Aceite

Concentración por el Sí

Posted on Actualizado enn

En una de las mayores concentraciones registradas en esta ciudad, Santa Cruz reafirmó este miércoles su decisión de ir a las urnas el 4 de mayo para votar por los estatutos que le confieren autonomía. “Nada nos detendrá”, dijeron el prefecto Rubén Costas y el dirigente cívico Branco Marincovick. La concentración fue también un rechazo a la prohibición de exportar soya y a la disminución del IDH, así como una expresión de solidaridad con Camiri, que ha roto con los negociadores oficiales y esta tarde, en un cabildo, dio un plazo de 24 horas para que el propio Presidente Evo Morales comparezca en el lugar para atender sus reclamos.

A pesar de la llovizna de la tarde y el frente frío que siguió, la multitud marchó pacíficamente, desde el monumento ícono de la ciudad –el Cristo Redentor- sobre uno de los anillos de la ciudad flameando decenas de miles de banderas verde-blanco y tricolores hasta desembocar en la Zona Industrial. (En su edicion de hoy jueves, El Deber sostuvo que la asistencia supero’ las expectativas de mas de 100.000 personas, y que los organizadores dijeron que hubo mas de 300.000.)

La concentración fue vista como un ensayo para el referéndum autonómico, pero también como una manera de demostrar a los observadores externos –entre ellos el enviado de la OEA Dante Caputo- que el movimiento cruceño es masivo y no fruto del capricho de “cuatro familias de oligarcas” como reiteradamente ha dicho el gobierno.

Sobre todo, fue una exhibición de la magnitud del desafío que tiene el gobierno del presidente Morales, el mayor en sus 26 meses, pues Santa Cruz y otras tres y, posteriormente, tal vez seis regiones (departamentos de nueve) se le van del control. El otro día, cuando el presidente estaba en Potosí , surgieron manifestantes autonomistas a quienes militantes del MAS intentaron dispersar. Es decir, en pleno Occidente boliviano. Un poco más rezagados, Chuquisaca y Cochabamba siguen sus propios caminos autonomistas. La autonomia departamental es la via crucis del gobierno. 

El gobierno se encuentra impotente ante el reto autonomista y se aferra a dos opciones con escasas posibilidades de frenar el 4 mayo: la Iglesia, a la que ayer, injustamente o por mera ignorancia, atacaba, y un conjunto de “países amigos”, entre ellos Brasil, Colombia, Argentina y Venezuela.

Los cívicos parecen objetar a los últimos dos. Pero en todo caso algunos de sus líderes consideran innecesaria cualquier conversación que quiera incluir el 4 de mayo. Con el referéndum fuera de la baraja, reclaman la derogatoria de las medidas anti-exportación y la restitución de los recursos del IDH.

A estas alturas, ni la anulación oficial del proyecto de constitución del MAS, frenaría el referéndum, pero probablemente sería un elemento en una mesa negociadora posterior al 4 de mayo.

De ese proyecto partió el laberinto en que está el gobierno. En los últimos días se especuló sobre un estado de sitio regional como una salida incierta, que el gobierno inicialmente desmintió.

“Están temblando”, dijo Costas pues “no les hemos dado el pretexto para un estado de sitio”, y revelo algunos de sus planes para el 5 de mayo: Seguro integral de salud y sueldos dignos.

La concentración fue también una advertencia del tamaño de la resistencia que enfrentarían medidas de fuerza que el gobierno quisiere adoptar en las próximas semanas. Por eso, en los discursos de Costas y Marincovick fueron frecuentes las alusiones a los jerarcas de las FF.AA. y a los episodios en Viru Viru y Camiri, cuando la tropa militar resultó abrumada por la multitud que se le oponía. En Camiri, la semana pasada, prácticamente hubo una capitulación. En Viru Viru, una retirada al amparo de la noche, el ano pasado.

Costas dio rienda suelta a su indignación al criticar al decreto anti exportador.  Dijo que el gobierno era “estupido, corrupto y sinverguenza” (textual) y hería mortalmente a miles de pequenos productores que votaron ilusionados a su favor.

La mejor conclusión sobre los acontecimientos de las últimas horas es que el horizonte sigue oscuro, amenazante y peligroso. 

A cuarenta días

Posted on Actualizado enn

El túnel está cada vez más oscuro y las salidas racionales para el empantanamiento en que se halla el país son más estrechas cada hora que pasa. Los industriales de Santa Cruz se rebelaron esta tarde contra los decretos que sorpresivamente prohibieron la exportación de aceite de soya y decidieron transportar su mercadería a través del departamento, probablemente vía Brasil. La medida gubernamental contra el sector agroindustrial más dinámIco y exitoso surgido en las últimas décadas en Bolivia, ha tenido efecto dominó. Ha dejado sin carga a unos 5.000 camiones, cuyos propietarios y ayudantes, apoyados por todo el transporte pesado, ahora amenazan con bloquear rutas de acceso al país y tomar aduanas a partir de este miércoles. En total, dicen los industriales, unas 300.000 personas pueden ser afectadas y perder sus fuentes de ingresos. Los efectos de una situación semejante serían devastadores para un país cuya fuerza laboral es de apenas cuatro millones, la mayoría rural.

Los industriales demandaron que el prefecto les facilite seguridad para el transporte de su producción. Y, elevando la apuesta, plantearon que el gobierno departamental no asista a ningún diálogo con el nacional mientras no sean derogados los decretos anti-exportación y de reducción del IDH a los departamentos.

Las fuerzas que sostienen militantemente al gobierno –los plantadores de coca- dijeron desde Cochabamba: hay que nacionalizar las industrias aceiteras. (Si solo fuese nacionalizar o aumentar impuestos, no tendriamos el grifo de gas seco, sin co’mo aumentar las ventas a Argentina y dificultades para cubrir lo comprometido con Brasil.)

El gobierno reiteró que no habrá fuerza policial para resguardar la votación del 4 de mayo, por los estatutos autonómicos. Y el Comité Cívico anunció, para desagrado del gobierno, que pedirá que grupos universitarios se organicen para otorgar garantías al referéndum, que ha asumido las características de un río en crecida que no vuelve atrás.

Restan 40 días para el 4 de mayo. En términos bolivianos, eso suena a eternidad.

A quien concierna

Posted on Actualizado enn

Hay una disputa caliente por el precio del aceite de soya. He escuchado al gobierno decir que los empresarios especulan con el precio. Y, con la ayuda de una cuidadosa ama de casa, quise comparar los valores en supermercados del primer o segundo productor mundial de soya: Brasil. El envase de 900 mililitros cuesta alli 3,38 reales (Supermercado Pao de Acucar). El dolar se cotiza en R. 1,72 y el valor resulta en 14,77 bolivianos. O aproximadamente 16,50 Bs. el litro. Alli tambien hubo gritos por el precio incrementado por las cotizaciones internacionales. La  diferencia es que en Brasil los salarios son varias veces mas altos que en Bolivia.