“Salvé la honra de mi país”

Posted on Actualizado enn

El diplomático brasileño que decidió cruzar Bolivia en automóvil y llevar sano y salvo hasta la frontera al senador Roger Pinto, tras más de un año de confinamiento como asilado de la embajada de Brasil, reveló detalles de su osadía en entrevistas de las que informa hoy lunes el principal sitio de la red Globo, el mayor conglomerado informativo del vecino país.

“Escogí la puerta angosta y luché una buena lid. No me excusé. Opté por la vida y salvé la honra de mi país, que defiendo siempre”, dijo  Eduardo Saboia, que oficia de Encargado de Negocios de Brasil en Bolivia tras la designación del titular Marcel Biato como Embajador de su país en Suecia, en parte por la disconformidad del gobierno boliviano por el asilo al senador pandino.

Saboia dijo que en su decisión estaba la convicción de proteger “a un perseguido político como la presidenta Dilma (Rousseff) fue perseguida” como combatiente de izquierda bajo la dictadura militar brasileña (1964-1985).

No hay cómo esconder que la salida precipitada del legislador ha puesto al desnudo, con todas sus implicaciones, el caso Pinto. Habrá que ver quién en el universo internacional cree la verdad que emerja en Brasil y quien la del gobierno boliviano. ¿Hay apuestas?

Saboia debe presentarse ante la cancillería brasileña para esclarecer el desenlace del asilo que llevaba 452 días en un cubículo al lado de su propia oficina en la sede diplomática del vecino país.

Un párrafo (traducciób del blog) de la información de Globo 1 que probablemente figurará en las declaraciones que habrá de prestar a sus superiores:

“Estuve en Brasilia dos veces, diciendo que la situación era muy mala. Pedí salir (cambio de destino) de La Paz porque no podía avalar una situación que atenta contra la dignidad de la persona humana y la hora de mi país…Yo no necesito de instrucciones específicas para situaciones de urgencia”. (Nota: Este es un punto afilado sobre el que la cancilleria brasileña y sus jefes tendrán mucho que explicar a la ciudadanía del vecino país).

Otro párrafo de la información dice: “Había violación constante de los derechos humanos porque no había perspectivas de salida, no existía una negociación en curso y había un cuadro de depresión que se agravaba. Tuvimos que llamar a un médico y él (Pinto) comenzó a hablar de suicidio; decía constantemente que quería que lo sacásemos de allí y sus abogados decían lo mismo”.

Aún no es posible precisar las consecuencias de todo el caso que ha colocado al gobierno nacional otra vez en un entredicho que trasciende sus fronteras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s