ahora los representantes de las regiones que votaron por el NO propugnan una pluri-autonomía. La propuesta parecería un disparate si no fuera a ser debatida por los asambleístas y tal vez votada en un referéndum.

Diario -4 de Julio, 2007

Posted on Actualizado enn

Diary – July 4, 2007

Los acontecimientos de los últimos días confirman algunas presunciones:

  1. El gobierno indigenista del presidente Evo Morales ha perdido la iniciativa política, ahora desplazada hacia el oriente, con epicentro en Santa Cruz. El gobierno simplemente reacciona a las decisiones que adoptan los cuatro departamentos pro-autonomía. Un ejemplo ocurre con un Estatuto de la Autonomía, leído durante una concentración multitudinaria (cuando menos unas 20.000 personas) el día lunes 2 de julio por un representante de la Prefectura de Santa Cruz. El gobierno, que hace rato sólo se mueve políticamente cuando los organismos cívicos de Santa Cruz se pronuncian, esta vez llamó de sedicioso (grave acusación para una manifestación que en su mayoría, por lo que vi, estaba formada por jóvenes y muchos niños!) el borrador autonómico. Esta dinámica no hace sino favorecer al movimiento autonómico y, por reflejo, debilitar políticamente al gobierno. Éste se enfrenta a un movimiento irreversible, que no puede contener. No tiene alternativas capaces de seducir a las multitudes plegadas al lado del autonomismo. Y presiento que sus propias filas se irán debilitando pues sólo consigue ofrecerles más de lo mismo.
  2. El fuego oficial contra las demandas autonomistas ha rebotado donde más lastima y mayores daños causa al gobierno: la capital plena que ahora reclama Sucre. Me temo que sólo haber planteado el tema, que hasta hace poco tiempo era tabú, ha abierto el cauce para que La Paz pierda la condición de sede de gobierno como la ostentado desde hace más de un siglo. Probablemente no será mañana ni el próximo año, pero con el andar del tiempo irá ganando fuerza la idea ahora en marcha de que Sucre debe retomar su condición de capital plena. Y quizá ninguna de las dos ciudades se adjudique el trofeo. Pues si primase la geopolítica como razón para tener la capital más al centro, más epicéntrica respecto al resto del país, Sucre tampoco luciría como opción viable. Mejores condiciones básicas las tendría Cochabamba, o alguna otra ciudad que represente mejor el centro geopolítico boliviano respecto a sus vecinos. Difícilmente La Paz volverá a tener el mismo espíritu de los últimos 100 años. El virus de la descapitalización de La Paz y la capitalización de Sucre ha prendido, si bien su marcha será de larga maduración.