Decibelios en alza

Posted on Actualizado enn

La guerra verbal desatada en Bolivia contra el asilo otorgado por Brasil al senador Roger Pinto sumó este martes dos voces sonoras que pueden haber colocado a las relaciones bilaterales en uno de sus niveles históricos  más bajos. El vicepresidente Álvaro García Linera  dijo que con el asilo a Pinto la cancillería del vecino país había cometido “un desatino”, un término de decibelios pocas veces utilizado entre países que por su vecindad y lazos comerciales suelen tratarse con el máximo cuidado. Brasil es el principal comprador de gas natural boliviano y el  que la declaración hubiese provenido de quien momentáneamente, debido  al viaje a Europa del presidente Morales, es el Primer Magistrado de la Nación, confiere a las palabras dichas un peso supremo.

“Considero que es una decisión desatinada la que ha asumido el gobierno del Brasil, de otorgar a  una persona que acá en Bolivia está acusado (a) no por sus ideas, sino por delitos comunes”, dijo. La Real Academia de la Lengua enseña el significado de ese adjetivo: “Locura, despropósito o error”.  Sin comentario.

Desde la capital de la república y en la misma sintonía se manifestó el Fiscal General de la República, Mario Uribe, quien dijo que el que se conceda asilo al senador pandino “significa poner en grave riesgo el esclarecimiento de hechos de corrupción, dando curso a la impunidad, lo que en  definitiva estaría disminuyendo la eficacia de la Organización de las Naciones Unidas y la Organización de los  Estados Americanos.” De esta última, en la asamblea de la OEA de la semana pasada en Tiquipaya, elpresidente Morales ha pedido su refundación.

Fiel a la cautela con la que maneja sus decisiones, la cancillería brasileña no ha comentado, de inmediato, las declaraciones de los dos funcionarios, que se suman a las de parlamentarios del partido de gobierno, molestos con el paso dado por el vecino país. Para quienes conocen la forma cuidadosa con la que Brasil conduce sus relaciones diplomáticas, el silencio de su diplomacia a las protestas bolivianas puede tener muchos significados,  pero pocos podrían argüir que la decisión no fue debidamente calculada. En ese cálculo es muy probable que hubieran sido consideradas las reacciones airadas que se han escuchado desde el 8 de junio, cuando una escueta declaración en la página web de Itamaraty anunció que el asilo estaba concedido.

El  vicepresidente dijo que el senador asilado está “acusado de asesinato, como en el caso de las muertes de dirigentes indígenas en Pando por la masacre en el Porvenir; por otro lado está acusado por (de) delitos comunes, por daño económico al estado, por malos manejos de recursos públicos…no se le está acusando por su concepción de derecha”. Esa matanza, con más de una decena de víctimas, es uno de los episodios más controvertidos ocurridos bajo el  gobierno actual. Las declaraciones del vicepresidente están registradas este miércoles en la prensa de brasileña.

Por lo general, Brasil y todos los países signatarios de las convenciones de asilo, no juzgan el mérito de las acusaciones que pesan sobre aquellos a los que se beneficia con esa figura del derecho internacional. Suelen guiar sus decisiones por su propia y soberana evaluación respecto a las garantías que los países involucrados ofrecen de que tendrán un juicio justo quienes se consideran perseguidos o desamparados.

No parece probable que los reclamos bolivianos vayan a encontrar eco en las autoridades brasileñas. Podrían, más bien, afianzar la convicción de que la decisión que tomó su Consejo de Relaciones Exteriores fue correcta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s