Desencuentros

Posted on

Bolivia debe mejorar sus relaciones externas, especialmente con Estados Unidos y Brasil, para   volver más vigorosa su lucha jurídica ante la Corte Internacional de Justicia. ¿Quién lo dice? El ex presidente Carlos Mesa. ¿Cuándo? El 7 de agosto, horas antes de que el presidente Evo Morales convocara a las fuerzas armadas a prepararse para cuando el país recupere su cualidad marítima.  En disparo a dos bandas,  el presidente equiparó la condición boliviana al bloqueo  impuesto a Cuba por Estados Unidos.

Las declaraciones del ex mandatario cuestionan el discurso del presidente Morales. Las arengas “antiimperialistas” y “anticapitalistas” solo hacen bien a las relaciones de Bolivia con Irán, Corea del Norte, Cuba  y Venezuela.  A partir de ahí sobran los dedos de las manos. El resto del mundo busca buenas relaciones con Estados Unidos, con el que las nuestras están en su peor momento. Con Brasil, se encuentran en un estado extraño: solo Bolivia tiene embajador.  Mesa está en lo correcto.

El llamado de atención fue un capítulo del que luce como un desencuentro entre los dos personajes. El domingo antepasado, El Deber trajo un artículo de Mesa sobre el juicio que el oficialismo propone contra dos magistradas del Tribunal Constitucional Plurinacional.  La designación de magistrados por voto directo era vista oficialmente como una panacea que resucitaría a la moribunda y desprestigiada justicia. Los  pocos países que experimentaron ese sistema, lo han desactivado por inapropiado.   

El ex mandatario escribió que la elección, como muchos bolivianos dijeron, fue “un absurdo  (que, para peor, fue mal conducido y sesgado con la preselección de candidaturas) que llevó no solo a agravar  la histórica corrupción de ese Órgano sino a reducir a grados insospechados su ya cuestionada idoneidad”. 

El ex mandatario preguntó si la decisión legislativa no debería también apuntar al tribunal por haber habilitado la candidatura del presidente Morales.  Mesa preguntó si la decisión ¿“no marcaba elementos suficientes para acusar a los miembros del Tribunal por prevaricato y fallos contrarios a la constitución?”  Para que el lector pudiese responder mejor, recordó la disposición  constitucional transitoria ya olvidada: “Los mandatos anteriores a la vigencia de esta constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos períodos de funciones”.

Los temas sobre la mesa son del máximo interés y hay suspenso ante una posible nueva ronda en esta manifestación de opiniones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s