Caso terrorismo pierde a otro acusador

Posted on Actualizado enn

La abogada Paola Barriga se apartó de la dirección jurídica del Ministerio de Gobierno en una decisión “netamente particular” para retornar a ejercer privadamente su profesión, anunció la página web de Radio Fides este viernes. La renuncia remeció el llamado “caso terrorismo”, a sólo horas de vencer el plazo para que el fiscal Marcelo Soza entregue las pruebas del proceso boliviano más bullado en lo que va del siglo. La renuncia tenía efecto  inmediato.

Actualización al amanecer del sábado, 6 de abril. Versiones que escuché  dicen que la abogada tuvo un altercado con miembros del tribunal en torno a una resolución que debería dictarse la semana proxima, cuando está prevista la reanudacion de las audiencias. La discrepancia subió de tono y la abogada abandonó el lugar (el Palacio Judicial).  

El alejamiento de la abogada priva al gobierno de uno de los pilares más fuertes de la acusación contra 39 personas con cargos de magnicidio, terrorismo, alzamiento armado y separatismo. La fase actual del proceso se lleva a cabo en Santa Cruz desde el 18 de febrero, tras haber peregrinado por La Paz, Cochabamba, Yacuiba y Tarija. La raíces del caso vienen del 16 de abril de 2009, cuando un comando de la policía irrumpió en el Hotel Las Américas y abatió a balazos al boliviano-croata-húngaro Eduardo Rózsa Flores, al húngaro Arpad Magyarosi y al irlandés Michael Dwyer.  Sobrevivieron el boliviano Mario Tádic y el rumano Elöd Tóásó, ambos presos junto media docena de bolivianos, además de otros que se encuentran con prisión domiciliaria. Hay también exiliados y refugiados.

La decisión de la abogada puede resultar incómoda para el círculo más estrecho del gobierno, porque ocurre  cuando la causa del Ministerio Público el “juicio del siglo” luce trepidante y debilitada, con la desaparición y reaparición del fiscal Marcelo Soza y los audios en los que una supuesta voz del magistrado informa sobre la “siembra de pruebas” para respaldar la acusación del gobierno. Dos informes técnicos privados, uno en Brasil y otro en España, aseguran que los audios son auténticos. Soza dice que son un “montaje”.

El debilitamiento del caso (que la abogada renunciante niega y sostiene, más bien, que es “sólido”) también pone en aprietos al presidente Morales, quien el mismo día del sangriento episodio declaró que sabía del grupo y había ordenado su “arresto”, con “instrucciones precisas” al vicepresidente Álvaro García, y al subcomandante de la policía. Al mismo tiempo, aplaudió la actuación de la policía.

La abogada, citada por Radio Fides, dijo que los constantes viajes a Santa Cruz habían trastornado su vida familiar. Ingresó al caso como una de las acusadoras del gobierno tras el descalabro causado por las denuncias de extorsión que llevaron a la cárcel al titular Fernando Rivera Tardío y sus asistentes, a fines del año pasado.

La nota informativa de Radio Fides cita su declaración: “La renuncia es por un tema netamente particular y personal, pero el proceso (por el caso terrorismo) es un proceso totalmente consolidado; se tienen pruebas que van a permitir llegar a una sentencia condenatoria y ya se tiene una acusación particular y una acusación fiscal que es la base de todo proceso”.

“La jurista estuvo cuatro eses en el cargo y tuvo que asumir toda la documentación legal que dej[o Fernando Rivera,quien había asumido la representación legal desde el inicio de este caso”, agrega la información de Fides.

La renunciante cree que la caso que sustenta el gobierno es “sólido” y que los acusados serán sentenciados.

Una anécdota personal: Al cierre de la última sesión del caso en el Palacio Judicial de Santa Cruz me acerqué a su escritorio, cuando recogía sus papeles. Me presenté y le pedí que me dijera la explicación del gobierno y la fiscalía para algunas de las contradicciones que parecían rodear al caso y específicamente cómo era posible que, según el fiscal Soza, el comando policial hubiese sido “atacado injustamente” por Rósza y su grupo, cuando, por todo lo visto, todos dormían y estaban casi completamente desnudos. Rehusó getilmente responder. “Hablemos, mejor, la próxima semana, cuando se reanude la audiencia”, me dijo. “Tendremos más tiempo…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s