Bolivia hacia 2014: El partido ha comenzado

Posted on Actualizado enn

Nota:
El siguiente arículo fue publicado esta semana por la revista digital Nueva Crónica y Buen Gobierno, del Instituto Prisma, de La Paz. Lo comparto con Uds.
-0-

Si es un juego ya preparado o si los dados están cargados, es otra cosa. Para efectos de contabilidad, la pelota ha entrado al campo de juego y, sin pitazo de árbitro alguno, ha comenzado el partido en el que se juega el destino boliviano en los próximos años. La mayoría de los jugadores titulares ha dado puntapiés a la pelota y pese a estar sólo en sus inicios, el partido, más que emocionante, se anuncia rudo.
En plenos prolegómenos, el presidente Evo Morales realizó una jugada abucheada por gran parte del público, al inaugurar una estatua en homenaje a Hugo Chávez mientras la población de Riberalta vestía luto riguroso por la tragedia que días antes había causado la muerte de ocho personas cuando un avión de Aerocon se estrelló a segundos de aterrizar. Objetivamente, dado el estado de ánimo que el país compartía con los riberalteños, la ceremonia habría sido sin gracia en cualquier lugar del mundo. Los traspiés y gafes del presidente ya no parecen gozar más de las indulgencias que recibían hasta no hace mucho. El sentimiento que prevalecía en la urbe beniana era tan elocuente que las autoridades ordenaron que efectivos militares custodiasen noche y día la flamante estatua que se suponía que iba a ser reverenciada.
El Movimiento Sin Miedo ingresó a la cancha con una jugada peligrosa. Juan del Granado recibió tarjeta amarilla cuando sugirió reabrir el debate que hace cinco años colocó a gran parte del país en una ruta de confrontación en torno a la condición de capital de la República que ostenta Sucre. Los chuquisaqueños y quienes los apoyaban durante la Asamblea Constituyente no consiguieron avanzar entonces en la meta de lograr la “capitalía plena”, que habría mutilado fuentes de poder bajo La Paz desde hace más de un siglo. Tampoco lo lograron esta vez. La reacción paceña fue casi instantánea: No, eso ya fue resuelto, dijeron las autoridades que responden al MAS, para de inmediato declarar a del Granado persona no grata.
Samuel Doria Medina reafirmó una estrategia que vigila cada paso del gobierno. Apoyado en frecuentes denuncias sobre las deficiencias administrativas del aparato estatal y los daños que los sobrecostos (eufemismo por corrupción) causan al estado, ha logrado sobresalir y avanzar con un dominio de la pelota que obliga al equipo adversario a utilizar sus mejores defensas para evitar desastres. Como jugador que ha estudiado con cuidado las flaquezas administrativas del adversario, Doria Medina es experto en los pases de largo alcance y efecto calculado que irritan a los contrincantes.
Jorge “Tuto” Quiroga protagonizó otra jugada de profundidad al llevar personalmente ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la demanda en la que refriega al presidente Morales su compromiso de no volver a candidatear en 2014 a cambio de que la oposición en el congreso apruebe la Carta Magna. Ese compromiso, alega, fue roto con la decisión del mandatario de ser otra vez candidato, pues su mandato en curso es el segundo, el límite autorizado por la CPE. Quiroga subraya que la única razón para incluir una cláusula transitoria en la CPE era para evitar la tentación de una tercera vez. La nueva candidatura del presidente Morales fue avalada por el Tribunal Constitucional, con la disidencia notoria del Magistrado Gualberto Cusi, quien dijo que el tercer mandato es ilegal. Solo con la bola en cancha adversaria, Quiroga puede causar estragos en la defensa e impresionar a los extranjeros que presencian el partido, en vivo o desde el estadio. Buen expositor, Quiroga no se ha amilanado ante los jueces de línea que le previenen sobre los riesgos de seguir avanzando.
En el mediocampo está el Gobernador Rubén Costas, ariete del Movimiento Democrático Social, quien se presenta ante el país con trofeos de su gestión, principalmente por llevar agua, energía y caminos a los rincones más lejanos del departamento más grande de Bolivia. Convencido de que la gestión eficiente de los recursos públicos puede extenderse a todo el país, se ha vuelto una carta temible para sus adversarios. Costas hace doblete con un joven emergente: Ernesto Suárez, el ex gobernador del Beni, quien puede ser uno de los mejores recursos del naciente movimiento político oriental. De ese movimiento puede decirse que hacia donde se incline, también se inclinará el grueso de la oposición al gobierno del presidente Morales. Suárez Sattori podría ser el ensamble con el MSM, llámese Juan del Granado o Luis Revilla, para articular una fuerza política considerable en oriente y occidente. Costas quedaría en la reserva para otro campeonato. Si en esa articulación se logra insertar a la corriente que representa Doria Medina, su fuerza asumirá un papel predominante; a ella acabarían sumándose otras que empiezan a actuar, con perspectivas de protagonizar un cambio en la dirección de Bolivia.
En esa línea de aleros están la ADN, representante de una corriente manifiesta en Santa Cruz y en las parcelas moderado-conservadoras de todo el país. La misma vertiente es compartida por el infaltable MNR, que ensaya pre-calentamiento muscular antes de ingresar al campo. Que el presidente Morales tiene por lo menos celos del MNR fue patente cuando, el 31 de octubre, negó que ese partido hubiese nacionalizado las minas.
El MIR es todavía una incógnita. Si aún tiene ímpetu, ¿cuál es su verdadera fuerza? En los últimos meses ha habido desplazamientos de líderes y los ataques contra Jaime Paz lanzados por el presidente (lo corresponsabilizó de las muertes de 2003) dejan clara la idea de que el MIR puede ingresar al campo de juego en cualquier momento.
Los intentos de forjar un frente unitario ante la renovada candidatura del presidente Morales han sido frecuentes, hasta ahora con resultados magros. El camino por recorrer es todavía largo, pero lo que ocurra en las próximas semanas puede ser un catalizador. Para gran parte de los observadores, el recorrido ha sido más dilatado por la aparente incapacidad de la clase política de visualizar lo que se juega si no entiende la necesidad de avanzar unida hacia un modelo político más evolucionado, capaz de restaurar en su integridad las libertades individuales y colectivas. Aún no hay asomo de la que sería una agenda común.
Cerca del cierre de 2013, es incontestable que el presidente Morales y su partido han marcado huellas profundas en la sociedad boliviana y capitalizan un núcleo duro que engloba al menos un tercio del electorado. Eso ha hecho de Evo Morales el líder más popular de Bolivia en las últimas décadas. Pero, destacan los observadores, gran parte de ese núcleo es el que menos forma opinión pública y se asemeja al que en su tiempo tuvieron muchos de los que gobernaron en los últimos 60 años. El presidente Morales y el MAS están ante la necesidad de probar que ese núcleo duro se extiende más allá.
En el juego participa un factor básico que todos deben tomar en cuenta: las competencias en curso en otras latitudes. No es indiferente para Bolivia el partido electoral que perdió la presidenta Cristina Kirchner en Argentina, en octubre, ni el que se jugará el domingo en Chile. Aún más importante es la elección del 8 de diciembre en Venezuela. Por su impacto sicológico, para Bolivia luce como una elección nacional. El encuentro venezolano puede conferir a la bola un efecto inesperado y generar la sensación de que el juego, apenas comenzado, avanza raudo a un desenlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s