Notas en dia de elección

Posted on Actualizado enn

Toda elección supone barajar por lo menos entre dos opciones y escoger la que, en conciencia, representa mejor las convicciones y expectativas del votante. La de este domingo es una elección llamada a figurar con relevancia en los textos de historia. Pocas veces hubo tanto escepticismo sobre la posibilidad de un cambio en el mando del país o de una corrección sustantiva en el rumbo y estilo de gobierno de los últimos años a consecuencia de una elección.
Al igual que den otras ocasiones, es acentuada la creencia de que los resultados que empiecen a emerger esta noche no serán representativos de la voluntad soberana de muchos votantes. A esa creencia han contribuido los que, como en elecciones anteriores, propugnaron el “voto consigna” (por determinado partido) y amenazaron con castigar a los que combinasen el voto, desobedeciendo instrucciones para votar verticalmente por la misma fórmula, de presidente a legislador.
El rechazo más influyente a esa pretensión de dirigir el voto lo dio la Conferencia Episcopal Boliviana cuando hace un par de semanas dijo que era nociva a la libertad de pensamiento, la libre expresión y la estabilidad de cualquier sistema democrático.
Una certidumbre en esta elección es que la presión y campañas para un voto amarrado no han disminuido y condicionarán la decisión de un gran número de ciudadanos, especialmente los de lugares remotos donde, en muchos casos, el acto de votar no es secreto.
Otra característica de la elección de este domingo es la dispersión del voto opositor cuando fueron mayores los esfuerzos para forjar un solo frente. Tras la experiencia venezolana de institucionalizar un bloque opositor unitario, se creyó que la fórmula era repetible en Bolivia. No lo fue. El desánimo resultante en las filas de oposición se combinó con la sensación de que, económicamente, el país, acostumbrado solo a las buenas noticias macroeconómicas, ha entrado a un ciclo de “el cielo es el límite”. Esa sensación es incorrecta. Los indicadores son muy claros: nuestros vecinos y principal mercado del gas natural tienen sus economías estancadas y eso, en algún momento, puede afectar a nuestro país.
En la noche, cuando empiece el conteo, será también el momento de una rendición de cuentas. Los partidos opositores deberán demostrar a los electores si presentarse a la justa separadamente fue una decisión acertada o, si resultó en un desastre, qué hicieron para evitarlo El gobierno deberá alistarse para cumplir la agenda abultada que prometió. Cuando los años de vacas gordas parecen cerca del fin, la tarea luce cuesta arriba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s