Nobel

Dias con rastro

Posted on Actualizado enn

Acostumbrados a criticar sin reservas y con estridencia a Estados Unidos, algunos gobiernos latinoamericanos deben haberse sentido incómodos cuando  hace una semana les cayó una crítica que no podían detener ni estaban en condiciones de replicar. El obispo sudafricano Desmond Tutu, Premio Nobel de Paz y uno de los mayores activistas a favor de los derechos humanos, censuró “el silencio ensordecedor y la inacción de los vecinos de Venezuela (que) le han dado a Maduro una licencia para actuar con impunidad”.

La respuesta de los gobiernos de la región fue también un silencio ensordecedor que decía mucho de la actitud de algunos regímenes cuando deben lidiar con las realidades del país petrolero del norte sudamericano.

Tutu, anglicano ahora retirado de la función episcopal, ha sido hincha activo a favor de gobiernos de izquierda en la región. Estuvo entre quienes con mayor entusiasmo recibieron la elección del presidente Morales. Se mostró impresionado por la humildad que encontró en él cuando lo visitó en Sudáfrica en su primera gira tras su triunfo electoral en 2005.

Las palabras de Tutu estos días fueron el mayor  reproche a los gobiernos que se hacen los desentendidos de la crisis interna y violencia que prevalecen en Venezuela.

La respuesta que reclamaba Tutu ha venido de sectores no oficiales, con dirigentes que han intentado contactarse con los líderes presos y sus parientes, y a los que el gobierno de Maduro ha hostigado.

Muchos observadores creen que la intemperancia de los gobernantes venezolanos puede haber llegado al  límite al toparse con Brasil. Media docena de senadores, entre ellos Aecio Neves, quien en octubre estuvo cerca de vencer la contienda presidencial a la cabeza de la socialdemocracia brasileña, no logró su propósito de visitar a los prisioneros. Al ómnibus en que viajaba no consiguió continuar la ruta hacia la prisión militar de Ramo Verde, ahora con renombre internacional gracias a sus huéspedes. Decenas de manifestantes hostigaron al vehículo e hicieron temer por la seguridad de sus ocupantes. Renán Calheiros, otro de los frustrados visitantes, es el presidente del senado brasileño y su partido es fundamental en la coalición que apoya al gobierno de Dilma Rousseff. Calheiros telefoneó a la presidente y le pidió una reacción ante lo que ocurría. Itamarty emitió la noche del jueves una nota en la que lamentaba lo sucedido.

A partir del incidente, la “cuestión Venezuela” parece abierta en Brasil y es coincidencia entre los observadores políticos y diplomáticos que las relaciones bilaterales no serán más igual bajo el gobierno de Maduro. Brasil es el principal proveedor de alimentos y base de la industria automotriz venezolana. Con el colapso de su producción agrícola y pecuaria, el incidente no podía haber ocurrido en peor momento. El asombro que recorrió por algunas las cancillerías del continente con el trato despectivo recibido pocos días antes por el líder socialista español Felipe González parecía destinado a convertirse estupor.

El régimen de Maduro exhibió uno de sus rostros más temibles e hizo eco a la advertencia que había formulado el retirado obispo anglicano: “La situación actual de los derechos humanos en Venezuela es particularmente sombría. Incluso más preocupante que la situación económica y de seguridad del país es la respuesta del gobierno a las frustraciones de su pueblo”.

El Premio Nobel había comparado con Mahatma Ghandi y Martin Luther King a los prisioneros a los que los legisladores brasileños se proponían visitar y al repudiar el trato del régimen de Maduro a los opositores declaró: “Que un gobierno actúe de esta manera contra sus propios ciudadanos, cuando están ejerciendo sus derechos fundamentales de libertad de expresión y asamblea, es atroz.”

Una obra de Saramago

Posted on Actualizado enn

Me llega  un correo que dice que «Ensayo sobre la Lucidez», del Premio Nobel portugués José Saramago, puede parecer una analogía fantasiosa con  las manifestaciones que se están dando a favor del voto nulo en las elecciones judiciales. Se trata del Ensayo sobre la Lucidez. La ficción trata de un país donde  la población, en un día lluvioso de sufragio, decide expresarse con el voto en blanco, una manifestación indescifrable para las autoridades del lugar. El escrutinio muestra que sólo un total del 25% de los votos son válidos, de los cuales está con la derecha un 13%, un 9% con el centro y un 2 ½% con la izquierda. Más del 70% de los votos son blancos. Las especulaciones son de todo orden, todas descritas por la pluma magistral del Nobel portugués.

En el deseo de rectificar ese resultado, que coloca en entredicho la legitimidad de los gobernantes, éstos deciden realizar una nueva votación. Resulta que esta vez los votos blancos suman el 83%.

La novela tiene menos de 200 páginas, fue publicada en 2004 por Alfaguara y está también online: http://www.scribd.com/doc/7194780/Jose-Saramago-Ensayo-Sobre-La-Lucidez o, simplemente, oprimiendo el mouse  aquí.

Vargas Llosa retira su columna de El Comercio

Posted on Actualizado enn

Ei diario limeño La República trajo en su edición digital del lunes por la noche una carta del escritor y Premio  Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en la que informa que ha retirado su columna, de manera definitiva, del diario El Comercio, que la publicaba. El escritor dice que el diario limeño apoya sin escrúpulos la candidatura de Keiko Fujimori, en desmedro de Ollanta Humala. La República no trae ninguna confirmación de la noticia, sino sólo la firma del laureado escritor. Algo extraño, sin embargo, para un escritor muy cuidadoso: en la carta la directora del diario es mencionada primero como Señora y luego como Señorita. La República es considerado como un medio liberal de izquierda y El Comercio como de derecha. Por tratarse de un documento importante,  transcribo la carta a continuación.

Madrid, 31 de mayo de 2011

Sr. D. Francisco Miró Quesada Rada

Director

Diario El Comercio

Lima, Perú

Señor Director:

He pedido al diario El País que a partir de hoy cese de enviar mis colaboraciones  a El Comercio. Desde que  un puñado de accionistas, encabezados por la señora Martha Meier Miró Quesada, tomó el control de ese diario y del grupo de canales de televisión y periódicos de que es propietario, el periódico se ha convertido en una máquina propagandística de la candidatura de Keiko Fujimori que, en su afán de impedir por todos los medios la victoria de Ollanta Humala, viola a diario las más elementales nociones de la objetividad y de la ética periodística, silencia y manipula la información , deforma los hechos , abre sus páginas a las mentiras y calumnias que  puedan dañar al adversario, a la vez  que en todo el grupo de medios se despide o intimida a los periodistas independientes y se recurre a las insidias y golpes bajos de los peores pasquines que viven del amarillismo y el escándalo. No puedo permitir que mi columna “Piedra de Toque”  siga apareciendo en esa caricatura de lo que debe ser un órgano informativo genuinamente libre, pluralista y democrático.

Al apartarme por segunda vez, y de manera definitiva, de El Comercio, no puedo dejar de recordar a ese demócrata cabal, hombre de bien y amigo queridísimo que fue Luis Miró Quesada Garland, y el estupor y la tristeza con que habría visto los niveles de abyección a que han llevado la señorita Meier Miró quesada y sus cómplices al periódico que alguna vez fue suyo y al que honró con su decencia y sus artículos.

Atentamente,

Mario Vargas Llosa

A propósito de los nuevos Pemios Nobel

Posted on Actualizado enn

El diario caraqueño El Universal trajo ayer el siguiente artículo en su página de colaboradores que vale la pena leer, para aumentar las fuentes de opinión:

Cuando el Nobel dijo: «no más socialismo»

RONNY PADRÓN

Ocurrió la semana pasada, con motivo de la entrega del premio del mismo nombre en las categorías de literatura en la persona del peruano Mario Vargas Llosa y el de la paz, para el chino Liu Xiaobo.

Ni casualidad, ni coincidencia, ambos, en sus particulares posiciones de vida plantan pie firme en favor de la libertad, la justicia y la dignidad humana, en contra de los abusos del poder político, tan perfectamente representado por el socialismo, pérfida ideología que tiene en ambos galardonados testigos históricos de excepción.

Seguir la lectura aquí.

Vargas Llosa, escritor global

Posted on Actualizado enn

Columa Global

Por Ted Cordova-Claure/Corresponsal en USA

Havelock, USA – El premio Nobel de literatura 2010, Mario Vargas Llosa, es un intelectual que epitomiza el nuevo desorden global. El escritor peruano saltó de la izquierda a la derecha, pretendió ser presidente de Perú y se mantuvo, como dijo la academia sueca que otorgó el premio, como un agudo observador de la infraestructura social de estos tiempos. En más de una docena de libros, Vargas Llosa, con estilo ágil y impecable dominio del castellano, ha puesto a la literatura latinoamericana en primera fila junto a otros como García Marques, Borges, y el mejicano Carlos Fuentes, que era otro candidato al nobel del mismo año.

Nunca olvidaré cuando en la decada del sesenta, Vargas Llosa recibió el premio Rómulo Gallegos de una Venezuela por entonces democrática y con buen uso de los petrodólares. El gobierno del entonces social demócrata Raul Leoni, sufría los embates de guerilleros venezolanos entrenados y enviados desde Cuba. Al recibir el premio, con rebeldía y dignidad Vargas Llosa lo dedicó a la revolución cubana. Ahora, cuando recibe el más codiciado premio literario, el escritor es un implacable crítico del proceso de los hermanos Castro. Como ha ocurrido en distintas épocas de la historia, como figura descollante de la cultura, Vargas Llosa intento meterse en la politícoa aspirando a la presidencia de Peru, pero fue derrotado por el aspirante de origen japonés, Alberto Fujimori. Fue claramente derrotado y ello acentuó su posición anti-izquierdista o anti-populista empujándolo aún más hacia la derecha, al extremo que algunos de sus críticos izquierdistas lo han calificado de instrumento de la CIA norteamericana.

Pero Vargas Llosa, además de sus fascinantes novelas, escribe una columna periodistica que distribuye ”El  Pais” de Madrid y ha contribuido a confirmar la columna como un genero literario más. Vargas Llosa también estuvo muy ligado al trabajo de libretista de radio en el Perú y de traductor para la UNESCO.

Su vida también lo ligo a la pintoresca cuidad de Cochabamba en Bolivia, donde conoció a su primera esposa, Julia Urquidi, de quien se dice que fue una persistente impulsora del joven escritor, especialmente mientras vivían en Europa. A raiz de este esfuerzo, publicó un panfleto titulado “La Tia Julia y el Escribidor” que, por lo que se dijo en su momento, el negó parcialmente. La relación entre las dos personas se hizo más tensa cuando una sobrina de Julia Orquidi llamada Patricia, los visito en Paris. De alli, surgió una nueva relación del escritor con una mujer cochabambina en este caso, más romantica y menos maternal. Pocos años despues, Julia Orquidi publicó su propio panfleto titulado “Lo Que Vargitas no Dijo”.  Más agresivo para el escritor son todos los subsecuentes ataques de la intelectualidad izquierda. Por sus visicitudes personales, Vargas llosa puede considerarse un clásico escritor de la globalidad y desde luego, un orgullo para el Perú y la lengua castellana que cada vez se expande más en el mundo. – BIP

¿Premio inoportuno?

Posted on Actualizado enn

El Premio Nobel de Paz concedido hoy al presidente Barack Obama es el primero, que muchos recuerden, otorgado más por lo que habrá de hacer que por lo hecho. Es cierto que ha conseguido, hasta ahora, revertir la caída de la economía estadounidense y mundial. Pero aún le quedan muchos frentes.

En el bélico, el reconocimiento no podía haber sido más inoportuno. Los jefes militares le están pidiendo 40.000 hombres más para reforzar la presencia estadounidense en Afghanistán, donde ya hay 38.000.  Ha comprometido 21.000 más y es probable que la escalada continúe. Junto a los que actualmente hay en Irak, en los dos países se encuentran cerca de 250.000 soldados estadounidenses, una fuerza formidable superior a que se tenía en Vietnam. Y en tierras afghanas han muerto hasta la fecha cerca de 4.3000 desde el comienzo de la guerra, en octubre de 2001, bastante más que en los ataques a las Torres Gemelas.

Aumentar el número de tropas se le volverá cuesta arriba. ¿Cómo podrá un Premio Nobel de Paz reclamar más tropas y presupuesto así sea para combatir el terrorismo? No será fácil de entender.

En el frente económico está librando una lucha descomunal para atender enfermedades crónicas de la economía estadounidense. Ha conseguido, hasta ahora, dominar la crisis que parecía llevar a todo el mundo al despeñadero a un costo tal que tomará muchos años compensar. Y procura llevar un sistema de seguridad social que abarque a todos.

Es cierto que Obama fue le manifestación del clamor de los norteamericanos que querían un cambio respecto a las políticas de George W. Bush, para quien, de paso, el premio al gobernante demócrata es visto como una bofetada. Pero a los analistas conservadores este premio les preocupa. Porque ven en él un intento europeo de controlar Estados Unidos para colocar a su gobierno más al lado de la social democracia europea. ¿Será? Para el registro, los europeos no pudieron lidiar solos con los Balcanes y tuvieron que pedir ayuda de USA a través de la OTAN.

Se equivocarán quienes crean que ahora Obama tiene las manos amarradas. Para los estadounidenses primero que cualquier otra cosa, incluso premios nobel, está su interés nacional. Y ese interés les dicta acabar o poner un freno drástico al terrorismo y a todo cuanto pretenda alterar el sistema de vida de Estados Unidos. La no proliferación de armas nucleares, por ejemplo, en las que Irán ha estado empeñado. Tampoco representa levantar las manos ante gobiernos declaradamente enemigos de USA.

En todo caso, hay que destacar que el premio es un galardón para quien representa energía y claridad de propósitos, honestidad, búsqueda genuina de igualdad de oportunidades, diálogo sincero y a mano abierta, ademas de paz en la sociedad que gobierna. 

Lo cortés no quita lo valiente

Posted on Actualizado enn

Van más de 80 horas desde que el ex Vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, fue declarado Premio Nóbel de la Paz 2007 por su campaña en favor del medio ambiente. Hasta ahora no he visto una nota de felicitación al ganador, ni del gobierno boliviano ni del presidente Evo Morales, cuyo discurso en Naciones Unidas hace poco más de dos semanas fue precisamente respecto al medio ambiente. Por lo menos, no he visto mención a felicitación alguna a Gore que hubiese sido transcripta por la ABI (Agencia Boliviana de Información). El presidente Morales era uno delos competidores a ese galardón universal. El título de la nota más reciente de ABI -12 de Oct 2007,23:07- sobre reacciones al premio, dice: Nobel de la Paz para ambientalistas, pero Evo ganó simpatía, respeto y prestigio para el país.