El censo y el lápiz

Posted on Actualizado enn

Estamos a una semana del censo y he visto circular profusamente en la red una inquietud y una sospecha sobre el llenado de la boleta del censo con LÁPIZ. He escuchado decir que hacerlo con lápiz es invitar a la modificación de los datos para manipular los resultados. Las autoridades del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) aseguran que el censo es un trabajo estrictamente profesional y que es una locura pensar que se pueden modificar los datos de más de tres millones de boletas censales. Las boletas deben ser procesadas por scanners para su tabulación, dijeron esta noche por TV, y la lectura electrónica de esas boletas sólo es posible si las respuestas a las preguntas están llenadas con lápiz, NO CON LAPICERAS O TINTA.
La afirmación de que es una locura pensar que se pueden modificar los datos de millones de boletas no se sustenta. Bastaría, en algunos casos, que se modifiquen los datos de algunos cientos miles para modificar la fotografía censal, según el universo de población sobre el que se actúa. Si en un barrio de 200 familias, se introducen modificaciones en veinte boletas, se habrá alterado toda la fotografía de ese lugar. Pero éste sería un trabajo monumental y detectable en algún momento, lo que causaría al país un daño muy grande.
Más sólido parece el segundo punto: tinta de lapiceras o tinta húmeda son incompatibles con los scanners. Pregunto si el argumento tiene base. Desde una esquina independiente, ¿alguien tiene una respuesta técnicamente confiable?

Una persona que efectivamente conoce de este tipo de trabajo y a quien considero absolutamente confiable, me dice: LA TINTA NO REFLEJA LA MARCA que señala las respuestas. En cambio, el LÁPIZ SÍ LA REFLEJA. Quienes hablaron anoche en  la TV no dijeron algo básico: El reflejo es fundamental para los scanners que leen los datos. Adicionalmente, leo en la red que prácticamente todas las escuelas y universidades de Estados Unidos utilizan lápices, No. 2, para las pruebas, por la misma razón. Las marcas son más fáciles de identificar y de registrar en sistemas computarizados.

Hay, pues, que confiar en la palabra de las autoridades. Ellas aseguran que realizarán un trabajo serio y profesional.

La cuestión de la tinta parece trivial frente al largo debate que ha prevalecido en torno a las intenciones del censo de excluir la opción de MESTIZO de la identificación de las personas con alguno de los 36 grupos étnicos que se asegura que hay en Bolivia. Muchos llegarán al 21 de noviembre nada convencidos de la afirmación de as autoridades: la opción “mestizo” no es válida porque no existe esa categoría, y con las aprehensiones emergentes de la sospecha de que se quiere forzar la noción de que Bolivia no es una nación con mayoría de mestizos sino de una mayoría de indígenas o de personas identificadas con determinadas etnias indígenas.

No es la forma más adecuada de llegar a un momento tan importante para un país.

Entrada actualizada este 14/11 para incorporar explicación sobre el uso del lápiz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s