Angustias venezolanas

Posted on Actualizado enn

El drama que vuelve a vivir Venezuela con la revelación del presidente Hugo Chávez sobre el recrudecimiento del cáncer que padece , y su viaje a La Habana para someterse a una cuarta operación quirúrgica, evoca la zozobra que vivían los venezolanos en los días previos a la muerte del dictador Juan Vicente Gómez, “El Benemérito”, ocurrida el 17 de diciembre de 1935. El misterio cubrió los pormenores de la enfermedad, agonía y muerte del dictador, uno de los más feroces de la historia latinoamericana: trabajó por las oligarquías, destruyó a la oposición, amarró al poder judicial y apagó la libertad de expresión. Gómez creía ser la reencarnación de Bolívar y hay historiadores que sostienen que el círculo de poder que lo rodeaba ocultó su fallecimiento para que coincidiera con la fecha de la muerte del Libertador, el 17 de diciembre.
El nuevo traspié del mandatario evidencia que su salud ya era grave cuando decidió lanzarse de lleno a la campaña por la reelección y que los comicios fueron adelantados de diciembre a octubre para permitirle una faena proselitista que, de otro modo, no habría conseguido llevar a cabo. Además, el presidente había asegurado que estaba curado. No dijo la verdad, al igual que todos sus asesores que mantuvieron a oscuras la gravedad de la salud del líder bolivariano.
Ahora crece la sensación de que el mandatario, político pura-sangre, hizo el esfuerzo supremo de retornar a Caracas por un día para dar un espaldarazo a sus candidatos a las 23 gobernaciones que estarán en juego este domingo. Y también para anunciar la proclamación de Nicolás Maduro, el vicepresidente y canciller, por quien pidió que se vote en caso de que tuviesen que ser convocadas nuevas elecciones presidenciales si él no pudiese reasumir el cargo el 10 de enero.
La oposición ha dicho que en Venezuela no impera una monarquía y que si fuera necesario designar un sucesor, corresponderá a los venezolanos elegirlo. Las normas legales dictan que se convoque a nuevas elecciones en 30 días en caso de impedimento de la máxima autoridad.
El eventual relevo, sin embargo, puede no ser tan fácil. En las fuerzas chavistas ha empezado a correr la idea de que si Maduro es ahora presidente en ejercicio, puede serlo también durante todo el próximo período presidencial que debe empezar el 10 de enero. La oposición dice que no hay tal y que Chávez debe primero jurar a su nuevo mandato para luego designar a su gabinete, y al vicepresidente.
En su editorial de este lunes en Tal Cual Digital, la publicación que dirige, el líder socialista Teodoro Petkoff, describió el momento que vive Venezuela: “Está vidrioso”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s