Gritos desde el silencio

Posted on Actualizado enn

“Una de esas noches, se escucharon unos gritos que parecían de auxilio; claramente se escuchaba: “Don Leo, don Leo, ayúdenme, me quieren matar; soy el Chivolo; don Leo, auxilio…” Pese al estruendo de los gritos que pedían compasión, nadie salió a ver lo que pasaba. De pronto, se escuchó abrir una puerta, seguido de un fuerte golpe seco y de inmediato enmudeció toda la sección. Al día siguiente, cuando amaneció, se llevó a cabo el control de la lista. Alguien no contestó, alguien faltaba. El guardia preguntó dónde dormía esa persona y se acercó a ese lugar. Cuando ingresó a la celda encontró un cuadro por demás macabro: el “Chivolo” había muerto ahorcado; pero lo extraño es que el “Chivolo” tenía los brazos quebrados y signos de haber sido maltratado.

De este crimen, al igual que de una serie de irregularidades, abusos e injusticias que sucede en este penal, nadie dijo nada. Es más, nos convertimos todos en cómplices por el silencio”.

He transcrito este episodio, ocurrido en el Penal San Pedro, de La Paz, probablemente hace poco más de un año, o quizá menos, registrado en un testimonio que causa escalofríos. El autor es Juan Carlos Guedes Bruno, uno de los primeros en ser llevado a prisión tras el estallido del episodio Hotel Las Américas en Santa Cruz, en abril de 2009.

Mecánico de aviación, Guedes Bruno ha escrito un testimonio sobre su vida dentro del Penal y sus tribulaciones desde que el fiscal Marcelo Soza lo imputó en el caso de terrorismo, con cargos de magnicidio, alzamiento armado y separatismo, que involucra a 39 personas.  (Todavía aguarda que le muestren el arma con la que las autoridades sostienen que se proponía contribuir a ese supuesto movimiento.)

“Desde adentro”, el título de la obra de Guedes Bruno, es un relato personal vívido de las truculencias que soportan quienes llegan a ese penal y tratan de defenderse del dedo acusador del estado boliviano. La obra contiene testimonios de Gelafio Santisteban,  Zolio Salces, Alberto Melgar, Juan Kudelka, Alcides Mendoza, Mario Tádic y Svonko Matkovic, acusados en el mismo torbellino que tuvo sus inicios (¿?) con el episodio ocurrido en aquel hotel de Santa Cruz.

Prologada por el ex prefecto (gobernador) de Pando Leopoldo Fernández, la obra todavía no ha sido presentada, y recibí un ejemplar (190 páginas) del autor, durante las sesiones del Juicio del Siglo, estos días en receso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s