La lengua es el castigo del cuerpo -V-

Posted on Actualizado enn

Una de las noticias destacadas de los diarios en lo que va de la semana es la aseveración de la Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, de que la diplomacia brasileña procura un encuentro con el presidente Evo Morales, quien esta semana estará brevemente en Rio de Janeiro, para explicarle por qué su país decidió otorgar asilo al senador pandino Roger Pinto. La portavoz gubernamental salió al paso de versiones que estos días decían que sería el presidente Morales quien buscaría una reunión con su par de Brasil, la presidente Dilma Rousseff.
Dijo la ministra, citada por Agencia de Noticias Fides:
“El presidente Evo Morales no está buscando una reunión con autoridades brasileñas. Lo que sabemos es que las autoridades brasileñas están buscando una reunión con el presidente Evo Morales, me imagino para explicar esta situación” (de la concesión de asilo al legislador pandino). Y enseguida agregó: “Se han dado cuenta que ha habido un error de apreciación y de apresuramiento…seguramente las autoridades de Brasil están interesadas en explicar por qué razón ha habido este apresuramiento”.
De la lectura de esta declaración se deduce que el Brasil de Dilma Rousseff busca con ansiedad ese encuentro para presentar excusas a la Bolivia de Evo Morales. Es posible que en los próximos días se sepa si el encuentro verdaderamente ocurrió y cuáles habrían sido los términos de la explicación que una de las diplomacias más serias y cautelosas del mundo querría dar a su vecino. La supuesta ansiedad brasileña habría sido detectada en una comunicación del canciller brasileño Antonio Patriota con su similar boliviano David Choquehuanca “para tratar este tema”.

Fuentes en Brasilia a las que consulté me dijeron que hasta la noche del martes no existía, oficialmente, ninguna previsión sobre un encuentro del presidente Morales con su colega de Brasil Dilma Rousseff, menos aún en el marco de una explicación al gobierno boliviano por parte de Brasil sobre la que especuló la ministra Dávila. Tampoco estaba previsto algún encuentro de alto nivel con algún propósito similar entre otras autoridades de los dos países.

(Agrego este miércoles un dato importante, no explotado por los medios en Bolivia. El diario chileno El Mercurio informó en su edición del martes que la mandataria brasileña había declinado reunirse con el presidente iraní, a quien, en La Paz, el presidente Morales recibió con afecto ese mismo día y emocionado lo llamó “hermano” y le expresó adhesión en la militante posición anti-imperialista (anti Estados Unidos)  que profesa el ayatolá.  Ambos gestos representan volúmenes de información.)

Bernadette Devlin, la luchadora por los derechos civiles y la democracia en Irlanda, cuenta en sus memorias que su padre le enseño desde muy niña: “Le lengua es para tenerla detrás de los dientes”. En  Venezuela hay un dicho semejante que solía utilizar con frecuencia el fallecido presidente socialcristiano Rafael Caldera: La lengua es el castigo del cuerpo. Sugiero leer la entrada que acabo de marcar: castigo. se refiere a las relaciones con nuestros vecinos.

Anuncios

Un comentario sobre “La lengua es el castigo del cuerpo -V-

    […] a la causa del gobierno boliviano las declaraciones de autoridades nacionales sugiriendo que es Brasil el que querría explicar a Bolivia el porqué de la concesión del asilo. El derecho de asilo exime a Brasil de cualquier […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s