De nuevo se atasca el Juicio del Siglo

Posted on Actualizado enn

La gravedad de las dolencias que padecen tres acusados en el Juicio del Siglo se combinaron este lunes con la ausencia del juez Sixto Fernández para suspender la audiencia en la que debía continuar declarando “El Viejo” Inacio Villa Vargas.

La juez ciudadana Anastasia Callisaya anunció que la sesión quedaba aplazada hasta el martes debido a que el presidente del tribual Sixto Fernandez no había conseguido llegar a Santa Cruz desde La Paz a causa de problemas operacionales de la línea aérea BOA. La decisión fue considerada ilegal por abogados de la defensa, que dijeron que la juez carecía de atribuciones para asumirla y que se había cometido una incorrección a partir de la cual que quedaba invalidado todo el proceso.

Pero el fiscal Sergio Céspedes dijo que nada en el procedimiento penal indicaba que la decisión de la juez Callisaya hubiese sido incorrecta.

El caso lleva  55 meses, desde el 16 de abril de 2009, cuando un comando especial de la policía irrumpió en un hotel de Santa Cruz, mató a tres personas y arrestó a dos para luego anunciar que había desbaratado un grupo terrorista y separatista que planeaba asesinar al presidente Evo Morales, dirigir un alzamiento armado y, derrota del ejército mediante, dividir Bolivia.

La sesión  habría tenido dificultades pues “El Viejo” se encuentra desde la semana pasada en una clínica del Seguro Petrolero a raíz de exámenes ordenados por los médicos que atienden a los acusados. El cardiólogo René Ramos dispuso análisis del acusado y de otros dos de sus compañeros  para evaluar sus condiciones de salud. Los resultados de los exámenes debían ser conocidos en la reunión que fue aplazada.

Fuentes de la defensa dijeron que Vargas está afectado por un severo descontrol de la diabetes que padece. Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza parecen de cardiopatías que, en el caso del segundo, obligarían a una cirugía de “bypass”, para sustituir trozos de conductos sanguíneos obstruidos. La cirugía es considerada de grado mayor (costría, en Santa Cruz, entre 30.000 y 100.000 dólares). La sustitución de segmentos obstruidos que impiden la circulación sanguínea se realiza con venas del propio paciente. La recuperación puede demorar semanas y su tratamiento implica un cambio importante en el estilo de vida y dieta del paciente, que difícilmente se podría cumplir en el penal. Y una decisión sobre si el acusado -o los acusados- seguirán presos  se defenderán en libertad parecía inevitable. El juicio, un ariete en la politica interna del gobierno, está atrapado ante una decisi[on que debe tomar el tribunal.

Aunque menos severa pero también de cuidado sería la cardiopatía que afecta Guedes. En el caso de “El Viejo” las dolencias relacionadas con la diabetes (también fuente de cardiopatías) son también consideradas graves.

La presencia de los acusados es fundamental para el desarrollo de las audiencias y este martes el tribunal debería decidir medidas para resolver la cuestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s