Día: octubre 26, 2012

De Ghandi, via Choquehuanca, a Evo

Posted on Actualizado enn

El canciller David Choquehuanca puede haber hecho pasar un mal rato al presidente Evo Morales, al leer, en homenaje a su cumpleaños, una oración de Ghandi, en la que el notable estadista indio convoca a la humildad. Tras la lectura de la oración, dice la información de Erbol, el rostro del presidente mudó. Lucía sonriente en el festejo de sus 54 años pero luego, asegura, no lo estuvo. Parecida a otra de San Francisco, la oración, a la que también hace referencia una nota de Radio Fides,(no informa sobre mudanzas en la semblanza del presidente) dice:

Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón. Si me das éxito, no me quites la humildad. Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mí mismo No me dejes caer en el orgullo si triunfo Ni en la desesperación si fracaso.

Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo. Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso. Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar

¡Señor…si yo me olvido de tí, nunca te olvides de mí!

N.R. Edición realizada el 27/10/2012 para cambiar poema por oración y incorporar mención con un parecido con la de San Francisco de Asís. Hasta este sábado, no se conocía de ningún comentario de otras autoridades presentes en el acto cumpleañero sobre la lectura del canciller Choquehuanca.

El censo: Un alerta desde La Paz

Posted on Actualizado enn

Un agudo amigo paceño hace llegar sus reflexiones sobre el censo y una forma de conjura para evitar que Santa Cruz supere demográficamente a La Paz. Lean su misiva:
-0-
Como se sabe, en el próximo mes de noviembre se llevará a cabo un nuevo censo poblacional. Y nuestro gobernador Cocarico, preocupado ante la perspectiva de que el departamento de Santa Cruz supere en número de habitantes a La Paz, ha pedido a todos los paceños que viven en el interior, que se trasladen a La Paz para censarse en su departamento.
Es evidente que hay preocupación en nuestro gobernador ante la posibilidad de que La Paz deje de ser el departamento más poblado. Además, si Santa Cruz llega a superar a La Paz, exigirá tener por lo menos tantos diputados como éste y mucho más influencia en los destinos económicos del país. Y eso no puede convenir a los intereses de Cocarico y Cía.
En consecuencia, se espera que en el próximo mes haya una invasión de cientos de miles de paceños a nuestro departamento. De este modo, poblaciones como Copacabana, Coroico, Caranavi etc, que ahora no superan los quince mil habitantes, tendrán en el censo unos cuarenta mil. ¡Milagro de una rápida inmigración! Naturalmente, apenas termine el censo, todos esos paceños volverán al lugar donde viven actualmente y dejarán que esos pueblos continúen deshabitados y pobres.
Posiblemente, sumando los habitantes de la ciudad de La Paz y de El Alto, se obtengan unos dos millones de habitantes. Y en el resto del departamento no debe haber más de 200.000. Pero con la prevista inmigración, muy probablemente La Paz supere los tres millones.
En cambio, la ciudad de Santa Cruz alcanzará a 1,75 millones de habitantes. Pero la población en su campo debe sobrepasar fácilmente el medio millón. Y en consencuencia, ese departamento superaría a La Paz en población.
Pero no debemos preocuparnos los paceños, porque Cocarico y Cía se esmerarán por salvar al departamento.
Cabe señalar que se estima que hay 10,8 millones de habitantes en Bolivia. Pero si sumada la población de La Paz y Santa Cruz apenas llegan a cinco millones, ¿dónde están los otros cinco?
Evidentemente no es fácil saber dónde están los otros cinco millones; porque, fuera de Cochabamba que tendrá 1,5 millones, en el resto del país hay poca población. Pero aunque no sepamos dónde está ese resto, igualmente va a votar en las próximas elecciones. De esta manera, nuestra democracia se consolida. ¡Aleluya!
Un fuerte abrazo