Día: abril 29, 2012

Gas: Brasil será autosuficiente en cinco años

Posted on

El diario O Globo, de Rio de Janeiro, publicó este domingo un reportaje que describe un horizonte prometedor para la industria del gas natural, en virtud de descubrimientos de campos gasíferos que lo volverían autosuficiente en un quinquenio y, a partir de allí, empezaría a exportar. Es decir, empezaría a competir con los mercados a los que Bolivia aspiraba a principios de la década pasada: Chile, Uruguay, Paraguay y, quizá, Estados Unidos. Nuestro vecino no tendría inconveniente en enviar millones de metros cúbicos a esos clientes potenciales de gas natural donde, por lo menos a Chile, Bolivia no deseaba enviar “ni una molécula”.
Los recientes descubrimientos son considerados “un nuevo pre-sal”, el área marina de la costa atlántica donde desde fines del siglo pasado Brasil dirigió sus esfuerzos en asociaciones con empresas privadas y logró gritar “Eureka” tras alcanzar su autosuficiencia en petróleo. O Globo dice que el gas natural es la nueva frontera energética de Brasil y puede clocar a Brasil en un nuevo nivel en el escenario internacional. Las reservas gasíferas, todas tierra adentro, equivaldrían a las de petróleo y el vecino país podría cuadruplicar su oferta de gas de 65 millones de metros cúbicos por día (31 millones le llegan de Bolivia) a 300 millones de metros cúbicos entre 2025 y 2025. Para el 2020, dentro de ocho años, Petrobrás prevé poder ofrecer 200 millones de metros cúbicos diarios.
La nota del diario carioca se encuentra aquí.

Cuando el miedo cunde

Posted on Actualizado enn

El ex canciller y general retirado de las fuerzas armadas venezolanas, Fernando Ochoa Antich, es una de las figuras políticas creíbles en su país. Su estilo por lo general sereno sustenta esa credibilidad, si bien es un férreo opositor al gobierno del presidente Chávez.
En un artículo que ofrece este domingo en las páginas de opinión de El Universal, habla del miedo que parece haber cundido en los círculos del poder en su país. Ochoa Antich se refiere al pánico que provoca la idea de que el presidente Hugo Chávez pierda la batalla contra el cáncer y que, de repente, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se encuentre descabezado, a cargo de un país que pese a la avalancha persistente de ingresos petroleros durante más de 70 años (especialmente en los últimos diez), está entre los que contienen mayores desigualdades, mayor pobreza, alta inflación y una abultada cuenta de importaciones.
Ochoa Antich asegura que el miedo conduce al “chavismo” a continuos errores en la estrategia para conservar el poder y gobernar Venezuela, a sólo cinco meses de las elecciones presidenciales del 7 de octubre. El miedo –dice- “les impide tener una visión clara de los hechos y de sus consecuencias. Habían creído que su poder iba a ser eterno, pero empiezan a percibir algunas señales que les indican que esa ilusión ha empezado a desvanecerse”.
Dice enseguida: “El proyecto bolivariano se estructuró con el convencimiento de que su liderazgo iba a permanecer en el tiempo. El ejemplo de Fidel (con 85 años) influía en esta certeza. De repente, surgió el cáncer. La respuesta política a este delicado asunto fue modificándose con el pasar de los días. La primera acción, fue negar la enfermedad. Su gravedad y los rumores lo obligaron a aceptar esa dolorosa realidad.”
En Bolivia también se debate el efecto que podría tener una desaparición del comandante Chávez del escenario político continental. Durante buen tiempo poderoso e influyente consejero del presidente Morales, la salud precaria del líder venezolano también en Bolivia provoca escalofríos. “Tengo miedo”, confesó el presidente Morales, al comentar su visión sobre la salud del mandatario venezolano en una entrevista que le hizo el diario bogotano El Tiempo. Se refería a lo que podría ocurrirle al dirigente caribeño. Es probable que ese miedo también se proyecte sobre los principales círculos del poder político en Bolivia y sobre el núcleo pensante del gobierno.
Tras verse obligado a reconocer la enfermedad de su líder, sostiene Ochoa Antich, el oficialismo venezolano procuró convencer a sus seguidores y al público en general que Chávez había conseguido dominar el cáncer. “Crearon un ambiente para que su curación pareciera un milagro. Todo se veía bien encaminado, pero la recurrencia de la enfermedad y la necesidad de someterse a una nueva intervención quirúrgica comprometieron de manera definitiva el esfuerzo. Ahora quieren repetir la historia: ya no es un juego de béisbol; es apenas el lanzamiento de algunas bolas criollas. Una pantomima que tendrá delicadas consecuencias. El miedo ha empezado a propagarse; ya no sólo existe en la dirigencia del PSUV sino también en su militancia.”
Hace unos días, durante una reunión de la cúpula del “chavismo” encargada de la campaña para las elecciones, uno de los dirigentes, probablemente a sabiendas de que había periodistas que registraban sus palabras, dijo que había que prepararse para tres escenarios: ir a las elecciones sin Chávez, ir a ellas con Chávez debilitado y, la tercera opción, que no haya elecciones.
Ochoca Antich especula que la “filtración” es una manera de presionar a Chávez para que retire su candidatura, de modo que con un tiempo mínimo se designe a un sucesor, quizá democráticamente, para enfrentar a Henrique Capriles en octubre. “Es verdad –concluye- que todavía algunas encuestas colocan a Hugo Chávez como posible ganador de las elecciones, pero el fortalecimiento de Capriles ha empezado a provocar un profundo temor en muchos miembros del PSUV que perciben un rápido desmoronamiento de la popularidad del régimen. Además, están convencidos que las medidas populistas de última hora no serán suficientes para enfrentar la dinámica campaña electoral de la posición”.
Nota: Cualquier semejanza total o parcial con otras realidades es puramente casual.

Criterios cruzados

Posted on Actualizado enn

A Tarija se le ha impuesto un fallo que le ordena entregar a Chuquisaca la cuarta parte de las regalías que recibe del estado por la producción de gas del campo Margarita. El campo produce desde la década pasada y la distribución probablemente sea retroactiva. La participación de regalías entre los dos departamentos, por cuenta de una “conectividad hidráulica”, es una innovación de las que suelen ocurrir en Bolivia desde hace tiempo. En poco más, inventaremos la pólvora.
No he sabido de ninguna disputa similar causada por los cientos de bloques de perforación ubicados entre Estados Unidos y México, en el golfo, ni de disputas entre estados brasileños de su costa atlántica, ni entre los de Venezuela o entre regiones rusas. El concepto “boca de pozo”, que rige el origen de la producción, fue establecido hace mucho tiempo. Es un criterio técnico que proviene del lugar determinado como apropiado para la perforación de un yacimiento. Ese lugar debe reunir condiciones que resguarden la producción y la integridad del reservorio. El criterio es eminentemente técnico.
El caso de Margarita-Huacaya ha sido contaminado por razonamientos políticos que nada tienen que ver con las decisiones técnicas. Un amigo petrolero me decía: “Es como si a un cirujano se le quisiera objetar, por razones de estética, la parte del organismo por la que se ha decidido realizar la incisión para una cirugía. La incisión debe ser hecha por donde el experto dice, en una conclusión que otros cirujanos no se atreverían a objetar, mucho menos basándose en las opiniones del cosmetólogo”.
A fines de la década de los 1980, Saddam Hussein se quejaba no de que Kwuait extraía petróleo de campos compartidos sobre la frontera sino de que producía demasiado y deterioraba los precios. Fue el pretexto para invadir a ese emirato y tragárselo temporalmente a un costo que Irak aún no acaba de pagar.
Esto lleva a reflexionar: Habría que determinar (y explicarlo claramente a Tarija y Chuquisaca) por qué se decidió perforar por donde se lo hizo. Y en seguida precisar si el criterio fue eminentemente técnico. Si lo fue, no hay nada para reclamar del cirujano. Hizo lo que tenía que hacer y ni siquiera tendría que ofrecer explicaciones fuera del ámbito técnico. La incisión ocurrió por el lugar adecuado, aun si el área interior involucrada del organismo va más allá del punto marcado para ella.
Si han intervenido factores políticos en esta nueva decisión, evidentemente no hubo una medición previa (perdón por la impertinencia). Habría que saber también si la medición cuantificó los daños sobre la armonía entre departamentos. El peor efecto lateral habría sido meter la cuchara en un tema que debía haberse dejado llevar por criterios técnicos solamente.
Todo esto es parte del alud de confusiones en las que el país suele verse envuelto. Tal vez por descuido, el país recibe suele recibir informaciones sobre volúmenes calculados en metros y pies cúbicos, barriles y hasta galones sin que esos volúmenes sean traducidos a figuras comprensibles al público. Cuando se habla de la producción petrolera nacional, ¿es posible también decir que tal volumen equivale a tanto del consumo nacional diario, mensual o anual?
Las confusiones son a menudo inducidas. Como decir que la proyectada consulta sobre el TIPNIS es anterior a lo ya hecho pues supuestamente nada se ha hecho. Que lo posterior pueda transformarse en anterior sólo ocurriría con partículas subatómicas más veloces que la luz. Fue una teoría de vida fugaz pronto desmentida.