Derechos Humanos

Dias con rastro

Posted on Actualizado enn

Acostumbrados a criticar sin reservas y con estridencia a Estados Unidos, algunos gobiernos latinoamericanos deben haberse sentido incómodos cuando  hace una semana les cayó una crítica que no podían detener ni estaban en condiciones de replicar. El obispo sudafricano Desmond Tutu, Premio Nobel de Paz y uno de los mayores activistas a favor de los derechos humanos, censuró “el silencio ensordecedor y la inacción de los vecinos de Venezuela (que) le han dado a Maduro una licencia para actuar con impunidad”.

La respuesta de los gobiernos de la región fue también un silencio ensordecedor que decía mucho de la actitud de algunos regímenes cuando deben lidiar con las realidades del país petrolero del norte sudamericano.

Tutu, anglicano ahora retirado de la función episcopal, ha sido hincha activo a favor de gobiernos de izquierda en la región. Estuvo entre quienes con mayor entusiasmo recibieron la elección del presidente Morales. Se mostró impresionado por la humildad que encontró en él cuando lo visitó en Sudáfrica en su primera gira tras su triunfo electoral en 2005.

Las palabras de Tutu estos días fueron el mayor  reproche a los gobiernos que se hacen los desentendidos de la crisis interna y violencia que prevalecen en Venezuela.

La respuesta que reclamaba Tutu ha venido de sectores no oficiales, con dirigentes que han intentado contactarse con los líderes presos y sus parientes, y a los que el gobierno de Maduro ha hostigado.

Muchos observadores creen que la intemperancia de los gobernantes venezolanos puede haber llegado al  límite al toparse con Brasil. Media docena de senadores, entre ellos Aecio Neves, quien en octubre estuvo cerca de vencer la contienda presidencial a la cabeza de la socialdemocracia brasileña, no logró su propósito de visitar a los prisioneros. Al ómnibus en que viajaba no consiguió continuar la ruta hacia la prisión militar de Ramo Verde, ahora con renombre internacional gracias a sus huéspedes. Decenas de manifestantes hostigaron al vehículo e hicieron temer por la seguridad de sus ocupantes. Renán Calheiros, otro de los frustrados visitantes, es el presidente del senado brasileño y su partido es fundamental en la coalición que apoya al gobierno de Dilma Rousseff. Calheiros telefoneó a la presidente y le pidió una reacción ante lo que ocurría. Itamarty emitió la noche del jueves una nota en la que lamentaba lo sucedido.

A partir del incidente, la “cuestión Venezuela” parece abierta en Brasil y es coincidencia entre los observadores políticos y diplomáticos que las relaciones bilaterales no serán más igual bajo el gobierno de Maduro. Brasil es el principal proveedor de alimentos y base de la industria automotriz venezolana. Con el colapso de su producción agrícola y pecuaria, el incidente no podía haber ocurrido en peor momento. El asombro que recorrió por algunas las cancillerías del continente con el trato despectivo recibido pocos días antes por el líder socialista español Felipe González parecía destinado a convertirse estupor.

El régimen de Maduro exhibió uno de sus rostros más temibles e hizo eco a la advertencia que había formulado el retirado obispo anglicano: “La situación actual de los derechos humanos en Venezuela es particularmente sombría. Incluso más preocupante que la situación económica y de seguridad del país es la respuesta del gobierno a las frustraciones de su pueblo”.

El Premio Nobel había comparado con Mahatma Ghandi y Martin Luther King a los prisioneros a los que los legisladores brasileños se proponían visitar y al repudiar el trato del régimen de Maduro a los opositores declaró: “Que un gobierno actúe de esta manera contra sus propios ciudadanos, cuando están ejerciendo sus derechos fundamentales de libertad de expresión y asamblea, es atroz.”

Danza de los elefantes

Posted on Actualizado enn

Las presiones internas y externas sobre el régimen de Nicolás Maduro y la estructura heredada de Hugo Chávez han acentuado el torbellino social, económico y político en que se encuentra el país bolivariano, que otra vez luce próximo a un desenlace histórico. Diarios españoles informan sobre un guardaespaldas que defeccionó de las filas del gobierno y apareció en Estados Unidos como testigo de la DEA y que acusa al segundo hombre del gobierno y presidente de la Asamblea Legislativa, Diosdado Cabello, de vinculaciones con el narcotráfico. La acusación atribuida al capitán de corbeta Leamsy José Salazar puede anular a Cabello como alternativa para reemplazar a Maduro y agravar la percepción de círculos de inteligencia sobre nexos de líderes del Socialismo del Siglo XXI con el submundo de la ilegalidad. La delación del oficial ha agravado la desazón de los dos líderes con tres ex presidentes de la región (Colombia, Chile y México) que estuvieron en Venezuela hace una semana y convocaron a la región a honrar la Carta Democrática de la OEA y reclamar contra las violaciones a los derechos humanos bajo el régimen Maduro-Cabello. Las declaraciones de Andrés Pastrana, Sebastián Piñera y Felipe Calderón se agregaron a un desencanto creciente con los regímenes populistas que se percibe en el hemisferio. Las colas que siguen formando los venezolanos en las afueras de los supermercados testimonian el fiasco de la peregrinación reciente de Maduro en busca de efectivo para paliar las angustias de la escasez de casi todo. Pocas veces un jefe de estado ha salido de su país con la mano extendida a buscar auxilio financiero, gestión paradojal después de recibir durante década y media cerca de un billón (doce ceros) de dólares por sus exportaciones de petróleo. ¿“Trajiste leche”?, le preguntó el opositor Henrique Capriles. La pregunta fue no tuvo respuesta del gobierno. Las colas testimonian el fracaso monumental del experimento socialista lanzado por el comandante Chávez. Maduro y Cabello no reconocen la gravedad de los males que aquejan a su país, que “ahora sí cuelga de un hilo”, dijo el ex presiente costarricense y Premio Nobel de Paz, Oscar Arias. Son como los elefantes del estribillo que alegraba fiestas de antaño mencionando a dos paquidermos que se balanceaban sobre la tela de una araña. La tela de araña es la escasez que exhibe Venezuela en todos los ámbitos de la democracia y la economía. Podrán hasta intentar balancearse, pero todos saben que es imposible y que se trata de un juego que solo puede acabar en tragedia.

La voz de Oscar Arias

Posted on Actualizado enn

El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Ocar Arias escribió la siguiente reflexión en The Miami Herald, en su edición del viernes. La publico porque  Arias representa una voz que nadie podria tildar de comprometida sino con la democracia y los derechos humanos.

Una afrenta a la democracia

Quiero sumar mi voz a un coro de preocupación que recorre buena parte de nuestra América. Miles de estudiantes y opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela fueron brutalmente atacados con armas de fuego por los cuerpos de seguridad. Tres personas murieron y al menos 26 han resultado heridas al finalizar una serie de protestas en Caracas y otras ciudades venezolanas.En ningún país verdaderamente democrático uno va a prisión o es asesinado por pensar distinto o por querer manifestar su oposición a las políticas del gobierno. Venezuela puede hacer todos los esfuerzos de oratoria que desee para vender la idea de que es una verdadera democracia, pero con cada violación a los derechos humanos que comete niega en la práctica esa afirmación, porque reprime la crítica y la disidencia. Todo gobierno que respete los derechos humanos debe respetar el derecho de su pueblo a manifestarse pacíficamente. El uso de la violencia es inaceptable. Recordemos la advertencia de Gandhi: “ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego”.Siempre he luchado por la democracia y estoy convencido de que en una democracia, si uno no tiene oposición debe crearla, no reprimirla y condenarla a un infierno de persecución, que es lo que parece hacer el gobierno del Presidente Maduro. Venezuela debe respetar los derechos humanos, sobre todo los derechos de sus opositores, porque no tiene ningún mérito respetar sólo los derechos de sus partidarios.En algún momento de su vida dijo Martin Luther King Jr. que “…los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en un período de crisis moral mantuvieron su neutralidad. Llega el momento en que el silencio se convierte en traición”. Por ello estoy consciente de que al hacer estas afirmaciones me expongo a todo tipo de críticas de parte del Gobierno venezolano. Me acusarán de inmiscuirme en asuntos internos, de irrespetar su soberanía y, casi con certeza, de ser un lacayo del imperio. Sin duda, soy un lacayo del imperio: del imperio de la razón, de la cordura, de la compasión y de la libertad. No voy a callarme cuando se vulneran los derechos humanos. No voy a callarme cuando la sola existencia de un gobierno como el de Venezuela es una afrenta a la democracia. No voy a callarme cuando se pone en jaque la vida de seres humanos, por defender sus derechos ciudadanos. He vivido lo suficiente para saber que no hay nada peor que tener miedo a decir la verdad.

Oscar Arias Sánchez

El silencio de los inocentes

Posted on

Es el título de una obra cinematográfica estrenada hace veinte años, con Jodie Foster y Anthony Hopkins en los papeles estelares. Lo he prestado para hablar de la marcha de los Tipnis que tanto incomoda al gobierno del presidente Morales. Los habitantes de esa región, constitucional e internacionalmente  protegida y preservada, no quieren que una carretera pase por su territorio ni que abra el camino para una ocupación masiva de sembradores de coca, necesitados de nuevas tierras pues las el Chapare ya no rinden tanto como antes. Su marcha, primero de cientos y luego más de mil, comenzó con poca bulla. La germinación de la iniciativa fue casi silenciosa. Pero desde el 25 de septiembre ha estallado en un estruendo mundial que revela al gobierno que se proclama defensor de la madre tierra y de las tribus indígenas.  La policía actuó ese domingo como suele hacerlo, sólo que esta vez había cámaras que registraron la intervención. Los nativos eran inocentes porque no creían que “su” gobierno iría a tratarlos de la manera en que fueron tratados. Pero de golpe y porrazo retrocedieron hasta octubre de 1492, como muchos en el gobierno querían y proclamaban como meta suprema. Sobre ellos cayó con violencia todo el peso de la conquista, 517 años después, y con armas que muchos de ellos ni siquiera conocían (gases lacrimógenos).

Para las autoridades,  la marcha obedecía primero a intereses de organizaciones no gubernamentales, curiosamente algunas de las que habían ayudado a encumbrar al gobierno y a formar a algunos de sus líderes. Después, pasaron a ser agentes de USAID, de la Embajada de Estados Unidos  y de la DEA. Y ahora, en el más reciente cartel que les ha colgado, son saboteadores de las peculiares elecciones del 16 de octubre. ¿Qué más? Es probable que se ganen otros  títulos más antes de llegar a La Paz, un día antes o después de esos comicios.

¿Cómo se llegó a esto, con el 25 de septiembre como una fecha que nadie podrá olvidar,  con policías que parecían cebados en  nativos  a los que propinaban gases lacrimógenos y  palazos profusamente sin fijarse si los golpeados eran mujeres, niños o ancianos?  Creo que  hay gente decente en el gobierno (la ministra de Defensa, por ejemplo) en franco desacuerdo con este procedimiento brutal del que ahora nadie  quiere hacerse responsable,  ni el capitán ni los oficiales a bordo.  Cuando los ministros enviados fueron desairados porque los nativos querían la presencia del presidente Morales, el mandatario rehusó ir hasta el llano. ¿Por qué? Los cronistas  tendrán aquí un filón para descubrir el  porqué. Pero en el fondo yacen hechos aparentes: Uno es que el presidente Morales frecuentemente exhibe una carencia de  sensibilidad para lidiar  con quienes no le son afectos, peor si rivalizan con  los favoritos cocaleros.   Otro hecho es que su entorno parece no tener valor  para presentarle una realidad diferente a la que él ve. Y así no actúan con la responsabilidad que debería tener.  Sólo en esa falta de consejería valiente que requiere todo mandatario  se explican numerosas “gaffes” , incluso  la que convierte en conspiradores a los Tipnis  y a los policías en actores que escenificaron la paliza para desprestigiarlo.

La cuestión no deja de ser triste porque nos trae a la memoria  la conquista en sus aspectos más crueles. Buen anticipo del 12 de octubre  hemos tenido, cuando los nativos recibieron a los conquistadores en señal de paz y resultaron esclavizados! La conquista tuvo lados buenos, pero esa es otra historia.

 

Un video indisponible

Posted on Actualizado enn

Radio Fides anunció la noche del martes un nuevo video en su página web, como podrá Ud. ver en la nota que leerá después de este párrafo. Yo intenté accesar el video pero me salía un anuncio: This video has been removed because it is too long” (este video ha sido quitado porque es demasiado largo). No dice cuánto es  “muy largo”.  Su extensión es de 15 minutos y 47 segundos. Es una pena que no lo hubiéramos podido ver quienes accesamos a la página web de la emisora. Pienso que el video bien podía haber sido dividido para tener cabida dentro de las limitaciones de espacio de youtube.

La presentación decía:

Fides recibió un nuevo video con imágenes inéditas de la violenta represión a 9 días de la intervención policial a la marcha de los indígenas que marchan hacia la sede de gobierno en defensa del TIPNIS y sus derechos, incidente ocurrido el 25 de septiembre, Las mismas solo fueron mejorados en el sonido ambiente para su mejor comprensión.

El video presenta imágenes de días previos a la intervención, en el mismo se ven imágenes de aficionados y algunas conseguidas de camarógrafos que en muchos casos no fueron difundidas. Observe, analice y saque sus conclusiones tras observar el video.

http://www.radiofides.com/noticia/social/TIPNIS._Nuevas_imagenes_de_la_intervencion_policial_a_los_indigenas

Bajo el signo del “gasolinazo”

Posted on Actualizado enn

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos entró al cuadrilátero que tiene al gobierno social-indigenista del presidente Evo Morales enfrentado con gran parte  del país y le señaló que la supresión del subsidio sobre el diesel y la gasolina constituye una “medida neoliberal” que, por la forma en que se ha implementado, empobrece aún más a los sectores más vulnerables de la población boliviana. Es más, le ha dicho que es irresponsable, pues una medida así, basada en argumentos conocidos desde hace siquiera un quinquenio, debió haber sido implementada desde el inicio de su administración y de manera gradual.

El pronunciamiento, del que la red de emisoras rurales ERBOL trajo en su página web un resumen esta  noche, a sólo horas del comienzo de  un nuevo año, es un sacudón para el gobierno, que hasta ahora ha tenido en los sectores que defienden los derechos humanos una actitud por lo menos comprensiva por las esperanzas que suscitaba para incluir a grandes sectores, indígenas en su mayoría, que no fueron debidamente incluidos en la vida ciudadana.

El “gasolinazo” decretado por el gobierno pone en evidencia “la voracidad del mercado energético… (que) está sometiendo y postrando en la miseria a los sectores más empobrecidos, principalmente a los no asalariados del país. Proclama que esa medida “menoscaba la economía familiar de todos los habitantes del Estado Plurinacional, en especial de aquellas familias de barrios periurbanos y de los que viven en los pueblos indígena originario campesino, que a la vez son migrantes o trabajadores y que reciben un sueldo mínimo de 679 bolivianos por mes y que en realidad no es respetado por públicos y privados.”

El pronunciamiento muestra la urgencia de hacer conocer al público, qué factores no divulgados llevaron al gobierno a dictar la medida. ¿Quién la propuso? ¿Desde cuándo? ¿Por qué YPFB no fue capaz de hacer  lo que se prometía, de plantas petroquímicas a mayores volúmenes de exportación? ¿Fue por incapacidad? Y si fue así, ¿en qué grado la misma condición afecta a todo el gobierno y sus empresas?

En dirección opuesta a la de las autoridades, la APDHB dice que el gobierno no puede negar que la medida es neoliberal,  “porque expone a las familias a merced del libre mercado”. De inmediato subraya que “… tampoco podemos negar que era una medida necesaria, pero NO AHORA, sino desde hace años atrás, y esta es la responsabilidad del gobierno, el no haber creado las condiciones suficientes para que este tipo de medidas no atente a los sectores más vulnerables”.

La medida, dice, pese a ser necesaria dentro de una visión macroeconómica y de largo plazo, es dura y atentatoria a los derechos y la dignidad de las familias bolivianas. El documento, de acuerdo a la versión de ERBOL, tiene seis conclusiones: 1) No es justo que las consecuencias de desajustes económicos que vienen de años atrás sean cargadas sobre las espaldas de los sectores menos favorecidos; 2) reclama salarios dignos y trabajo estable para todos; 3) apoyo a los pequeños y medianos productores y de esa manera garantizar la seguridad alimentaria del país; 4) abastecimiento oportuno y control adecuado de precios; 5) acciones de gobierno transparentes y bajo consulta con los sectores populares y sus dirigentes; 6) preocuparse no sólo por la estabilidad macroeconómica sino por el bienestar de toda la población.

Debido a los festejos de fin de año en que se encontraba toda la población, el  documento no tuvo comentarios inmediatos de ninguna autoridad.

Emplazamiento a quienes deben hablar

Posted on Actualizado enn

SIMÓN BOCCANEGRA

El nombre del autor es un seudónimo de Teodoro Petkoff, que utiliza en su periódico de Caracas, Tal Cual. Petkoff ha pasado a ser una de las voces más lúcidas y más vibrantes de la oposición democrática  al régimen del Tcnl. Hugo Chávez. El emplazamiento que ha escrito incluye a mujeres conocidas en las luchas sociales y sindicales de Venezuela. Su llamado bien podría abarcar otras latitudes y otros nombres en el continente, incluso en Bolivia. El título es el original con el que fue publicado el pasado miércoles en el diario El Nacional de la capital venezolana. Lo comparto con Uds.

-0-
Este minicronista se va a dirigir a unas cuantas damas de la revolución, algunas antiguas amigas de todo mi aprecio, otras que apenas conozco, pero que se han distinguido por su empeño en la defensa de la igualdad de género y en el rechazo a toda forma de discriminación y abuso contra las mujeres. No lo voy a hacer de manera genérica sino directa. Creo que deben ser emplazadas por sus nombres, ya que lo que está en juego no es concha de ajo. Desirée Santos, Helena Salcedo, Nora Uribe, Rosita Caldera, María León, Nora Castañeda, Chela Vargas, Vanessa Davies, Tania Díaz. A ustedes me dirijo. ¿A ustedes no les dice nada la tragedia de la mujer amenazada de lapidación en Irán? ¿Se puede estar comprometida con un proyecto que se dice revolucionario y hacerse las desentendidas frente a tamaña monstruosidad, que es la negación misma de todo principio de humanidad y solidaridad? ¿La alianza política entre Chávez y Ajmadineyad las obliga a ustedes a permanecer mudas ante un crimen de lesa humanidad como el que implica la lapidación de la mujer? ¿No se sienten ustedes convocadas a elevar su voz ante tamaña injusticia, que sería muy sonora en Irán, por venir precisamente de Venezuela? ¿Ya olvidaron lo que dijera el Che Guevara: “Si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo somos compañeros, que es lo más importante”? ¿No las hace temblar a ustedes la injusticia en Irán? No quisiera pensar que ustedes sencillamente lo que tienen es miedo; miedo a la reacción de Chávez, miedo a hablar sin el permiso de Chávez. En otros tiempos eran ustedes muy bravas. ¿Qué se les hizo la voz, otrora tan sonora?

Flagelamiento

La BBC de Londres, en su más reciente despacho sobre el caso que ha puesto la piel de gallina en todo el mundo, acaba de informar que Lla mujer condenada a la lapidación por supuesto adulterio, ahora encara la posibilidad de flagelamiento  (no  encuentran familiar ese término?) : 99 latigazos por indecencia, de acuerdo con información que dio su hijo. La versión radial viene de Times, el diario  londinenso, que publicó una fotografía que supuestamente mostraba a Sakineh Mohammadi Ashtiani sin velo. La BBC subraya que el periódico emitió después una corrección diciendo que la fotografía correspondía a otra mujer iraní. Los jueces vacilaron tras el repudio mundial a la condena, pero ahora se especula sobre la posibilidad de que la mujer de 43 años  sea ahorcada.