Lula

Otro frente en desarrollo

Posted on Actualizado enn

El gobierno del presidente Morales no ha conseguido hasta ahora atajar el desarrollo de un nuevo frente que se suma al valor obstinado de los Tipnis de llegar hasta La Paz: una supuesta mega-corrupción que se escondería detrás del camino carretero que pretende atravesar el Parque Nacional Isiboro-Sécure. La bandera la ha levantado Juan del Granado, del Movimiento Sin Miedo, y ahora empiezan a surgir denuncias paralelas. El presidente de la Asociación de Ingenieros de Cochabamba, Gonzalo Maldonado, asegura que la empresa brasileña OAS estaría cobrando, con la aquiescencia de la ABC, el organismo rector del sistema carretero de Bolivia, por 135 kilómetros ya construidos y que en el proyecto de obra figuran como parte de la construcción. Sobre dudas respecto a la calidad del contrato ya se hablaba en el senado en 2009.

La denuncia traída por Erbol se suma a las especulaciones que han cundido en  las últimas semanas sobre el papel jugado en este programa  carretero por el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, en cuya más reciente y sorpresiva visita a Bolivia no habría estado ausente la OAS, a favor de la cual el ex mandatario habría prestado su voz.

Circula en la web un documento atribuido a Wikileaks, fechado en Estocolmo, que sostiene que la empresa brasileña ayudó financieramente “siquiera” con US$ 100.000 en la campaña presidencial de 2005 que llevó al timón de Bolivia a Evo Morales. La versión viene supuestamente de un informe de  la embajada de Estados Unidos emitido en enero de 2006. Las contribuciones habrían llegado a su destino por vía de dos hermanos dueños de hoteles en Sao Paulo.

El documento que circula en la web recuerda que en  2008 fue suscrito el contrato para la obra que se teme que permitiría extender sobre ese territorio casi inmaculado los cultivos de coca de Chapare, donde la tierra ya no rinde tanto debido al cultivo intensivo de la hoja. En su última visita como presidente, Lula estuvo en el Chapare y allí las cámaras de los fotógrafos y de la TV lo mostraron recibiendo guirnaldas de  hojas de coca que le cubrieron el pecho. La escena fue criticada en Brasil.

De resultar cierta la versión de que el viaje del ex mandatario brasileño fue financiado por OAS, el dirigente estaría, por lo menos a ojos bolivianos, ante un escándalo con perfiles anti-éticos inocultables.

El documento en la web recuerda que el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, ha dicho que el contrato con la OAS no tiene valor si fue realizado al margen de la consulta a los habitantes naturales del Tipnis que el gobierno, por mandato constitucional, estaba obligado a realizar. Este es precisamente uno de los puntos fuertes de los marchistas: no hubo consulta y se los ignoró.

El costo de la obra sería de $US 415 millones, de los cuales el 80% es financiado por el BNDES, el banco de desarrollo económico y social de Brasil. El contrato fue decidido, recuerda la información, sin licitación pública. La OAS fue la única empresa que se presentó.

El documento también otorga credibilidad a la afirmación del gobierno boliviano de que la embajada de Estados Unidos realizaba labores de espionaje bajo la conducción de Philip Goldberg, expulsado de Bolivia en 2009. El gobierno de Estados Unidos devolvió el golpe y expulsó al embajador Bolivia, Pablo Solón. Hasta hace poco parte del círculo estrecho del presidente Morales, Solón mostró en estos días una actitud crítica al gobierno, a raíz de esa carretera. En una carta pública lo exhortó a que ordenase la suspensión de la obra, pues ponía en entredicho todo lo que el presidente ha predicado mundialmente: respeto a los pueblos indígenas y a la madre tierra.

Las sospechas de corrupción generada a través de sobreprecios de la obra inicialmente denunciadas por el dirigente del Movimiento Sin Miedo (MSM), son las que traen  un potencial inquietante, capaz de causar un daño similar al de la marcha indígena al gobierno del presidente Morales. Erbol dijo hoy que la Administradora Boliviana de Carreteras había estimado el precio por kilómetro en unos 620.000 dólares. Ahora sería de $1.340.700, más del doble. (Ver aquí.)

Y mientras los nativos del Tipnis se preparan para reanudar su marcha, el presidente Morales afirmó este viernes que el movimiento era un juego  opositor para que fracasen las elecciones judiciales del 16 de octubre. “Un compañero me dijo que esa marcha desde el primer momento estaba orientada para perjudicar y para hacer fracasar la elección del 16 de octubre”, dijo, en una concentración campesina en Cochabamba.

La afirmación, que  se suma a otras nunca corroboradas a lo largo de los 40 y tantos días de marcha , puede ser como echar gasolina al fuego. La lengua es,otra vez, un castigo para el cuerpo y una manera gratuita de enredarse en problemas.

El Brasil post Lula

Posted on Actualizado enn

Quien suceda a Lula no tendrá una larga ni despreocupada luna de miel. Son muchas las dificultades acumuladas en los últimos años a ser resueltas en un plazo relativamente corto para mantener al gigante sudamericano en el nivel de los compromisos acorde con su tamaño y el peso de su economía. El  embajador Rubens Ricupero, ex canciller del vecino país y punto de vista equilibrado que suele ser referencia en su país, lista algunas de esas dificultades en un reciente trabajo para la Fundación Fernand Braudel, de Sao Paulo, entre las cuales cita también a Bolivia.

En primer lugar, Ricupero reprocha al gobierno del PT y Lula por ignorar que las condiciones de estabilidad de Brasil resultan del trabajo de las administraciones precedentes tras acabar el ciclo militar. “Lula, dice, se volvió víctima de su propio éxito. La adulación que lo circunda hizo que olvidase la contribución de las condiciones objetivas del país y del mundo, alimentando un personalismo excesivo. Buscaron creer que todo cuando emprendieron era nuevo y sin precedentes. Lula y sus colaboradores jamás valorizaron, en los asuntos que presentaban continuidad con el pasado, la parcela que heredaron de gobiernos anteriores,  prefiriendo apropiarse de todo el mérito en nombre del gobierno actual y su partido”. Las semejanzas con países que conocemos no deja de ser sorprendente.

Ricupero destaca que el entorno de Brasil ha crecido en intensidad y heterogeneidad, resultado de regímenes bajo experiencias radicales de refundación política, como en Venezuela, Bolivia y Ecuador, “complicando las perspectivas de una efectiva integración económica o de colaboración político-estratégica”. También menciona “la incomprensible renuncia a… los medios pacíficos … en defensa de derechos brasileños atropellados en incidentes como la violación boliviana de tratados y contratos sobre el gas”. Luego habla de parcialidad con las guerrillas colombianas y de una “imprudente injerencia”, por simpatías ideológicas, en Bolivia y Paraguay.

El diplomático destaca que es central para Brasil consolidar un reconocimiento mundial con una silla en un Consejo de Seguridad de la ONU ampliado, junto a USA, Inglaterra, Francia, Rusia y China, y quizá Alemania e India o Japón. Pero subraya que sus recientes políticas de apoyo a Irán, y simpatías hacia Cuba, pueden haber  perjudicado esa ambición. En el primer caso, subraya Ricupero, cuando buscó,  junto a Turquía, una aproximación a Irán y, al fracasar, convirtió a Brasil, según The Washington Post, en “el mejor amigo de los tiranos que tiene el mundo democrático”.

Es también capital en su visión la participación brasileña en Mercosur, que Ricupero ve debilitado e incapaz de resolver disputas internas (Argentina y Uruguay, por ejemplo, con las papeleras, y el veto uruguayo para que Néstor Kirchner presida UNASUR, cuya vigencia aún no es oficial). Un escollo a superar es el ingreso de Venezuela al grupo, país al  que ve como obstáculo antes que facilitador de la integración buscada por Brasil. Será una decisión que, cuando sea efectiva, tendrá  “graves implicaciones” para América Latina, dice.  Ricupero ve en ese ingreso un grave obstáculo, pues el socialismo del Siglo XXI de la Venezuela de Chávez contraría el libre mercado del grupo fundado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay. Todas estas cuestiones demandarán un protagonismo personal del sucesor de Lula. La pregunta que el diplomático no aborda es si la sucesora probable podrá ejercer ese protagonismo.


Lula cancela viaje a Davos

Posted on Actualizado enn

Con hipertensión manifestada en pleno vuelo hacia Suiza, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva tuvo que cancelar el viaje por orden de sus médicos, volver a Brasil e internarse en un hospital en Recife, donde hasta esta mañana jueves continuaba. Iba a ser dado de alta antes del mediodía.

La prensa electrónica brasileña informa que la presión de Lula llegó a 18-22 (su presión normal es 11-8), y que fue sometido a electrocardiogramas, Rayos X y análisis de sangre.
El presidente del Banco Central, Henrique Meireles, lo substituirá en Davos, donde Lula iba a recibir la distinción de Estadista Global.