Argentina

¿De dónde viene el dinero?

Posted on Actualizado enn

En siete meses con el mando argentino, el presidente Mauricio Macri ha ganado unanimidad en el combate contra la corrupción y reafirmado la ruta de su gobierno para marcar diferencias con sus predecesores. De inmediato, los más afectados pertenecen al círculo político más estrecho del gobierno de la ex presidente Cristina Kirchner, incluso su hija Florencia, en una danza de millones que tiene asombrada a la sociedad argentina.

Desde junio, los argentinos ven desfilar imágenes e informaciones sobre bóvedas de un convento donde un ex ministro de Obras Públicas, en el sigilo de la madrugada, buscaba esconder, con ayuda de dos religiosas, 8,9 millones de dólares apiñados en bolsas de tejido resistente.

A esa avalancha se sumaron estos días las cajas de seguridad a nombre de Florencia Kirchner en la sucursal del Banco de Galicia que guardaban más de cuatro millones de dólares (algunas versiones señalan que había más de seis millones de dólares).  En sus primeras declaraciones, Florencia Kirchner dijo que el dinero provenía de una herencia de su padre, el fallecido presidente Néstor Kirchner. Con esa suma, las supuestas herencias provenientes del ex mandatario superarían los 20 millones de dólares. Las primeras interrogantes inquirían sobre del origen de semejante cantidad de dinero para un líder ingresos antes de asumir la presidencia eran los de una persona de clase media.

Los episodios multimillonarios apretaron más las clavijas sobre Cristina Kirchner, bajo sospechas desde la muerte extraña hace año y medio del fiscal Alberto Nisman cuando investigaba supuestos nexos de Irán en el peor atentado terrorista ocurrido en Argentina, el de la AMIA. Hace 22 años estalló un coche bomba en la sede de la asociación mutual israelita, conocida por sus siglas AMIA, en Buenos Aires, y mató a 85 personas, entre ellas seis bolivianos. Nisman era el fiscal que más había avanzado en la investigación.

Con sus propios bienes congelados por la justicia, las dificultades que cercan a la ex presidenta Kirchner aumentaron esta semana con la apertura de las cajas bancarias de Florencia Kirchner, y crecieron los millones sobre cuyos orígenes hay curiosidad creciente en una gran porción de argentinos. Entre los más curiosos del continente, la pregunta más frecuente entre los argentinos es estos días de dónde viene todo ese dinero.

Con sus propios bienes indisponibilizados bajo orden de un juez, muchos creen que el cambio de brújula en el destino de la ex mandataria apunta a llevarla a la cárcel, una posibilidad que carecía de sentido hace solo un año. Pero desde que Macri ganó la elección presidencial en octubre, su suerte cambió.

En esa perspectiva, gris para cualquier dirigente con mando político que no admite rivales, puee explicarse al menos parte de la resistencia del presidente venezolano Nicolás Maduro a fijar fecha este año para un referéndum capaz de apartarlo del poder al que su partido llegó hace cerca de dos décadas. Sobre el régimen alicaído de Maduro pesan acusaciones no solo de violar derechos humanos en una escala rara vez sufrida en el continente sino de haber dilapidado fortunas faraónicas bajo un proyecto que tiene a su economía de rodillas. Encuestas citadas por la oposición que dicen que cerca de 11 millones de venezolanos estarían dispuestos a votar para echarlo del gobierno. Esa cantidad puede representar entre 60% y 70% del universo votante.

Sin muchos lugares dispuestos a cobijar a los eventuales nuevos ¨ex¨, la inquietud entre los jerarcas venezolanos solo tiende a crecer.

Anuncios

El verdadero desafío

Posted on Actualizado enn

El ingreso del  presidente Evo Morales a su tercer mandato ha estado marcado por muchas de las referencias a las que el país está acostumbrado con este tipo de acontecimientos, desde la reiteración de datos macroeconómicos (reservas monetarias e indicadores sociales), proyectos de infraestructura (carreteras y hospitales) hasta las nuevas metas para reducir la pobreza.  El  gran ausente en su discurso de posesión fue el tema de mayor interés para Bolivia pues representa el sueldo del  que vive el país y sobre el que se basan los proyectos para el quinquenio que ha empezado: gas natural, petróleo y precios.

Nada dijo sobre el derrumbe de los precios que ha colocado en terapia intensiva a la economía de los exportadores, especialmente de Venezuela, Irán y Rusia, tres amigos predilectos de Bolivia, y surgieron algunas contradicciones entre  deseos y palabras.  A poco de reiterar que su gobierno desea restablecer relaciones con Estados Unidos, cargó contra el “imperio”. Y en cuestión de horas contradijo a su colega venezolano Nicolás Maduro, abochornado por el reclamo para que Venezuela pague sus deudas a Enatex, cuyos más de 1.000 operarios tienen el empleo amenazado y llevan meses sin recibir salario.

Antes de venir a Bolivia, Maduro había dicho “Dios proveerá” para abastecer de alimentos a su país.  Morales fue más preciso y pragmático al hablar el viernes en la posesión de sus nuevos ministros: “Si el imperio norteamericano nos ataca políticamente y económicamente…no nos va a salvar Dios; el pueblo nos va a salvar”.

En la misma jornada, el precio del petróleo volvió a caer, en una tendencia que aún no encuentra una  base firme sobre la cual asentarse y garantizar una relativa estabilidad. Haber pasado por alto la tempestad petrolera pareció reflejar la incomodidad de las autoridades para abordar el problema que representa dejar de recibir este año cientos de millones de dólares menos de lo que se esperaba de las ventas de gas natural a Brasil y Argentina.

No hay una cuantificación del impacto directo del derrumbe de precios, pero igualmente grave puede ser la declinación de las economías de nuestros dos vecinos. La de Argentina está en contracción  y  Brasil proyecta un exiguo 0,3% de crecimiento de su producto interno bruto este año. (Las autoridades nacionales anticipan un crecimiento superior al 5%, uno de los mayores previstos para el año que ha empezado).  Eso se traduce en dificultades para exportar otros productos que tienen mercado en esos países. No es buena noticia en momentos en que los técnicos bolivianos se preparan para empezar a hablar de un nuevo contrato de venta de gas a Brasil. El vigente acaba a mediados de 2019.

El declive también ocurre cuando YPFB debe contar con reservas más altas que las actuales, que solo bordean la mitad de los volúmenes que se creía hace ocho años, o apenas un sexto de  lo que se dijo que guardaba Bolivia cuando se aseguraba que el país era la cuna gasífera del continente.

El verdadero desafío del  gobierno que ha empezado a operar el pasado viernes es incrementar las reservas de gas. Eso requiere de inversiones en una escala que la empresa nacional no tiene condiciones de generar. Debe recurrir al capital privado internacional, lo que no concuerda con las frecuentes predicciones del presidente sobre la muerte del capitalismo.

Sobre extranjeros y aguinaldos

Posted on Actualizado enn

La sensación de holgura financiera que exhibe el gobierno se ha vuelto a manifestar con una orden que pocos países podrian soportar: pagar un sueldo mensual extraordinario a todos los asalariados este fin de año. Esa sensación apoya la creencia de que Bolivia es suficientemente fuerte como para sustraerse de los efectos de la contracción (Argentina) y recesión (en Brasil) de sus mercados de exportación de gas natural. En medio de esa convicción optimista de las autoridades, ha surgido la voz de la Iglesia Católica sobre las dificultades de muchas de sus obras para pagar el nuevo salario.

Los beneficiarios de esas obras expresadas en escuelas, hospitales, enfermería y gran variedad de servicios asistenciales en todo el país suman decenas de miles que, de otra manera, tendrían que recibir atención del estado. Si éste puede pagar 14 salarios o más, es suresponsabilidad adminisgtrar los recursos que pertenecen a todos los bolivianos, pero no debe obligar a todos a hacer lo mismo o pretender que la jauja alcanza a todos y que todos pueden realizar el mismo esfuerzo. Así como suben, los precios de las exportaciones pueden bajar y no es sensato decir “yo no me mojaré cuando llegue la lluvia”.

La pobreza que afecta a gran parte de la población sólo encontrará alivio permanente con la generación de empleo establey sueldos dignos, desafios mayores de todo país en desarrollo. Un estudio serio podría decir cuántas empresas privadas, pequeñas y medianas, pueden pagar el nuevo aguinaldo sin que el desembolso represente un tiro en la propia pierna.

A la orden que ha puesto un jaque financiero a obras de la Iglesia se ha sumado la exigencia de un legislador oficial de que todos los obispos en Bolivia sean bolivianos. Desde que Lucy emigró del lago Victoria hace dos millones de años en el largo sendero de la evolución, la humanidad camina en dirección diferente a toda forma de xenofobia. Bajo el criterio del legislador, el Papa Jorge Mario Bergoglio no habría llegado a ser obispo de Buenos Aires. La idea no tiene sustento y resultaría peligrosa de ser, siquiera en hipótesis negada de antemano, aplicada a otros ámbitos, al político, por ejemplo. Una mirada al mundo, inmediato o más allá de nuestras fronteras, lo haría sonrojar.

(*) https://haroldolmos.wordpress.com

No es cheque en blanco

Posted on

El triunfo logrado por el presidente Morales el domingo ha sido demostrativo del poder impresionante que él y su partido ejercen sobre casi todo el territorio nacional, en uno de los momentos de mayor afluencia económica para el país y de menor sintonía de los partidos políticos opositores con las necesidades y aspiraciones de gran parte de la población.
De nueve años en el gobierno, ni uno solo ha sido de angustias económicas, lo que también explica la sintonía del presidente con la mayoría de la población. Todos estos años han sido de “vacas gordas” que facilitaron los esfuerzos distributivos emprendidos bajo la bandera de un gobierno marcadamente anticapitalista en la retórica y fuertemente capitalista en sus relaciones con los empresarios nacionales.
La prueba para administrar una economía sin holguras parece haber comenzado a tocar las puertas. Una mirada a algunos de nuestros vecinos permite atisbar tormentas.
Tras dos trimestres de recesión, el crecimiento económico de Brasil, nuestro principal socio comercial, será del 0,2 a 0,3 por ciento para todo el año. No hay mejorías significativas para 2015.
En los nueve primeros meses del año, la economía argentina se encogió en un 2%. Es un proceso recesivo que no tiene signos de amainar, salvo un acuerdo con los fondos especulativos que se negaron a aceptar una disminución del valor de los bonos que compraron años atrás. Nada indica que esté próximo que involucraría el pago de miles de millones de dólares. Entretanto, la escasez de dólares continua y el valor de la divisa estadounidense llega a niveles récord en el mercado paralelo. Cristina Kirchner no cuenta más para las elecciones presidenciales y luce probable un nuevo gobierno menos afín con tendencias populistas.
Venezuela es el caso más dramático. Con una oposición temporalmente calma y la producción petrolera en declive (antes de la llegada de Hugo Chávez se preveía llegar a 5,5 millones de barriles diarios y ahora, sin estadísticas oficiales, se la estima en 2,4 millones de barriles diarios), sólo parece cuestión de tiempo para la llegada de una nueva ola de inestabilidad. El país empieza a importar petroleo liviano del Medio Oriente, un giro sin precedentes desde que el país surgió como exportador en la primera mitad del siglo pasado. Está obligado a hacerlo por el agotamiento de los campos de donde surge el crudo liviano que mezcla con crudo pesado para lograr un fluido adecuado para sus refinerías.
Fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Venezuela no tiene la influencia que ostentaba. Hace poco, no recibió mayor simpatía de sus socios una gestión para reunir de emergencia a los ministros de petróleo del grupo y discutir una posible reducción de la producción para contener la caída de precios. Arabia Saudita, el país exportador líder de la OPEP, tiene memoria de la crisis de precios de hace 30 años, cuando redujo drásticamente su producción sin lograr reponer las cotizaciones. Los sauditas perdieron mercado para el petróleo del Mar del Norte. De bajar la producción, temen consolidar y ampliar las perspectivas del gas que Estados Unidos obtiene de los esquistos bituminosos (shale gas) y que empieza a exportar. Si interéses defender mercados, no precios.
Si la cotización del petróleo se coloca 70 y 80 dólares el barril, la factura boliviana podría bajar en cientos de millones de dólares respecto a los valores recibidos en el último bienio. Se agrega a esta situación a la de otros productos que exportamos (soya y minerales) y la combinación se vuelve aún más desagradable.
Es comprensible que el Presidente del Banco Central, Marcelo Zabalaga, hubiese afirmado que la caída de precios no tendrá efectos en Bolivia. Ninguna autoridad monetaria habría dicho lo contrario. Pero es necesario estar alertas. Las ofertas antes de las elecciones fueron abultadas y de las urnas ha salido un veredicto. Resultado del horizonte que muestra a nuestros vecinos en crisis, el veredicto no es un cheque en blanco aunque algunos dirigentes crean la fiesta sigue.

Bolivia y la independencia argentina

Posted on

 

El más reciente comentario histórico del diplomático Ramiro Prudencio Lizón lleva el título de referencia y lo reproduzco en este blog con su autorización.

 

-0-

 

Este 9 de julio se conmemora un nuevo aniversario del Congreso de Tucumán, que en la misma fecha de 1816 proclamó la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

 

En ese congreso participaron representantes de Buenos Aires, Cuyo, Córdoba, Tucumán y del Alto Perú.   Los representantes altoperuanos no fueron elegidos por sus circunscripciones  por la feroz contienda que se mantenía contra el poder real en esas zonas. Fueron designados entre los emigrados recientes en el norte argentino.  Pero el papel que les cupo efectuar fue muy destacado.

 

Cabe recordar que en el Congreso se presentaron dos corrientes que apoyaban la constitución de un gobierno monárquico constitucional.  Una de ellas, formada por conservadores, aspiraba a consolidar  la independencia entregando el gobierno a un príncipe español o portugués.  La otra, propiciada por diputados liberales, entre ellos los del Alto Perú,  llegó a pretender el restablecimiento de la monarquía incásica.  Al final, primó la cordura, en base a la concepción del doctor charquino, don Mariano Serrano, elegido Secretario por la Asamblea, quien defendió la idea monárquica “temperada”, con un monarca que no sea ni peninsular ni tampoco incásico,  ya que la independencia se había logrado con  la participación de los criollos y mestizos y no de las poblaciones indígenas.    El estimaba que este sistema de gobierno daría fin con la anarquía latente aun dentro del mismo congreso.

 

Sólo en 1819, se consagró la idea de una constitución republicana, gracias sobre todo al influjo de la prensa de Buenos Aires, en la que destacaban los escritos de don Vicente Pazos Kanki, quien se oponía tenazmente a la concepción monárquica y defendía un sistema de gobierno republicano, parecido al que regía con gran éxito en la América del Norte.

 

Como manifiesta don Jorge Siles, en su valioso libro “La independencia de Bolivia”, la activa presencia de la diputación altoperuana es una prueba de que aun se mantenía en las tierras altas un fuerte sentimiento de pertenecer a una misma entidad política, heredera del Virreinato del Río de la Plata.

 

Sabemos que el gobierno de Buenos Aires se esmeró mucho por recuperar Potosí y todas las tierras altas del virreinato.  Había enviado tres ejércitos auxiliares a las provincias altoperuanas y, luego del Congreso de Tucumán, se atrevió a mandar un nuevo cuerpo expedicionario al mando del coronel La Madrid.   Lamentablemente, esos ejércitos se encontraron en el Alto Perú con muy fuertes fuerzas realistas que los derrotaron y rechazaron hasta Salta.  Es evidente que la posesión de Potosí era fundamental para financiar la guerra, y ello obligó a los realistas a concentrar en esta región sus mejores tropas.

 

Por último, el general San Martín decidió atacar al centro del Virreinato del Perú, es decir, la ciudad de Lima, y para ello debió liberar a Chile y al Bajo Perú.  Se considera que este proyecto, aunque basado en un gran espíritu americanista, desdeñaba a las tierras altas.  Pero esta aseveración no es cierta.  La idea de San Martín y del gobierno porteño seguía la misma consecuencia: crear grandes problemas en la costa peruana para que las tropas realistas desalojaran el Alto Perú.

 

Tampoco el resultado de este designio sanmartiniano fue el esperado.  Se obtuvo la independencia de Chile y del Bajo Perú, pero las tropas españolas se mantuvieron en las alturas.  Sólo con la llegada del Mariscal Sucre se pudo derrotar y expulsar definitivamente al poderío realista en el Alto Perú.

 

Pero el curso de la historia había variado radicalmente.  Desde hacía años que se habían roto los vínculos con las tierras bajas del Río de la Plata y con ello todo interés en integrarse a ellas.  El Alto Perú dejó de pertenecer por sentimiento a la nueva República Argentina y se constituyó en una nación independiente, la nueva República de Bolívar.


Frio polar en las relaciones con Argentina

Posted on Actualizado enn

N.R. Puesta el10 de junio de 2011.

-0-

La noticia de La Nación fue infundada. La desmintieron tanto en Buenos Aires como en La Paz. El presidente Morales viajará al vecino país como estaba previsto, a fines de este mes. Es difícil, de momento, determinar todo el impacto de esta crisis originada con la visita oficial del Ministro de Defensa iraní.  Las organizaciones judías de Argentina, especialmente AMIA, la parte afectada por el acto terrorista, no ha bajado los brazos y difunde su protesta por la omisión de detener al funcionario iraní por parte de la Interpol cuando visitó Bolivia a fines del mes pasado en conexión con actos celebratorios de la Fuerza Aérea Boliviana.

-0-

Las relaciones entre Bolivia y Argentina, estratégicas para nuestro país, han sido estremecidas por el caso Ahmad Vahidi, el Ministro de Defensa de Irán invitado a Bolivia a principios de esta semana y luego ayudado a salir subrepticiamente del país en cuanto se supo que  había una orden de captura lanzada por Interpol, que lo sindica de contribuir al mayor atentado terrorista registrado en Argentina. Ocurrió en 1994 y murieron 85 personas, entre ellas seis bolivianos.

El diario La Nación informó en su edición de hoy que el gobierno argentino, aún insatisfecho con las “sentidas disculpas” expresadas en una carta por el canciller David Choquehuanca Céspedes, suspendió la visita al vecino país que a mediados de este mes iba a realizar el presidente Morales.En el vecino país, el presidente boliviano iba a ser objeto de agasajos y homenajes, hace rato ausentes de su agenda.

La medida diplomática argentina es una de las más graves de un país contra otro y una de las que más se aproxima a una ruptura. No hay indicaciones de que Argentina pretenda llegar a ese extremo, pero resulta evidente que la cancelación de la visita,  la primera que en muchos meses haría al exterior el presidente Morales, exhibe un grado de irritación pocas veces visto en las relaciones internacionales.

La situación se presenta a sólo pocos días de una reunión de la OEA en la que Bolivia buscará una reafirmación del apoyo hemisférico para dialogar con Chile sobre una salida soberana al Océano Pacífico para Bolivia. En esa gestión el respaldo argentino es crítico. Es poco probable que la irritación argentina se traslade a la reunión de El Salvador la semana que viene. Pero no cabe duda que si hay algún respaldo efectivo, éste no tendrá ninguna vehemencia.   El problema es el peor para la diplomacia boliviana seguido del empeoramiento de las relaciones con Chile, de la ruptura con Israel y la casi ruptura con Estados Unidos.

También, la reacción argentina surge a pocas horas de  un pronunciamiento de  militares en retiro, quienes desde La Paz advirtieron que la seguridad de Bolivia estaba en riesgo por las “metidas de pata” del gobierno.

Hasta ahora, la cancillería ha apuntado el índice sobre la ministra de Defensa, Cecilia Chacón, por desconocer el caso de Vahidi y de invitarlo a venir a Bolivia. Pero sería ingenuo pensar que esa decisión era ignorada por el canciller (y si lo era, aún peor), ni por el propio presidente Morales. No creo que la ministra se hubiese atrevido a hacer la invitación sin una previa consulta a sus autoridades superiores. Una de dos: O efectivamente hubo una supina ignorancia o se aplicó aquello de “yo hago, Uds. enderecen”. Sólo que los  “ustedes” no son aquellos que aceptan enderezamientos  tan fácilmente.

La presidente argentina Cristina Kirchner, también en una muestra que refleja su enojo con Bolivia, debía recibir hoy en Venecia, donde se encuentra, al presidente israelí Shimon Peres.

Los argentinos, dice La Nación, subrayan que Bolivia nada hizo para detener a Vahidi, cuya presencia en Bolivia es vista como resultado de los vínculos estrechos del presidente Morales con el de Venezuela Hugo Chávez. La frialdad del vecino país exhibe también los límites que Argentina no está dispuesta a sobrepasar: los determinados por la justicia, subraya el diario. Y el tema Irán, agrega, es uno de las cuestiones más probables de discusión en la cita de los mandatarios argentino e israelí.

¡Qué papelón!

Posted on Actualizado enn

Sin comentarios (y habría muchos), reproduzco la carta del canciller boliviano David Choquehuanca a su colega argentino, Héctor Marcos Timerman, pidiendo “sentidas disculpas” por haber  invitado –y luego subrepticiamente hecho abandonar el país- al Ministro de la Defensa iraní,  Ahmad Vahidi, sobre quien pesa una orden de captura internacional emitida por la Interpol por su supuesta participación en la explosión del edificio de la AMIA de argentina, en la que murieron 85 personas, en 1994, y cientos resultaron heridas.

Dice la carta, de la cual el sitio de Los Tiempos colocó una fotocopia en su edición digital de hoy:

Al Excelentísimo Sr.

D. Héctor Timerman

Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto

Buenos Aires, Argentina

Me dirijo a usted con el propósito de referirme al arribo a Bolivia del Ministro de Defensa de Irán, como resultado de  una invitación cursada por el Ministerio de Defensa de Bolivia, instancia que lamentablemente desconocía los antecedentes correspondientes a este caso y tampoco se establecieron los niveles de consulta y coordinación interna.

Ante este lamentable incidente, a nombre del Gobierno de mi país deseo valorar de sobremanera la cooperación que el gobierno argentino, a través de su persona, ha tenido a bien realizar, con el propósito de superar esta lamentable situación, que si bien constituye un grave incidente, el mismo debe ser atribuido únicamente al desconocimiento en ciertos niveles de las circunstancias de la invitación cursada y bajo ningún aspecto a un acto de agravio que pudiese afectar el excelente nivel de las relaciones boliviano-argentinas, que mi  país valora y destaca de manera permanente.

Como resultado de todo este lamentable hecho, debo hacerle conocer que el gobierno de Bolivia ha tomado las previsiones correspondientes a fin de que el señor Ahmad  Vahidi abandone de inmediato el territorio boliviano y de esta manera mostrar con claridad que Bolivia no desea interferir respecto a procedimientos que pudieran existir en torno a la situación jurídica de dicha persona.

Deseo manifestarle a nombre del gobierno de Bolivia mis más sentidas disculpas por el motivo anteriormente citado, que mucho le agradeceré pueda hacer conocer a las más altas instancias del Gobierno argentino para los fines consiguientes.

A la espera de su comprensión, a fin de que esta situación pueda ser superada adecuadamente, hago propicia la oportunidad para manifestarle las seguridades de mu más alta y distinguida consideración.

David Choquehuanca Céspedes

Ministro de Relaciones Exteriores