Quiebra de brazo

Posted on Actualizado enn

Este martes una “quiebra de brazo” entre el gobierno y los gremialistas-transportistas en Santa Cruz opuestos a una ley de facultará al estado a confiscar bienes de personas vinculadas con narcotráfico, contrabando y sospechosas de haberse enriquecido robando al estado. Los “paristas”, que consiguieron paralizar gran parte de la jornada y obligaron a la policía a utilizar centenas de cartuchos de gas lacrimógeno en puntos de bloqueo en Santa Cruz, exigen que el gobierno no solamente desista de promover esa ley. Quieren arrancarla de raíz y hacerla desaparecer. Sostienen que para combatir el narcotráfico, el contrabando y la corrupción ya existe una ley anticorrupción específica y la llamada “Ley 1008”, promulgada durante el último gobierno de Víctor Paz Estenssoro.  Además de anular casi por completo el sistema de transporte, los “paristas” consiguieron el cierre también de gran parte de los mercados.
Los participantes fueron miles y exhibieron fuerza al lograr que muy pocos vehículos de transporte público prestaran servicios. El concejal “masista” José Quiroz fue de los poquísimos que se atrevió a desobedecer la orden de los transportistas e hizo su recorrido regular sin cobrar sobreprecio. La policía y organismos gubernamentales pusieron a disposición del público decenas de movilidades, incapaces de cubrir la demanda pero suficientes para restar al paro un carácter absoluto.
El gobierno, en una decisión poco usual en estos años, envió su controvertido proyecto de ley (incluso la presidenta de la Cámara de Diputados lo consideró incompleto e inconsulto), al Tribunal Constitucional para que determine su constitucionalidad. En Sucre, donde tiene sede, miles de “gremialistas”, como se llama a los vendedores ambulantes en Bolivia (buhoneros, en Venezuela; camelos, en Brasil), hicieron vigilia a las puertas de ese tribunal reclamando que declare muerto al proyecto.
El paro, al que pueden seguir otros en otros departamentos, ha sido una prueba de fuerza del gobierno ante uno de los sectores de apoyo más importantes. El movimiento no fue completo, pero sirvió para mostrar al gobierno que los ambulantes conservan su independencia cuando se trata de defender sus intereses. Temen que con la ley sus bienes, incluso viviendas o vehículos, sean confiscadas a la menor denuncia y acaben, como se ha visto frecuentemente a lo largo de los años, beneficiando a particulares al servicio del partido oficial. No fueron pocos los que, al hablar a los canales de TV, manifestaron su descontento con el presidente y sus autoridades, subrayando la importancia del sector en las votaciones que ha obtenido el mandatario en elecciones y plebiscitos desde 2005.
Los “gremialistas” son considerados como una ventana de salida para productos de contrabando.
Si el TC declara ilegal el proyecto, será un alivio para las autoridades. Si lo declara legítimo, un incendio de magnitud prenderá a la vuelta de la esquina. Hubo tres heridos,cuando menos en la batahola en la zona norte, carretera al aeropuerto principal, de Santa Cruz. En la tarde, había unas dos docenas de detenidos que serían juzgados por alteración del orden público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s