Venezuela en Mercosur; el diesel retorna a Paraguay

Posted on Actualizado enn

La cumbre de países del MERCOSUR (Brasil, Argentina y Uruguay) decidió formalmente suspender la presencia de Paraguay en sus instituciones, aceptó el ingreso de Venezuela al grupo sudamericano y de hecho revirtió la decisión venezolana de suspender los envíos de diesel al vecino suroriental boliviano. La reunión de presidentes, a la que asistieron también los mandatarios de Bolivia, Chile, Perú, Ecuador y el canciller venezolano, fue un toma y daca del que salió con una ganancia relativa Venezuela, que consiguió lo que buscaba desde hace ocho años: convertirse en miembro pleno de MERCOSUR, pero pagó caro. Ahora deberá mantener el suministro de diesel al miembro suspendido del grupo de integración. La reunión no aplicó ninguna sanción económica a Paraguay y removió el castigo que había aplicado Venezuela a causa de la destitución de Fernando Lugo. La remoción del castigo es automática, pues entre los miembros de MERCOSUR no ocurren retaliaciones económicas.
Hasta ahora, el Senado paraguayo era el baluarte que rechazaba el ingreso de Venezuela al mercado común del sur. Para el gobierno del presidente Hugo Chávez, quien no pudo estar en Asunción, el veto paraguayo era intragable. Paraguay, según leo, tiene razones económicas poderosas que sostenían su decisión: sus lazos económicos con Taiwán son especialmente fuertes, isla con la que tiene relaciones diplomáticas en desmedro de China Continental. Ésta tiene lazos económicos también fuertes con Caracas, que recibirá sus credenciales de miembro pleno a fines de julio, en Rio de Janeiro.
El gobierno de Federico Franco estará ausente de las reuniones del grupo hasta la celebración de elecciones, en abril. De allí en adelante, podrá retornar a ocupar su lugar. Si se diera lo peor y tuviera que salir del grupo, algunos funcionarios del gobierno de Franco han insinuado que tendrían el camino abierto para firmar acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y otros países. Esa es una perspectiva que no debe agradar a las industrias brasileñas y argentinas.
En todo este juego de equilibrio, dicen los informes de Mendoza y Asunción, tuvo un papel preponderante la habilidad moderadora de Dilma Rousseff y de José Mujica. Con la resolución de los tres presidentes -incluida la de jefe de estado argentina- la reunión de UNASUR sólo ratificó la decisión de trio y tampoco aplicó medidas económicamente punitivas.

Pero ahora, al menos geográficamente, MERCOSUR será un poco menos sur y algo de norte. No era lo que sus fundadores imaginaron hace veinte años. Las consecuencias políticas de la amputación temporal y la incorporación plena que acaban de ocurrir todavía están por verse. Lo peor,en el fondo, es que están reabiertas las suspicacias que se instalaron hace siglo y medio, a las que los medios paraguayos -y de otros paises- se han referido todos estos día. El fantasma de la Guerra de la Triple Alianza (que diezmó a Paraguay tanto demográfica como territorialmentee) ha vuelto y probablemente por mucho tiempo. No es bueno para esta región del mundo que ahora sean dos las naciones que tienen a su frente el pasado que se yergue como una muralla de desconfianza. Ambas son mediterráneas, las únicas con esa condición en América del Sur. Tampoco es bueno que una de ellas -Bolivia- hubiese participado del ritual punitivo con el vecino con el tuvo una guerra hace 80 años y con el que debería tener relaciones de excelencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s