Juegos geopolíticos

Posted on

Dueña de una economía que el año pasado creció un envidiable 7,5%, la más alta tasa mundial del período, y con una población de 1.365 millones de  habitantes (de cada 100 habitantes del planeta, al menos 17 son de la India), el mundo fue advertido de la presencia del gigante asiático el 18 de mayo de 1974. Ese día, India detonó su primera bomba nuclear  e irrumpió raudamente al club exclusivo de países con armas atómicas. Todo el vecindario asiático se alarmó, en una región donde China ejercía una supremacía prácticamente absoluta.  Pero solo cerca de 25 años después, Pakistán, el rival geopolítico de la India, estampó su ingreso al club con su primera explosión nuclear. Para todos los efectos, la región se había vuelto un continente atómico.

El tiempo de Asia, como ha sido denominado este Siglo XXI, ha estado marcando repetidas hazañas que son parte de la pugna que protagonizan los dos gigantes. China envió su primer hombre al espacio en 2003 y en enero de este año se anotó un punto mayúsculo al enviar una sonda a la cara oculta de la Luna para transmitir desde allí imágenes del ignoto paisaje lunar.

El mundo no esperó mucho para conocer una respuesta de la India. Este miércoles un cohete indio hizo añicos un satélite ubicado en una órbita a 240 kilómetros sobre la Tierra. Fue una hazaña de precisión destructiva que solo Estados Unidos, Rusia y China habían logrado. Con ella, India se puso a  la par del trio militar y espacialmente más avanzado.

En este  marco llegó al país el presidente indio Ram Nath Kovind, con una agenda cumplida en Santa Cruz para hablar con autoridades nacionales sobre litio, industria farmacéutica, petroquímica y transferencia de tecnologías para el desarrollo de esas ramas industriales en Bolivia. La farmacéutica india está entre las más desarrolladas del mundo. Vaya Ud. a cualquier farmacia y pregunte por productos de ese país y se sorprenderá encontrar que, con patentes tradicionales, llegan a Bolivia muchos productos hindúes, gran parte de ellos también en sus versiones genéricas.

A esos temas se agregó la ferrovía interoceánica que conectaría las líneas ya existentes en Brasil y Bolivia para llegar desde Santos hasta Ilo, en la zona portuaria donde Bolivia tiene un puerto libre cedido por Perú, con conexiones hacia Arica e Iquique, en Chile. Hasta hace pocos días, los proyectos bolivianos en los que India podría participar representaban inversiones por más de 2.000 millones de dólares. Ahora la cifra se ha multiplicado por más de seis y con inversiones en gas natural. Bolivia espera que India invierta en la exploración de gas natural en el país y eventualmente venderle el producto y llegaría a unos 13.000 millones de dólares en un quinquenio.

Los gobiernos de ambos países consideran superada la experiencia con la firma Jindal, uno de los más grandes conglomerados industriales hindúes, con la que fracasó un millonario proyecto para explotar hierro del Mutún.

La vision India de sus relaciones exteriores pasa por encima las disputas políticas y geográficas y se enfoca en un desarrollo compartido con las naciones que albergan sus inversiones. Expresión de ese pragmatismo es el siguiente paso de la gira de su presidente. La autoridad india debe estar a estas horas empacando para ir a Chile, luego de tres días en Bolivia.  

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .