Mes: julio 2012

¿Sólo hasta luego?

Posted on Actualizado enn

Los TIPNIS han empezado esta semana su retorno a los parajes de la selva amazónica de los que partieron el 27 de abril para llegar a La Paz dos meses más tarde. En las dos semanas de permanencia en la capital politica del país, se enfrentaron varias veces con la policía, que los gasificó con eficiencia e impidió que ingresaran a la Plaza Murillo. El gobierno rehusó recibirlos.
En contraste con la firmeza policial de negarles acceso a la principal plaza pública del país, ganaron la simpatía del país. especialmente de la población paceña, que otra vez les brindó solidaridad y les mostró que no están solos en su lucha por la protección del parque que ha marcado los sentimientos de los bolivianos.
El repliegue supone concentrar fuerzas dentro de su hábitat para oponerse y resistir a la consulta que pretende realizar el gobierno para lograr la aprobación a su decisión de partir el TIPNIS en dos con una carretera reclamada principalmente por los cocaleros.
La actitud estoica de los marchistas, que en una “larga marcha” atravesaron más de 600 kilómetros y que de 500 participantes llegaban a 1.500 al entrar a La Paz el 27 de junio, ha sido una epopeya de Bolivia en el Siglo XXI. La resistencia que anuncian se compararía  a un Avatar II, una versión de las películas más taquilleras del mundo.
He escuchado que la lucha de estos hombres de la selva será postulada al Premio Nobel de la Paz. Esa lucha difícilmente podrá ser ignorada por los jurados del Nobel, que tendrán entre los postulantes a una causa universal por la naturaleza conducida con métodos pacíficos. Los marchistas colocaron la otra mejilla cuando la fuerza pública del gobierno los agredió en Chaparina, en septiembre del año pasado, cuyo epílogo fue un acuerdo por cuya vigencia se movilizaron en una nueva marcha este año. O también cuando autoridades y parte de la población de San Ignacio de Mojos alambraron la ciudad para impedirles entrar y reclinar la cabeza para reposar. O cuando la policía volvió a reprimirlos y al gas lacrimógeno agregó gas pimienta (“sólo unos gramos”), dijo el comandante de la policía. Pero también tuvieron momentos en que la solidaridad los arropó y pudieron celebrar, como cuando esta semana Trinidad se detuvo en un homenaje silencioso a los marchistas asediados y reprimidos por la fuerza pública. El solo hecho de ser postulados, convertiría a su morada natural en un patrimonio que atraería a turistas de todo elmundo y que estaría protegido contra el aance, a veces despiadado, de una modernidad mal entendida.
Los TIPNIS están de retorno, pero tengo la sensación de que su partida es sólo un hasta luego.

Paraguay: Un respiro más

Posted on Actualizado enn

El gobierno de Federico Franco ganó un nuevo respiro político frente al asedio al que ha sido sometido por sus socios de MERCOSUR y UNASUR cuando este mediodía el Consejo Permanente de la OEA aceptó el informe del Secretario General de la organización para someterlo a discusión en los próximos días. La decisión dejaría de lado la sugerencia de los gobiernos izquierdistas de la región capitaneados por Venezuela, que gustarían que el debate sea asumido en una reunión extraordinaria de cancilleres de la región. Esta vez, los gobiernos de MERCOSUR y de Venezuela fueron tildados de adoptar decisiones farisaicas pues en sus propios países habían ocurrido acortamientos de mandatos presidenciales por disposición de los congresos. Incluso Brasil se inclinó por analizar el informe en una próxima sesión del CP y apartar la posibilidad de una cita de cancilleres, como había abogado Argentina, uno de los países que con más estridencia censuró la destitución de Fernando Lugo.

El ejecutivo de la organización hemisférica recordó a sus colegas que en los últimos veinte años ha habido más de veinte casos de acortamiento de mandatos presidenciales dispuestos por el congreso en muchos países de la región. El caso paraguayo, entonces, no era una excepción sino una recurrencia en países latinoamericanos. Bolivia tuvo dos -Gonzalo Sánchez y Carlos Mesa; ambos tuvieron que renunciar por presiones de “movimientos sociales”, sin contar a Walter Guevara Arze (un golpe militar) y Hernán  Siles Zuazo (presiones políticas y convulsiones sociales).

Venezuela fue el único país que observó con desdén el informe del Secretario General, el chileno José Miguel Insulza. El delegado Roy Chaderton Matos equiparó el informe de Insulza al título de una vieja canción francesa con cuyo título “No hay novedad, baronesa”  subrayaba que el ejecutivo no había aportado nada nuevo respecto a la situación de Paraguay. El viaje de la misión de cinco miembros podría haber sido innecesario si se compraban los diarios de las últimas semanas y se leían sus informaciones sobre Paraguay, todo con una inversión de apenas unos 100 dólares, dijo. Nadie agarró del desaire y la mayoría de los embajadores decidió enviar el informe a sus espectivas cancillerías para recibir instrucciones y volver a reunirse quizá a fines de semana.

El paraguayo Bernardino Hugo Saguier tuvo una nueva oportunidad de defender al gobierno de Federico Franco y recalcar el ambiente de libertades y relativa calma bajo el que se vive en su país, en reiteración a lo expresado por el Informe Insulza y reclamar contra “la injerencia en asuntos internos de Paraguay” de la que acusó a Venezuela. Un par de delegados del ALBA, que comanda Venezuela, se quejó de que la misión de Insulza en Paraguay no hubiese incluido a gobiernos izquierdistas de la región. Insulza respondió que originalmente se había contado con la inclusión de dos gobiernos de los bloques que censuran al nuevo gobierno paraguayo, pero que sus representantes no recibieron autorización de sus cancillerías. Quedó en el misterio cuáles habrían sido esos países.

De todos modos, Saguier subrayó que en la sesión anterior había extendido una invitación para que, sin exclusiones todos los representantes que deseasen ir a Paraguay lo hicieran. Y aprovechó para censurar la exclusión de su país de MERCOSUR y criticar el ingreso de Venezuela al grupo subrayando que contra Paraguay se ha formado una Triple alianza + 1. Fue más sal en la herida de la guerra de la triple alianza del siglo antepasado, que costó a Paraguay gran parte del territorio que tenía y diezmó a su población.
Presidida por el embajador boliviano Diego Pary, presencié la sesión en vivo y directo gracias a la página web de la organización.

Preguntas incómodas

Posted on Actualizado enn

El diario paulista O Estado de S. Paulo trae este domingo un artículo con el título de arriba. El autor, Sergio Fausto, pertenece a un instituto de estudios internacionales que dirige el ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso. Es importante que el público boliviano sepa lo que se piensa de su gobierno y sobre temas de nuestro interés en un país tan próximo y tan importante para América del Sur. Escrito en portugués, lean a continuación algunos párrafos del trabajo (la traducción es del blog):
-0-
¿Por qué la destitución del presidente Fernando Lugo mereció una respuesta tan contundente de los países de la región cuando agresiones a la ley, o al menos al espíritu de convivencia democrática, fueron recibidas con el silencio de quienes hoy se levantan contra “el golpe de las élites paraguayas”?

Sería el enjuiciamiento de Lugo más grave que el irrespeto de Hugo Chávez a los resultados del referéndum de diciembre de 2007? ¿Se olvidaron de que al ano siguiente el presidente venezolano aplicó por decreto parte de los cambios rechazados por la mayoría del electorado de ese país en la que Chávez consideró “una victoria de m…” de la oposición a su gobierno?
¿Sería más grave el rito sumario que marcó la destitución de Lugo que la aprobación de la nueva Constitución de Bolivia, en noviembre de 2007, en un cuartel militar cercado por tropas y militares fieles a Evo Morales, sin presencia de los asambleístas de la oposición?

¿Sería el acto del congreso paraguayo más grave que la decisión de Rafael Correa al comenzar su mandato permitiendo a la Asamblea Constituyente, donde estaba seguro de tener mayoría, disolver el parlamento recién elegido donde se encontraba den minoría?
¿Por qué tanta prisa en condenar a Paraguay, cuando hace anos se asiste sin protesta alguna a la sistemática deformación de las instituciones democráticas en Venezuela bajo la aplanadora de Chávez, proceso replicado en mayor o menor medida en Bolivia y Ecuador? ¿Qué representa amenaza mayor a la democracia en la región, un episodio confinado a las fronteras del país más pobre de América del Sur o la vocación expansiva de la “revolución bolivariana”, cuyo epicentro es un país con una de las mayores reservas petrolíferas del mundo y un líder con recursos y disposición para pisotear el principio de no intervención en los asuntos internos de otros países?
Para justificar tan sorprendente celo con la pureza del espíritu democrático se elaboró de prisa la teoría de que la destitución de Lugo representaría el ensayo local de una nueva modalidad de las élites de la región para librarse de gobiernos nacional-populistas. La idea de que el “neo golpismo” es una hiedra de cabeza múltiple, se adecúa a los intereses mayores de Chávez, Correa y Evo. Se presta a legitimar el acoso al que someten a sus adversarios internos, tratados como enemigos del pueblo y lacayos de la élite, cuando no de fantoches del “imperio”. Nada como fabricar o inflar amenazas para justificar arbitrariedades. ¿No fue para defenderse de supuestos planes de invasión norteamericana que Chávez formó una milicia popular sobre su mando, con la distribución de miles de fusiles, sin que esa aberración mereciera siquiera una observación de los celosos demócratas de hoy?
También en Argentina se ve la captura del estado por un grupo político que se atribuye el papel de redentor del pueblo y de la nación, confrontando adversarios como quien combate enemigos. Común a todos esos redentores es la utilización de un discurso maniqueo, pueblo versus élites, lo que no les impide ser, o pretender ser, además de héroes del pueblo, jefes de una nueva élite que se va irguiendo políticamente y enriqueciendo financieramente bajo las alas de sus gobiernos.

Los fantasmas del sur

Posted on Actualizado enn

La crisis desatada por la destitución de Fernando Lugo en Paraguay me llevó a hojear una obra de dos periodistas, Walter Sotomayor (boliviano, de Cochabamba) y Alberto Carbone, ambos vinculados al área internacional. “Stroessner, anatomía de una dictadura” (Paralelo 15, 2003) es un relato didáctico de la historia paraguaya contemporánea y un manual para conocer con rapidez, claridad y precisión detalles importantes que culminaron en la caída de Alfredo Stroessner, el último dictador de la vieja estirpe sudamericana depuesto en 1989 por un golpe militar.

Tras leer la obra se puede concluir que de los tres socios de Paraguay en MERCOSUR, Brasil es el que tiene la mayor apuesta y mayores riesgos con la situación surgida en estas semanas con la destitución de Lugo.

Dos premisas dominan el escenario diplomático actual en la guerra fría sudamericana de los últimos años. La primera es que Lugo no volverá. En un destello de realismo, él mismo dijo que eso sería “un milagro”. La segunda es que el sucesor de Lugo, en las elecciones  de abril  venidero, estará lejos de lo que el presidente destituido representa y de lo que algunos de sus vecinos querrían para reacomodarse con cierto confort.

La obra de Sotomayor y Carbone retrata la influencia Argentina,  decisiva sobre su vecino en las primeras décadas del siglo pasado. Esa influencia alcanzó el cénit con Juan Domingo Perón, hecho general paraguayo al plasmarse la Unión Paraguayo-Argentina. Corría el año 1954 y en el escenario paraguayo irrumpió Stroessner quien, a la cabeza de un movimiento militar, derribó al gobierno de entonces; el movimiento convocó a elecciones que Stroessner ganó con facilidad para regir Paraguay con mano implacable en los siguientes 35 años. Fue un ejemplo inaudito de reelección indefinida (siete veces) que algunos envidiarían. A lo largo de capítulos breves y ágiles, los dos periodistas marcan en el ascenso de Stroessner la declinación de la influencia argentina y el asentamiento de la de Brasil, todo en el rastro de una corrupción de escala mayor y un trato cruel a los opositores.

Tiempo después vendría Itaipú, un proyecto que, destacan los autores, Argentina intentó bloquear a toda costa y que desde su inauguración hace 25 años es el ariete de las relaciones brasileño-paraguayas.

La relación de los dos vecinos fue sólida. MERCOSUR la afianzó aún más. Y Stroessner encontró en Brasilia el asilo que le negaron otros países cuando fue depuesto en 1989 y donde fue enterrado al morir, en 2006, a los 93 años.

A lo largo del Siglo XX las heridas del siglo antepasado parecieron restañar. Pero en estos días, el fantasma de la Triple Alianza que arrasó a Paraguay geográfica y demográficamente otra vez ha resurgido. La suspensión de Paraguay y el ingreso polémico de Venezuela que ordenaron los presidentes activos de MERCOSUR, trae a la memoria sucesos que América del Sur quisiera olvidar. Paraguay grita que al haber sido suspendido por Brasil, Argentina y Uruguay, se ha restablecido, al menos verbalmente, la Triple Alianza, ahora repotenciada y aplaudida por algunos vecinos. Nada peor que reabrir las heridas del pasado para un continente que desde hace décadas busca su integración económica mientras jura una sólida hermandad. La racha de expulsiones de embajadores en curso días desmiente ese juramento y muestra un ambiente diplomático más cerca de un gallinero alborotado que de una academia de relaciones exteriores.

Otra vez policías versus TIPNIS

Posted on Actualizado enn

La policía descargó chorros de agua a presión sobre marchistas del TIPNIS que se encaminaban hacia la Plaza San Francisco para participar del Cabildo abierto que convocaron para determinar cuál será el próximo paso que habrán de dar al cabo de casi diez días de haber llegado a La Paz tras haber caminado a lo largo de más de 600 kilómetros. El gobierno dijo que la policía habia sido atacada y que había por lo menos un agente herido.
Tras haber corrido escapando de aquella máquina que vomitaba agua y del gas lacrimógeno que lanzaban los policías, la columna de los marchistas quedó rota momentáneamente. Después de reordenar sus filas, los marchistas pretendían continuar su recorrido hasta aquella plaza histórica.
La emisora Erbol afirma que la policía ha lanzado gas pimienta sobre los marchistas, en tanto que el portavoz del gobierno aseguraba que la policía había sido agredida con botellas y palos. El Viceministro Jorge Pérez dijo que los dirigentes de la marcha habían actuado de forma violenta contra la policía. “Quieren generar conflicto, al parecer quieren muertos, quieren victimarse, que la policía reaccione y los ataque”, dijo al asegurar que a la marcha se han plegado “fuerzas extremistas a objeto de desprestigiar al gobierno y atacar a la policía”. Para sus afirmaciones citó como testigos a los periodistas que están cubriendo los incidentes en La Paz. Uno de los periodistas de Erbol describió aquel lugar de la capital política boliviana como “un campo de batalla”.
Es un día más en la lucha perenne de los TIPNIS para preservar su heredad, que ellos consideran amenazada por una carretera que el gobierno quiere construir y que partiría aquel santuario natural en dos. Los marchistas quieren dialogar con el gobierno, el gobierno dice que aceptará dialogar, pero con los que sus autoridades consideren que son legítimos representantes de los marchistas del TIPNIS.

Tiempos de zozobra

Posted on Actualizado enn

Lo ocurrido esta noche en Santa Cruz puede marcar una señal aguda de los tiempos que vive el país, convulsionado como pocas veces bajo el gobierno del presidente Evo Morales. No pasaban muchas horas de la represión desencadenada por la policía de La Paz sobre mujeres que apoyaban al TIPNIS y a las mujeres marchistas y su precario campamento frente al edificio de la vicepresidencia cuando miles de cruceños hicieron ondear sus banderas verde y blanco en el centro de la ciudad y se concentraron en la plaza principal para brindar respaldo al gobernador Rubén Costas.

El gobernador, amenazado con una imputación por una supuesta malversación de fondos públicos para realizar el referéndum que aprobó los estatutos autonómicos vigentes y ante una probable suspensión como autoridad departamental, desafió a la lluvia, quitó el paraguas que le ponían sobre la cabeza sus ayudantes y gritó a la multitud que los fiscales “serviles” del gobierno “se equivocan”. “Cuidado, cuidado”, dijo. “El león está despierto”.

Fue un desafío como raras veces se planteó al gobierno del Movimiento al Socialismo estos años. El presidente Morales daba por descontado hace tres días que Costas sería sustituido y arriesgó, incluso, un gesto generoso (?) al decir que telefonearía a los asambleístas de su partido para que no aprovechen la circunstancia para elegir a un partidario del gobierno sino, más bien, a un dirigente del partido Verdes, que eligió al gobernador.

Los más altos funcionarios del gobierno hicieron fila para apoyar la apuesta del presidente por la destitución de Costas. En Santa Cruz se manifestaron miles de cruceños, muchos venidos desde las provincias, para apoyar al gobernador, el único todavía en funciones de los que fueron electos desde agrupaciones opositoras. Todos los demás han sido destituidos por supuestos delitos y presiones de los partidarios del Movimiento al Socialismo. (Creo que, en el fondo, se trata de un “hambre por “pegas”. Alquien puede decir los n;umeros en que han aumentado las planillas de las empresas nacionalizadas?)

El mano a mano ocurre cuando el gobierno central está en la peor fase de un infierno astral. No es sólo el TIPNIS o las disputas entre mineros, ni del fraccionamiento de su partido ni su frágil política exterior. Ocurre cuando encuestas independientes parecen indicar que ha ingresado en un tobogán de impopularidad. El apoyo que tendría en estas últimas semanas no pasaría del 30%, menos de la mitad del poercentaje que lo reeligió para un segundo mandato.
Las cartas están dadas y la partida está en curso. Mucha gente espera que el acoso gubernamental sobre las autoridades elegidas que le hacen sombra se manifieste también tras hechos notoriamente irregulares. Costas siguió el mandato del cabildo más numeroso realizado en Bolivia hasta 2008. Elcabildo costó unos 10  millones de bolivianos. En cambio, nadie aprobó la compra al contado de  un fábrica de papel de casi 15 millones de dólares (diez veces el costo del cabildo) que no funciona. El país fue estafado. Tampoco nadie desde dentro del gobierno se ha pronunciado sobre la compra irregular, igualmente al contado, del avión presidencial de casi 40 millones de dólares, 26 veces el costo del cabildo. No es que un error cubra otro error, pues Costas ha dicho que está dispuesto a defenderse y que demostrará su inovencia, pero gran parte del país desconfía de la imparcialidad de la justicia boliviana. Vale una pregunta, como hace 2000 años: Quo vadis?

Chaparina II

Posted on Actualizado enn

Edita anterior versión con mayor precisión de detalles e informe de Erbol

Los mariscales de campo del gobierno al mando de tropas policiales y de un carro lanza-agua se impusieron esta mañana de jueves 5 de julio en los campos de las calles Ayacucho y Potosí, en La Paz, donde lograron que mujeres que apoyaban la marcha del TIPNIS retrocedieran tras un avance temerario hacia la Plaza Murillo. La fuerza enemiga de apoyo al TIPNIS acusó el poder policial. Entre las mujeres del TIPNIS que estaban en la retaguardia cundió el desconcierto. Las primeras reacciones fueron procurar protección para los niños que estaban con ellas. Tuvieron que ceder posiciones en el lugar donde estaban acampadas, en el empinado curso  de la calle Ayacucho hacia la plaza que aloja a los poderes Ejecutivo y Legislativo. Algunas quedaron intoxicadas y unidades médicas las socorrieron. Con algunos niños sucedió algo similar, pero hasta el mediodía no se había reistrado ninguna fatalidad. El gobierno afirma que los policías fueron provocados y que no tuvieron otra opción que lanzar gases.

El ingreso a la plaza a partir de la calle Potosí esquina Ayacucho estaba cerrado por vallas y policías en uniforme anti-motín.

La versión que ofreció Erbol en sus  páginas electrónicas dice que un grupo de aproximadamente 30 personas de Mujeres Creando pretendió hacer presión sobre la policía que resguardaba una de las bocacalles de la Plaza Murillo. No está claro si había mujeres del TIPNIS con ellas, pero el grupo empezó a presionar sobre las barreras y tras unos instantes de forcejeos la policía recurrió a los gases lacrimógenos. Hizo su ingreso al campo de la calle Mercado y Socabaya un carro lanza-aguas que descargó chorros sobre marchistas y sus tiendas de campaña.

Erbol dice que mientras el forcejeo y las explosiones de gas empezaban a cundir en el ambiente, indígenas tacanas se ubicaron en una de las esquinas y empezaron a tocar flauta con tonadas de su tierra. Los niños fueron llevados a la Municipalidad de La Paz, a pocos metros, donde se les prestó atención, en tanto que algunas mujeres trataban de recuperar sus carpas y enseres personales mojados por los chorros de agua.

Una de las mujeres del grupo gritó que el gobierno era hipócrita al pretender que no puede dialogar con la dirigente de la marcha Bertha Bejarano, porque fue convicta por narcotráfico en Brasil. Había tragado cápsulas con cocaína y la policía la descubrió. Cumplió algunos meses en una prisión brasileña y luego fue puesta en libertad.  “Que el gobierno no sea hipócrita”, gritó una de las participantes de Mujeres Creando. “Dialoga con Sebastián Mejillones, el narco amauta,  pero no con Bertha Bejarano”, dijo. Mejillones, el amauta que entregó el bastón de mando presidencial al presidente en 2006, fue sorprendido con paquetes de cocaína en su domicilio de El Alto, donde la droga era procesada.

Desde la Plaza 24 de Septiembre de Santa Cruz los que mantienen una vigilia ante la posibilidad de un juicio y el alejamiento del gobernador Rubén Costas reclamaron solidaridad nacional con los indígenas en La Paz.

El dirigente de la confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (CIDOB), Adolfo Chávez, declaró a gritos que los indígenas se quedarán en La Paz. “Si cree el gobierno que nos iremos de aquí, está equivocado. Nos quedaremos”, dijo, escuchado en la TV, y acusó al gobierno de ser responsable de las muertes en los lugares donde ha habido violencia en los últimos años. “Elgobierno no va a venir a lacearnos y a decidir quiénes conversan (con las autoridades). No somos sus vacas”.

Al cerrar al mediodía, escuché gritos que anunciaban un cabildo abierto para este viernes en la Plaza San Francisco. Y en  la tarde, los  marchistas hicieron saber que daba un plazo de 24 al gobierno para sentarse a negociar con ellos. Caso contrario, retornarían al TIPNIS y ejercerían el derecho a la autodeterminación que les brinda la constitución aprobada en 2009, una perspectiva que, de alcanzar éxito pleno, podría llevarlos a establecer un estado dentro del estado.

La iglesia católica, conmovida por la represión de la mañana, hizo un llamado urgente para que la violencia sea superada, que se instale el diálogo que los nativos marchistas reclaman y que el gobierno los escuche. Deploró la humillación que sufrieron los marchistas qye, por extensión, la trasladó a todos los bolivianos. Al llamado de la iglesia se sumó el cantautor Luis Rico, cuyo “Coraje, coraje” ha galvanizado los sentimientos nacionales en favor de la preservación del lugar que defienden los nativos.

Un paso peligroso

Posted on Actualizado enn

Los fiscales que buscan imputar al gobernador cruceño Rubén Costas están jugando con fuego. Los ánimos del país están crispados y una chispa puede provocar incendios que ciertamente nadie en juicio sano quiere. El gobernador es acusado por haber ordenado la erogación de los fondos necesarios para el referéndum que aprobó los estatutos para el gobierno departamental con una mayoría récord: más del 84%, porcentualmente el doble de lo que obtuvieron todos los jueces electos el año pasado, en la elección en la que los votos nulos y blancos arrasaron. El referéndum había sido mandato del cabildo más numeroso de la historia boliviana hasta entonces: un millón de personas, en los registros informativos..
Desde La Paz, el presidente Morales dio por cierta la destitución de Costas, el único gobernador de oposición de los cinco que ganaron las elecciones de hace tres años que todavía permanece en funciones. Más: dijo que telefonearía a sus seguidores del MAS para que el sustituto sea un concejal de los Verdes que eligieron a Costas. De Santa Cruz le respondieron: Cree que está a cargo de un sindicato, no de un país, y en un momento crítico para la democracia quiere digitar a su gente por teléfono. El gobernador Costas reiteró su acusación contra el presidente: Es un presidente golpista. Y advirtió: “Yo no me iré de Santa Cruz. Estaré al lado de mi pueblo”.
El contralor Gabriel Herbas Camacho dijo, también desde La Paz, que la inversión en el referéndum no siguió las normas legales porque el concepto de autonomía de los departamentos aún no estaba inscrito en las leyes nacionales. (El argumento del contralor Herbas Camacho no es sólido pues hay antecedentes de gastos del estado que no siguieron las normas necesarias de fiscalización. Uno de los casos más recientes ha sido la contratación de la fábrica de papel que, sin seguir el procedimiento de licitación, fue adjudicada directamente, con una inversión de unos 14 millones de dólares de los que ahora nadie ha respondido. No hay fábrica y la inversión ha sido casi diez veces la del referéndum.)
En la Plaza 24 de Septiembre un grupo de mujeres inició una vigilia, en tanto que militantes de los Verdes se mantenían alertas. El presidente del Comité Cívico Herland Vaca Díez dijo, desde el mismo lugar y al lado del gobernador: “Basta con la tiranía de los fiscales”. Convocó a las organizaciones cruceñas de todo el departamento a estar alertas.
Mi pálpito es: No creo que se llegue a defenestrar al gobernador. El paso es demasiado arriesgado y sería una “victoria de pirro”, pues catalputaría al gobernador a una condición de figura nacional que podría ser invencible en la urnas de 2014.
El destino político del gobernador era esta noche tema que probablemente rondaba las sobremesas de todos los hogares cruceños.

En Paraguay se habla de base militar de USA en el Chaco

Posted on Actualizado enn

Como secuela del aislamiento al que han sometido al Paraguay sus vecinos sudamericanos, inclusive Bolivia, empieza hablarse de una base militar estadounidense en el Chaco paraguayo. La información viene de un diputado partidario del ex presidente Lino Oviedo, José López Chávez, quien aseguró a una emisora radial de su país que la cuestión está bajo consideración del Pentágono. Un argumento utilizado del legislador paraguayo es el supuesto armamentismo de Bolivia. El diputado paraguayo dijo que habló de una manera informal con autoridades militares estadounidenses que visitaron Paraguay para determinar posibles áreas de cooperación.
La noticia, que la trae el diario ABC Color de Asunción, está aquí.

En vilo el ingreso venezolano a MERCOSUR

Posted on Actualizado enn

El ingreso de Venezuela a MERCOSUR, decidido supersónicamente por los presidentes reunidos en Mendoza, Argentina, el pasado viernes, empieza a mostrar aristas más allá de las que Caracas habría deseado desde que hace  ocho años empezó a buscar  incorporarse al mayor bloque de integración comercial del continente sudamericano. Acaba de saberse que Uruguay no estaba de acuerdo con el ingreso expedito del rico país petrolero y que su presidente José Mujica no impuso el veto uruguayo para evitar una crisis mayor que habría disgregado al bloque forjado hace 21 años. La revelación puede colocar en entredicho el pase de ingreso venezolano al grupo.

La versión sobre la actitud uruguaya, mantenida a lo largo de los encuentros previos a los que sostuvieron los presidentes de Brasil, Argentina y Uruguay (Paraguay, el cuarto del grupo, fue excluido de la reunión y luego suspendido del grupo) fue dada por el canciller Luis Almagro a un canal de TV de su país y divulgadas este mediodía por el sitio digital de El País, de Montevideo.
“En el marco negociador que teníamos el día jueves, nosotros fuimos especialmente contrarios al ingreso de Venezuela en el MERCOSUR en estas circunstancias” (la crisis en Paraguay), dijo Almagro, citado por el sitio periodístico.
Las presidentes de Brasil y Argentina, en ese orden, presionaron por dar luz verde al ingreso venezolano en vista del comercio robusto que esos dos países tienen con el vecino del norte sudamericano y acabaron convenciendo al uruguayo Mujica a unirse al dúo en vista de las relaciones comerciales uruguayas, también fuertes (es el cuarto socio comercial uruguayo), con Venezuela.
Hasta ese momento, el único socio de la agrupación que había impedido el ingreso venezolano era Paraguay. Pero suspendido, Paraguay no fue obstáculo para el planteamiento de aceptación del nuevo socio, presentado por la mandataria brasileña Dilma Rousseff, informó el sitio de El País. “La iniciativa fue más bien brasileña. El posicionamiento de Brasil fue decisivo en esta historia”, dijo Almagro.
Sin embargo, no es que el ingreso venezolano sea un hecho totalmente consumado y pueden ocurrir discusiones y controversias dentro del grupo, que ahora tendría a dos socios de tamaño económico mayor, uno mediano (Venezuela) y un peso pluma, que sería Uruguay. Es posible que a los uruguayos, aún sin admitirla, no les agrade esta ecuación.
“Para mí, la última palabra aún no está dicha”, afirmó Almagro. De inmediato dijo que la cuestión pasará a los servicios jurídicos de la cancillería para “analizar nuevamente la legalidad de esta medida”. Dijo también que si los tres presidentes hubiesen estado de pleno acuerdom ek ungreso veneolano habría ocurrido el mismo viernes pasado.
El ingreso formal de Venezuela estará pendiente hasta el 31 del mes que acaba de comenzar. Ese día deberían reunirse en Rio de Janeiro los presidentes  del todavía trío MERCOSUR (Argentina, Brasil y Uruguay), para dar la bienvenida a Venezuela, que los diarios paraguayos dicen que ha entrado al grupo por la ventana. En Brasil, por los comentarios que aparecen en los medios,  hay una notoria insatisfacción con lo corrido y con la postura de su gobierno. Los días que restan para la reunión en Rio pueden ser extremadamente prolongados.