Coca

Estudio de la ONU sobre producción de coca

Posted on Actualizado enn

Un informe de Naciones Unidas, a través de su oficina contra las drogas, informa que el año pasado la hoja de coca representó el 3% del PIB boliviano, equivalente a 293 millones de dólares. El valor corresponde a la producción de 113 toneladas, 19 toneladas más que las que habrían correspondido a 2008, de acuerdo a lo que esa oficina ha conseguido evaluar. La Prensa de hoy tiene un resumen del estudio, que hasta el mediodía de este martes no había merecido comentarios directos de las autoridades. Sin embargo, algunos funcionarios dijeron que la campaña por la erradicación de los cultivos no esenciales empezará sólo a finales de este mes y luego de procurar el asentimiento de organizaciones sociales.


Del cardenal a los comisarios

Posted on Actualizado enn

En su homilía del domingo, el cardinal Julio Terrazas ha dicho que el país «se está convirtiendo en el espacio donde están dominando los narcotraficantes, sin Dios y sin ley». Agregó: «Hay que hacer un esfuerzo para que Bolivia no sea el centro donde se acumula la droga, y con la droga el crimen y la maldad y la falta de perspectiva para salir por un horizonte más claro del lugar donde nos encontramos».

(Las palabras del cardenal provocaron un corto  circuito en el gobierno. Mientras el Ministro del Interior, Alfredo Rada, dijo que habían sido vertidas en un marco de auténtico sentimiento cristiano y que las suscribía, el Viceministro para los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, declaró que ese tipo de afirmaciones no le causaban sorpresa pues el purpurado “está tomando posiciones estrictamente políticas”, de acuerdo a la versión difundida por la agencia oficial ABI.  La colisión de opiniones oficialistas fue exhibida en la noche en el programa televisivo Sin Letra Chica.  ABI dijo que Llorenti hablaba “a nombre del gobierno del presidente Evo Morales”.  En una búsqueda rápida que realicé de las transmisiones informativas de la agencia oficial, no encontré mención alguna a las declaraciones del Ministro del Interior. Actualización, a las 23:50)

La apreciación del cardenal viene precedida de numerosos informes que dan cuenta del aumento de la producción de coca y cocaína en el país. Fue emitida sólo días después de la emboscada de presuntos cocaleros a una patrulla de la unidad policial de lucha contra el narcotráfico, tras la cual el jefe de la lucha anti-narcotráfico, Felipe Cáceres, admitió que el crimen ha conseguido infiltrarse entre los productores de coca, la propia policía y la vanguardia sindical cocalera. Es decir, hay una penetración vertical, de abajo hacia arriba o de arriba para abajo.

En la emboscada murió un policía y siete resultaron heridos (http://elnuevodia.info/versiones/20081201_007656/nota_257_721435.htm) y http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-12-01/vernotaseguridad.php?id=081201004036).

Los desafíos al gobierno suman y siguen. Este dominó de eventos tiene lugar a pocas semanas de la expulsión de la DEA, la agencia anti-narcóticos de los Estados Unidos, y del compromiso del gobierno ante la comunidad internacional de luchar a brazo partido contra el narcotráfico. Éste, con una veintena de encapuchados (cómo cunde la moda), de acuerdo a los informes de la prensa, le ha partido el brazo con la emboscada sobre la patrulla de UMOPAR, que destruía depósitos de macerar coca para convertirla en droga. Los encapuchados emergieron del monte, dicen las versiones de prensa, lo que permite suponer que los «maceradores» tienen una estructura armada para proteger sus actividades y desanimar a los encargados de reprimirlos. Este lunes la policía informó que detuvo a dos supuestos atacantes.

Como van las cosas, las esperanzas gubernamentales de una «certificación» de Bolivia para volver a acceder a los beneficios de exportación hacia Estados Unidos tendrán que sentarse a esperar. Porque, con todos estos episodios, será difícil convencer a la comunidad internacional que Bolivia está luchando exitosamente para combatir el narcotráfico o reducirlo. Tal vez estemos ante una misión destinada a la nueva OEA que propone el presidente Morales.

Comercio en jaque

Posted on Actualizado enn

El reloj para el fin de plazo, o su extensión, del régimen de preferencias arancelarias de que gozan productos andinos en el mercado estadounidense, está en contaje inexorable. El número de empleos que esas preferencias generan para Bolivia es de aproximadamente 40.000, según la Cámara de Exportadores. Otras fuentes hablan de hasta de 100.000. Casi el 100% está ubicado en El Alto, bastión político del gobierno. Sin embargo, el tema parece no sensibilizar a las autoridades, que no se han preocupado por desarrollar una relación con Estados Unidos que permita mantener ese beneficio, o extenderlo. El presidente Morales dijo que hay alternativas al mercado estadounidense (el más codiciado del mundo!), pero no dijo cuáles. (Hay que subrayar que a ese beneficio El Alto debe una porción considerable de su crecimiento. Es decir, el sistema de libre mercado, que muchos alteños dicen detestar, ha dado vida económica a El Alto.) Sería interesante saber si Cuba, Venezuela o Nicaragua comprarían los productos que van al mercado de USA, o si la UE estaría dispuesta a absorber lo que Estados Unidos dejaría de comprar. El asunto no es tan fácil como cambiar de menú en un restaurant (está ligado a los progresos que realicen  los países andinos a la erradicación de los cultivos de coca. Además, abrir un mercado para la exportación significa promoción y sobre todo habituar al consumidor a determinado producto). Que lo diga el departamento de comercio exterior de la cancillería.

Por lo que se escucha, el gobierno estaría feliz si ese acuerdo se acabase. Sus autoridades han hecho todo lo posible para enturbiar el relacionamiento La Paz-Washington. Desde la pueril acusación de que el embajador estadounidense conspiraba con un ciudadano colombiano (que está preso en Santa Cruz y, que se sepa, NADIE lo ha entrevistado, y tampoco se conoce cuál ha sido su suerte!) en base a una fotografía tomada durante la Feria Agro-Industrial de septiembre, hasta la próxima convocatoria del diplomático al Ministerio del Interior para explicar el financiamiento a una Organización de Estudios Policiales. Poco se sabía de esa organización hasta el estallido del escándalo de los espiones, hace dos semanas, que seguían a periodistas independientes y a políticos de oposición. Está bien que el gobierno defienda la seguridad del estado, pero hacerlo representa también una alta dosis de inteligencia. Por eso los servicios de espionaje se llaman de «inteligencia», aunque en muchos casos sea sólo un eufemismo.

A propósito de la acusación de conspiración, la Fiscalía de Distrito ha dicho reiteradamente que el gobierno nunca pidió que el caso fuese investigado. Consiguientemente, lo dio por concluido.

Alguien debe disculparse.

De repente en Bolivia: Referéndum revocatorio

Posted on Actualizado enn

El presidente Evo Morales anunció esta noche un paso político inesperado (y políticamente arriesgado): el jueves, dentro de pocas horas, enviará al Congreso un proyecto de ley para convocar a un referéndum revocatorio de mandato que involucre al Primer Magistrado y los prefectos que gobiernan los nueve departamentos de Bolivia.

En un mensaje por TV Morales dijo que de esa manera quería que el pueblo resolviese la disputa entre su gobierno, rodeado de conflictos y con el campo de maniobra reducido pero aún con una fuerte popularidad, y quienes se le oponen. «Mañana mismo», dijo que enviaría el proyecto.

La más reciente convocatoria al diálogo con los prefectos departamentales fue aceptada por sólo dos (Oruro y Potosí) de nueve. Se ignoraban los resultados de ese diálogo, que debía tener su primera cita este miércoles. 

El anuncio de Morales ocurrió al final de reiteradas acusaciones contra los prefectos y movimientos cívicos que se han puesto contra su forma de conducir a este país.

Esa forma de gobernar tuvo su climax cuando, a puertas cerradas y en una academia militar en Sucre, los constituyentes de su partido, el Movimiento al Socialismo, aprobaron apresurados una Carta Constitucional propia y luego salieron precipitadamente de la ciudad conmovida por manifestaciones contrarias al gobierno. Hubo por lo menos tres muertos y se calcula que los heridos fueron más de 100. (Se habla de hasta 300).

Uno de los episodios rocambolesescos de esa sesión ocurrió cuando los jefes constituyentes del gobierno decidieron que el proyecto fuese aprobado con la sola lectura del índice de una parte importante de sus capítulos.

Entre los artículos del proyecto hay uno que confiere a la coca la condición de «patrimonio cultural» y la considera  «factor de cohesión social» en Bolivia. Otro pone en vigencia la llamada «justicia comunitaria» paralela a la justicia ordinaria. También establece la reelección indefinida del Presidente y del Vicepresidente, como el presidente venezolano pretendía en un proyecto que el domingo fue derrotado en un referéndum. El proyecto de constitución «originaria y fundacional» es, más bien, un proyecto sin paralelo conocido por sus  rarezas y lenguage con frecuencia incomprensible.

La oposición parecía dispuesta a tomarle la palabra, como una manera de iluminar el túnel político oscuro en que se encuentra Bolivia, con centenares de personas en huelga hambre en Santa Cruz, Tarija, Pando y Beni, los cuatro departamentos que conforman la llamada Media Luna.

Los huelguistas reclaman que el gobierno dé un paso atrás en su proyecto constitucional y en la reducción de recursos a los departamentos (otra medida controvertida del gobierno) para cubrir un bono destinado a personas mayores de 60 años.

El prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, recordó esta noche en una entrevista por televisión que no es la primera vez que Morales anuncia un referéndum revocatorio. Lo hizo a principios de año, tras graves disturbios en Cochabamba, cuando miles de plantadores de coca convergieron sobre la ciudad para exigir la renuncia del prefecto de ese departamento. En defensa del prefecto y contra la ocupación de Cochabamba salieron a las calles también miles de personas. Estalló la peor conmoción civil en esa ciudad hasta entonces. Resultado: Un estudiante muerto y un campesino (a cuyo cadáver extrañamente no se le permitió autopsia) y decenas de heridos.

«Nunca presentó el proyecto de ley», dijo al calificar el paso del presidente como «un desafío desesperado».

La decisión de Morales me parece un salto en el vacío. Los bolivianos aguardaban un referéndum sobre un proyecto de nueva Constitución Política, y no uno para revocar mandatos.

De ir adelante la iniciativa, Morales  contaría, de momento, con el respaldo firme solamente de Oruro, Potosí,  las regiones campesinas de La Paz y de Cochabamba y, obviamente, de los plantadores de coca.

Casi ciertamente serían reconfirmados los prefectos que se le oponen, pues todos ellos gozan de amplia popularidad en sus distritos. El prefecto de Chuquisaca, considerado como aliado del gobierno, difícilmente sería ratificado, por causa del desgaste resultante de la violencia de Noviembre.

Con una inflación que ya entró los dos dígitos (11,34%anualizada a octubre) y que promete cerrar el año encima del 12%, esta será una Navidad muy atípica para los bolivianos.

Evo en los EE.UU.

Posted on Actualizado enn