Juicio del Siglo: Tarija no existe

Posted on Actualizado enn

Está a punto de desaparecer todo el trámite que siguieron los fiscales del gobierno encabezados por Marcelo Soza para levantar el edificio del “juicio del siglo”, con acusaciones de magnicidio, terrorismo, alzamiento armado y separatismo. Los pilares que durante gran parte del año pasado levantaron en Tarija no existen, o dejan de existir para el caso a partir del momento en que el informe médico elaborado por una forense oficial determina la imposibilidad del general Gary Prado Salmón  de viajar a alturas superiores a los dos mil metros sobre el nivel del mar. Si lo hiciera, su vida puede correr peligro, inclusive muerte súbita, dictaminó el laudo leído por la forense Sheila Cádiz Gutiérrez, quien vino esta semana desde Sucre para hacerse cargo de la valoración de la salud del general, cuya compañía rindió a la guerrilla de Ernesto “Ché” Guevara en octubre de 1967. Es deicr, todo cuanto se hizo en esa ciudad, donde no se presentó Prado Salmón, dejaría de tener valor legal.

El informe de la forense, leído al reabrirse la audiencia del caso esta mañana, fue un triunfo para la defensa del general y de los demás acusados: después de dictaminar la cuestión de la altura, viene la del juez natural, que en este caso sería de Santa Cruz, el lugar del episodio del 16 de abril de 2009 protagonizado por una compañía especializada de la Policía Nacional que derivó en tres muertos, dos sobrevivientes, más de 30 personas incriminadas y otros tantos perseguidos y exiliados.

El caso tuvo un peregrinaje que partió de La Paz, siguió a Cochabamba y después a Yacuiba. Se había dispuesto la reiniciación de las audiencias en Trinidad, a donde Prado Salmón se aprestaba a viajar. Pero la acusación insistió en que le era más seguro seguir el proceso lejos de ciudades del oriente y propuso Tarija, de donde las sesiones fueron reanudadas el 26 de noviembre de 2011.

Tras la lectura, en la mañana de este viernes, de la resolución sobre la salud del general Prado, viene otro caso a la vuelta de la esquina previsto para horas de la tarde: el de Ronald Castedo, quien sufrió un infarto en las sesiones de Tarija, a donde había sido obligado a ir por el juez en desobediencia de la recomendación médica que dictaba que no lo hiciese. El infarto, ocurrido a principios de enero pasado, obligó a levantar la serie de audiencias en Tarija y traerla a Santa Cruz, a donde había venido Castedo para recibir atención urgente bajo terapia intensiva. El Tribunal Constitucional dictaminó que el proceso en su contra se seguido en Santa Cruz.

Mientras el caso es como un edificio más inclinado que la torre de Pisa, aún no se avanzó en la presentación de las pruebas con las que se acusa al grupo magnicida-separatista-terrorista. Se esperan novedades en las próximas horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s