Un refugiado a la hora incómoda

Posted on Actualizado enn

El senador pandino Roger Pinto, de Convergencia Nacional, se encuentra desde este lunes en la Embajada de Brasil como refugiado político, mientras el Comité Nacional de Relaciones Exteriores de la cancillería del vecino país califica su pedido de asilo. El senador, uno de los legisladores que con mayor frecuencia ha denunciado supuestos casos de corrupción y de vínculos con el narcotráfico por parte de funcionarios del gobierno del presidente Evo Morales, dijo que optó por esa extrema medida ante el acoso de que es objeto por parte de autoridades que le han iniciado una veintena de procesos localizados en La Paz, Santa Cruz, Sucre y Cobija.
“No me queda otra alternativa frente al acoso y la persecución inclemente a la que fui sometido durante todo este tiempo por parte el gobierno de Evo Morales”, dijo el legislador en una carta que leyó su colega Adrián Oliva, del mismo partido, en el Palacio Legislativo. La carta era una copia de la que el senador Pinto dirigió a la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, solicitando refugio político del vecino país.
El senador dijo que las autoridades habían desatado una persecución para acallarlo y cada vez que realizaba una denuncia por corrupción o narcotráfico se le abría un proceso tramitado por el Poder Judicial. Al tomar la decisión de buscar refugio tenía una veintena de procesos con acusaciones que van desde desacato hasta sedición, dijo.
Otros parlamentarios de la oposición que han presentado denuncias contra funcionarios gubernamentales también están bajo una lluvia de procesos, pero el senador pandino parece ser el que acumula un mayor número. La actitud del legislador involucra a la justicia, cuya probidad es puesta en tela de juicio al señalar que había descubierto que una juez de Pando fabricaba pruebas en la frontera con Brasil para abrirle un proceso y encarcelarlo. La racha de procesos ha obligado al senador a desplazarse de una ciudad a otra y volver a La Paz para cumplir su función legislativa  como una bola en mesa de billar, dijo uno de sus colegas.
“He sido víctima de constantes amenazas de muerte, como también se ha amenazado a mi familia”, dice el senador en su carta. “La presión hoy es insostenible; ya no se trata de mi libertad sino de mi vida y de ni familia; el odio político quiere cobrar nuevas víctimas”.
No había una respuesta inmediata del CONARE de Brasil, que generalmente demora en el otorgamiento de la condición requerida por el legislador. Pero su refugio ocurre a pocos días del inicio de la Asamblea general de la Organización de los Estados Americanos, del 3 al 5 de junio entrante, lo que convierte la actitud del senador en una piedra más en el zapato del gobierno, que querría que la reunión hemisférica transcurriese sin contratiempos políticos ni sociales. Los marchistas delTerritorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que están en marcha hacia La Paz, consiguieron que la Secretaría general de la Organización se comprometiese a concederles una audiencia para denunciar, han dicho, que el gobierno vulnera los derechos de los pueblos indígenas.

Es raro que Brasil rechace conceder asilo o la condición de refugiado a quienes fundamentadamente solicitan protección. En junio de 2009 concedió asilo a 118 bolivianos, en su mayoría de Pando, que buscaron refugio por razones políticas. Concedida la protección, los frefugiados pueden trabajar o recibir asistencia del estado brasileño. El canciller Antonio Patriota dijo que su despacho observa de cerca la situación que enfrenta la diplomacia de su país, que este martes era reflejada en casi todos los diarios brasileños.

El diario financiero Valor subraya que la situación es delicada para los dos países, en momentos en que tienen en las manos “una extensa aenda negativa que deben resolver”. Entre los nudos por desatar, los diarios del vecino país señalan el caso de más de 400 vehículos robados en Brasil y luego traídos a Bolivia, y la situación de la empresa constructora OAS, a la que el gobierno boliviano entregó las obras para  la controvertida carretera cuyo diseño original atraviesa el TIPNIS contra la cual  marchan  indígenas del lugar.

La decisión tomada porel senador puede ser el inicio de  un movimiento a favor de una amnistía general irrestricta que restablezca los derechos democráticos de todos cuantos han tenido que salir del  por razones políticas.
La semana no luce tranquila para el presidente Morales ni para su canciller David Choquehuanca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s