Enterrados (o enmarados) vivos

Posted on Actualizado enn

Este agudo amigo paceño hace ver situaciones que normalmente no son observadas por nuestro mundo diplomático plurinacional. Me escribe y me dice de las fatalidades que enfrentaría Bolivia con el fallo que se viene de la Corte Internacional de Justicia de La Haya en torno al diferendo de límites marítimos entre Perú y Chile. Lean Uds. su carta:

El litigio sobre delimitación marítima de Chile y Perú es de fundamental importancia para nuestro país. Pues si la Corte Internacional de Justicia de La Haya falla en favor del Perú, y determina que la delimitación marítima se fundamente en la bisectriz, el corredor boliviano ya no tendría mar. (Al corredor sólo le correspondería un pequeñísimo triángulo que impediría hasta el libre tránsito marítimo) (Naturalmente casi no habría espacio marítimo para una utilización pesquera) Es decir los peruanos nos enterrarían vivos. Tendríamos costa pero no mar.
Cabe recordar que durante la Negociación de Charaña, el Perú presentó una contra oferta donde proponía que Bolivia contase con el corredor al norte de Arica pero sólo hasta llegar al tramo de la carretera panamericana que une Arica con la ciudad de Tacna. Y en el territorio comprendido desde la carretera panamericana hasta la costa, se conformaría una soberanía compartida entre los tres países, Bolivia, Chile y Perú.
Pero Perú aceptó que Bolivia tuviese derecho a construir un puerto “bajo su exclusiva soberanía”; y también que sea de exclusiva soberanía boliviana, el mar adyadente al litoral del territorio bajo soberanía compartida. Es decir, en esa época, Perú aceptó que Bolivia tuviese mar pero no costa. (En el alegato chileno también se va a incluir esta posición peruana de aceptar la concesión del mar territorial del corredor a Bolivia)
Es menester tener presente además, que cuando en 1985, el embajador Bákula presentó a Chile, el Memorándum referente a la delimitación marítima, lo hizo con un fin específico: “Evitar un nuevo charañazo”.
Pero los bolivianos amamos tanto a los peruanos que nadie se ha opuesto a la posición peruana en La Haya. Pese a que don Evo Morales ya manifestó en 2009, que dicha posición afectaría al mar territorial boliviano del corredor. (En ese tiempo Evo tenía poca simpatía por el presidente Alan García; pero ahora que la tiene grande por Humala, se olvidó del asunto y prefiere meter alfilerazos a Chile)
En un momento en que se juega el destino marítimo del país, en vez de presentar a la Corte la preocupación boliviana por el resultado del fallo, el presidente Morales prefiere amenazar a Chile con una demanda en La Haya. (Y todos sabemos que dicha demanda es una chacota, ya que sería inmediatamente rechazada por la Corte) (La Corte no tiene facultad para revisar tratados anteriores al Pacto de Bogotá)
La “locura” de los bolivianos ha llegado al extremo de consolarse creyendo que si se establece la bisectriz en la delimitación marítima de La Haya, el mar territorial del corredor boliviano seguiría la ruta de dicha bisectriz. (Esta es una sugesión del gran “péndex”, Manuel Rodríguez Cuadros, ex cónsul en Bolivia, y actual miembro de la delegación peruana en La Haya. Este vino a La Paz y dio una conferencia donde se refirió al mar territorial en diagonal para Bolivia) Pero nuestros pobres compatriotas deberán comprender que el mar territorial siempre es perpendicular a la costa. Ello desde tiempo inmemorial y, además, consagrado por el Convención del Mar. Precisamente se establece una bisectriz cuando dos perpendiculares se chocan, como es el caso actual entre Chile y Perú.
¡Pobre nuestro país, cuanto más amamos al Perú, más nos quiere ahogar! Y lo ha dicho el diputado García Belaúnde, hermano del co-agente en La Haya. Este manifestó que los bolivianos no deberían meterse en el asunto ya que no cuentan con el corredor al norte de Arica.
En consecuencia, si falla la Corte en favor de la bisectriz, el vía crucis boliviano hacia el mar sería pavoroso. Primeramente deberíamos negociar con Chile para la concesión del corredor, y luego con Perú, para que nos permita circular por el ex mar territorial del corredor. Es decir tendríamos derecho sólo a mojar los pies en nuestro corredor. ¡Estaríamos enterrados vivos!
Un fuerte abrazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s