Desafíos

Posted on

Con el telón de fondo de la derrota del gobierno el 21 de febrero, empiezan a tomar impulso movimientos para levantar un muro ciudadano para detener los propósitos del partido gobernante y del presidente Morales de estirar su gestión por cuatro años más, que lo llevarían a regir durante un récord de dos décadas continuas. Quienes lideran esos movimientos ven en la pretensión una tentación totalitaria y sienten que deben actuar para conjurarla.

Jaime Paz Zamora, el ex presidente (1989-93) y uno de los padres fundadores del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria, salió al frente del propósito gubernamental y denunció como rayanos en el delito (¨apología del delito¨) los intentos de abrir libros de registro y dar pasos formales para desconocer el resultado del referéndum de febrero.

No ha sido el primero ni el único alerta ante la campaña re-releccionista. Carlos Hugo Molina, el multifacético ex prefecto de Santa Cruz, había dicho días antes del referéndum que el vuelco demográfico que se ha dado en Bolivia, cuando la mayoría de la población dejó de ser rural y se instaló en ciudades, iría pasando facturas al gobierno. La derrota que sufrió en febrero parece corroborar el aserto, que las principales autoridades rehúsan aceptar como una decisión sin vuelta. Semanas antes, el ex presidente Carlos Mesa había exacerbado los ánimos del gobierno al anunciar que su voto sería No.

José Antonio Quiroga, uno de los rostros más visibles en el combate electoral para derrotar el empeño gubernamental, dijo que el referéndum propinó una derrota política incuestionable al binomio Evo Morales-Álvaro García Linera que ha marcado la historia del gobierno a partir de la cual nada será como antes. La derrota ocurrió bajo la tormenta causada por el estallido del ¨caso Zapata¨. El gobierno, subrayó Quiroga, no logra explicar el tráfico de influencias expuesto por el escándalo pero aun así decidió suscribir acuerdos para la terminal gigante de Viru-Viru y un proyecto reducido para El Mutún, ambos sin las licitaciones de rigor.

Fue una ¨fuga hacia adelante¨ que ahora remata en la búsqueda obstinada de anular los resultados del referéndum en procura de ¨un segundo tiempo¨ que desconoce la voluntad de la ciudadanía, dijo mientras tomaba un café en la Feria del Libro en Santa Cruz.

El político, que regenta Editorial Plural, entre las empresas editoras de mayor prestigio en el país, se encuentra organizando una ¨Plataforma Ciudadana¨ para defender la institucionalidad democrática. Aspira a conformar, junto a otras fuerzas, una opción electoral para los comicios presidenciales de 2019. Declinó especificar fuerzas involucradas en el empeño, pero luce claro que la decisión del gobierno de procurar una nueva candidatura para Evo Morales aquel año es vista como desconocimiento de la decisión del 21 de febrero y que ha activado articulaciones ciudadanas para salirle al frente. Es una convergencia ¨a-la-MUD¨, la Mesa de Unidad Democrática venezolana que logró coincidir en un solo frente y ahora tiene arrinconado a Nicolás Maduro y lo está obligando a un referéndum capaz de apartarlo del poder.

Jaime Paz ha puesto en movimiento a la estructura nacional del MIR, al que procura devolverle la legitimidad electoral que le fue quitada a principios de siglo y que ahora tomaría la identidad de MIR-Comunidad Política Ciudadana. En dos visitas a Santa Cruz entre abril y mayo delineó ante un centenar de dirigentes y militantes su visión sobre Bolivia y la tarea que le correspondería al movimiento político surgido en el último cuarto del siglo XX y que ahora prepara su relanzamiento como ¨mirismo del siglo XXI.¨

En la última visita advirtió que quienes se atrevan a reclamar firmas para retrotraer Bolivia a antes del 21 de febrero o escenificar un supuesto ¨segundo tiempo¨ estarían infringiendo la ley. Fue la advertencia más severa de un partido asegura que sin su presencia como generación de la democracia no se entiende la historia del país de los últimos 40 años.
¨El referéndum fue un mandato que se dieron los bolivianos…no hay retrocesos¨, dijo ante su audiencia.

Quiroga duda que el gobierno y quienes lo apoyan se atrevan a dar de nuevo el paso en busca de la re-re-re, vuelto más difícil con un ambiente externo adverso a los regímenes populistas. Los observadores creen que la elección de Pedro Pablo Kuczynski en Perú, refuerza esa adversidad, que podría crecer en espiral con la consolidación en Estados Unidos de los demócratas bajo Hillary Clinton.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s