Honduras

La izquierda repite en Uruguay, derecha se consolida en Honduras

Posted on

Con José Mujica, en Uruguay, se ha consolidado la izquierda que había instalado Tabaré Vasquez hace cuatro años. El presidente saliente había puesto a Uruguay en el mapa político mundial como parte de la llamada “izquierda moderna”, lejos de los vocingleríos de Chávez, realista en las relaciones con sus vecinos Brasil y Argentina y cauto con Estados Unidos. Con  el 52,5% de los votos obtenidos en la elección del domingo, la izquierda de ese calibre tiene cuatro años más en el gobierno. Al frente del espectro ideológico está Honduras, donde se impuso Porfirio Lobo, también con más del 50% de los sufragios ese mismo día, lejos de Elvin Santos, el candidato del presidente depuesto Miguel Zelaya.

Lobo puede contar con el reconocimiento de Estados Unidos,  Panamá, Costa Rica, México, Colombia y Perú. Aún se resisten a darle la mano los gobiernos de Brasil, Venezuela, Bolivia, Argentina, Ecuador y Nicaragua.  Pero nada indica que esta situación vaya a extenderse por demasiado tiempo.

Anuncios

Simón Alberto Consalvi y Honduras

Posted on

Muy pocos lo conocen en Bolivia. Consalvi es uno de los “padres” de la democracia Venezolana que pugna por sobrevivir. Militante esencial de Acción Democrática (AD), cuando fue canciller de su país tuvo gestos nobles hacia Bolivia, como ayudarla en sus gestiones para reducir el endeudamiento externo que le habían dejado años de dictadura. Ahora, como co-editor de El Nacional, una voz vibrante de la prensa venezolana, ha escrito un artículo sobre Honduras y la OEA cuya lectura recomiendo.  Fue publicado este domingo, 18 de octubre, por El Pais, de Madrid. Se lo encuentra aquí.

Honduras:!qué tremendo lío!

Posted on Actualizado enn

Con este titular, el columnista venezolano Adolfo P. Salgueiro, de El Universal,  trae este sábado un punto de vista interesante sobre la situación hondureña bajo la perspectiva de los acontecimientos recientes. Se lo lee aquí.

Zelaya, ¿otro Haya?

Posted on Actualizado enn

Nota: Esta entrada actualiza la versión anterior  sobre el retorno de Manuel Zelaya a su país.

0-0

Tras la violencia que siguió al  “refugio” del depuesto presidente Manuel Zelaya en la embajada de Brasil en Tegucigalpa el martes 22, con un resultado de dos muertos y decenas de intoxicados,  la situación del ex mandatario sigue el curso dilatado de sus movimientos anteriores. Parte de la crisis se ha trasladado ahora a Brasil, donde Itamaraty es el blanco de fuertes críticas por haber brindado  “hospedaje” a Zelaya en su representación diplomática de Honduras, regida por  un gobierno que no reconoce. Este no reconocimiento asigna al hospedaje un rasgo peculiar, pues no inhibe al gobierno brasileño de reclamar por la falta de suministros de servicios básicos (agua, luz, energía, comunicaciones) a la vez que protege a quien el gobierno de Roberto Micheletti reclama para someter a juicio.  La situación no tiene precedentes en la diplomacia brasileña.  

Nada parece indicar  que la crisis  vaya acabar en pocos días. El de Zelaya no es un refugio fácil. Tiene que someterse a ciertas normas que le prohíben pronunciamientos públicos y contacto con sus adherentes fuera de la residencia. Si no logra una reacción que lo reponga en la presidencia en pocos días, su experiencia se equipararía a la de Raúl Haya de la Torre, el líder peruano del APRA que permaneció en la embajada de Colombia en Lima durante seis años. El gobierno colombiano resistió a todas las presiones para que fuese entregado a las autoridades peruanas. En estos tiempos de comunicaciones instantáneas, media docena de años es una eternidad…Entre los aliados del depuesto presidente también hay impaciencia. Hugo Chávez ha vuelto a jurar que el régimen de Micheletti será  “barrido” pero nadie asegura cuántos días pasarán –si se habla de días- antes de que ese vaticinio ocurra. Entretanto, el reloj sigue su marcha y se aproxima el 29 de noviembre, fecha fijada para la elección general para designar al nuevo presidente.
Tras conocer del refugio de Zelaya,  Micheletti hizo un llamado a los diplomáticos brasileños para que entreguen al ex mandatario, a quien las actuales autoridades hondureñas acusan de sedición por haber pretendido violar las leyes al buscar modificar la Constitución y dar curso a la posibilidad de ser reelecto presidente. Brasil ha dicho que no accederá al pedido, pero también ha dejado claro que Zelaya no podrá moverse con la libertad que desearía: Refugio es refugio, le han dicho los diplomáticos brasileños, no una zona política libre.

Zelaya, según una versión diario español El País, ingresó por el aeropuerto en un avión de la Fuerza Aérea Venezolana al que se le había negado permiso para el aterrizaje. Sobre la pista se habían posicionado movilidades policiales, pero el avión consiguió aterrizar y de él bajó Zelaya.

Los pormenores de la odisea del ex presidente son desconocidos, pero antes de su ingreso a Honduras había viajado por un gran número de países reclamando su derecho a volver a ocupar la presidencia de Honduras.

Hay un detalle que no ha pasado por alto: Contrariamente a cuando intentó ingresar directamente por la frontera de Nicaragua y pisó su tierra por algunos instantes, esta vez el acompañamiento periodístico internacional ha sido sólo el equivalente a este tipo de eventos inesperados. Nada particularmente especial.

Policía y ejército contra manifestantes pro Zelaya

Posted on Actualizado enn

Fuerzas de la policía y del ejército se enfrentaron esta madrugada (04:00, hora boliviana) con grupos de manifestantes partidarios del depuesto presidente Manuel Zelaya, quien se encuentra desde el martes 22 refugiado en la sede de la embajada de Brasil en Tegucigalpa. Las fuerzas del orden dispararon gases lacrimógenos y los manifestantes incendiaron un carro de la policía.  No se sabía de heridos ni de víctimas de la confrontación, que sin embargo agrega algunos grados más a la temperatura política caliente que se vive en el país centroamericano.

El presidente provisorio Roberto Micheletti hizo un llamado a los diplomáticos brasileños para que entreguen a Zelaya, a quien las autoridades hondureñas acusan de sedición por haber pretendido violar las leyes al buscar modificar la Constitución y dar curso a la posibilidad de ser reelecto presidente.

La situación en Tegucigalpa era tensa. Las autoridades locales dejaron a la sede diplomática brasileña desprovista de servicios básicos, en tanto que el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, desde la sede de las Naciones Unidas donde se encuentra, pidió a Zelaya que no actúe de manera que lleve a la policía y al ejército, que de acuerdo a Zelaya mantienen rodeado el edificio, a ingresar a la sede diplomática brasileña. Al lugar también han entrado 70 manifestantes partidarios de Zelaya, informa la versión online de O Globo. Fue, al parecer, durante esta irrupción de madrugada que ocurrió el choque con las fuerzas policiales y del ejercito. Pero otras versiones dicen que el choque se produjo cuando la policia procedió a desalojar a los manifestantes de los alrededores de la embajada de Brasil.

El local funciona con generadores de emergencia, pues está privada de agua, electricidad y teléfono.

Los cuatro aeropuertos principales del pais estaban cerrados y el gobierno de Micheletti consideraba extender el toque de queda impuesto ayer durante parte de la tarde y la noche, informó CNN.

Zelaya, según una versión que transcribe O Globo del diario español El País, ingresó por el aeropuerto en un avión de la Fuerza Aérea Venezolana al que se le había negado permiso para el aterrizaje. Sobre la pista se habían posicionado movilidades policiales, pero el avión consiguió aterrizar y de él bajó Zelaya.

Los detalles de la odisea del ex presidente son desconocidos, pero antes de su ingreso a Honduras había viajado por un gran número de países reclamando su derecho a volver a ocupar la presidencia de Honduras.

Hay un detalle que no ha pasado por alto: Contrariamente a cuando intentó ingresar directamente por la frontera de Nicaragua y pisó su tierra por algunos instantes, esta vez el acompanamiento periodistico internacional ha sido el equivalente a este tipo de eventos inesperados. Nada especial. Y, adicionalmente, el presidente Lula, que lo aloja, le ha pedido no hacer cualquier cosa que pudiese provocar una intervención militar o policial al edificio donde se encuentra la embajada. Lula destaco que la acogida que le ha brindado Brasil al depuesto dirigente es la que cualquier gobiernodemocrático le habria ofrecido. Es como haberle dicho:  es nuestro protegido, pero de acuerdo a las normas diplomáticas, por favor nada de proclamas ni llamamientos a sus seguidores; nada que haga peligrar nuestra sede.

El refugio de Zelaya no es muy fácil.

El retorno…unos metros y unos minutos

Posted on Actualizado enn

El depuesto presidente Manuel Zelaya demoró más en avanzar desde Managua hasta la frontera con Honduras que el tiempo que realmente estuvo dentro de su país: sólo unos metros, apenas unos minutos, quizá media hora, una frustrada tentativa de hablar con el Comandante en Jefe de las FF.AA. hondureñas y un repudio generalizado a su empeño, desde José Miguel Insulza hasta la Secretaria de Estado Hillary Clinton. El fiasco puede haber atornillado más al régimen de Roberto Micheletti o, visto de otra manera, desatornillado aún más al de Zelaya.  El presidente depuesto resumió su actitud de colocar su gesto politico en retro en  una frase: “No soy cobarde, pero no soy loco”.

Fue un retorno apenas simbólico. Lo cierto es que ahora se vuelve a la mesa de negociaciones.

La noción que surgió cuando el presidente de Costa Rica Oscar Arias presentó su plan pacificador, que colocaba a Micheletti como un intransigente, pues lo había rechazado, y a Zelaya como conciliador, pues lo aceptaba, quedó equilibrada. Como dicen en el Caribe, lo que es igual no es trampa. Zelaya fue criticado públicamente por la Secretaria de Estado Clinton. Llamó “temeraria” su tentativa. Y hasta el propio Insulza tuvo que darle la espalda al depuesto dirigente y subrayar que su desplazamiento no contribuía al esfuerzo que había hecho la OEA, bajo su dirección y, de hecho, a favor de Zelaya.

Ahora parece estar claro que si Zelaya llegase a retornar sería un líder políticamente mutilado. Se le habrían cerrado las puertas a una modificación de la Constitución por las que se filtraría su reelección (punto tercero del Plan Arias). Los comicios serían anticipados al 28 de octubre (punto cuarto), un mes antes de lo previsto y tendría que cogobernar con quienes ahora son sus rivales. Todo esto parece configurar una derrota para el llamado “chavismo” en el continente. Hay, además, un sobreprecio: al haber reclamado insistentemente el respeto a las normas democráticas, los regímenes del Socialismo del Siglo XXI deberán actuar en consecuencia.

En este contexto podría ubicarse el inesperado y veloz retiro de la propuesta del partido de gobierno para aprobar en el Congreso un “padrón mixto” que aceptaría una porción del padrón antiguo, ampliamente visto como un sistema que favorecería el fraude electoral. (Reiteradamente se ha dicho que hasta un 30% del padrón estaría contaminado.) El llamado “padrón mixto” era defendido por el presidente Evo Morales. Su abanderado era -y sigue siendo- el Vicepresidente Alvaro García, quien no logró ignorar la declaración de la Corte Nacional Electoral, cuyo presidente había dicho que era un misterio cómo se trabajaría con un “padrón mixto”. La fórmula, que sería considerada sólo el 15 de septiembre –si es que el gobierno continuare empeñado en su aprobación- equivalía a la declaración de un cirujano: “Operaremos, y si no conseguimos extirpar todo el tumor detendremos la cirugía, cerraremos la incisión y que el paciente se las arregle”. Cualquiera puede imaginar las consecuencias de una situación semejante.

El Plan Arias

Posted on

La delegación de Zelaya lo aceptó ayer, al rayar el fin de las 72 horas que había pedido el Premio Nóbel Oscar Arias, presidente de Costa Rica, para presentar su propuesta por escrito. La representación de Micheletti le dijo no. La propuesta, que excluye explícitamente la cualquier tentativa de modificar los puntos irrevisables de la CPE hondureña y anticipa las elecciones de noviembre para octubre, había sido calificada por Fidel castro como un acta de capitulación de Zelaya. Ahora empieza el conteo al revés. Juzguen Uds.

Lea la transcripción completa del acuerdo:

Acuerdo de San José para la reconciliación nacional y el fortalecimiento de la democracia en Honduras

Nosotros, hermanos hondureños, discípulos de la paz, la libertad y la democracia de nuestra patria; conscientes de la responsabilidad histórica con que nuestras circunstancias nos han investido; profundamente convencidos del poder de nuestra unión y de la fuerza de nuestra voluntad consensuada; bajo el amparo de nuestra Constitución y las leyes de nuestra República y la plena vigencia del Estado de Derecho; reafirmamos ante el pueblo de Honduras, ante nuestro Mediador, Dr. Óscar Arias Sánchez, y a través de él, ante toda la comunidad internacional, nuestro compromiso inquebrantable con la reconciliación de nuestro pueblo, que debe ser uno e indivisible.

Los sucesos recientes que han perturbado a Honduras reclaman de nosotros madurez y humildad, y en ese espíritu hemos convenido firmar el siguiente Acuerdo.

1. SOBRE EL GOBIERNO DE UNIDAD Y RECONCILIACIÓN NACIONAL

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, conformaremos un Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, integrado por representantes de los diversos partidos políticos, reconocidos por su capacidad, honorabilidad, idoneidad y voluntad para dialogar, quienes ocuparán las distintas Secretarías y Subsecretarías de Estado, de conformidad con el artículo 246 y siguientes de la Constitución de la República de Honduras.

En vista de que con antelación al 28 de junio, el Poder Ejecutivo no había remitido a consideración del Congreso Nacional el Proyecto de Presupuesto General de Ingresos y Egresos, de conformidad con lo establecido en el artículo 20,inciso 32, de la Constitución de la República de Honduras, este Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional respetará y funcionará sobre la base del Presupuesto General recientemente aprobado por el Congreso Nacional para el ejercicio fiscal 2009.

2. SOBRE LA AMNISTÍA PARA LOS DELITOS POLÍTICOS

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, solicitamos al Congreso Nacional la declaratoria de una amnistía general, exclusivamente para los delitos políticos cometidos con ocasión de este conflicto, antes y después del 28 de junio de 2009, y hasta la firma de este Acuerdo, según los términos del artículo 205, inciso 16, de la Constitución de la República de Honduras y la legislación especial vigente que regule la materia. La amnistía deberá, además, garantizar con claridad las condiciones de seguridad y de libertad de las personas que queden bajo su amparo.

De la misma manera, nos comprometemos a no iniciar ni continuar acciones legales por los actos anteriores al 1 de julio de 2009 que se deriven del presente conflicto, por un periodo de seis meses. El incumplimiento de cualquiera de los compromisos contenidos en este Acuerdo, comprobado y declarado por la Comisión de Verificación a la que se refiere el punto 7, anulará los efectos de esta moratoria para el trasgresor o los trasgresores.

3. SOBRE LA RENUNCIA A CONVOCAR A UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE O REFORMAR LA CONSTITUCIÓN EN LO IRREFORMABLE

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, reiteramos nuestro respeto a la Constitución y las leyes de nuestro país, absteniéndonos de hacer llamamientos a la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, de modo directo o indirecto, y renunciando también a promover o apoyar cualquier consulta popular con el fin de reformar la Constitución para permitir la reelección presidencial, modificar la forma de Gobierno o contravenir cualquiera de los artículos irreformables de nuestra Carta Fundamental. En particular, no realizaremos declaraciones públicas ni ejerceremos algún tipo de influencia inconsistente con los artículos 5, 239, 373 y 374 de la Constitución de la República de Honduras, y rechazaremos enérgicamente toda manifestación contraria al espíritu de dichos artículos y de la Ley Especial que Regula el Referéndum y el Plebiscito.

4. SOBRE EL ADELANTAMIENTO DE LAS ELECCIONES GENERALES Y EL TRASPASO DE GOBIERNO

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, instamos al Tribunal Supremo Electoral para que considere el adelantamiento de las elecciones nacionales convocadas para el 29 de noviembre de 2009, al 28 de octubre de 2009; y el consecuente adelanto de la campaña electoral del 1 de septiembre de 2009, al 1 de agosto de 2009. Reiteramos que, de conformidad con los artículos 44 y 51 de la Constitución de la República de Honduras, el voto es universal, obligatorio, igualitario, directo, libre y secreto, y corresponde al Tribunal Supremo Electoral, con plena autonomía e independencia, supervisar y ejecutar todo lo relacionado con los actos y procesos electorales. Asimismo, realizamos un llamado al pueblo hondureño para que participe pacíficamente en las próximas elecciones generales y evite todo tipo de manifestaciones que se opongan a las elecciones o a su resultado, o promuevan la insurrección, la conducta antijurídica, la desobediencia civil u otros actos que pudieren producir confrontaciones violentas o transgresiones a la ley. Con el fin de demostrar la transparencia y legitimidad del proceso electoral, instamos al Tribunal Supremo Electoral a que autorice y acredite la presencia de misiones internacionales desde ahora y hasta la declaratoria del resultado de las elecciones generales, así como durante el traspaso de poderes que tendrá lugar, conforme con el artículo 237 de la Constitución de la República de Honduras, el 27de enero de 2010.

5. SOBRE LAS FUERZAS ARMADAS

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, ratificamos nuestra voluntad de acatar en todos sus extremos el artículo 272 de la Constitución de la República de Honduras, conforme con el cual las Fuerzas Armadas quedan a disposición del Tribunal Supremo Electoral desde un mes antes de las elecciones generales, a efectos de garantizar el libre ejercicio del sufragio, la custodia, transporte y vigilancia de los materiales electorales y demás aspectos de la seguridad del proceso. Reafirmamos el carácter profesional, apolítico, obediente y no deliberante de las Fuerzas Armadas hondureñas. De igual forma, reconocemos la profesionalidad de la Policía Nacional, cuya rotación deberá sujetarse estrictamente a lo que prescribe su legislación especial.

6. SOBRE EL RETORNO DE LOS PODERES DEL ESTADO A SU INTEGRACIÓN PREVIA AL 28 DE JUNIO

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, solicitamos al Congreso Nacional que, a efectos de recuperar la integración y legítima conformación de los poderes constituidos al 28 de junio de 2009, en lo procedente retrotraiga la situación del Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial y el Tribunal Supremo Electoral a su estado previo al 28 de junio, por haber sido conformados según los artículos 202, 205, incisos 9 y 11, y 236 de la Constitución de la República de Honduras. Lo anterior implica el retorno de José Manuel Zelaya Rosales a la Presidencia de la República hasta la conclusión del actual periodo gubernamental, el 27 de enero de 2010.

7. SOBRE LA COMISIÓN DE VERIFICACIÓN Y LA COMISIÓN DE LA VERDAD

Para lograr la reconciliación y fortalecer la democracia, disponemos la creación de una Comisión de Verificación de los compromisos asumidos en este Acuerdo, y los que de él se deriven, presidida por la Organización de Estados Americanos (OEA), y las personas que ésta considere idóneas entre las figuras nacionales e internacionales. La Comisión de Verificación será la encargada de dar fe del estricto cumplimiento de todos los puntos de este Acuerdo, y recibirá para ello la plena cooperación de las instituciones públicas hondureñas. Con el fin de esclarecer los hechos ocurridos antes y después del 28 de junio de 2009, se creará también una Comisión de la Verdad que identifique los actos que condujeron a la situación actual, y proporcione al pueblo de Honduras elementos para evitar que estos hechos se repitan en el futuro. El trabajo de la Comisión de la Verdad será fundamental en la recuperación de la confianza del pueblo hondureño en su Constitución y en su Gobierno. Para asegurar la imparcialidad en la ejecución de esta tarea, designamos como conductor de la Comisión de la Verdad al InstitutoInteramericano de Derechos Humanos.

8. SOBRE LA NORMALIZACIÓN DE LAS RELACIONES DE LA REPÚBLICA DE HONDURAS CON LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Al comprometernos a cumplir fielmente los compromisos asumidos en el presente Acuerdo, solicitamos respetuosamente la inmediata revocatoria de aquellas medidas o sanciones adoptadas a nivel bilateral o multilateral, que de alguna manera afectan la reinserción y participación plena de la República de Honduras en la comunidad internacional, y su acceso a todas las formas de cooperación. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que reactive lo antes posible los proyectos vigentes de cooperación con la República de Honduras, y continúe con la negociación de los futuros. En particular, instamos a que, a solicitud de las autoridades competentes, se haga efectiva la cooperación internacional que resulte necesaria y oportuna para que la Comisión de Verificación y la Comisión de la Verdad aseguren el fiel cumplimiento y seguimiento de los compromisos adquiridos en este Acuerdo.

9. SOBRE LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL ACUERDO DE SAN JOSÉ

Todos los compromisos asumidos cobran formal y total vigencia desde el momento mismo de su suscripción.

10. DISPOSICIONES FINALES

Toda diferencia de interpretación o aplicación del presente Acuerdo será sometida a la Comisión de Verificación, la que determinará, en apego a lo dispuesto en la Constitución de la República de Honduras y en la legislación vigente, y mediante una interpretación auténtica del presente Acuerdo, la solución que corresponda. Tomando en cuenta que el presente Acuerdo es producto del entendimiento y la fraternidad entre hondureños, solicitamos vehementemente a la comunidad internacional que respete la soberanía de la República de Honduras, y observe plenamente el principio consagrado en la Carta de las Naciones Unidas de no injerencia en los asuntos internos de otros Estados.

11. CALENDARIO DE CUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS

Dada la entrada en vigencia inmediata de este Acuerdo a partir de su fecha de suscripción, y con el fin de clarificar los tiempos de cumplimiento y de seguimiento de los compromisos adquiridos para alcanzar la reconciliación nacional, convenimos el siguiente calendario de cumplimiento:

22 de julio de 2009

1. Suscripción y entrada en vigencia del Acuerdo de San José.

24 de julio de 2009

1. Retorno de José Manuel Zelaya Rosales a la Presidencia de la República de Honduras.

2. Conformación de la Comisión de Verificación. 27 de julio de 2009

1. Conformación del Gobierno de Unión y de Reconciliación Nacional.

2. Conformación de la Comisión de la Verdad.

27 de enero de 20101. Celebración del traspaso de gobierno.

12. DECLARACIÓN FINAL

En nombre de la reconciliación que nos ha convocado ante la mesa de diálogo, nos comprometemos a ejecutar de buena fe el presente Acuerdo, y los que de él se deriven. Sabemos que la humanidad espera de Honduras una demostración de unidad y de paz, a la que estamos obligados por nuestra consciencia y nuestra historia. Juntos, sabremos demostrar nuestro valor y coronar con olivos la frente de nuestra democracia, para que las futuras generaciones vean lo que fuimos capaces de hacer por nuestra patria.