Día: abril 27, 2012

La marcha está en curso

Posted on Actualizado enn

Actualización: Incorpora detalles tomados de los medios esta mañana de sábado.

Partieron en blue jeans, abarcas y botas en los piés, apoyados en muletas y con sandalias, con la bandera tricolor en alto, whipalas, sombrero de saó y gorras beisboleras, todos se encaminaban rumbo a un nuevo encuentro con el destino. Cientos de pobladores del TIPNIS, mujeres con sus hijos en brazos, otras llevándolos de la mano al lado de sus maridos o compañeros, marcharon rumbo a La Paz con una sola meta: conseguir que el gobierno anule, esta vez definitivamente sin dejar viva una sola coma,  la ley 222 que abriría las puertas para una mayor devastación de su territorio pues garantiza la continuidad de la carretera que puede pasar por el medio del territorio que por un par de meses creyeron inexpugnable.
La marcha puede durar entre 45 y 60 días.
El gobierno, entretanto, decretó un feriado extra agregado al 1 de mayo, con motivo “turístico”, dijo el Ministro del Trabajo enla TV esta noche (“No Mentirás”) , para que los trabajadores bolivianos puedan gozar de las ciudades y centros urbanos visitando museos y lugares históricos  o divirtiéndose en reuniones familiares. El repentino feriado, como “reconocimiento al esfuerzode los trabajadores”,  fue visto con sospecha, en tanto que sectores privados protestaron por la medida. El Día del Trabajo será celebrado con más asueto. El feriado le cuesta al país unos 150 millones de dólares (mil millones de bolivianos, de acuerdo a un nota en El Deber). Se trata de extravagancia que pocos países podrían permitirse. Es como si echáramos al aire 3.000 escuelas ($50.000 por unidad). Ni Arabia Saudita se permitiría ese derroche!
Los TIPNIS partieron desde Trinidad a las 16:15, sin uno de sus dirigentes principales, Adolfo Chávez, quien se encontraba hospitalizado afectado por un fuerte resfrío. Los despidió el sacerdote Adán Bravo, quien ofició una Misa en la Catedral de la capital beniana. Tras impartirles la bendición, les dijo: “…vayan y griten su verdad. Vayan y sigan luchando, vayan en paz, que su causa es justa. Dios apoya a los justos…”, dijo citado por El Dia, en su edición del sábado.

Esta vez, como parte la columna de unos 700 marchistas, había más de un centenar de campesinos de la Confederación de Pueblos Indígenas de los Ayllus y Markas del Qollasuyo. Pero tan importante como una  incorporación de CONAMAQ de esa magnitud, puede ser también la presencia de pueblos que se habían comprometido con el gobierno a no asistir a la marcha.

ERBOL, la agencia informativa con más de 300 emisoras rurales asociadas. dijo que en el movimiento estarán presentes delegaciones de la Asamblea de los Pueblos Guaraní (APG), de la Central de la Región Amazónica de Bolivia (CIRABO), Central de Pueblos Indígenas de La paz (CPILAP) y de la Central Indígena de Pueblos Originarios de la Amazonia (COPOAP). Dirigentes de esosnpueblos habían firmado acuerdos con el gobierno para no sumarse a la marcha. La noticia está aquí.

Tras la primera jornada, los marchistas avanzaron hasta Puerto Vallarta, unos 16 kilómetros de Trinidad. El recorrido fue hecho en unas tres horas. Se detuvieron para cenar y reposar. Probablemente reanudarán la caminata el lunes.