Día: octubre 19, 2012

Inseguridad de los periodistas

Posted on Actualizado enn

El periodista y agudo comentarista nacional  Humberto Vacaflor ha denunciado atentados solapados contra su vida y su familia. “Les aviso a todos mis amigos”, escribió en su cuenta en Facebook, tras informar que el jueves la puerta principal de su vivienda en Tarija fue baleada con munición de calibre militar. Hizo la denuncia ante la policía (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen) como todo ciudadano obediente de los procedimientos legales. Y ¿saben qué le respondieron? Él nos lo dice en la breve información que ofreció en Facebook: “Me dijeron que les lleve al sospechoso”. Sería para lanzar carcajadas o para proclamar la notable eficiencia de la policía boliviana si no fuera que cunde la sospecha de que el balazo (el segundo contra su residencia, informó) es un mensaje intimidatorio que se extiende a toda la prensa y periodistas independientes. No me pregunten quién emite el mensaje, pero el pálpito que Ud. tiene es correcto.
La mejor defensa de Vacaflor es la difusión de las amenazas y mensajes intimidatorios de que es objeto él y su familia. Desde que hizo la denuncia, que exhibe la inseguridad bajo la que viven en Bolivia quienes se dedican a informar independientemente, el periodista ha recibido mensajes solidarios de numerosos colegas y amigos de todo el mundo.

Lula en blanco y negro: Democracia es alternancia

Posted on

Raras veces un ex presidente expone sus pensamientos con amplitud y lucidez como Luiz Inácio Lula da Silva en una entrevista que publicó el pasado domingo La Nación, de Buenos Aires; ni una entrevista es llevada hasta el fondo por el entrevistador y el entrevistado. No es muy común en América Latina. En esta extensa exposición, Lula subraya un elemento fundamental de la democracia: Equivale a alternabilidad, tanto de personas y líderes como de partidos. Y dice que Chávez debe comenzar a preparar su sucesión. Lean un par de párrafos de la entrevista, que aquí pueden encontrar por entero:

Yo le puedo contar mi experiencia. En 1978 me reeligieron presidente de mi sindicato con el 92% de los votos. Tomé posesión el día 24 de abril. A la semana siguiente convoque a una asamblea y decidí que ningún presidente del sindicato pudiera ser presidente más de dos veces. Cuando estaba en la presidencia de la República y tenía el 87% de aprobación, prohibí que mi partido, por medio de mis compañeros diputados, presentara cualquier tipo de enmienda proponiendo mi [segunda] reelección. ¿Por qué? Porque me parece que la democracia es un ejercicio de alternancia de poder, no solamente de personas, sino de sectores de la sociedad. Y yo estoy muy agradecido creo que pocos países del mundo pudieron alcanzar la proeza de Brasil de elegir un obrero metalúrgico como presidente.
-¿Pero si la alternancia es buena por qué entonces estuvo a favor de la reelección de Chávez?
-Yo no tengo incidencia en la política de Venezuela. No participo en los partidos políticos de Venezuela. Había una elección en Venezuela, donde dos personas se presentaron, Capriles y Chávez, y yo creía que Chávez sería mejor para Venezuela. Ahora creo también que el compañero Chávez debe empezar a preparar su sucesión. Porque la Constitución permite que Chávez sea candidato por cuarta vez, pero cuando él pierda los adversarios también podrían presentarse cuantas veces quieran, y eso no creo que sea bueno. Por eso es que yo mismo no quise un tercer mandato. Porque si lo hubiera hecho, hubiera querido un cuarto mandato, y después un quinto. Entonces si lo quiero para mi, es quererlo para todos. Y para la democracia, la alternancia de poder es una conquista de la humanidad, y por eso hay que mantenerla.