Cardenal

Sobre extranjeros y aguinaldos

Posted on Actualizado enn

La sensación de holgura financiera que exhibe el gobierno se ha vuelto a manifestar con una orden que pocos países podrian soportar: pagar un sueldo mensual extraordinario a todos los asalariados este fin de año. Esa sensación apoya la creencia de que Bolivia es suficientemente fuerte como para sustraerse de los efectos de la contracción (Argentina) y recesión (en Brasil) de sus mercados de exportación de gas natural. En medio de esa convicción optimista de las autoridades, ha surgido la voz de la Iglesia Católica sobre las dificultades de muchas de sus obras para pagar el nuevo salario.

Los beneficiarios de esas obras expresadas en escuelas, hospitales, enfermería y gran variedad de servicios asistenciales en todo el país suman decenas de miles que, de otra manera, tendrían que recibir atención del estado. Si éste puede pagar 14 salarios o más, es suresponsabilidad adminisgtrar los recursos que pertenecen a todos los bolivianos, pero no debe obligar a todos a hacer lo mismo o pretender que la jauja alcanza a todos y que todos pueden realizar el mismo esfuerzo. Así como suben, los precios de las exportaciones pueden bajar y no es sensato decir “yo no me mojaré cuando llegue la lluvia”.

La pobreza que afecta a gran parte de la población sólo encontrará alivio permanente con la generación de empleo establey sueldos dignos, desafios mayores de todo país en desarrollo. Un estudio serio podría decir cuántas empresas privadas, pequeñas y medianas, pueden pagar el nuevo aguinaldo sin que el desembolso represente un tiro en la propia pierna.

A la orden que ha puesto un jaque financiero a obras de la Iglesia se ha sumado la exigencia de un legislador oficial de que todos los obispos en Bolivia sean bolivianos. Desde que Lucy emigró del lago Victoria hace dos millones de años en el largo sendero de la evolución, la humanidad camina en dirección diferente a toda forma de xenofobia. Bajo el criterio del legislador, el Papa Jorge Mario Bergoglio no habría llegado a ser obispo de Buenos Aires. La idea no tiene sustento y resultaría peligrosa de ser, siquiera en hipótesis negada de antemano, aplicada a otros ámbitos, al político, por ejemplo. Una mirada al mundo, inmediato o más allá de nuestras fronteras, lo haría sonrojar.

(*) https://haroldolmos.wordpress.com

¿Otra vez?

Posted on Actualizado enn

Veo en El Mundo, via Agencia Fides y Erbol, y El Deber, conglomerados mayores de noticias de Bolivia, que el presidente Morales no ha desistido de construir la carretera por el Tipnis.

El presidente habló este jueves ante colonos. Puede parecer una jugarreta, pues  las expresiones del mandatario abren la posibilidad de que, por falta de consecuencia, no se crea más en su palabra ni en los actos del gobierno. Porque es la fe del gobierno la que es puesta en juego con este zigzagueo.

La crónica de El Mundo (www.elmundo.com.bo) cita al presidente diciendo ante organizaciones campesinas y de colonos en San Ignacio de Moxos: “Tal vez mi error fue no  haber venido acá, durante la marcha, a escucharlos a ustedes, pero también es su responsabilidad hacerse escuchar con el pueblo boliviano. Lamento mucho que algunos compañeros velen por sus intereses políticos y económicos y no así por los intereses del Beni; ahora es decisión de ustedes”; exijan a sus dirigentes y a sus representantes en el parlamento la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos para que atraviese por (sic) el territorio indígena del Tipnis”, manifestó Morales.

El Deber (www.eldeber.com.bo) dice que la Iglesia Católica, a través del cardenal Julio Terrazas, espera que el gobierno respete el acuerdo con los nativos del Tipnis.

El canciller David Choquehuanca terció en el súbito enturbiamiento del affaire Tipnis al sostener (también en El Deber) que “posiblemente ni los mismos indígenas hemos tenido la capacidad de escuchar el rugir del jaguar de la selva verde de esta marcha”. La frase parecía una confesión que también involucraba al presidente Morales.

Desde mi rincón digo que este zigzagueo nos invita con urgencia al diván del sicólogo. A todos.

Y esta noche del 12 de noviembre agrego: el presidente se ha olvidado de la CPE, que protege al Tipnis. Y también de los convenios internacionales suscriptos por Bolivia. Es allí, entre otros pilares, que se asentó la fortaleza de la marcha de los Tipnis y de la simpatía que despertaron en  Bolivia y en toda latitud del mundo en sintonía con las causas ambientalistas. Parece que hay muchos que no lo han entendido.

El buen nombre de las personas

Posted on Actualizado enn

El fiscal de La Paz Roger Valásquez,  que investiga las sospechas de corrupción que denuncias oficialistas habían echado sobre el Cardenal Julio Terrazas, tocó  fondo en su tarea. Como Santo Tomás Apóstol metió los dedos en las huellas y revisó cada documento de descargo de la inversión antes de creer que no había nada de anormal en el uso de los aproximadamente 115.000 bolivianos que el Primado católico recibió de la Secretaría de la presidencia de la República en 1999 para la construcción de un hogar infantil que, como parte de su tarea, inspeccionó. El fiscal vio, leyó y consultó sobre cada documento que se le presentó. Finalmente, después  de dos horas y media de minuciosa labor, creyó. Y certificó lo que había dicho el Cardenal: que esos recursos habían sido donados por el gobierno, pero que desconocía su origen (no me imagino al Primado Católico preguntando de dónde salía el dinero el cheque que recibía pues venía directamente del gobierno!)y que todo, absolutamente todo lo gastado de esa donación, estaba regularmente registrado. Por lo general, las normas de buena educación sugieren un pedido de disculpas cuando se comete una equivocación, mucho más ante una autoridad religiosa. No escuché si ese pedido de disculpas ocurrió. Si lo hubo, muy bien. Significa que el fiscal tuvo educación de niño en su familia y en la primaria que lo acompañará toda la vida. El fiscal dijo que el caso estaba aclarado y cerrado, y que el Cardenal desconocía la proveniencia  de los recursos que había recibido (sólo una pequeña porción de los aproximadamente tres millones de bolivianos que la Iglesia Católica invirtió en la obra).

La donación había sido encaminada a través de la Primera Dama de entonces, Yolanda Prada de Banzer (ahora viuda de Banzer) y era parte de los fondos reservados que manejaba el gobierno y, que se recuerde, todos los anteriores. Hay un hecho interesante y estremecedor:  ¿Cómo así la esposa de un Primer Mandatario maneja fondos reservados de  un país? Eso puede ocurrir en un hogar, en una casa de hacienda, pero es muy raro en un país. El hecho brinda una medida de la forma en que se manejaba la nación y explica, siquiera parcialmente, la emergencia de Evo Morales y su partido para regir los destinos bolivianos. El gobierno actual abolió esos fondos, aunque se ignora cómo los ha substituido. Pero si quienes administraban esos fondos hablaran, podrían explicar algunas de las fortunas que se gestaron en años anteriores.

Para el periodista José Pomacusi el juez Gustavo Herbas abrió un paréntesis de dos semanas, pues, un repentino compromiso en la cancillería lo obligaba a aplazar la audiencia. El periodista había estado firme a la hora señalada por el fiscal.    Éste fue el único que no apareció. Luego de una prolongada espera, hizo saber que no podría estar presente y pidió el aplazamiento.  Pomacusi reiteró lo que había dicho antes: que estaba con la conciencia tranquila pues no había cometido delito alguno, que no estaba contento con que la audiencia se hubiese aplazado y  que lo único que esperaba era que no se le fabricase alguna acusación por cualquier delito para inculparlo. Su presencia ante las cámaras era un hecho noticioso y la audiencia siguió con atención el comportamiento de la conductora del programa, Sisi Añez.  El comportamiento de la presentadora fue profesional. Ninguna señal en ninguno de los dos de las emociones que probablemente cargaban.  Caballero hasta el fin, Pomacusi aprovechó las cámaras que la noche del lunes le brindaba PAT y del programa “No Mentirás”, del cual es director, para regocijarse  por el desenlace que había tenido el caso del Cardenal, “un hombre limpio, un hombre de bien”.

El caso de Pomacusi es seguido con ansiedad por todos los periodistas del país. Las sospechas que sobre él  tiene el fiscal Marcelo Soza vienen de haber asistido a unas tres reuniones informativas en el lugar entonces llamado La Torre, en Santa Cruz, donde se exponían resultados de encuestas en 2008 y que el periodista, al igual que los representantes de otros medios, juzgaban importantes para su tarea informativa.

El perdón del Cardenal

Posted on

Tras haber oficiado la ceremonia del lavado de pies, gesto de humildad en la liturgia cristiana que es parte de la Semana Santa, el Cardenal Julio Terrazas ofreció una lección que el fiscal Félix Peralta ni aquellos a quienes éste obedecía no olvidarán jamás. Al recordar que Jesús enseñó que hay que ofrecer la mano abierta del perdón a los enemigos lo mismo que a quienes ofenden, difaman y calumnian, en el gesto quedó incluido el fiscal, sin necesidad de que lo mencionase.

El fiscal había acusado al cardenal de recibir dinero de los gastos reservados del gobierno el año 1999, sin preocuparse por averiguar si el nombre que aparecía en su lista como receptor de 115.000 bolivianos era efectivamente el del Primado Católico en Bolivia, o de un homónimo, mucho menos el fin que habría tenido la supuesta entrega. Lanzó la piedra a ciegas, en plena Semana Santa. El perdón ofrecido por el Cardenal Primado debe haberle resultado moralmente demoledor.

La del Cardenal fue una lección válida también para una sociedad en la que el rencor, por agravios ancestrales y la ausencia del perdón, son una constante.

Llaneros solitarios

Posted on Actualizado enn

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Nuñes, está en huelga  de hambre desde ayer miércoles, 31 de marzo,  para poner en evidencia su protesta contra las que denomina “políticas de amedrentamiento” aplicadas por el gobierno del presidente Evo Morales contra sus opositores, especialmente los dirigentes de Santa Cruz. Nuñez espera llamar la atención de toda la sociedad boliviana y de la comunidad internacional sobre el comportamiento del gobierno en materia de derechos humanos y la orfandad en la que dice ha quedado el sistema de justicia al haberse otorgado al mismo mandatario la facultad de designar jueces y magistrados interinos.  El dirigente cívico de 62 años, que cumple en las instalaciones del Comité Cívico el ayuno voluntario que se ha impuesto, ha puesto en marcha un gesto solitario que hasta anoche, cuando lo visité, no había recibido sino el apoyo de uno que otro amigo personal. “Los empresarios, en especial banqueros e industriales, creen que su silencio ante los atropellos del gobierno los excluirá de las políticas represivas que aplica. No es así. Y aquí, como Ud. ve, no hay ninguno de ellos. Sólo yo”, dijo, con cierto desaliento, aunque se lo veía de buen ánimo y dispuesto a continuar con el ayuno “mientras el cuerpo aguante”. Tomaba apenas unos sorbos de agua mientras muy cerca de él, en otro banquillo de uno de los salones abiertos delo Comité Cívico,  había un par de funcionarios de la entidad.

En Vallegrande, entretanto, un hermano del cardenal, Gerardo Terrazas, de 50 años, también decidió ingresar a  una protesta similar por las acusaciones que lanzó en su contra el fiscal Félix Peralta, quien el martes había leído una lista de personas y empresas que habrían recibido dinero de los gastos reservados de que disponían anteriores gobiernos. Gerardo es el menor de los 13 hermanos del cardenal y ha recibido respaldo de instituciones vallegrandinas, molestas con la acusación contra el ciudadano más ilustre de esa población. Es probable que la iniciativa del hermano del prelado hubiese sido desconocida por las autoridades eclesiásticas, pues la Iglesia Católica prohíbe la huelga de hambre por considerarla una tentativa de suicidio. En todo caso, la acción del fiscal generó tal desconcierto que fue alejado de la investigación del caso de los fondos reservados y ahora él mismo es investigado, pues sus declaraciones causaron un fuerte malestar entre los candidatos del MAS en estas elecciones municipales y de gobernadores. La acusación del fiscal exhibió una faceta anti-eclesiástica manifiesta en otras autoridades pero irremediablemente inoportuna en medio de una Semana Santa y cuando la población boliviana, mayoritariamente católica, (un 73% o más) se apresta a votar el domingo de Resurrección. Tal vez un reflejo del estado de ánimo creado por el fiscal fue la concentración disminuida que tuvo lugar el miércoles al anochecer con la que los candidatos a la alcaldía y Gobernación de Santa Cruz cerraron sus campañas para la elección del domingo. A eso se sumó la inasistencia del presidente Morales, quien vino a las 3pm, cuando el área de concentración, en la que reinaba un fuerte calor, como en toda la ciudad, estaba vacío. Optó por retornar a La Paz y participar en el cierre de campaña de los candidatos del MAS para la alcaldía y gobernación de ese departamento.

Un comisario ataca al Cardenal

Posted on Actualizado enn

La acusación de un fiscal de La Paz formulada el lunes contra el Cardenal Primado Julio Terrazas, a quien sindica de haber recibido fondos reservados por un valor de  115.000 bolivianos  en 1999, vino como trueno ominoso en plena Semana Santa. Acostumbrado a la lógica de sus superiores de dispara primero, averigua después,  el fiscal Félix Peralta no se preocupó por determinar si se trataba de un homónimo, menos aún de determinar qué fin tuvo esa supuesta entrega ni la magnitud de la calumnia que podía tejer. Se trataba de denigrar al Primado boliviano, la máxima autoridad de la Iglesia Católica en este país, cuya voz serena y firme molesta visiblemente a los mandamases del gobierno.

Se cuenta que San Agustín, en una visión mientras meditaba sobre el mal de la calumnia sobre la reputación de las personas, vio a un niño que echaba agua en una canasta interminablemente. Movido por la curiosidad, se le acercó y le preguntó qué hacía. El niño respondió que quería llenar de agua la canasta. “Es imposible”, le replicó el santo. “El agua siempre se saldrá”. El muchacho despareció ante el asombro del santo mientras una voz le decía: “Lo mismo ocurre con la reputación de las personas. Por más que trates de reparar el daño hecho, jamás lograrás restablecerle plenamente la reputación.”

Por eso el buen nombre de las personas es uno de los mayores valores a respetar. No hacerlo constituye una de las mayores afrentas morales.  Eso explica la reacción de toda la Conferencia Episcopal Boliviana y de la Arquidiócesis de Santa Cruz. En un comunicado este martes, la institución declaró que  “lo que  causa  aún más extrañeza es que el mencionado fiscal lanza las acusaciones a la opinión pública sin haber confirmado la identidad de la persona, demostrado de esta manera una falta de ética profesional y contraviniendo las normas legales”. Agrega: “A nombre del señor Cardenal, luego de haber dialogado con su persona, podemos afirmar categóricamente que durante los largos años de su ministerio episcopal, nunca él ha recibido dinero de parte de ningún gobierno”.

El siguiente párrafo dice: “Estas declaraciones desaprensivas, basadas en una documentación no verificada legalmente y que por lo tanto hacen sospechar en la manipulación, causaron un grave daño a la persona del Cardenal, a su dignidad y sus derechos, además a su investidura y trayectoria, y en el Pastor, a toda la Iglesia Católica”.

Concluye: Este hecho doloroso se da significativamente durante la Semana Santa, días sagrados para la comunidad católica que vive intensamente los misterios de la pasión, muerte y resurrección del Señor” y de inmediato invita a todos los cristianos a participar de las celebraciones litúrgicas, a “intensificar la oración” y a solidarizarse con el Pastor católico.

Menudo problema ha creado para su gobierno el fiscal Peralta, quien tendrá que mostrar todas sus cartas. Parte del problema queda transferido a los candidatos del partido de gobierno en las elecciones del Domingo de Resurrección.

La lista de fiscal incluye unos 50 nombres, de personas y empresas, incluso el ex Defensor del Pueblo Waldo Albarracín, quien  ha reconocido que recibió no los 150.000 bolivianos que señalo el fiscal Peralta, sino mucho más. Recibió, según dijo, más de un millón, que distribuyó entre víctimas de la violencia en el Chapare. El ex defensor deberá ahora, en su propia defensa, dar los nombres de los receptores.

Una  huelga de hambre

En un hecho separado, pero que exhibe el grado de tensión que existe entre Santa Cruz y el gobierno, el Presidente del Comité Cívico, Luis Núñez, decidió declararse desde este miércoles en huelga de hambre ante los que denomino “atropellos continuos del gobierno” contra la región. Para el candidato del gobierno para la elección de gobernador, Jerjes Justiniano, ni la huelga de hambre ni la carga sobre el Cardenal son buenas noticias.