Día: agosto 22, 2012

De flojos y flojera

Posted on Actualizado enn

La acusación del gobierno a la Agencia de Noticias Fides (ANF) ahora se basa en que, al informar sobre un discurso del presidente Morales en Tiwanaku hace una semana, interpuso flojera  en lugar de flojo.
Por haber transcrito las palabras del presidente Morales durante una ceremonia en ese lugar, el Ministro de Gobierno Carlos Romero endilgó a la agencia una docena de adjetivos y anunció un juicio criminal contra ella.
Se me ocurre que estamos ante un círculo vicioso en el que se habla lenguajes diferentes. Las autoridades  insisten en que al hablar de flojos en vez de flojera (o viceversa)  se ha cometido el delito de calumnia. Pero no explican dónde está la diferencia. Es como decir:
Murió pero no esta muerta;
Delira pero no es delirante;
Cuelga pero no es colgante;
Es un ser que vive, no es un ser viviente;
Vota pero no es votante;
Adula pero no es adulador;

Milita pero no es militante;

Calumnia pero no es calumniador;

Es flojo pero no tiene flojera.

El etc. sería infinito.

Sigue vigente la pregunta: ¿Habrá juicio? Creo que debería haberlo. Uno pagaría para asistir a las audiencias. Podrían resultar una magnífica clase de gramática y de aprendizaje. Para muchos. Adivinen quiénes serían los más beneficiados.